Decine21

Entrevistas

Marine Francen, directora de de "La mujer que sabía leer"

Marine Francen: “La película es una poderosa visión de los deseos de las mujeres”

Entrevistamos a Marine Francen, directora francesa que debuta tras las cámaras con La mujer que sabía leer, un film sobre la penosa situación de las mujeres en la Francia de mediados del siglo XIX.

Marine Francen: “La película es una poderosa visión de los deseos de las mujeres”

 

La película cuenta una historia bastante delicada e insólita para los tiempos que corren, con respecto a la relación entre hombres y mujeres. ¿Por qué decidió rodar esta historia en su debut como directora?

Marine Francen: Podría decir que realmente yo no la elegí, sino que ¡fue ella la que me llegó! Cuando descubrí el libro estaba escribiendo otro guión, pero caí rendida ante la historia, así que me puse en contacto inmediatamente con el editor. Me cautivaron tanto el tema del libro como su poderosa visión poética. Sentí que expresaba una visión increíblemente realista y una poderosa visión de los deseos de las mujeres. Y la historia era totalmente moderna. Era original, intensa, con una gran intención política y con brillantez poética. ¡No podía imaginar que alguien la rodara antes que yo! Como mujer, viviendo con las cuestiones a las que todas nos enfrentamos (ser madre, mujer, trabajar y sentirse libre), quería expresar mi punto de vista a través de esa historia.

La mujer que sabía leerNo está del todo claro la procedencia del texto original que da pie a La mujer que sabía leer, ¿en su opinión narra hechos reales o es fruto de una ficción posterior en el tiempo?

Primero pensé que la historia era verdad. No pensé más sobre ello porque el texto es corto y tan intenso y emocional que aceptabas todo. Pero cuando empecé a trabajar en el guión, sentí que algunos hechos y situaciones no funcionaban. Intenté entender qué ocurría y llegué a la conclusión de que no me importaba si algo era real o no. Y ese fue el modo que elegí para adaptarla. Llevé la historia más al lado poético, mitológico, que al realista. Pero, sea verídica o no, la historia habla sobre todas las mujeres desde el pasado hasta hoy día, de aquí a todos los lugares. Es como un mito.

La protagonista es una mujer privilegiada porque sabe leer, ¿qué aportaba eso concretamente a una mujer francesa del siglo XVII?

Muy pocas mujeres podían leer en esa época en Francia, especialmente en la aristocracia y la burguesía. Violette es la única que puede leer porque su padre (que era republicano) sabía y le enseñó. No había escuelas en los pueblos en 1850. Los libros y la lectura hacen a Violette distinta del resto de las habitantes del pueblo y es lo que le permite desarrollar una amistad especial con Jean. Leer juega un doble papel: es un vehículo sociopolítico para transmitir conocimiento a los niños y es un catalizador para el amor. Este punto existe ya en el libro, pero desarrollé su significado y su problemática.

En el film cobra especial importancia la fotografía de la campiña, que muestra una vida femenina bastante idílica pese a la ausencia de hombres, ¿es lo que pretendía con ese contraste?

La historia es como un mito: una lucha entre la vida y la muerte. Toda la dirección (la fotografía, también) debía construir ese contraste. Pero para mí no es idílico: las mujeres estaban desesperadas, exhaustas y empezaban a estar cada vez más aterradas por su futuro. Pero yo quería expresar cómo esa aterradora situación movilizaba sus instintos. Porque cuando pierdes todo, vuelves a lo esencial: comer, amar, dar a luz y permanecer libre. Mi objetivo era expresar sus necesidades fundamentales sin explicaciones (solo unos pocos diálogos), pero sí en su realización. Quería hacer una película sensual que significa cómo la vida crece en el cuerpo de las mujeres. Y la naturaleza toma una gran parte en ello. Si estás cerca de los elementos naturales encuentras mucha sensualidad en las estaciones, el calor, el viento, el agua… (luces y sombras, calor y frío, fuego y agua…). Intenté evitar tanto como pude que la fotografía fuera solamente preciosa, pero sí quería que fuera fuerte, sensual y narrativa.

La belga Pauline Burlet interpreta a la protagonista. ¿Fue su primer opción? ¿Quedó satisfecha con su trabajo?

Sí, Pauline Burlet fue mi primera y única elección. Había conocido a un montón de jóvenes actrices después de ella, pero no cambié de opinión. Ella era el personaje para mí. La primera vez que la conocí, lo sentí, era obvio. Ella tenía la sensibilidad, la emoción y la dureza que estaba buscando. No fue fácil para Pauline ser el personaje principal y actuar en todas las escenas, algunas con desnudos, pero dio todo lo que tenía. Era Violette en su totalidad. Estaba realmente emocionada por su forma de actuar.

 

  • La mujer que sabía leer
  • Marine Francen

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales