¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor diseño de producción?
IMG-LOGO
Oscar 2020

La quiniela de Decine21

¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor diseño de producción?

Es una de las categorías más disputadas, donde resulta difícil señalar a un favorito indiscutible. Todas las películas tienen detrás un trabajo increíble para lograr recrear mundos bastante cercanos en el tiempo, de los siglos XX y XXI, con cierto realismo, pero también aplicando filtros como los del romanticismo, de la mirada infantil, de la crítica social e incluso de la vejez.

1) El irlandés

Bob Shaw tiene amplia experiencia en diseño de producción de tramas gangsteriles, ahí están sus trabajos en las series Los Soprano y Boardwalk Empire. Para Martin Scorsese trabajó antes en El lobo de Wall Street, pero aquí ha obtenido su primera nominación. Por su parte la decoradora Regina Graves también se estrena en estas lides competitivas, pero ya había dado pruebas de su valía con su trabajo en la serie The Knick.

A favor: El esfuerzo por ofrecer autenticidad, porque Martin Scorsese quería rodar en lugares reales, y como al final hubo que optar en muchas ocasiones por recrear en estudio, Shaw tuvo en cuenta lo que le decía el cineasta: “No dejaba de insistir en que la atmósfera de esos lugares se puede sentir y saborear. Y tiene toda la razón: hay como un polvillo en ellos que lleva años ahí; todo está impregnado con el polvo del tiempo, con el olor de la comida que se ha cocinado una y otra vez.”

En contra: Aunque el esfuerzo es ímprobo, y ha obligado a abarcar un amplio arco temporal, quizá la ambientación gangsteril puede producir un efecto de “déjà vu” en los académicos.

2) Jojo Rabbit

El neozelandés Ra Vincent, ya nominado al Oscar en otra ocasión por El hobbit: Un viaje inesperado, repite candidatura con otro director compatriota tras su colaboración con Peter Jackson, Taika Waititi. Mientras que está acreditada como decoradora del set la checa Nora Sopková, que va abriéndose paso en Hollywood tras destacar en su trabajo en Un asunto real, y que pudo trabajar en esta ocasión en su país natal.

A favor: Dar un toque diferente al aspecto de la ficticia ciudad alemana de Falkenheim durante la Segunda Guerra Mundial, al ofrecer la mirada infantil de Jojo. Como explica Vincent, “nuestra paleta creativa no solo emplea el color, sino que lo aumenta, y así pudimos hacer de los entornos ambientes más alegres y abstractos. A la edad de Jojo las cosas se ven más color de rosa y el mundo parece más grande y asombroso.” Destaca además la casa familiar de Jojo, cuyo interior fue creado en los estudios Barrandov de Praga

En contra: Que es una película con muchas posibilidades de irse de vacío a casa, de esos títulos que pueden considerar un logro tener 6 nominaciones, incluida la que nos ocupa. Y quizá mostrar una Alemania irreal, puede chocar a los académicos de mentalidad menos abierta.

3) 1917

El diseño de producción es de Dennis Gassner, que ya tiene una estatuilla en su haber por Bugsy, de siete nominaciones al Oscar. Además ha trabajado con Sam Mendes en 5 ocasiones. Mientras que la decoración del set corre a cargo de Lee Sandales, que ya tuvo una nominación por una película sobre la Primera Guerra Mundial, Caballo de batalla.

A favor: El esfuerzo para recrear las trincheras, los campos de batalla, un puente, un pueblo, una granja, ha sido descomunal. El veterano Gassner, visitó las localizaciones auténticas en Francia para recrearlas, sabiendo que tenía que crear espacios que permitieran al director lograr el efecto de que todo se ha rodado en un solo plano. El resultado es asombroso.

En contra: Pocas cosas, la verdad. Tal vez la posible e injusta percepción para el espectador de que los espacios donde transcurre la acción son feos, agujeros en el suelo, barro y polvo, muros semiderruídos, etcétera.

4) Érase una vez en… Hollywood

Para Barbara Ling, se trata de su primera nominación al Oscar. Aunque ha hecho una veintena de trabajos para cine, con títulos como Tomates verdes fritos o The Doors, se ha centrado en sus contribuciones en la ópera y el teatro, y en el mundo publicitario. Curiosamente la decoradora Nancy Haigh sí tiene un Oscar compartido con su competidor en esta ocasión Dennis Gassner, por Bugsy.

A favor: Es nuestra favorita para el Oscar. Está muy lograda la sublimación romántica de una época del cine irrepetible. La recreación de los rodajes, de las salas de cine, de las grandes mansiones y las fiestas, o de la comuna hippy, incluso con fachadas de edificios que ya no son como eran constituye un magnífico logro. Ling asegura que tuvo que planificarlo como todo como si se tratara de una operación militar, donde no podían admitirse errores o retraso. Y siguiendo estrictamente las instrucciones de Quentin Tarantino, no se limitó a mostrar los lugares más icónicos de Hollywood, lo que contribuye a la autenticidad. Los académicos conocen que lo que se muestra en la pantalla ya no está, lo que les puede hacer apreciar este increíble trabajo.

En contra: Resulta difícil poner peros a un trabajo de auténtica filigrana. Quizá, como en Jojo Rabitt, puede echar para atrás cierto aire de irrealidad vaporosa.

5) Parásitos

El diseñador de producción Lee Ha-jun y el decorador Cho Won-Woo son dos desconocidos para los académicos, pues su trabajo se circunscribe a Corea, aunque algunos títulos en que han trabajado hayan podido tener repercusión en el exterior, como Okja.

A favor: El viento sopla a favor de Parásitos, una película que cae en gracia por todas partes. Está claro que tiene un enorme mérito la recreación de ambientes, ya sea el cuchitril donde vive la familia Kim, o la espléndida mansión de los Park, incluido su siniestro sótano.

En contra: Que Parásitos sea vista como una película foránea, que bastante tiene con ganar el Oscar a la mejor película internacional. O sea, que Lee y Choo no sean vistos como amiguetes a los que premiar.