Decine21
Reportajes Leyendas urbanas de Hollywood

John Ford arrancó páginas del guión porque se había retrasado

John Ford defendía que se imprimiera la leyenda, como queda bien claro en "El hombre que mató a Liberty Valance" y "Fort Apache". ¿Pero fue el maestro también víctima de alguna de estas leyendas urbanas de Hollywood?

La leyenda: El jefe del estudio envió a su ayudante a decirle a John Ford que llevaba un día de retraso. El realizador le dio las gracias cortésmente por el aviso, y le preguntó con amabilidad cuantas páginas se suponía que debía rodar durante una jornada de trabajo. Cuando el mensajero le respondió que ocho, cogió el guión, arrancó ocho páginas que todavía no se habían rodado y le contestó: "Ya puede asegurarle a su jefe que estamos al día".

 Hechos empíricos: A John Ford le gustaba inventar historias sobre sí mismo, por lo que queda difusa la vericidad de algunas anécdotas sobre él, como ésta. Está demostrado que eliminaba páginas del libreto si pensaba que no aportaban nada al relato, y nunca dejaba que los productores interfirieran en sus rodajes, por ejemplo cuando trabajaba en El joven Mr. Lincoln tuvo grandes desencuentros con Darryl F. Zanuck, y llegó al extremo de destruir los trozos de película que había descartado, para que no se hicieran montajes alternativos al que él tenía en mente. 

¿Qué hay de cierto? Todo indica que este relato realmente ocurrió, o al menos existe un testimonio que respalda su veracidad. Se lo contó Joseph LaShelle, reputado director de fotografía que en sus inicios trabajó como cámara con John Ford, a Peter Bogdanovich, como éste recoge en su libro dedicado al cineasta. Según eso, pudo ser en Qué verde era mi valle o La ruta del tabaco, donde este profesional trabajó a sus órdenes, aunque se trata de dos títulos muy sólidos, donde no se echa de menos que falte nada. En cualquier caso da igual... ¡que se imprima la leyenda!

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales