Decine21
Superhéroes

Jon Favreau asegura que sus películas de superhéroes no serían posibles sin sus superhéroes Coppola y Scorsese

Jon Favreau inició la Fase 1 de Marvel, al dirigir "Iron Man", primera pieza del Universo de la Compañía en el cine.

Además, interpreta a Happy Hogan, fiel guardaespaldas del protagonista de aquélla, Tony Stark, que ha intervenido en varios largometrajes de la casa, entre ellos el último que ha llegado a los cines, Spider-Man: lejos de casa. Por eso tiene su importancia que haya intervenido en apoyo de Martin Scorsese y Francis Ford Coppola, que han generado cierta polémica por sus opiniones, denigrando el cine de superhéroes.

"Estos dos tipos son mis héroes, y se han ganado el derecho a expresar sus opiniones", explica el actor y realizador. "No estaría haciendo lo que estoy haciendo si ellos no hubieran allanado el camino. Sirvieron como fuente de inspiración. Pueden expresar cualquier opinión que deseen". Sus palabras van en la línea de lo que declaró hace unos días Kevin Smith, apasionado de los comics, que argumentó que Scorsese es historia viva del cine, y que puede decir lo que quiera.

Lo último del mundo del cine