saltar al contenido principal

Entrevista con el actor, cuando se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna

Ryan Gosling ha pisado la Luna, después de habitar en la ciudad de la estrellas. El actor, que da vida al astronauta que pisó la luna por primera vez hace 50 años, Neil Armstrong, nos cuenta en San Sebastián cómo acometió la interpretación de este difícil personaje en “First Man (El primer hombre)”.

Para leer la entrevista con la coprotagonista de la película Claire Foy, pincha aquí

En First Man (El primer hombre) llama la atención que se incida tanto en que Neil Armstrong era una persona normal...

No creo que lo fuera. Era alguien muy excepcional. Una persona seria, que aprendió a volar antes que a conducir, que sirvió a su país como piloto del ejército en Corea. Aunque la película intenta mostrar a la persona que está detrás del mito, se trata de alguien extraordinario a muchos niveles. Era valiente, humilde, y un gran padre. Tenías muchas cualidades, que no es fácil aunar en una persona, en uno mismo. Interpretarlo era para mí una gran oportunidad, pero también suponía una enorme responsabilidad lograr reflejar todo eso.

ryan gosling 2La carrera espacial acontece en el contexto de la guerra fría. ¿Piensa Ryan Gosling que Neil Armstrong se decepcionó porque su país abandonara luego esa épica de los viajes espaciales, tras la llegada a la Luna?

No recuerdo haberle oído decir nada en ese sentido en la investigación que hice para preparar el papel. Lo que sí advertí es que sintió que después de ese viaje ya no se le permitiera volar más. No es que oficialmente se lo prohibieran, pero a partir de ese momento sufrieron una especie de castigo, porque se les consideraba como “tesoros nacionales”, y estuvieron más en la actividad pública de giras por todo el mundo y conferencias de prensa para explicar su hazaña.

La familia fue un gran apoyo para Neil Armstrong, en tal sentido no se puede separar del trabajo...

Es difícil separar quién eres de esas cosas. Su hija fue uno de los impulsos que tuvo para llegar a la Luna. Por supuesto, la familia nos define.

El primer hombre es una película sobre héroes, un tema no presente en algunas cinematografías, donde prima el cine social... ¿Piensa que en Estados Unidos se presta más atención a este tipo de historias?

No puedo hablar en general, puedo comentar mi impresión basada en la experiencia. En esta película hay muchas cosas que desconocía de este tipo de misiones. Por supuesto que hay imágenes icónicas que había visto, pero faltaba el detalle, desconocía los aspectos personales. Lo que sentían la mujer y la familia de Neil en primera instancia. A veces sólo rascamos la superficie. No importa la época en que transcurran las historias. Los aspectos en torno a los sacrificios que hay que hacer para sacar las cosas adelantes son atemporales. Todo es relevante en la historia de una persona que ha sido capaz de vivir por encima de sus propios intereses.

La película pone el foco también en el sacrificio las personas que se han quedado en el camino para lograr esa hazaña de llegar a la Luna. Es interesante en una sociedad que a veces sólo se fija en el éxito.

No sé. Es verdad. Resulta siempre interesante fijarse en personas que ven más allá de su propio interés. Aprendes mucho trabajando en una historia así. Resulta emocionante.

En la película se apunta el dilema de quien pone en primer lugar su carrera profesional y el éxito consiguiente, por encima de su familia. Algo que también puede ocurrir en el mundo del cine. ¿Siente este tipo de presión?

No puedo compararme con estos personajes, y menos con Neil y los sacrificios que realizó. No puedo hacer esa correlación, ni ponerme en su lugar y comparar lo que él hizo, con lo que a mí me toca. Yo pongo todo el esfuerzo para componer el personaje, e intento lograr conexiones y reflejar esos desafíos que le tocó afrontar. Intento ser auténtico.

¿Cómo ha sido la colaboración creativa con Damien Chazelle? Llama la atención que inmediatamente después de La la land haya vuelto a confiar en usted.

Damian estaba considerando hacer esta película cuando también preparaba La la land. Y tiene gracia, porque al final terminamos hablando más de Gene Kelly que de Neil Armstrong [risas]. Entonces El primer hombre era aún una idea incipiente. Luego, ya estrenada La la land, volvió con esta película.

Me gusta trabajar con Damian. Es muy ambicioso pero tiene además talento. He hecho alguna contribución porque Damian es muy colaborativo e invita a aportar a todos los que trabajan con él. Inicialmente Damian estaba muy interesado en la misión, la exploración del espacio, el punto de vista del piloto dentro de la cabina, en cómo se había logrado sacar adelante; y por mi parte, yo estaba más interesado en la vida doméstica. Él se interesaba por los misterios del universo, y yo por los aspectos familiares, la vuelta a casa, sacar la bolsa de la basura. Se estableció una dualidad y una dinámica, entre los dos aspectos, las imágenes de la Luna y del fregadero.

ryan gosling 3En la película se habla mucho de la muerte. La víspera de la partida a la Luna, la cuestión está muy presente, y parece que Neil Armstrong recibe mucha presión por parte de su esposa Janet, incluso pidiéndole que se despida de los niños. ¿Cree que la realidad fue así, o esto responde a propósitos dramáticos?

Había una gran cantidad de sacrificio en las misiones que describe esta película, la vida se ponía en juego. Y hay recursos dramáticos para reflejarlo, pero lo quisimos mostrar honestamente, también como homenaje a las vidas que se perdieron en estas misiones. Sobre si se habla mucho de la muerte, sí, es verdad, pero sólo puedo decir que así fue en la realidad.

En relación a Janet, el hijo de Armstrong colaboró con la película. Ella falleció recientemente, y tuve ocasión de conocerla antes. Ella leyó el guión. Se dieron muchas vueltas al guión. Y en ningún momento puso reparos a esa escena. No ocurrió necesariamente así, pero sí es fiel a la dinámica de la película y de cómo fueron las cosas.

¿Cree que un padre debe ser un héroe para sus hijos?

Quizá mi respuesta sea sentimental, pero... Para mí, mi madre, que fue una madre soltera, fue una heroína. Fue muy difícil para ella sacarnos adelante. A medida que me hago mayor, y ya con mis propios hijos, me hago cargo de lo que tuvo que luchar. Y ahora, con mi experiencia como padre, me doy cuenta de que debo esforzarme en ser un ejemplo maravilloso, aunque no me considero un héroe por eso. Ahora mismo mis hijos se creen que soy Armstrong [risas].

¿Qué opina de esta especie de debate que se ha suscitado acerca de si aparece demasiado poco la bandera de Estados Unidos en la película?

Pienso que El primer hombre es una película muy patriótica, y que la bandera está muy presente en la película, se ve varias veces, también en la Luna. Mi sensación es que los que hablan del tema no la han visto. Cuando la película tenga un estreno amplio, todo el debate se esfumará. La gente lo verá y entenderá las intenciones del film.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE