Decine21
Noticias

Las estrellas de Bernardo Bertolucci conmovidas tras su deceso

El mundo del cine llora la pérdida de Bernardo Bertolucci, un director irrepetible, pero sobre todo están afectados aquellos actores que interpretaron memorables papeles a sus órdenes.

Es el caso de Debra Winger, que protagonizó El cielo protector. En The Hollywood Reporter rememora una pequeña anécdota del rodaje, que tuvo lugar cuando filmaban una escena en el desierto del Sáhara, donde ella iba vestida con una túnica, y debía abrirse paso a través de las dunas. En un momento en el que la toma se estaba alargando, se paró junto al realizador (como recogió un fotógrafo en una instantánea), para decirle que le gustaba estar allí. "Me encanta lo pequeña que soy en el conjunto de las cosas, parezco insignificante", le explicó. Pero Bernardo Bertolucci no estaba de acuerdo. "Por eso mismo yo odio este lugar", respondió. "NI siquiera voy a una fiesta si no es para mí". Tras su desaparición "ahora todas las fiestas están dedicadas a él", afirma la intérprete.

También tiene buenos recuerdos Joan Chen, a sus órdenes en El último emperador. Le recuerda como "un director considerado, que no torturaba a sus actores". Y también como un hombre muy culto. "Citaba a los antiguos filósofos chinos, gente a la que nunca había leído, como Lao-Tzy y Zhuangzi. Me hizo querer conocer sus obras". Recuerda que quedó con él para conocerle en un local público. "Tomamos café en el Chateau Marmont. Resultó ser encantador. Rodamos la película en China, durante ocho meses. Se tomó su tiempo, pero se lo podía permitir, y los actores éramos prácticamente libres, porque era un director considerado, no nos torturaba. Lo que hacía era seducirnos para que le complaciéramos", explica.

El cineasta fue especialmente importante para Eva Green. "Me dio mi primer papel cuando creo que tenía 22 años. Siempre siento que le debo todo", comenta. Solía acudir a su casa los fines de semana con el resto del reparto. "Nos contaba historias sobre las películas que hizo, sobre música y arte en los años sesenta. Era muy amable y generoso, y una especie de figura paterna".

"Siempre lo llamé el pequeño Buda", confiesa Green. "Había algo muy sabio en él, con esos ojos muy traviesos, traviesos pero amables. Aprendí mucho de él. Estaba muy abierto a lo inesperado, a lo espontáneo. Por ejemplo, rodamos una escena en la cocina y mi cabello se incendio. Entonces Michael Pitt saltó sobre mi cabello y apagó las llamas. Bernardo simplemente siguió filmando. Si miras la película con mucho cuidado, puedes ver mi cabello en llamas durante un segundo". Recuerda también la polémica de Maria Schneider, que acusaba al realizador de haberle ocultado sus intenciones en la escena de la mantequilla de El último tango en París, para que se sintiera de verdad violada. "Como era mi primera película, mis padres estaban preocupados. Pensaron que me dañaría porque había historias sobre lo que le sucedió a Schneider", explica. "Estoy segura de que ella realmente sufrió. Pero en cuanto a mi propia experiencia, siempre fue un caballero. Muy respetuoso. Sabía lo nerviosa que estaba por las escenas de sexo, pero nunca me empujó. Simplemente nos dejó hacer cosas. Nunca hubo nada extraño. Hay tantos directores peores… Él era una persona maravillosa y un maestro".

Por su parte, Stefania Sandrelli, presente en El conformista y Novecento, se mostró realmente afectada, durante su visita a la capilla ardiente del realizador en el Campigoglio, sede de la comuna de Roma. "Estoy aquí para rendir homenaje a un gran artista y un gran amigo", declaró. "Tengo muchos recuerdos, para mí fue un enorme privilegio hacer películas con él. Nos conocimos casi de niños, y me tendió una mano para recorrer un largo camino juntos". Recuerda que hace un par de meses habló con él por última vez. "Estaba muy mal pero me llamó".

  • Michael Pitt
  • Eva Green
  • Maria Schneider
  • Bernardo Bertolucci
  • El último tango en París
  • Debra Winger
  • Joan Chen
  • Stefania Sandrelli

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales