IMG-LOGO
Blog de Hildy

Cosas de la providencia ordinaria

Programa doble de Fabrice Luchini, en Festival Educacine y un pase de prensa

Hay quien cree que las cosas pasan por azar. Yo soy más de creer en la providencia, la casualidad no existe, lo que ocurre, es por algo. Sea como fuere, no deja de sorprenderme que hoy haya tenido la oportunidad de ver, casi de seguido, dos películas protagonizadas por Fabrice Luchini.

Vaya por delante mi admiración por Fabrice Luchini, que me parece un actor excelente, su presencia en una película es para mí garantía de que lo que voy a ver tendrá algún interés. Quizá no sea perfecto, pero su trabajo compensará el visionado, por muy fallido que sea el resto. No es que esté cubierto de premios –repaso ahora y veo que en Venecia le premiaron por El juez en 2005, y que en los César, de 11 nominaciones, sólo ha materializado una, que se remonta a 1994, como actor de reparto de Todo esto... ¡¿para esto?!, de Claude Lelouch.

Pero en fin, el caso es que desde hace meses teníamos programada para la séptima edición del Festival Educacine la película Háblame de ti, una película estupenda que encaja a la perfección en la filosofía del festival, enseña a apreciar un cine diferente que los estudiantes no suelen ver, y a la vez les plantea temas de interés como la enfermedad, el desequilibro entre la dedicación familiar y profesionales, la competencia feroz en el mundo laboral, etc, etc. Fabrice Luchini interpreta de un modo genial, muy humano y también muy divertido, a un directivo de una empresa automovilística, al que un ictus le cambia literalmente la vida. Me ha alegrado mucho comprobar que los jóvenes espectadores han disfrutado, y mucho, con la película.

Me tocaba presentar la película e introducir al invitado, Javier Camacho, con una dilatada trayectoria en el mundo de la empresa, que enseguida encandiló a los chavales transmitiendo la sabiduría profesional y humana acumulada a lo largo de muchos años. Y en cuanto terminó, y dimos entrada a la segunda proyección, yo tenía que irme corriendo para asistir a un pase de prensa de una película. Tan pelado iba, que llegué unos minutos tarde, qué contrariedad.

Pero lo curioso fue que la película que entré a ver, Lo mejor está por venir, estaba coprotagonizada por... ¡Fabrice Luchini! Y de nuevo estaba estupendo, en una película muy humana, que de lo que habla es de lo que uno haría por un amigo que tiene cáncer antes de morir, y ello dentro de un enredo, en que uno y otro creen que el otro tiene cáncer, aunque lo cierto es que solo uno tiene razón... o eso parece, porque con ese artificio, se ofrece una maravillosa reflexión de la amistad y del amor a los demás, que nos saca del egocentrismo. Curiosamente, ambas películas están distribuidas por Vértigo Films.

O sea, que he gozado de un estupendo programa doble de Fabrice Luchini, un actor que merece todo el reconocimiento del mundo, y de quien hemos podido disfrutar recientemente en títulos como Los consejos de Alice y La biblioteca de los libros rechazados, otros dos filmes muy recomendables.

Lo último del mundo del cine