IMG-LOGO

Biografía

Kevin Smith

Kevin Smith

49 años

Kevin Smith

Nació el 02 de Agosto de 1970 en Red Bank, New Jersey, EE.UU.
Filmografía
Jay y Bob el Silencioso: El reboot

2019 | Jay and Silent Bob Reboot

Jay y Bob el Silencioso son engatusados por un abogado, de modo que pierden el derecho de sus propios nombres, y aceptan que en Hollywood se haga un “reboot” sobre las andanzas de Bluntman y Chronic. Además se va a encargar de hacer la película un director nefasto, nada menos que Kevin Smith. Kevin Smith sigue haciendo películas autorreferenciales, que sólo interesan a sus incondicionales. Remake, secuela, reboot, qué más da, la idea del nuevo film es hacer gracietas con frecuencia zafias sobre Jay y Bob el Silencioso –interpretados por Jason Mewes y el propio Smith–, o aludiendo a temas de cultura popular, ahora mencionando además de cómics, Star Wars y superhéroes, a Netflix, o sacando los kioskos de Red Box de alquiler de películas. Una especie de parodia de ComicCon tiene escasa gracia, y la idea de decirnos que Jay tuvo una hija con Justice, que resulta que ahora es lesbiana, en fin, no sé, parece ocurrencia propia de los hiperfumados protagonistas. Y ver al Silencioso aporreando las teclas de su “smartphone” resulta sencillamente patético. Pero en fin, los amiguetes de Kevin Smith siguen prestándose a ayudar al cineasta, véanse los cameos tontorrones de Matt Damon y Ben Affleck.

3/10
Yoga Hosers

2016 | Yoga Hosers

Tusk

2014 | Tusk

En busca de un personaje peculiar al que entrevistar para el 'podcast' que graba habitualmente y difunde por internet con cierto éxito, Wallace Bryton viaja a Canadá, donde buscará a un torpe joven que se ha hecho popular por un vídeo de YouTube. Pero éste se ha suicidado por la traumática experiencia. Así que para aprovechar el viaje, Wallace alquila un coche y se traslada al caserón donde reside Howard Howe, anciano que asegura que cuenta experiencias apasionantes. Tras la prescindible pero superior a sus habituales comedias chabacanas Red State, Kevin Smith reincide en el género de terror con Tusk. Repite con el protagonista, el actor Michael Parks, prácticamente lo mejor de aquélla, que compone de nuevo un inquietante personaje. Le rodea de un reparto irregular, conformado por los jóvenes actores en decadencia Justin Long y Haley Joel Osment, por la expresiva Genesis Rodríguez (hija de José Luis Rodríguez "El Puma") y un Johnny Depp sobreactuado, que firma en los títulos como Guy Lapointe, el nombre de su personaje. El realizador salpica el relato desde el principio con sus características 'gracietas', casi siempre groseras y de dudoso gusto. Por ejemplo, abusa de las confusiones causadas por la similitud de la pronunciación en inglés del nombre del programa del protagonista, "Not See Party", y "Nazi Party" (el partido nazi), o arremete contra Canadá. También abundan los detalles de humor negro propios del 'gore', mientras que el desarrollo de la historia resulta demasiado estrambótico. Una etapa más en la caída en picado de Smith desde que debutó con la barata pero prometedora Clerks.

3/10
Red State

2011 | Red State

Kevin Smith no ha sabido salirse a lo largo de su carrera de los parámetros de su alocada Clerks, con la que dio la campanada. Obtuvo sus mejores resultados, dentro de lo que cabe, cuando escapó un poco de sus esquemas, introduciendo algo de trasfondo dramático en torno a la paternidad, en Una chica de Jersey. Ahora con Red State, cuando hasta sus más fervientes seguidores se han agotado de sus cada vez más decadentes comedias, el realizador trata de cambiar por completo de registro con Red State, un thriller, que obtuvo el premio a la mejor película y al mejor actor –Michael Parks– en el Festival de Sitges de 2011. Los protagonistas de Red State parecen sin embargo, propios del universo del realizador. Y es que Travis, Jared y Billy Ray son tres adolescentes inmaduros, obsesionados con el sexo, que conciertan por internet una cita con Sara, una mujer supuestamente interesada en una orgía con ellos. Pero todo resulta ser una trampa, ya que Sara es la hija de Albin Cooper, lunático que lidera la Iglesia de las Cinco Puntas, una secta que persigue a los lujuriosos para castigarles. Justo es reconocer que Smith logra algún momento de suspense gracias a una planificación más elaborada que la de sus habituales obras. Y en Red State cuenta con alguna interpretación destacada, especialmente del citado Parks, secundario en títulos como Kill Bill Volumen 2, en un memorable registro de psicópata como el predicador Cooper (al que hasta los neonazis consideran un tarado), y de Melissa Leo, que parece trabajarse todos sus papeles a fondo, independientemente del interés del film en el que participe. Tiene cierta fuerza John Goodman, si bien su personaje no acaba de estar bien definido en el guión. La presencia de este autor, habitual de los Coen, y el tono tragicómico, parecen sugerir cierta voluntad de tomar como modelo el cine de los autores de Fargo, si bien Kevin Smith carece de la capacidad de los hermanos para crear secuencias memorables de enorme fuerza visual. Donde el realizador fracasa estrepitosamente es a la hora de darle profundidad a Red State mediante un discurso que critica en apariencia a los fundamentalistas intolerantes y violentos, pero que finalmente parece extrapolarse a la ideología conservadora y a todos los creyentes en general, que según una frase final del personaje de Goodman, son prácticamente terroristas en potencia. Le falta por supuesto al realizador, que se autodeclaró católico tras su disparatada Dogma, mostrar por un momento un mínimo lado positivo de la fe, lo que le habría dado al menos algo más de sustancia al conjunto. También arremete contra la política antiterrorista americana. Al final el microcosmos que crea Kevin Smith resulta sumamente desalentador, pues aparte de adolescentes salidos, y feligreses extremistas, sólo quedan autoridades sin escrúpulos.

4/10
Vaya par de polis

2010 | Cop Out

Jimmy es un veterano policía de Nueva York con alguna que otra dificultad económica. Su único tesoro es un cromo de béisbol del año 1952 que está dispuesto a usar para poder pagar la boda de su hija. Jimmy es muy consciente de lo que algunos pueden llegar a pagar por una “joya” así. Todo se complica cuando alguien le roba el cromo al policía. Pero Jimmy es un tipo duro y no está dispuesto a que le arruinen los planes, así que recluta a su compañero, Paul, para que le ayude a recuperarlo. El problema es que Paul es un tipo torpe que poco tiene que ver con el rudo Jimmy. Juntos se enfrentarán a un peligroso gángster que está obsesionado con los objetos antiguos. Como comedia que es, la trama se va enredando por momentos y los “héroes” se las tendrán que ver también con una peligrosa organización de narcotraficantes mientras tratan de recuperar el cromo robado. Nueva película de Kevin Smith. A pesar de su inicio prometedor con la trilogía compuesta por Clerks, Mallrats y Persiguiendo a Amy, sus últimos títulos no han sido nada memorables como demuestra ¿Hacemos una porno? Puede que estos resultados recientes hayan influido en que Vaya par de polis no se estrenara en cines en España. Aún así, es más divertida que sus últimos trabajos. Sólo por ver al gran Bruce Willis parodiándose a sí mismo como el agente John McClane, ya merece la pena.

4/10
¿Hacemos una porno?

2008 | Zack and Miri Make a Porno

Definitivamente, Kevin Smith se ha estancado. Es cierto que Clerks prometía, como opera prima fresca que estaba rodada con un presupuesto bajísimo, y que Persiguiendo a Amy tenía elementos de interés. Pero han pasado los años, y Smith sigue empeñado en filmar las vivencias de inadaptados obsesionados con el sexo. En esta ocasión, narra las peripecias de Zack, un chico que comparte piso con Miri, su amiga de la infancia. Ambos trabajan en una cafetería, donde dos chicos graban a Miri mientras se cambia de ropa. También filman al propio Zack que, enojado ante la actitud de estos individuos, les hace el gesto grosero de enseñarles el culo. Poco después, Zack y Miri descubren que el vídeo está en internet y que recibe muchísimas visitas. Cuando unos días después, ambos amigos se ven acosados por las deudas, y hasta les cortan el agua, Zack tiene una idea descabellada. Le propone a Miri rodar una película pornográfica casera, que podría tener éxito gracias a su recién adquirida fama mediática. Primero se ponen manos a la obra con ‘La guarra de las galaxias’, una versión erótica de Star Wars, y después rodarán una cinta en la cafetería donde trabajan. Es cierto que al principio logra dar cierto interés a la trama, por el fondo romántico –Zack descubrirá que se siente atraído por su compañera de piso–, y también porque aunque se excede en groserías, algunas veces las mezcla con referencias cinéfilas con cierta gracia, en la línea de una broma sobre Glengarry Glen Rose que arranca una sonrisa. Además, es evidente la gracia natural de Seth Rogen –aunque últimamente está tan activo que empieza a cansar–, mientras que Elizabeth Banks demuestra que es una actriz competente para la comedia. También tiene algún momento divertido el actor Jason Mewes, que interpretó a Jay, personaje habitual de numerosas películas de Smith. Pero enseguida el film se desinfla y Smith se limita a hilvanar bromas poco inspiradas en torno a las películas pornográficas, hasta llegar a resultar cansino. No beneficia al conjunto la inclusión de estrellas del cine porno –Traci Lords y Katie Morgan– como secundarias, pues son pésimas actrices.

2/10
Reaper

2007 | Reaper | Serie TV

El joven Sam Oliver (Bret Harrison) está encantado con la vida que le ha tocado en suerte. Desde que nació sus padres le han consentido todo. Ha vivido como un marajá hasta ahora. Se acerca el momento de celebrar su 21 cumpleaños cuando todo a su alrededor comienza a cambiar de manera estrepitosa. Sus padres le confiesan que antes de que naciera hicieron un pacto con el diablo y que ha llegado el momento de que el ser de las tinieblas se cobre su deuda. Así pues, al joven no le quedará más remedio que convertirse en un cazador de almas. Su misión es, nada más y nada menos, que llevar de vuelta al infierno a todos aquellos que han huido de allí. El cineasta Kevin Smith se encargó de dirigir el episodio piloto de esta serie, de la cual tan solo se hicieron dos temporadas.

5/10
Clerks 2

2006 | Clerks 2

Muy desesperado tiene que andar Kevin Smith para retomar doce años después a Dante y Randal, los deslenguados empleados de Clerks, el film que le lanzó a la fama. Aquí tenemos más de lo mismo, pero sin la frescura, por así decir, de antaño. Los dos tipos, que deberían ir pensando en sentar la cabeza, trabajan en una hamburguesería, y uno de ellos va a casarse, aunque a quien realmente ama es a su jefa. Ni que decir tiene que tal trama es mera excusa para encadenar una interminable retahíla de bromas obscenas que harían las delicias de Torrente. Así las cosas, los mejores momentos quedan para el duelo de fanes de El Señor de los Anillos contra el fan de la saga Star Wars.

4/10
Una chica de Jersey

2004 | Jersey Girl

Ollie es un consumado relaciones públicas, siempre estresado, que nunca tiene tiempo para atender a su mujer y a su hijita, a quienes quiere un montón. La inesperada muerte de la esposa hace que su mundo se venga abajo. Una importante metedura de pata profesional le convierte en un paria laboral, por lo que deberá hacer lo que pueda para ganarse el pan; estos hachazos de la vida hacen que Ollie descuide a su niña. Menos mal que tiene los consejos de su anciano padre, y que va a conocer a una guapa joven, que trabaja en un videoclub. Kevin Smith, oh, sorpresa, se nos pone tiernecito. Un cineasta, célebre por la elevada tasa de palabras malsonantes en sus películas, parece algo cambiado gracias a que él, personalmente, acaba de descubrir la paternidad. Así que nos ofrece una película que habla de la responsabilidad que corresponde a un padre de familia. El director no evita pese a todo alguna grosería que casa poco con el tono del film (el alquiler de pelis porno, las conversaciones subidas de tono), pero hay que reconocerle su ingenio como guionista y director, sobre todo en la escena que Ben Affleck comparte con un inesperado Will Smith, quien por cierto no es pariente de Kevin.

4/10
Jay y Bob el Silencioso contraatacan

2001 | Jay and Silent Bob Strikes Back

Alocado quinto trabajo de Kevin Smith, con protagonismo de dos populares personajes secundarios de sus cuatro anteriores filmes y de Scream 3. Son Jay y Bob el silencioso, éste último interpretado por Smith. También él es el autor del guión, en el que aparecen antiguos personajes y algún amiguete como Ben Affleck o Gus Van Sant. El film está repleto de guiños a los trabajos previos de Smith. Un cómic que dibujaban los protagonistas de Persiguiendo a Amy, inspirado en Jay y Bob, va a ser adaptado al cine. Pensando que la película dará una imagen negativa de ellos, Jay y Bob parten a Hollywood, donde se enfrentarán a Mark Hamill, intérprete de Luke Skywalker en La guerra de las galaxias. Aquellos que no piensen que este argumento es una locura incomprensible, lo pasarán de fábula. Los demás, mejor que ni se acerquen. El reparto está plagadito de nombres conocidos.

2/10
Dogma

1999 | Dogma

Un obispo norteamericano decide, ante la alarmante disminución de fieles católicos, conceder indulgencia de las penas por los pecados a quien pase bajo el arco de su iglesia (una condición tan tonta como la de un concurso televisivo). Dos ángeles desobedientes a Dios no fueron enviados al Infierno en su momento, sino a una especie de purgatorio, a Nueva Jersey; y quieren ganar esa indulgencia plenaria propuesta, ¡para volver al Cielo! Si uno busca teología en este film de un Kevin Smith que se dice “católico practicante”, quizá deba consultar otras fuentes. Su película es una comedia que se mueve en el terreno del disparate, y que se aleja de títulos como Clerks o Persiguiendo a Amy. Seguramente Smith no pretende herir sensibilidades, pero el film toca cuestiones delicadas, y... no llueve, desde luego, a gusto de todos. El reparto está plagado de rostros muy populares, entre ellos los de Ben Affleck y Matt Damon.

5/10
Persiguiendo a Amy

1997 | Chasing Amy

Holden y Banky, dos autores de cómic, conocen en una convención a Alyssa, que también dibuja su propio título. Consiguen quedar con ella un par de veces, y Holden acaba enamorándose de ella. Aunque cree que ella le corresponde, descubre que es lesbiana. Tercera película de Kevin Smith, tras la fresca Clerks y la decepcionante Mallrats, que se inspira en sus vivencias personales con la actriz Joey Lauren Adams, que interpreta a la protagonista. El film ganó los premios Independent Spirit al mejor guión y al mejor secundario (Jason Lee). Aunque algunos de los diálogos tienen gracia, por lo general abusa de las frases groseras. Sus inmaduros personajes están obsesionados con el sexo.

5/10
Mallrats

1995 | Mallrats

Dos amigos acaban de ser dejados por sus respectivas novias. Deciden que para combatir la depresión, lo mejor es ir a un centro comercial para ver a gente y distraerse. Una vez allí llegan a la conclusión de que tienen que reconquistar a sus novias, por lo que traman un complejo plan. Tras el éxito de Clerks el director Kevin Smith rindió homenaje al mundo de los cómics, del que se declara un completo fan, con esta cinta, segunda entrega de lo que denominará Trilogía de New Jersey. El mismo Smith realiza una aparición especial, en el personaje de Silent Bob, así como también aparece, intérpretándose a sí mismo, uno de los mayores creadores del cómic norteamericano, Stan Lee.

4/10
Clerks

1994 | Clerks

Dante, el cajero de un supermercado, se ve obligado a ir a trabajar, a pesar de que se trata de su día libre. Junto a su tienda está situado un videoclub, cuyo encargado, Randal, es el mejor amigo de Dante. A lo largo del día, ambos jóvenes vivirán todo tipo de peripecias. Uno de los más originales debuts cinematográficos de los última década del siglo XX, el del realizador Kevin Smith, el cual, a pesar de los pocos medios con los que contaba, consiguió una divertida película gracias a un ingenioso guión. El propio Smith interpreta el papel de uno de los personajes, Silent Bob.

7/10
Jay y Bob el Silencioso: El reboot

2019 | Jay and Silent Bob Reboot

Jay y Bob el Silencioso son engatusados por un abogado, de modo que pierden el derecho de sus propios nombres, y aceptan que en Hollywood se haga un “reboot” sobre las andanzas de Bluntman y Chronic. Además se va a encargar de hacer la película un director nefasto, nada menos que Kevin Smith. Kevin Smith sigue haciendo películas autorreferenciales, que sólo interesan a sus incondicionales. Remake, secuela, reboot, qué más da, la idea del nuevo film es hacer gracietas con frecuencia zafias sobre Jay y Bob el Silencioso –interpretados por Jason Mewes y el propio Smith–, o aludiendo a temas de cultura popular, ahora mencionando además de cómics, Star Wars y superhéroes, a Netflix, o sacando los kioskos de Red Box de alquiler de películas. Una especie de parodia de ComicCon tiene escasa gracia, y la idea de decirnos que Jay tuvo una hija con Justice, que resulta que ahora es lesbiana, en fin, no sé, parece ocurrencia propia de los hiperfumados protagonistas. Y ver al Silencioso aporreando las teclas de su “smartphone” resulta sencillamente patético. Pero en fin, los amiguetes de Kevin Smith siguen prestándose a ayudar al cineasta, véanse los cameos tontorrones de Matt Damon y Ben Affleck.

3/10
Yoga Hosers

2016 | Yoga Hosers

Tusk

2014 | Tusk

En busca de un personaje peculiar al que entrevistar para el 'podcast' que graba habitualmente y difunde por internet con cierto éxito, Wallace Bryton viaja a Canadá, donde buscará a un torpe joven que se ha hecho popular por un vídeo de YouTube. Pero éste se ha suicidado por la traumática experiencia. Así que para aprovechar el viaje, Wallace alquila un coche y se traslada al caserón donde reside Howard Howe, anciano que asegura que cuenta experiencias apasionantes. Tras la prescindible pero superior a sus habituales comedias chabacanas Red State, Kevin Smith reincide en el género de terror con Tusk. Repite con el protagonista, el actor Michael Parks, prácticamente lo mejor de aquélla, que compone de nuevo un inquietante personaje. Le rodea de un reparto irregular, conformado por los jóvenes actores en decadencia Justin Long y Haley Joel Osment, por la expresiva Genesis Rodríguez (hija de José Luis Rodríguez "El Puma") y un Johnny Depp sobreactuado, que firma en los títulos como Guy Lapointe, el nombre de su personaje. El realizador salpica el relato desde el principio con sus características 'gracietas', casi siempre groseras y de dudoso gusto. Por ejemplo, abusa de las confusiones causadas por la similitud de la pronunciación en inglés del nombre del programa del protagonista, "Not See Party", y "Nazi Party" (el partido nazi), o arremete contra Canadá. También abundan los detalles de humor negro propios del 'gore', mientras que el desarrollo de la historia resulta demasiado estrambótico. Una etapa más en la caída en picado de Smith desde que debutó con la barata pero prometedora Clerks.

3/10
Red State

2011 | Red State

Kevin Smith no ha sabido salirse a lo largo de su carrera de los parámetros de su alocada Clerks, con la que dio la campanada. Obtuvo sus mejores resultados, dentro de lo que cabe, cuando escapó un poco de sus esquemas, introduciendo algo de trasfondo dramático en torno a la paternidad, en Una chica de Jersey. Ahora con Red State, cuando hasta sus más fervientes seguidores se han agotado de sus cada vez más decadentes comedias, el realizador trata de cambiar por completo de registro con Red State, un thriller, que obtuvo el premio a la mejor película y al mejor actor –Michael Parks– en el Festival de Sitges de 2011. Los protagonistas de Red State parecen sin embargo, propios del universo del realizador. Y es que Travis, Jared y Billy Ray son tres adolescentes inmaduros, obsesionados con el sexo, que conciertan por internet una cita con Sara, una mujer supuestamente interesada en una orgía con ellos. Pero todo resulta ser una trampa, ya que Sara es la hija de Albin Cooper, lunático que lidera la Iglesia de las Cinco Puntas, una secta que persigue a los lujuriosos para castigarles. Justo es reconocer que Smith logra algún momento de suspense gracias a una planificación más elaborada que la de sus habituales obras. Y en Red State cuenta con alguna interpretación destacada, especialmente del citado Parks, secundario en títulos como Kill Bill Volumen 2, en un memorable registro de psicópata como el predicador Cooper (al que hasta los neonazis consideran un tarado), y de Melissa Leo, que parece trabajarse todos sus papeles a fondo, independientemente del interés del film en el que participe. Tiene cierta fuerza John Goodman, si bien su personaje no acaba de estar bien definido en el guión. La presencia de este autor, habitual de los Coen, y el tono tragicómico, parecen sugerir cierta voluntad de tomar como modelo el cine de los autores de Fargo, si bien Kevin Smith carece de la capacidad de los hermanos para crear secuencias memorables de enorme fuerza visual. Donde el realizador fracasa estrepitosamente es a la hora de darle profundidad a Red State mediante un discurso que critica en apariencia a los fundamentalistas intolerantes y violentos, pero que finalmente parece extrapolarse a la ideología conservadora y a todos los creyentes en general, que según una frase final del personaje de Goodman, son prácticamente terroristas en potencia. Le falta por supuesto al realizador, que se autodeclaró católico tras su disparatada Dogma, mostrar por un momento un mínimo lado positivo de la fe, lo que le habría dado al menos algo más de sustancia al conjunto. También arremete contra la política antiterrorista americana. Al final el microcosmos que crea Kevin Smith resulta sumamente desalentador, pues aparte de adolescentes salidos, y feligreses extremistas, sólo quedan autoridades sin escrúpulos.

4/10
¿Hacemos una porno?

2008 | Zack and Miri Make a Porno

Definitivamente, Kevin Smith se ha estancado. Es cierto que Clerks prometía, como opera prima fresca que estaba rodada con un presupuesto bajísimo, y que Persiguiendo a Amy tenía elementos de interés. Pero han pasado los años, y Smith sigue empeñado en filmar las vivencias de inadaptados obsesionados con el sexo. En esta ocasión, narra las peripecias de Zack, un chico que comparte piso con Miri, su amiga de la infancia. Ambos trabajan en una cafetería, donde dos chicos graban a Miri mientras se cambia de ropa. También filman al propio Zack que, enojado ante la actitud de estos individuos, les hace el gesto grosero de enseñarles el culo. Poco después, Zack y Miri descubren que el vídeo está en internet y que recibe muchísimas visitas. Cuando unos días después, ambos amigos se ven acosados por las deudas, y hasta les cortan el agua, Zack tiene una idea descabellada. Le propone a Miri rodar una película pornográfica casera, que podría tener éxito gracias a su recién adquirida fama mediática. Primero se ponen manos a la obra con ‘La guarra de las galaxias’, una versión erótica de Star Wars, y después rodarán una cinta en la cafetería donde trabajan. Es cierto que al principio logra dar cierto interés a la trama, por el fondo romántico –Zack descubrirá que se siente atraído por su compañera de piso–, y también porque aunque se excede en groserías, algunas veces las mezcla con referencias cinéfilas con cierta gracia, en la línea de una broma sobre Glengarry Glen Rose que arranca una sonrisa. Además, es evidente la gracia natural de Seth Rogen –aunque últimamente está tan activo que empieza a cansar–, mientras que Elizabeth Banks demuestra que es una actriz competente para la comedia. También tiene algún momento divertido el actor Jason Mewes, que interpretó a Jay, personaje habitual de numerosas películas de Smith. Pero enseguida el film se desinfla y Smith se limita a hilvanar bromas poco inspiradas en torno a las películas pornográficas, hasta llegar a resultar cansino. No beneficia al conjunto la inclusión de estrellas del cine porno –Traci Lords y Katie Morgan– como secundarias, pues son pésimas actrices.

2/10
Clerks 2

2006 | Clerks 2

Muy desesperado tiene que andar Kevin Smith para retomar doce años después a Dante y Randal, los deslenguados empleados de Clerks, el film que le lanzó a la fama. Aquí tenemos más de lo mismo, pero sin la frescura, por así decir, de antaño. Los dos tipos, que deberían ir pensando en sentar la cabeza, trabajan en una hamburguesería, y uno de ellos va a casarse, aunque a quien realmente ama es a su jefa. Ni que decir tiene que tal trama es mera excusa para encadenar una interminable retahíla de bromas obscenas que harían las delicias de Torrente. Así las cosas, los mejores momentos quedan para el duelo de fanes de El Señor de los Anillos contra el fan de la saga Star Wars.

4/10
Una chica de Jersey

2004 | Jersey Girl

Ollie es un consumado relaciones públicas, siempre estresado, que nunca tiene tiempo para atender a su mujer y a su hijita, a quienes quiere un montón. La inesperada muerte de la esposa hace que su mundo se venga abajo. Una importante metedura de pata profesional le convierte en un paria laboral, por lo que deberá hacer lo que pueda para ganarse el pan; estos hachazos de la vida hacen que Ollie descuide a su niña. Menos mal que tiene los consejos de su anciano padre, y que va a conocer a una guapa joven, que trabaja en un videoclub. Kevin Smith, oh, sorpresa, se nos pone tiernecito. Un cineasta, célebre por la elevada tasa de palabras malsonantes en sus películas, parece algo cambiado gracias a que él, personalmente, acaba de descubrir la paternidad. Así que nos ofrece una película que habla de la responsabilidad que corresponde a un padre de familia. El director no evita pese a todo alguna grosería que casa poco con el tono del film (el alquiler de pelis porno, las conversaciones subidas de tono), pero hay que reconocerle su ingenio como guionista y director, sobre todo en la escena que Ben Affleck comparte con un inesperado Will Smith, quien por cierto no es pariente de Kevin.

4/10
Jay y Bob el Silencioso contraatacan

2001 | Jay and Silent Bob Strikes Back

Alocado quinto trabajo de Kevin Smith, con protagonismo de dos populares personajes secundarios de sus cuatro anteriores filmes y de Scream 3. Son Jay y Bob el silencioso, éste último interpretado por Smith. También él es el autor del guión, en el que aparecen antiguos personajes y algún amiguete como Ben Affleck o Gus Van Sant. El film está repleto de guiños a los trabajos previos de Smith. Un cómic que dibujaban los protagonistas de Persiguiendo a Amy, inspirado en Jay y Bob, va a ser adaptado al cine. Pensando que la película dará una imagen negativa de ellos, Jay y Bob parten a Hollywood, donde se enfrentarán a Mark Hamill, intérprete de Luke Skywalker en La guerra de las galaxias. Aquellos que no piensen que este argumento es una locura incomprensible, lo pasarán de fábula. Los demás, mejor que ni se acerquen. El reparto está plagadito de nombres conocidos.

2/10
Dogma

1999 | Dogma

Un obispo norteamericano decide, ante la alarmante disminución de fieles católicos, conceder indulgencia de las penas por los pecados a quien pase bajo el arco de su iglesia (una condición tan tonta como la de un concurso televisivo). Dos ángeles desobedientes a Dios no fueron enviados al Infierno en su momento, sino a una especie de purgatorio, a Nueva Jersey; y quieren ganar esa indulgencia plenaria propuesta, ¡para volver al Cielo! Si uno busca teología en este film de un Kevin Smith que se dice “católico practicante”, quizá deba consultar otras fuentes. Su película es una comedia que se mueve en el terreno del disparate, y que se aleja de títulos como Clerks o Persiguiendo a Amy. Seguramente Smith no pretende herir sensibilidades, pero el film toca cuestiones delicadas, y... no llueve, desde luego, a gusto de todos. El reparto está plagado de rostros muy populares, entre ellos los de Ben Affleck y Matt Damon.

5/10
Persiguiendo a Amy

1997 | Chasing Amy

Holden y Banky, dos autores de cómic, conocen en una convención a Alyssa, que también dibuja su propio título. Consiguen quedar con ella un par de veces, y Holden acaba enamorándose de ella. Aunque cree que ella le corresponde, descubre que es lesbiana. Tercera película de Kevin Smith, tras la fresca Clerks y la decepcionante Mallrats, que se inspira en sus vivencias personales con la actriz Joey Lauren Adams, que interpreta a la protagonista. El film ganó los premios Independent Spirit al mejor guión y al mejor secundario (Jason Lee). Aunque algunos de los diálogos tienen gracia, por lo general abusa de las frases groseras. Sus inmaduros personajes están obsesionados con el sexo.

5/10
Mallrats

1995 | Mallrats

Dos amigos acaban de ser dejados por sus respectivas novias. Deciden que para combatir la depresión, lo mejor es ir a un centro comercial para ver a gente y distraerse. Una vez allí llegan a la conclusión de que tienen que reconquistar a sus novias, por lo que traman un complejo plan. Tras el éxito de Clerks el director Kevin Smith rindió homenaje al mundo de los cómics, del que se declara un completo fan, con esta cinta, segunda entrega de lo que denominará Trilogía de New Jersey. El mismo Smith realiza una aparición especial, en el personaje de Silent Bob, así como también aparece, intérpretándose a sí mismo, uno de los mayores creadores del cómic norteamericano, Stan Lee.

4/10
Clerks

1994 | Clerks

Dante, el cajero de un supermercado, se ve obligado a ir a trabajar, a pesar de que se trata de su día libre. Junto a su tienda está situado un videoclub, cuyo encargado, Randal, es el mejor amigo de Dante. A lo largo del día, ambos jóvenes vivirán todo tipo de peripecias. Uno de los más originales debuts cinematográficos de los última década del siglo XX, el del realizador Kevin Smith, el cual, a pesar de los pocos medios con los que contaba, consiguió una divertida película gracias a un ingenioso guión. El propio Smith interpreta el papel de uno de los personajes, Silent Bob.

7/10
Jay y Bob el Silencioso: El reboot

2019 | Jay and Silent Bob Reboot

Jay y Bob el Silencioso son engatusados por un abogado, de modo que pierden el derecho de sus propios nombres, y aceptan que en Hollywood se haga un “reboot” sobre las andanzas de Bluntman y Chronic. Además se va a encargar de hacer la película un director nefasto, nada menos que Kevin Smith. Kevin Smith sigue haciendo películas autorreferenciales, que sólo interesan a sus incondicionales. Remake, secuela, reboot, qué más da, la idea del nuevo film es hacer gracietas con frecuencia zafias sobre Jay y Bob el Silencioso –interpretados por Jason Mewes y el propio Smith–, o aludiendo a temas de cultura popular, ahora mencionando además de cómics, Star Wars y superhéroes, a Netflix, o sacando los kioskos de Red Box de alquiler de películas. Una especie de parodia de ComicCon tiene escasa gracia, y la idea de decirnos que Jay tuvo una hija con Justice, que resulta que ahora es lesbiana, en fin, no sé, parece ocurrencia propia de los hiperfumados protagonistas. Y ver al Silencioso aporreando las teclas de su “smartphone” resulta sencillamente patético. Pero en fin, los amiguetes de Kevin Smith siguen prestándose a ayudar al cineasta, véanse los cameos tontorrones de Matt Damon y Ben Affleck.

3/10
La jungla 4.0

2007 | Live Free or Die Hard

Más difícil todavía. De nuevo John McLane vuelve a estar en el lugar y en el momento equivocados, pero, cómo no, con sus expeditivos métodos de trabajo –un hombre analógico en un mundo digital–, logrará salvar al mundo mundial, y estrechar lazos con su joven hija, en la que descubrimos la verdad de aquello de “De tal palo, tal astilla”. Quienes demuestran no estar en el lugar equivocado al retomar la saga son Fox, la productora, y el director fichado para la ocasión, Len Wiseman, el responsable de la vampírica Underworld, otra franquicia hollywoodiense. Quien era un quinceañero cuando se rodó el primer film ofrece la mejor entrega “junglera”, si se exceptúa la original. La película, por supuesto, ofrece un ritmo vertiginoso y elaboradísimas escenas de acción. Son completamente disparatadas pero, ¿qué importa? Aceptada la premisa de la suspensión de la incredulidad, se disfruta sobremanera de auténticos momentos circenses, como el enfrentamiento de la autopista o cómo derribar un helicóptero con un automóvil, o el duelo en la autopista entre un enorme camión y un caza de combate, que invitan a que “el respetable” aplauda entusiasmado las proezas del héroe. Y las escenas del caos circulatorio explotan al límite lo que ya se apuntaba en otro buen film de acción, The Italian Job. Pero los efectos especiales y las coreografías no bastan. Hay además un guión inteligente de Mark Bomback, que toma como punto de partida un artículo periodístico de John Carlin, “A Farewell to Arms” (adiós a las armas), sobre la dependencia excesiva de la tecnología en la sociedad intelectual. La trama especula sobre qué ocurriría si, con piratas informáticos, se pudieran colapsar los equipos que regulan la circulación, el suministro energético, las finanzas, la seguridad nacional… Y el telón de fondo de los miedos post 11-S refuerza el planteamiento. Además presenta a un villano de envergadura (Timothy Olyphant) ejecutando un maquiavélico plan, con oscuros propósitos no desvelados de inmediato. Mientras, McClane debe llevar a cabo una tarea sencilla antes de irse a su casa –buscar en su domicilio a un hacker y ponerlo a disposición del FBI–, pero las cosas se complican cuando un equipo de terroristas trata de eliminar a su hombre. El film es fiel al espíritu de los anteriores, también en la añoranza del héroe por la vida familiar, y en el sacrificio y la renuncia, precio que debe pagar quien tan altas cualidades posee, para enfrentarse a los villanos de turno. Hay además mucho sentido del humor –impagables el gurú informático fan de La guerra de las galaxias de Kevin Smith, la puya a Spiderman o las bromas con “la chinita”–, buenas réplicas y guiños para McClane, inmenso Bruce Willis, cuando conversa con su “protegido”, su hija, el FBI o los “malos malotes”.

7/10
Clerks 2

2006 | Clerks 2

Muy desesperado tiene que andar Kevin Smith para retomar doce años después a Dante y Randal, los deslenguados empleados de Clerks, el film que le lanzó a la fama. Aquí tenemos más de lo mismo, pero sin la frescura, por así decir, de antaño. Los dos tipos, que deberían ir pensando en sentar la cabeza, trabajan en una hamburguesería, y uno de ellos va a casarse, aunque a quien realmente ama es a su jefa. Ni que decir tiene que tal trama es mera excusa para encadenar una interminable retahíla de bromas obscenas que harían las delicias de Torrente. Así las cosas, los mejores momentos quedan para el duelo de fanes de El Señor de los Anillos contra el fan de la saga Star Wars.

4/10
Las vueltas de la vida

2006 | Catch and Release

En vísperas de su boda, Gray pierde a su querido novio, que a modo de "despedida de soltero" se había ido a practicar deporte de riesgo. La joven se queda destrozada, pues el hogar donde debía haberse celebrado la boda se ha convertido ahora en velatorio. Además Fritz, uno de los mejores amigos del difunto, tiene la desvergüenza de "montárselo" en el cuarto de baño con una de las camareras que atiende el refrigerio del velatorio. En realidad el dolor de Gray no ha hecho más que empezar. Pues va a descubrir que su prometido tuvo un hijo con otra mujer, además de llevarse el chasco de que su suegra le pide un anillo familiar que el fallecido le había regalado. Pobre Jennifer Garner, se diría que no hay para ella vida después de su exitosa serie televisiva Alias. El film que nos ocupa es un completo disparate, lleno de personajes frívolos e inmaduros, que no tienen las más remota idea de que hacer con sus vidas. Quiere ser emotivo en más de un momento, y no lo consigue. Otras veces pretende hacer reír, y "de eso nada, monada". Además, el "viaje" que propone no lleva a ninguna parte, no hay marcado un rumbo fuerte capaz de vertebrar la historia. Y se acumulan las situaciones improbables –otra que da pena es Juliette Lewis de masajista cargada de "energías positivas"- y las revelaciones y descubrimientos -la confesión de Gray una noche, tras probar la comida "natural" de la masajista–, que rebasan sobradamente el listón del ridículo.

2/10
Jay y Bob el Silencioso contraatacan

2001 | Jay and Silent Bob Strikes Back

Alocado quinto trabajo de Kevin Smith, con protagonismo de dos populares personajes secundarios de sus cuatro anteriores filmes y de Scream 3. Son Jay y Bob el silencioso, éste último interpretado por Smith. También él es el autor del guión, en el que aparecen antiguos personajes y algún amiguete como Ben Affleck o Gus Van Sant. El film está repleto de guiños a los trabajos previos de Smith. Un cómic que dibujaban los protagonistas de Persiguiendo a Amy, inspirado en Jay y Bob, va a ser adaptado al cine. Pensando que la película dará una imagen negativa de ellos, Jay y Bob parten a Hollywood, donde se enfrentarán a Mark Hamill, intérprete de Luke Skywalker en La guerra de las galaxias. Aquellos que no piensen que este argumento es una locura incomprensible, lo pasarán de fábula. Los demás, mejor que ni se acerquen. El reparto está plagadito de nombres conocidos.

2/10
Dogma

1999 | Dogma

Un obispo norteamericano decide, ante la alarmante disminución de fieles católicos, conceder indulgencia de las penas por los pecados a quien pase bajo el arco de su iglesia (una condición tan tonta como la de un concurso televisivo). Dos ángeles desobedientes a Dios no fueron enviados al Infierno en su momento, sino a una especie de purgatorio, a Nueva Jersey; y quieren ganar esa indulgencia plenaria propuesta, ¡para volver al Cielo! Si uno busca teología en este film de un Kevin Smith que se dice “católico practicante”, quizá deba consultar otras fuentes. Su película es una comedia que se mueve en el terreno del disparate, y que se aleja de títulos como Clerks o Persiguiendo a Amy. Seguramente Smith no pretende herir sensibilidades, pero el film toca cuestiones delicadas, y... no llueve, desde luego, a gusto de todos. El reparto está plagado de rostros muy populares, entre ellos los de Ben Affleck y Matt Damon.

5/10
Mallrats

1995 | Mallrats

Dos amigos acaban de ser dejados por sus respectivas novias. Deciden que para combatir la depresión, lo mejor es ir a un centro comercial para ver a gente y distraerse. Una vez allí llegan a la conclusión de que tienen que reconquistar a sus novias, por lo que traman un complejo plan. Tras el éxito de Clerks el director Kevin Smith rindió homenaje al mundo de los cómics, del que se declara un completo fan, con esta cinta, segunda entrega de lo que denominará Trilogía de New Jersey. El mismo Smith realiza una aparición especial, en el personaje de Silent Bob, así como también aparece, intérpretándose a sí mismo, uno de los mayores creadores del cómic norteamericano, Stan Lee.

4/10
Clerks

1994 | Clerks

Dante, el cajero de un supermercado, se ve obligado a ir a trabajar, a pesar de que se trata de su día libre. Junto a su tienda está situado un videoclub, cuyo encargado, Randal, es el mejor amigo de Dante. A lo largo del día, ambos jóvenes vivirán todo tipo de peripecias. Uno de los más originales debuts cinematográficos de los última década del siglo XX, el del realizador Kevin Smith, el cual, a pesar de los pocos medios con los que contaba, consiguió una divertida película gracias a un ingenioso guión. El propio Smith interpreta el papel de uno de los personajes, Silent Bob.

7/10

Últimos tráilers y vídeos