saltar al contenido principal

“Emma Bovary fue la primera víctima literaria del consumismo”

Dijo Stanley Kubrick que merecía más la pena adaptar libros de tres al cuarto a la pantalla, para evitar comparaciones odiosas. Pero Sophie Barthes se atreve –para su segundo trabajo tras “Cold Souls”– con uno de los pesos pesados de la literatura francesa. La realizadora americana, aunque nacida en Francia, se presta a contestar a las preguntas de este humilde reportero.

Al ver la película, parece que tiene usted un gran afecto por el libro. ¿Es uno de sus favoritos? ¿Cuándo lo descubrió?

madame bovary 42675Sí, ha sido siempre una de mis novelas preferidas. La leí por primera vez durante la adolescencia, y luego muchas veces más. Y eso que Gustave Flaubert llegó a decir, con gran humildad: “He escrito un libro sobre nada. El valor de mi novela, si tiene alguno, consiste en que camina sobre una cuerda floja, equilibrada entre los dos abismos del lirismo y la vulgaridad”.

Emma Bovary siempre será un personaje enigmático, pero a medida que pasan los años siento que la entiendo mejor.  Me gusta su incesante lucha por la independencia, su rebelión contra la mediocridad y su búsqueda de lo sublime, incluso si ella se consume en el proceso. Me encanta que Flaubert no la juzgue moralmente por su autodestrucción, por su desesperado intento de la satisfacción de sus deseos y apetitos más salvajes. Como Baudelaire dijo tan bien, Emma Bovary es un personaje andrógino. No puede ser reducida a un género o un tipo sociológico, porque representa algo más grande que ella misma. En eso consiste la genialidad de Flaubert: la capacidad de combinar lo general y lo particular.

¿Cómo fue el proceso de escritura del guión con el debutante Felipe Marino?

Él hizo una primera versión. Yo la recibí a través de mi agencia y al principio pensé que no debería siquiera leerla, pues sería tonto medirme a Claude Chabrol, Vincente Minnelli, y Jean Renoir..., o sea los directores que ya habían llevado al cine la obra. Pero yo era demasiado curiosa, así que abrí la caja de Pandora y leí el guión... Me sedujo el enfoque. La propuesta de guión era audaz desde una perspectiva francesa.

Es imposible permanecer estrictamente fiel a una pieza tan icónica. ¿Cómo se traduce la prosa de Flaubert en la pantalla? Es muy complicado. Colaboré con Felipe Marino en el guión para tratar de llevar mi visión de Emma desde la perspectiva de una directora de cine y también para tratar de adaptarlo a mi sentido de la estética visual.

¿Por qué reclutó a Mia Wasikowska para el papel principal?

Siempre me ha gustado el trabajo de Mia Wasikowska, desde que rodó En terapia, para HBO. Ella es una actriz maravillosa: enigmática, ambigua, profunda. Nunca se sabe totalmente lo que piensa, lo que creo que influye en que el espectador mantenga durante toda la película las ganas de verla en la pantalla.

¿Y al resto de ilustres secundarios?

madame bovary 42676Tuve la oportunidad de trabajar con Paul Giamatti en mi primera película y sigo siendo una gran admiradora de su trabajo y talento. Por eso fue el primer actor que me vino a la mente para encarnar a Monsieur Homais. En cuanto a Rhys Ifans tuvimos tanta suerte de que leyera el guión y aceptara... Es un actor muy versátil y con talento.

Era arriesgado eliminar elementos de la novela de Gustave Flaubert como la hija de la protagonista. ¿A qué se debe esta decisión?

Una adaptación es una cuestión de elecciones. Sólo se tienen dos horas o menos en la pantalla para adaptar quinientas páginas. El carácter del señor Lheureux está mucho más desarrollado en esta adaptación de la novela que en otros filmes. Cuando me llegó el guión, la hija de Emma había sido omitida de la historia. Tuvimos varias conversaciones acerca de recuperarla o no. Pero la relación madre e hija habría necesitado de un adecuado desarrollo del comportamiento de Emma con la niña, lo que habría distraído al espectador de cuestiones que me interesaban más.

El hecho es que en el siglo XIX, en la burguesía francesa, los niños eran separados de sus padres de forma rápida y se ponían bajo el cuidado de las nodrizas. Tenían un acceso muy limitado a sus padres. Hoy en día se interpretaría como una crianza terrible, y con negligencia y abuso. Pero en ese momento era normal. De esta forma, habríamos necesitado mucho tiempo en pantalla para desarrollar plenamente este contexto social y mostrar que Emma se estaba comportando como otras madres de su tiempo.

¿Qué aspectos del libro cree que son más interesantes para el público moderno?

La historia es radicalmente moderna, la sexualidad femenina es todavía muy tabú. También el primer personaje literario que se convierte en víctima voluntaria del consumismo. Me gusta mucho el personaje de Lheureux. Encarna el capitalismo feroz. El genio y la modernidad de Flaubert es que previó los peligros del capitalismo.

Me gusta como trata al personaje central, sin moralizar. Lo que se cuenta no es una advertencia (como Las amistades peligrosas, por ejemplo). Flaubert odiaba la hipocresía y estaba en desacuerdo con su siglo. Por eso la novela causó un escándalo cuando se publicó. La idea de adulterio femenino es todavía hoy impactante. Y creo que si profundizamos, Emma es subversiva en la medida en que ella es casi un personaje andrógino.

Flaubert parece sentir una especie de compasión, solidaridad y empatía por Emma.

De acuerdo con los nuevos tiempos, aquí la infidelidad parece ser menos importante que los problemas económicos. ¿Era una forma de adaptar el texto al siglo XXI?

madame bovary 42673Creo que Emma tiene la misma relación con el dinero que con la sexualidad. Ella tiene grandes dificultades para tratar con la realidad. Todo es fantasía.

¿Fue un reto recrear una ciudad de provincias francesa del siglo XIX con los trajes y conjuntos?

Tenía una idea muy precisa de cómo quería que fuera esta película, antes de irme a tomar fotografías en una región específica en Francia, llamada Le Perche, en Normandía. Colaboré estrechamente con los responsables de vestuario (Valérie Ranchoux y Christian Gasc) y el diseñador de producción (Benoît Barouh) para recrear el siglo XIX en Francia de la forma más auténtica que fuera posible, para honrar a Flaubert. Tuvimos un presupuesto muy limitado, así que necesitábamos ser creativos y aprovechar todo lo posible la belleza natural de la región.

Ha mencionado antes que existían muchas adaptaciones anteriores de la novela, ¿ha tomado alguna como punto de referencia?

Sólo había visto la versión Claude Chabrol. Yo no quería ser influida por otras versiones, sólo estaba tratando de aportar un punto de vista de directora femenina en este material. Mi esperanza era que después de ver la película, los espectadores quisieran volver a descubrir o leer por primera vez la novela.

¿Cree que la industria del cine sigue marginando a las directoras? ¿Cuál es su película favorita dirigida por una mujer y por qué?

Sí, creo que es más difícil para las directoras abrirse camino en esta industria. Pero hay talentosas mujeres cineastas: Admiro a muchas por su persistencia y su personalísima visión, como Jane Campion, Sofia Coppola, Lynne Ramsay, Andrea Arnold, Agnès Varda, Claire Denis, y Vera Chytilová, por nombrar sólo unas pocas. He tenido la suerte de recibir el apoyo del Instituto Sundance para mi primera película. Estoy eternamente agradecido por su apoyo. Creo que se necesita dinero para rodearse de colaboradores de primer orden.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE