IMG-LOGO

Biografía

Sofia Coppola

Sofia Coppola

49 años

Sofia Coppola

Nació el 14 de Mayo de 1971 en Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar (más 2 premios)

La sutileza y la melancolía

30 Junio 2015

Sofia Coppola (Nueva York, 1971) tiene una corta pero exitosa carrera como cineasta. Hija del legendario director de la saga “El padrino”, ha logrado labrarse una carrera personal con la que se ha despegado de la alargada sombra de su padre. Con “Lost in Traslation” se convirtió en la primera mujer estadounidense nominada al Oscar a la mejor dirección.

Desde su nacimiento, Sofia estaba destinada al cine. Como el padre que le compra a su hijo recién nacido una camiseta de su equipo preferido, Francis la hizo aparecer siendo un bebé en El padrino, en la mítica escena del bautizo. Más tarde apareció otras obras suyas como La ley de la calle, Cotton Club o Peggy Sue se casó. En El padrino III, sustituyó a Winona Ryder en el papel de Mary Corleone, una decisión de su padre que no fue bien acogida en el mundillo fílmico. Su actuación recibió unas críticas negativas desproporcionadas, y terminó por dinamitar su carrera como actriz: a Sofia el éxito le iba a llegar por otros derroteros.

En 1998 se aventuró a dirigir Lick the Star, un corto en blanco y negro que contaba la historia de cuatro chicas que decidían envenenar a los chicos de su escuela con arsénico; un plan inspirado por la novela gótica “Flores en el ático”. Niñas y mujeres jóvenes, bellas, solitarias y aburridas. Este prototipo de personaje femenino se repetiría en el primer largometraje de Sofia: Las vírgenes suicidas. Inspirada en la novela homónima de Jeffrey Eugenides, cuenta la historia de cómo las preciosas hermanas Lisbon, las chicas por las que todo el instituto suspira, se suicidan. Todo el film se narra a través de la mirada adolescente de un chaval que, ya en la madurez, no logra comprender el porqué de tan trágico suceso. Pero no hay respuesta sencilla porque la película de Coppola es más inteligente y sugerente que una ecuación simple. Drama sincero con toques de humor envuelto en una atmosfera nostálgica y evocadora: la mejor forma de comenzar una carrera en el Séptimo Arte.

La siguiente obra de Sofia confirmó su prometedor debut y la situó como una de las jóvenes figuras a seguir dentro del mundo del cine. Lost in Traslation fue un éxito rotundo: recibió un sinfín de galardones entre los que destacan el Globo de Oro a mejor película y el Oscar a mejor guion original. La cinta trata sobre dos personas inmersas en matrimonios fracasados que tienen un affaire en Tokio. Toda la película está envuelta en un aire nostálgico y melancólico; todo es un mundo extraño para unos protagonistas que no entienden dónde está su lugar. La localización es tan fundamental como los diálogos, y los gestos, como las palabras. Tanto Bill Murray como Scarlett Johansson bordan sus papeles y dotan a los personajes de una actitud de presencia-ausencia fundamental para la historia.

Tres años después, en 2006, estrenó Maria Antonieta, un drama de época nada convencional que si bien se distanciaba en la forma de sus precedesoras, no lo hacía en el contenido. En el revolucionario siglo XVIII, María Antonieta se ve obligada a casarse con Luis XVI para sellar una alianza entre Francia y Austria. Así, con solo catorce años esta niña tiene que abandonar su hogar para instalarse en la opulenta y sofisticada corte francesa. Como la protagonista de Lost in Traslation, la reina se rebela contra el aislamiento y la monotonía que supone la vida en Versalles y la actitud de su marido, convirtiéndose así en una incomprendida y criticada mujer.

Con Somewhere, conocemos al primer protagonista masculino de Sofia Coppola. Johnny Marco es un actor de éxito que ve trastocada su vida de lujo y excesos cuando, por sorpresa, se le presenta su hija de once años fruto de un matrimonio fallido. Bajo esta premisa, la directora desarrolla unos temas que enlazan con su obra anterior: la crisis de identidad, la búsqueda de un lugar propio, la banalidad de las apariencias. En este último aspecto ahonda su última obra, The Bling Ring, un retrato sobre la tontería que subyace en el fenómeno fan.

La soledad, la incomprensión, la monotonía de la existencia, las apariencias vacías… en fin, la melancolía de la vida. A través de distintas historias y personajes, Sofia Coppola ha profundizado en los mismos temas. De una forma u otra, todo relato que nace de sus manos es inevitablemente personal, tanto en forma como en contenido. Ficción y realidad se mezclan en sus cintas y las dotan de una sinceridad y sutileza enormes: aquí radica la grandeza de su cine.

Oscar
2004

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
La seducción

2017 | The Beguiled

Revisitación de la novela de Thomas Cullinan llevada al cine en 1971 por Don Siegel con el título en español de El seductor. Está ambientada en los años de la Guerra de Secesión, en el estado sureño de Virginia. Como es de imaginar, se mantienen los elementos principales de ese film, el formato de cuento –todo arranca con la niña canturreando y paseando por el bosque, que mientras recoge setas descubre a un soldado de la Unión malherido–, la exploración sobre la condición humana, y cierta tensión que en el último tramo aproxima la narración al cine de terror. Quizá la gran novedad es que una mujer, Sofia Coppola, está detrás del guión y la dirección de la película, lo que sirve para intensificar el elemento femenino, hay una comprensión más cercana de su psicología. No en balde, ya antes la cineasta ha entregado películas que sirven para mostrar un microcosmos de mujeres, incluido el elemento de cómo afectan a los hombres que se mueven alrededor, piénsese en su debut Las vírgenes suicidas, las guapas hermanas que fascinan a unos adolescentes, o en la más reciente The Bling Ring, sobre unas jovencitas que irrumpen en espléndidas mansiones vacía para cotillear en el lujo. El hallazgo del herido cabo John McBurney y su traslado a un internado de señoritas ocupado por siete mujeres –la directora Martha, la profesora Edwina, y las chicas de distintas edades Alicia, Amy, Jane, Marie y Emilie– alborota, podríamos decir metafóricamente, el gallinero que comparten. Tras las dudas de si comunicar la existencia de este huésped a las tropas locales del Sur, deciden de momento no hacerlo, lo primero es que el recién llegado se recupere de sus heridas, les obliga la caridad cristiana. Pero en realidad muchos sentimientos contrapuestos bullen dentro de cada una: las adultas se ven atraídas, y lo expresan de modo distinto, tras su fachada puritana. Las más jovencitas son pura ingenuidad, a las que atrae la novedad que altera la rutina de unas aburridas clases de francés y bordados. Mientras hay una más fresca, que se fija sobre todo en lo apuesto que es McBurney. Coppola sabe plasmar en la pantalla las distintas reacciones, bien secundada por un conjunto de grandes actrices, y el único hombre de entidad, Colin Farrell. Todas lo hacen muy bien, aunque cabe destacar a Kirsten Dunst, a la que toca llevar las riendas del personaje quizá más ingrato. Y es un acierto el estilo naturalista, con una fotografía que al estilo Barry Lyndon, parece funcionar con luz disponible y justificada, y una banda de sonidos del bosque, donde la poca música presente proviene de canciones o instrumentos que cantan o tocan las chicas, las excepciones son mínimas, y sólo para crear una inquietante atmósfera, con una partitura de sonidos sordos, nada preciosista. Pese a que la dirección está muy medida, y fue premiada en Cannes, Coppola pierde un poco el pulso a partir de cierto giro más o menos sorpresivo, que conduce a cambiar el tono de la narración. Todo se vuelve algo oscuro y siniestro, a veces un poco histérico, a lo que se suma la ironía y la pérdida de la inocencia exageradas, un cúmulo de elementos que no acaban de estar bien manejados.

6/10
A Very Murray Christmas

2015 | A Very Murray Christmas

Especial navideño, simpático pero no memorable, que supone la reunión de Sofia Coppola con Bill Murray doce años después de hacer juntos Lost in Translation. La trama es sencilla, se supone que Bill Murray está preparando un programa para la Navidad, y le están fallando los muchos famosos que iban a acudir, incluido por ejemplo el Papa Francisco. Encima, una tormenta de nieve sacude Nueva York, donde está grabando, y hasta se quedan sin luz, por lo que podrían suspender el programa, que se está haciendo en un hotel, donde también parece que se ha cancelado una boda. En fin, todo es una excusa para ofrecer algunos chistes de Murray, más diversas canciones, la más memorable el "Noche de paz" a cargo de Miley Cyrus, más comedida de lo que se muestra últimamente, como papá Noel minifaldera.

5/10
The Bling Ring

2013 | The Bling Ring

Una historia basada en hechos reales. Estimulados por Rebecca, un grupo de adolescentes seducidos por los oropeles de las “celebrities” de Hollywood se cuela en sus casas, programando tales incursiones a partir de informaciones obtenidas via internet, de que tal o cual actor está en otra ciudad rodando o tiene previsto acudir a una fiesta. Sus espléndidas mansiones, sorprendentemente, presentan muy escasas medidas de seguridad, de modo que liderados por Rebecca, Marck, Nicki, Chloe, Sam y compañía cotillean entre sus pertenencias, y roban tal o cual prenda que les queda bien, para estar a la última moda. Paris Hilton, Orlando Bloom y Lindsay Lohan serán algunas de sus víctimas en una serie de robos que crecen en entidad hasta alcanzar lo sustraido el valor de 3 millones de dólares. Sofia Coppola se inspira en el artículo "The Suspect Wore Louboutins" de Nancy Jo Sales -quien entrevistó a los precoces ladrones-, y en los numerosos “reality shows” que ensalzan la belleza, el lujo y la fama, para componer una pintura muy precisa de cierta juventud increíblemente superficial, en cierto modo infantiloide, que sólo piensa en trapitos, lujo, alcohol, droga, fama, todo lo que se asocia al éxito y a ser “cool”. Presumir de las “proezas” y de imagen en fiestas y redes sociales es casi lo único que ocupa sus cabezas. Y aunque las figuras paternas brillan por su ausencia en casi todos los casos, la madre a la que da vida Leslie Mann es representativa de una banalidad no muy diferente a la de sus hijas, incluida la muy ridícula oración matinal familiar. Quizá el film es algo reiterativo, pero le sirve a la cineasta para crear la atmósfera de vértigo adictivo en que respiran los protagonistas. Resulta de este modo muy efectivo, el choque de bruces con la dura realidad de la intervención de la policía, aunque, efectos paradójicos, su fama sube un nuevo peldaño gracias a la repercusión mediática de sus robos, lo que les permite interpretar un nuevo rol, de algún modo ser protagonistas de su propio “reality”. Los actores juveniles son casi todos poco conocidos, la excepción es Emma Watson, y todos componen con naturalidad a sus frívolos personajes. El mundo de lujo está bien recreado, aunque Coppola ha contado con la ventaja de poder rodar en la auténtica mansión de Paris Hilton, representativa de ese afán de tener que impide cultivar el ser.

6/10
Somewhere

2010 | Somewhere

Un coche negro deportivo da vueltas una y otra vez por el mismo circuito. Con esta imagen simbólica inicia Sofia Coppola Somewhere, film que le valió el León de Oro en el Festival de Venecia de 2010. Porque la idea de toda la trama es seguir a un tal Johnny Marco, sobre quien se nos dan paulatinamente pistas. Vemos que tiene todo lo que el dinero puede comprar. Como es un guaperas, las mujeres caen a sus pies, y si se aburre puede traer a un par de chicas a la habitación del hotel para que le hagan una “performance”. Descubrimos que tiene una hija adolescente encantadora, Cleo, a la que apenas conoce. Y, por fin, sabemos que es actor, una estrella de Hollywood. Coppola, guionista, directora y coproductora, nos describe prolijamente la vida de este personaje insulso y vacío. Sin duda crea un “mood”, transmite al espectador que ese estilo existencial no merece la pena. Pero esto, alargado durante casi cien minutos termina agotando, porque la única pregunta, a la que se nos dará un amago de respuesta, es si Marco será capaz de salir de su círculo vicioso. Stephen Dorff da el tipo de su personaje, y Elle Fanning es perfecta como la cría que anhela el amor que no saben –o no quieren– darle sus padres.

6/10
María Antonieta

2006 | Marie Antoinette

Vuelve Sofia Coppola a indagar en el eterno femenino, algo que a todas luces se ha convertido en su especialidad. Pero si sus anteriores filmes -Las vírgenes suicidas, Lost in Translation- acontecían en la época actual, ahora da un salto hacia atrás en el tiempo y nos sumerge en la corte francesa del siglo XVIII, para ofrecernos su personal visión de una de las más famosas reinas de la historia: María Antonieta, casada a los 15 años con Luis XVI y reina de Francia durante 19 años. Para componer el film, la guionista y directora rechazó la famosa biografía escrita por Stefan Zweig, ya que consideró que trazaba a una María Antonieta demasiado responsable y juiciosa en su comportamiento. Coppola prefirió basarse en la versión ofrecida por Antonia Fraser, y narrar una historia acerca de una joven desenfadada, jovial, caprichosa y despilfarradora, con las despreocupaciones de la juventud muy agudizadas y con poca conexión con la realidad. En definitiva, una joven normal que sin ser consciente de su situación, se encontró desgraciadamente en el ojo del huracán de la convulsa revolución francesa. No cabe duda de que el film pone en la picota la decadencia de la monarquía francesa previa a la revolución. Toda la vida de la corte es frívola, tediosa, vacía hasta lo absurdo, llena de gente y costumbres ridículas ("esto es Versalles", explica irónicamente un personaje). Kirsten Dunst hace un trabajo realmente notable, pleno de naturalidad, y diríase que se ha convertido ya en la actriz fetiche de la directora, tras su estupendo y primerizo papel en Las vírgenes suicidas.

6/10
Lost in Translation

2003 | Lost in Translation

El Park Hyatt, un lujoso hotel de Tokio. Dos americanos, con el ‘jet lag’ a cuestas, que les impide conciliar el sueño, van a tener ocasión de mantener una relación muy especial. Él es Bob Harris, una estrella de cine, a mitad del recorrido de su vida; tiene mujer e hijos, con los que habla por teléfono, pero se adivina que en su quehacer diario ha hecho entrada la rutina; se comporta como un profesional, pero se le ve cansado de tener que rodar tontos anuncios publicitarios, o de tener que acudir a estrafalarios shows televisivos. Ella es Charlotte, una chica recién casada, que acompaña a su marido, fotógrafo profesional; a diferencia de Bob, la joven acaba de iniciar su vida matrimonial, pero empieza a saber lo que es la ausencia del esposo, los primeros pasos en el abandono de los detalles que mantienen encendida la llama de una vida en común. Bob y Charlotte coinciden en el bar del hotel, donde ambos pasean su insomnio y su soledad. Intercambian miradas de complicidad, por su aburrimiento común. Y empiezan a tener una relación muy especial, donde exponen sus cuitas; así, asoman los primeros destellos de un amor imposible, muy explicable porque los dos comparten un mismo estado de ánimo. Maravillosa y emotiva película de Sofia Coppola, que como hiciera con Las vírgenes suicidas, demuestra que es mejor directora que actriz (¡cómo le hicieron sufrir los detractores, metiéndose con su trabajo de intérprete en El padrino III!). El film que nos ocupa se inspira en una experiencia personal de Coppola, que pasó una temporada en Japón, y se esfuerza por construir esa atmósfera lánguida en que le tocó desenvolverse, donde hay espacio para sensaciones agridulces y románticas, donde domina la soledad y la insatisfacción. Historia muy femenina, se nota que en Charlotte hay mucho del mundo interior de la propia Sofia: de hecho, en la actualidad la directora está en trámites de separación de su esposo, el también director Spike Jonze (Cómo ser John Malkovich). La película no sería la misma sin sus dos actores principales. Sofia Coppola escribió el guión pensando en Bill Murray, y con tozudez se las arregló para que el actor, algo reacio, lo leyera. Acabó aceptando, y Murray no se equivocó, pues ha hecho, quizá, el mejor papel de su carrera, con permiso de Atrapado en el tiempo. Además el actor improvisa algunas de sus escenas, dando rienda suelta a su mejor veta cómica, como en las sesiones de fotos, con sus tronchantes imitaciones. Pero no sólo nos hace reír el actor: su mirada triste en muchos momentos, nos desarma. En frente, Murray tiene a Scarlett Johansson, una actriz que demuestra una enorme madurez en la pantalla, a pesar de sus 19 años.

8/10
Las vírgenes suicidas

1999 | The Virgin Suicides

Las cuatro hermanas Lisbon son unas jovencitas guapísimas, que viven bajo la tutela de unos padres muy estrictos. Su belleza provoca fascinación entre los adolescentes de su barrio, que hacen todo lo posible para salir con ellas. ¿Suena a típico film de adolescentes? Pues no, la película es una mezcla de comedia negra y nostálgica, que mira a la adolescencia sin ira, consiguiendo una rara belleza. Interesante debut en la dirección de Sofia Coppola, hija del legendario Francis Ford Coppola, masacrada por la crítica cuando hizo de hija de Michael Corleone en El padrino III. La chica apunta maneras tras la cámara. Sofia no tiene recato en hablar de su padre como “un profesor muy bueno. Hemos hablado de cómo se escriben los guiones, de los actores, de la preparación de una escena.” Le gustó la idea de “amor obsesivo” de la novela original, y de “cómo habla de cosas que se han ido ya, sea una época, una persona o la inocencia.” En el reparto hay un buen ramillete de buenos y jóvenes actores, como Kirsten Dunst y Josh Hartnett.

6/10
Historias de Nueva York

1989 | New York Stories

Los tres realizadores que más han recurrido, a lo largo de su filmografía a escenarios de Nueva York, se unieron en esta cinta donde cada uno aporta un episodio.  En 'Apuntes del natural', de Scorsese, un pintor mundialmente famoso se siente atraido por su ayudante. 'Vida sin Zoe', de Coppola, es la historia de una niña de doce años. 'Edipo reprimido', de Woody Allen, sigue los pasos de un neurótico abogado, incapaz de escapar a la influencia que su madre ejerce sobre él. Mientras que el de Coppola resulta magistral y está lleno de elementos autobiográficos, el de Scorsese es un tanto rutinario y el de Allen autocomplaciente aunque divertido.

6/10
La seducción

2017 | The Beguiled

Revisitación de la novela de Thomas Cullinan llevada al cine en 1971 por Don Siegel con el título en español de El seductor. Está ambientada en los años de la Guerra de Secesión, en el estado sureño de Virginia. Como es de imaginar, se mantienen los elementos principales de ese film, el formato de cuento –todo arranca con la niña canturreando y paseando por el bosque, que mientras recoge setas descubre a un soldado de la Unión malherido–, la exploración sobre la condición humana, y cierta tensión que en el último tramo aproxima la narración al cine de terror. Quizá la gran novedad es que una mujer, Sofia Coppola, está detrás del guión y la dirección de la película, lo que sirve para intensificar el elemento femenino, hay una comprensión más cercana de su psicología. No en balde, ya antes la cineasta ha entregado películas que sirven para mostrar un microcosmos de mujeres, incluido el elemento de cómo afectan a los hombres que se mueven alrededor, piénsese en su debut Las vírgenes suicidas, las guapas hermanas que fascinan a unos adolescentes, o en la más reciente The Bling Ring, sobre unas jovencitas que irrumpen en espléndidas mansiones vacía para cotillear en el lujo. El hallazgo del herido cabo John McBurney y su traslado a un internado de señoritas ocupado por siete mujeres –la directora Martha, la profesora Edwina, y las chicas de distintas edades Alicia, Amy, Jane, Marie y Emilie– alborota, podríamos decir metafóricamente, el gallinero que comparten. Tras las dudas de si comunicar la existencia de este huésped a las tropas locales del Sur, deciden de momento no hacerlo, lo primero es que el recién llegado se recupere de sus heridas, les obliga la caridad cristiana. Pero en realidad muchos sentimientos contrapuestos bullen dentro de cada una: las adultas se ven atraídas, y lo expresan de modo distinto, tras su fachada puritana. Las más jovencitas son pura ingenuidad, a las que atrae la novedad que altera la rutina de unas aburridas clases de francés y bordados. Mientras hay una más fresca, que se fija sobre todo en lo apuesto que es McBurney. Coppola sabe plasmar en la pantalla las distintas reacciones, bien secundada por un conjunto de grandes actrices, y el único hombre de entidad, Colin Farrell. Todas lo hacen muy bien, aunque cabe destacar a Kirsten Dunst, a la que toca llevar las riendas del personaje quizá más ingrato. Y es un acierto el estilo naturalista, con una fotografía que al estilo Barry Lyndon, parece funcionar con luz disponible y justificada, y una banda de sonidos del bosque, donde la poca música presente proviene de canciones o instrumentos que cantan o tocan las chicas, las excepciones son mínimas, y sólo para crear una inquietante atmósfera, con una partitura de sonidos sordos, nada preciosista. Pese a que la dirección está muy medida, y fue premiada en Cannes, Coppola pierde un poco el pulso a partir de cierto giro más o menos sorpresivo, que conduce a cambiar el tono de la narración. Todo se vuelve algo oscuro y siniestro, a veces un poco histérico, a lo que se suma la ironía y la pérdida de la inocencia exageradas, un cúmulo de elementos que no acaban de estar bien manejados.

6/10
A Very Murray Christmas

2015 | A Very Murray Christmas

Especial navideño, simpático pero no memorable, que supone la reunión de Sofia Coppola con Bill Murray doce años después de hacer juntos Lost in Translation. La trama es sencilla, se supone que Bill Murray está preparando un programa para la Navidad, y le están fallando los muchos famosos que iban a acudir, incluido por ejemplo el Papa Francisco. Encima, una tormenta de nieve sacude Nueva York, donde está grabando, y hasta se quedan sin luz, por lo que podrían suspender el programa, que se está haciendo en un hotel, donde también parece que se ha cancelado una boda. En fin, todo es una excusa para ofrecer algunos chistes de Murray, más diversas canciones, la más memorable el "Noche de paz" a cargo de Miley Cyrus, más comedida de lo que se muestra últimamente, como papá Noel minifaldera.

5/10
The Bling Ring

2013 | The Bling Ring

Una historia basada en hechos reales. Estimulados por Rebecca, un grupo de adolescentes seducidos por los oropeles de las “celebrities” de Hollywood se cuela en sus casas, programando tales incursiones a partir de informaciones obtenidas via internet, de que tal o cual actor está en otra ciudad rodando o tiene previsto acudir a una fiesta. Sus espléndidas mansiones, sorprendentemente, presentan muy escasas medidas de seguridad, de modo que liderados por Rebecca, Marck, Nicki, Chloe, Sam y compañía cotillean entre sus pertenencias, y roban tal o cual prenda que les queda bien, para estar a la última moda. Paris Hilton, Orlando Bloom y Lindsay Lohan serán algunas de sus víctimas en una serie de robos que crecen en entidad hasta alcanzar lo sustraido el valor de 3 millones de dólares. Sofia Coppola se inspira en el artículo "The Suspect Wore Louboutins" de Nancy Jo Sales -quien entrevistó a los precoces ladrones-, y en los numerosos “reality shows” que ensalzan la belleza, el lujo y la fama, para componer una pintura muy precisa de cierta juventud increíblemente superficial, en cierto modo infantiloide, que sólo piensa en trapitos, lujo, alcohol, droga, fama, todo lo que se asocia al éxito y a ser “cool”. Presumir de las “proezas” y de imagen en fiestas y redes sociales es casi lo único que ocupa sus cabezas. Y aunque las figuras paternas brillan por su ausencia en casi todos los casos, la madre a la que da vida Leslie Mann es representativa de una banalidad no muy diferente a la de sus hijas, incluida la muy ridícula oración matinal familiar. Quizá el film es algo reiterativo, pero le sirve a la cineasta para crear la atmósfera de vértigo adictivo en que respiran los protagonistas. Resulta de este modo muy efectivo, el choque de bruces con la dura realidad de la intervención de la policía, aunque, efectos paradójicos, su fama sube un nuevo peldaño gracias a la repercusión mediática de sus robos, lo que les permite interpretar un nuevo rol, de algún modo ser protagonistas de su propio “reality”. Los actores juveniles son casi todos poco conocidos, la excepción es Emma Watson, y todos componen con naturalidad a sus frívolos personajes. El mundo de lujo está bien recreado, aunque Coppola ha contado con la ventaja de poder rodar en la auténtica mansión de Paris Hilton, representativa de ese afán de tener que impide cultivar el ser.

6/10
Somewhere

2010 | Somewhere

Un coche negro deportivo da vueltas una y otra vez por el mismo circuito. Con esta imagen simbólica inicia Sofia Coppola Somewhere, film que le valió el León de Oro en el Festival de Venecia de 2010. Porque la idea de toda la trama es seguir a un tal Johnny Marco, sobre quien se nos dan paulatinamente pistas. Vemos que tiene todo lo que el dinero puede comprar. Como es un guaperas, las mujeres caen a sus pies, y si se aburre puede traer a un par de chicas a la habitación del hotel para que le hagan una “performance”. Descubrimos que tiene una hija adolescente encantadora, Cleo, a la que apenas conoce. Y, por fin, sabemos que es actor, una estrella de Hollywood. Coppola, guionista, directora y coproductora, nos describe prolijamente la vida de este personaje insulso y vacío. Sin duda crea un “mood”, transmite al espectador que ese estilo existencial no merece la pena. Pero esto, alargado durante casi cien minutos termina agotando, porque la única pregunta, a la que se nos dará un amago de respuesta, es si Marco será capaz de salir de su círculo vicioso. Stephen Dorff da el tipo de su personaje, y Elle Fanning es perfecta como la cría que anhela el amor que no saben –o no quieren– darle sus padres.

6/10
María Antonieta

2006 | Marie Antoinette

Vuelve Sofia Coppola a indagar en el eterno femenino, algo que a todas luces se ha convertido en su especialidad. Pero si sus anteriores filmes -Las vírgenes suicidas, Lost in Translation- acontecían en la época actual, ahora da un salto hacia atrás en el tiempo y nos sumerge en la corte francesa del siglo XVIII, para ofrecernos su personal visión de una de las más famosas reinas de la historia: María Antonieta, casada a los 15 años con Luis XVI y reina de Francia durante 19 años. Para componer el film, la guionista y directora rechazó la famosa biografía escrita por Stefan Zweig, ya que consideró que trazaba a una María Antonieta demasiado responsable y juiciosa en su comportamiento. Coppola prefirió basarse en la versión ofrecida por Antonia Fraser, y narrar una historia acerca de una joven desenfadada, jovial, caprichosa y despilfarradora, con las despreocupaciones de la juventud muy agudizadas y con poca conexión con la realidad. En definitiva, una joven normal que sin ser consciente de su situación, se encontró desgraciadamente en el ojo del huracán de la convulsa revolución francesa. No cabe duda de que el film pone en la picota la decadencia de la monarquía francesa previa a la revolución. Toda la vida de la corte es frívola, tediosa, vacía hasta lo absurdo, llena de gente y costumbres ridículas ("esto es Versalles", explica irónicamente un personaje). Kirsten Dunst hace un trabajo realmente notable, pleno de naturalidad, y diríase que se ha convertido ya en la actriz fetiche de la directora, tras su estupendo y primerizo papel en Las vírgenes suicidas.

6/10
Lost in Translation

2003 | Lost in Translation

El Park Hyatt, un lujoso hotel de Tokio. Dos americanos, con el ‘jet lag’ a cuestas, que les impide conciliar el sueño, van a tener ocasión de mantener una relación muy especial. Él es Bob Harris, una estrella de cine, a mitad del recorrido de su vida; tiene mujer e hijos, con los que habla por teléfono, pero se adivina que en su quehacer diario ha hecho entrada la rutina; se comporta como un profesional, pero se le ve cansado de tener que rodar tontos anuncios publicitarios, o de tener que acudir a estrafalarios shows televisivos. Ella es Charlotte, una chica recién casada, que acompaña a su marido, fotógrafo profesional; a diferencia de Bob, la joven acaba de iniciar su vida matrimonial, pero empieza a saber lo que es la ausencia del esposo, los primeros pasos en el abandono de los detalles que mantienen encendida la llama de una vida en común. Bob y Charlotte coinciden en el bar del hotel, donde ambos pasean su insomnio y su soledad. Intercambian miradas de complicidad, por su aburrimiento común. Y empiezan a tener una relación muy especial, donde exponen sus cuitas; así, asoman los primeros destellos de un amor imposible, muy explicable porque los dos comparten un mismo estado de ánimo. Maravillosa y emotiva película de Sofia Coppola, que como hiciera con Las vírgenes suicidas, demuestra que es mejor directora que actriz (¡cómo le hicieron sufrir los detractores, metiéndose con su trabajo de intérprete en El padrino III!). El film que nos ocupa se inspira en una experiencia personal de Coppola, que pasó una temporada en Japón, y se esfuerza por construir esa atmósfera lánguida en que le tocó desenvolverse, donde hay espacio para sensaciones agridulces y románticas, donde domina la soledad y la insatisfacción. Historia muy femenina, se nota que en Charlotte hay mucho del mundo interior de la propia Sofia: de hecho, en la actualidad la directora está en trámites de separación de su esposo, el también director Spike Jonze (Cómo ser John Malkovich). La película no sería la misma sin sus dos actores principales. Sofia Coppola escribió el guión pensando en Bill Murray, y con tozudez se las arregló para que el actor, algo reacio, lo leyera. Acabó aceptando, y Murray no se equivocó, pues ha hecho, quizá, el mejor papel de su carrera, con permiso de Atrapado en el tiempo. Además el actor improvisa algunas de sus escenas, dando rienda suelta a su mejor veta cómica, como en las sesiones de fotos, con sus tronchantes imitaciones. Pero no sólo nos hace reír el actor: su mirada triste en muchos momentos, nos desarma. En frente, Murray tiene a Scarlett Johansson, una actriz que demuestra una enorme madurez en la pantalla, a pesar de sus 19 años.

8/10
Las vírgenes suicidas

1999 | The Virgin Suicides

Las cuatro hermanas Lisbon son unas jovencitas guapísimas, que viven bajo la tutela de unos padres muy estrictos. Su belleza provoca fascinación entre los adolescentes de su barrio, que hacen todo lo posible para salir con ellas. ¿Suena a típico film de adolescentes? Pues no, la película es una mezcla de comedia negra y nostálgica, que mira a la adolescencia sin ira, consiguiendo una rara belleza. Interesante debut en la dirección de Sofia Coppola, hija del legendario Francis Ford Coppola, masacrada por la crítica cuando hizo de hija de Michael Corleone en El padrino III. La chica apunta maneras tras la cámara. Sofia no tiene recato en hablar de su padre como “un profesor muy bueno. Hemos hablado de cómo se escriben los guiones, de los actores, de la preparación de una escena.” Le gustó la idea de “amor obsesivo” de la novela original, y de “cómo habla de cosas que se han ido ya, sea una época, una persona o la inocencia.” En el reparto hay un buen ramillete de buenos y jóvenes actores, como Kirsten Dunst y Josh Hartnett.

6/10
La amenaza fantasma

1999 | Star Wars: Episode I - The Phantom Menace

El caos impera en la República Galáctica. Hay serias disputas para controlar las lucrativas rutas comerciales, y la Federación está sometiendo a un férreo bloqueo al pequeño planeta Naboo. La reina de ese planeta, Amidala, encarga al maestro jedi Qui-Gon Jinn y a su aprendiz Obi Wan Kenobi la negociación con el virrey de la Federación. Pero la cosa resulta ser una emboscada, por lo que deben huir y contactar de nuevo con la reina. En una de sus numerosas aventuras recalan en el planeta Tatooine, donde conocen a un niño, el joven Anakin Skywalker, y a su madre. El misterioso nacimiento del crío, y la poderosa presencia de la fuerza en él, ponen a Qui-Gon con la mosca detrás de la oreja. Hasta el punto de que decide llevar al muchacho ante el Consejo Jedi, con la intención de solicitar su permiso para adiestrarle en los secretos de la fuerza. Al fin. Eso dijeron los aficionados que han durante más de 15 años esperado nuevas aventuras galácticas. La duda que existía era: ¿estará George Lucas a la altura de las enormes expectativas? La película es la tranquilizadora respuesta. Un espectáculo lleno de aventuras y efectos especiales, que nos devuelve la capacidad de soñar.

6/10
Inside Monkey Zetterland

1992 | Inside Monkey Zetterland

Estrafalaria comedia sobre un joven desorientado, que se relaciona extrañamente con la gente de su entorno, comenzando por su madre rarita y demás familia. Se trata de un film con vitola de independiente y con un reparto coral, en donde destacan nombres como el de Patricia Arquette (Amor a quemarropa) o el de la directora Sofia Coppola (Lost in Translation), en una de sus pocas interpretaciones. Sin embargo, la cosa no sale demasiado bien y el resultado tiene poquita gracia.

3/10
El padrino III

1990 | The Godfather: Part III

Con esta entrega, concluye la saga de la familia Corleone. Hasta ahora, en El padrino y El padrino II, Coppola había narrado con maestría las intrigas y los complejos avatares de la familia Corleone. A los nueve años, Vito Corleone, interpretado en las diferentes fases de su vida por Marlon Brando y Robert De Niro, presenció cómo el capo de una familia siciliana, asesinó a sangre fría a su padre, a su madre y a su hermano. Él se vio obligado a emigrar hacia Estados Unidos, jurando volver algún día para vengarse. Cuando muere, dejando a los Corleone en una situación privilegiada sobre el resto de las familias neoyorkinas, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar sus negocios y convertirlos en una empresa respetable. Michael se ha convertido justo en el tipo de persona que nunca deseó ser: un padrino hecho a la imagen y semejanza de su padre, frío, ambicioso, tradicional y sin escrúpulos. Esto le ha costado el abandono de su mujer, interpretada por Diane Keaton. A la vez que pretende apartar a su familia del mundo del crimen, desea encontrar a un sucesor que pueda mantener la dignidad y los negocios de los Corleone. Pone toda su confianza en el temperamental Vincent (Andy García), su sobrino. Pero abandonar el oscuro mundo de la mafia no le va a resultar nada fácil. Quizá ésta es la menos espectacular de las tres partes de El padrino, pero mantiene la integridad y el intenso tono narrativo de sus antecesoras. Una formidable dirección y un guión muy inteligente. Al Pacino está magistral, al igual que Diane Keaton. El joven Andy García realiza con brillantez su papel. La pena es el personaje de la hija de Michael, interpretado de manera nefasta por la hija de Coppola, Sofía.

7/10
Anna y Cristina

1987 | Anna

Anna es una actriz checa ya madura casada con un director de cine que se dedica a rodar anuncios en Nueva York. Ella también prueba suerte en la ciudad de los rascacielos con la ayuda de su amante Daniel. Pero tras la invasión de Checoslovaquia, Anna sufre el exilio y es cuando conoce a la joven Cristina, a la cual prepara para hacer de ella una gran actriz. El director polaco Yurek Bogayevicz dirigió su primera película y contó con Sally Kirkland para el papel protagonista, la cual optó al Oscar como mejor actriz. Finalmente se lo arrebató Cher por Hechizo de luna.

5/10
Peggy Sue se casó

1986 | Peggy Sue Got Married

Peggy Sue (Kathleen Turner) es una mujer madura a la que le gustaba disfrutar de la vida. Pero en los últimos tiempos se siente infeliz. Ha decidido separarse de su marido, y se enfrenta a los siempre amargos momentos del divorcio. Se da cuenta de que quizá se casó demasiado joven y no le ha dado tiempo de vivir la vida como le hubiera gustado. Piensa en cambiar su destino de alguna manera. ¿Y si pudiera retroceder en el tiempo hasta los dorados años del instituto? De una manera fantástica, su deseo se cumple y es transportada hasta el último año de sus estudios. Tiene la oportunidad de arreglar su futuro, pero esta vez tiene que elegir mejor. Se trata de una de las películas consideradas menores en la valiosa filmografía de Coppola, donde destacan títulos como la saga de El padrino, La ley de la calle o Apocalypse Now. Una comedia desenfadada y llena de vitalidad, nostálgica acerca del tiempo, que se nos escurre entre las manos, en la que acompañan a Kathleen Turner dos principiantes, por entonces prometedores: Nicolas Cage y Jim Carrey. Su juego con el tiempo y las segundas oportunidades para cambiar las cosas retrotrae a Regreso al futuro.

6/10
La ley de la calle

1983 | Rumble Fish

Uno de los mejores trabajos del maestro Coppola, con una sabia utilización de la fotografía en blanco y negro, y leves detalles en color. El más pequeño de dos hermanos toma como modelo al mayor, que ha sido el líder de una pandilla de gamberros juveniles. Una relación inspirada en la mantenida entre el director Francis Ford Coppola y su hermano mayor August. Los protagonistas realizan los mejores trabajos de sus carreras.

6/10

Últimos tráilers y vídeos