saltar al contenido principal

El hijo de Richard Dreyfuss y varios estudiantes de Oxford también le acusan de acoso

Conforme han salido a la luz nuevos datos sobre el dudoso comportamiento habitual de Kevin Spacey, Netflix ha ido tomando medidas con él cada vez más drásticas.

Primero paralizó el rodaje de la sexta temporada de House of Cards, y después suspendió la tanda de episodios. Ahora, la plataforma y Media Rights Capital (MRC), productora de la ficción, han decidido conjuntamente despedir al actor. “Mientras continuamos con la investigación sobre las graves acusaciones surgidas en torno al comportamiento de Kevin Spacey durante la producción, el actor ha sido suspendido con efecto inmediato. MRC, en asociación con Netflix, continuará evaluando el camino creativo a seguir con la serie durante el receso”.

En otro texto Netflix especifica que “no participará en ninguna producción adicional de la serie que incluya a Kevin Spacey. Continuaremos trabajando con MRC durante este tiempo de descanso para evaluar nuestro camino hacia adelante en lo que se refiere a la serie".

Esto abriría la posibilidad de rehacer la sexta temporada sin Spacey, lo que no parece probable, debido a que acapara prácticamente por completo el protagonismo. Más bien todo indica que se ponga en marcha un spin-off con alguno de los secundarios.

Además, Netflix confirma que se desentiende de Gore Vidal, biopic del escritor protagonizado por Spacey, cuyo rodaje ya ha finalizado. En este caso, es probable que sus responsables tengan por contrato la opción de poder buscarse otro distribuidor.

A la lista de acusadores del intérprete de Sospechosos habituales se une ahora un grupo de estudiantes de Oxford, en declaraciones para The Sunday Times. El prestigioso actor visitó el campus para una clase magistral en 2007. “A las chicas les hizo poco caso, pero pasó una cantidad bastante incómoda de tiempo enfocándose en los jóvenes más guapos”, explica un testigo anónimo. “Hasta llegó a darles su número de teléfono. Se volvió particularmente obsesivo con un chico. Fue bastante extraño”.

Según el rotativo, también dejaban que desear sus apariciones en las clases para jóvenes dramaturgos del Old Vic. “Una vez fue demasiado ‘sensible’ conmigo durante una clase”, comenta un perjudicado. “Noté manos sobre mí cuando me estaba preparando para el monólogo que tenía que hacer. Todos lo notaron”. Los responsables del recinto londinense han expresado “profunda consternación”, y han iniciado un proceso para que cualquiera pueda quejarse con confidencialidad.

También ha desvelado un episodio oscuro Harry, hijo del actor Richard Dreyfuss. Asegura que cuando él tenía 18 años, en 2008, acompañó a su progenitor a visitarle en su casa. Mientras éste leía una obra teatral que tenían entre manos, Kevin Spacey se acercó a él y le puso las manos sobre las piernas. Tardó unos años en contárselo a su padre, que al parecer no se había enterado de nada.

“Nunca pensé que Kevin podría estar interesado en mí”, comenta el afectado. “Era un hombre adulto, un héroe, el jefe de mi padre, categorías en las que no hay espacio para interacciones sexuales. Además, pensé que no podía ser que se me acercase de ese modo delante de mi padre. Pero su mano continuó allí”.

“Amo a mi hijo más de lo que todas las palabras del mundo pueden explicar”, ha comentado por su parte la estrella de Encuentros en la tercera fase. “Y estoy muy orgulloso de él en estos momentos”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto