saltar al contenido principal

Eduard Fernández interpreta al personaje en “Mientras dure la guerra”

José Millán Astray ha vuelto esta semana al primer plano de actualidad por ser uno de los principales protagonistas de “Mientras dure la guerra”, el film dirigido por Alejandro Amenábar que recrea el periplo de Miguel de Unamuno, durante los primeros días de la Guerra Civil y su célebre discurso en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca. Está claro que Eduard Fernández realiza una prodigiosa interpretación del personaje histórico, por lo que ha sido muy halagado por los críticos, pero, ¿se ciñe su trabajo a la realidad. Los historiadores le presentan como un militar algo teatral, exagerado en sus gestos cuando hablaba para sus seguidores, como se ve en el cine. Pero hemos encontrado cinco principales diferencias con respecto al personaje auténtico.

 

1. La principal divergencia –por la que podrían quejarse familiares y admiradores– es que se le presenta como demasiado tosco. En Mientras dure la guerra, los guionistas, Alejandro Amenábar y Alejandro Hernández, han escogido la opción de que Millán Astray represente a los militares que se impusieron a los pensadores cuando comenzó la Guerra Civil, convirtiéndole en antagonista de Miguel de Unamuno en el libreto. Para subrayar esta idea, se presenta al fundador de la legión como enemigo de los intelectuales. Sin embargo, la figura conocida como el Glorioso Mutilado era uno de ellos, ya que impartía cursos de Geografía e Historia Militar en la Academia de Infantería. Apasionado de la cultura oriental, fue también traductor del inglés con la colaboración de Luis Álvarez del Espejo, de “Bushido: the Soul of Japan” (1905), publicada en España como “El Bushido. El alma de Japón”, una obra sobre el código de los samuráis. Mantuvo una excelente relación con su hermana mayor, Pilar Millán Astray, que triunfó antes de la guerra como escritora de obras teatrales como La tonta del bote.

millanastray22. Jefe de prensa y propaganda, Millán Astray formó equipo para conseguir que Francisco Franco se convirtiera en jefe de la Junta Militar de Burgos, y posteriormente en jefe del Estado, en septiembre de 1936, junto a Emilio Mola, Luis Orgaz, Alfredo Kindelán, Juan Yagüe y Nicolás Franco. En el film parece como el principal impulsor y casi único, una licencia bastante efectiva. Ofrece un discurso frente a los generales para animarles a votar a Franco, que no debió darse en la realidad, pero que acentúa el dramatismo.

3. Por lo visto, no participó en la sustitución de la bandera republicana por la rojigualda monárquica en Cáceres, ordenando que se cantara la letra del himno nacional, como se ve en la película, una libertad que se toman los guionistas para dar lugar a una de las mejores secuencias. Durante los primeros meses del alzamiento se usaban diversas enseñas, hasta un acto que tuvo lugar más tarde de los acontecimientos mostrados en el film, el 15 de agosto, en Sevilla.

4. En lo referente al discurso de Unamuno en el Paraninfo, Amenábar parece regirse sobre todo por el volumen “La guerra civil española”, de Hugh Thomas, que recoge las declaraciones del profesor Gabriel Portillo, amigo del escritor. Según otros historiadores, no es probable que Millán Astray gritara “España Una, Grande, Libre”, como ocurre en el film, tras la arenga del escritor. En aquella época, esta frase quedaba limitada a los actos celebrados por la Falange.

5. En el film se exagera la hostilidad de Millán Astray hacia Unamuno, tras su enfrentamiento. Existe una fotografía con ambos estrechándose la mano a la salida del claustro, lo que invita a pensar que pese a la rivalidad verbal, no se guardaron rencor. De todos modos las palabras de Miguel de Unamuno no sentaron bien, se aconsejó a su hijo que lo sacara de la ciudad, y días después fue destituido como rector vitalicio de la Universidad.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto