Entrevista con Haifaa Al-Mansour, directora de “La candidata perfecta”
IMG-LOGO
Entrevistas

“Los hombres no son siempre brutos y machistas como en algunas películas”

Entrevista con Haifaa Al-Mansour, directora de “La candidata perfecta”

No todos los días los periodistas de cine entrevistamos a personajes tan importantes como Haifaa Al-Mansour, que pasará a la historia de Arabia Saudí como la primera mujer realizadora del país. En “La candidata perfecta” recupera la temática de “La bicicleta verde”, su notable ópera prima: las dificultades de la población femenina para ocupar posiciones tradicionalmente masculinas en el mundo árabe.

Resulta ser una persona tan amable y optimista como sus películas, con la que resulta muy grato hablar de cine. Nos encontramos en la oficina de la distribuidora, donde pese a que lleva horas hablando con compañeros de profesión, demuestra que sigue llena de energía, y vende muy bien su cine. Nadie puede reprocharle que no desempeñe su trabajo igual o mejor que cualquier hombre.

¿Tenía ganas de volver a rodar en su país tras la experiencia internacional de Mary Shelley?

Desde luego. Después de trabajar en Occidente, empiezo a echar de menos a mi madre y a mi familia, así que tenía que regresar a Arabia Saudí. Además, ahora el país está cambiando, ofrece muchas oportunidades, y es más sencillo rodar una película ahora que en los tiempos de La bicicleta verde. Resulta muy gratificante para mí llevar la cultura a un país tan cerrado como ése.

¿Fue complicado poner en marcha esta ficción?the perfect candidate 40584 g1

El proceso de elaborar una película siempre resulta complejo en Arabia Saudí, porque carecemos de infraestructura. No existen agencias de actores, ni directores de casting, ni diseñadores de producción, ni nada. Siempre tienes que empezar de cero. Te encuentras sola para hacer cosas sin ningún tipo de apoyo.

Muchas películas tratan el mundo árabe como si fuera otra galaxia, pero en este caso todo resulta cercano. ¿Ha sido difícil conseguir esto?

Cuando regreso a casa quiero hacer una película intimista. Tengo pocos actores profesionales, por lo que los míos son realmente personas de la calle, muy próximos. Además, intento evitar los estereotipos, siempre irreales. Por ejemplo, en el caso de los varones. Se abusa en el cine del típico padre bruto y machista, que pega a sus hijos. Es verdad que existen tipos así, pero también hay muchos otros que no lo son, son amables y te apoyan. Mi padre era así, muy simpático y seguro de su masculinidad, no necesitaba exagerarla ni probarse a sí mismo. Es importante enseñar que se puede ser masculino siendo afectuoso.

A mí me gusta entretener. Quiero que la gente que vea la película se olvide de sus problemas. Pero también me gusta añadir un mensaje, de forma soterrada. El cine árabe siempre ha sido duro y oscuro, sobre todo el que se compra fuera, y deseo alejarme de eso. Espero que la gente vea la película y se dé cuenta de que también reímos y lloramos. Para mí es muy importante que el público se lo pase bien, y que también disfrute de la música.

La protagonista, Maryam, es una doctora que tiene problemas porque algunos pacientes se niegan a ser atendidos por una mujer. Usted es la primera directora de su país. ¿Tiene algo de autobiográfico el guión, también escrito por usted?

Las profesionales siempre tenemos que trabajar el doble, para demostrar nuestra valía. Mucha gente en Oriente Medio no quiere que una mujer ruede cine. Pero en realidad el personaje está basado en una de mis hermanas. Tengo una familia muy grande, somos doce, y me he fijado en la más pequeña, que es médico y se llama precisamente Maryam. Es muy lista, pero muy seria. La anterior, la número once, tiene una personalidad opuesta, le encanta salir de fiesta, pero ambas se llevan muy bien, son las más próximas.

Todo el mundo tiende a pensar que las profesionales nunca tenemos tanta experiencia como un hombre. Nadie nos da el beneficio de la duda. Tienes que demostrar tu valía una y otra vez. A veces esto te desespera, pero pienso que la única forma de salir adelante es estar segura de ti misma, no enfadarte, y creo que si respetas al otro, aunque no esté de acuerdo contigo, él te respetará a ti.

El film muestra que muchas mujeres son más machistas que los hombres. ¿La candidata perfecta puede contribuir a cambiar eso?

Algunas no quieren cambiar, porque esto supone un reto a sus valores. Pero otras dudan, por lo que se crea un diálogo. Espero que mi película despierte conciencias, y que cambie la actitud de algunas personas.

El film no oculta la realidad, pero se muestra muy optimista. ¿Cree que las cosas están cambiando en Arabia Saudí?

El país está yendo hacia delante. La ideología islamista más radical está perdiendo terreno. En el recorrido del personaje central cambian muchas cosas, y ella aprende sobre sí misma. Descubre lo que significa creer en algo, y luchar por algo. Refleja lo que está sucediendo en la sociedad, que también ha descubierto que se puede avanzar poco a poco.

¿Qué aporta La candidata perfecta a las numerosas películas sobre mujeres que llegan a las carteleras?

Se estrenan estupendos títulos con personajes femeninos, como Mujercitas, Retrato de una mujer en llamas, etc. Pero los filmes más conocidos versan sobre mujeres occidentales. Nosotros estamos hablando de una mujer que también se busca a sí misma, y un camino en la vida, pero está dentro de una cultura muy específica.

¿Le resulta más fácil rodar ahora que tiene prestigio internacional?

Supone una ventaja, sobre todo porque los productores te conocen. En cualquier caso, resulta muy complejo encontrar financiación, sobre todo para el cine independiente. Se acumulan los estrenos cada semana, y tenemos que hacer frente a la competencia del ‘streaming’. Pienso que los Festivales de Cine tienen mucho que aportar, apoyando más a las películas de este tipo o de países como Arabia Saudí, con poca producción.

¿Está satisfecha del trabajo de la actriz Mila Al Zahrani como protagonista?

Pienso que ha hecho un buen trabajo. No deja de asombrarme. Es una actriz en ciernes, que trabaja normalmente en televisión. Tengo mucho respeto a las actrices saudíes, porque es una profesión muy difícil allí. No es algo que se respetara hasta ahora. Se está empezando a reconocer su labor, pero hasta hace poco era lo último de lo último.

¿Qué opina de la última oleada feminista?

Me considero feminista, pienso que las mujeres merecemos oportunidades para crecer en campos profesionales. Por norma general las mujeres no tenemos en cine tanto presupuesto como los hombres. Ahora se está haciendo un esfuerzo para que eso cambie. No es una lucha entre hombres y mujeres, tenemos que trabajar juntos y darnos espacio para crecer.

the perfect candidate 40584 g2¿Ha tenido alguna dificultad para rodar en Arabia Saudí, donde no son habituales los rodajes, ni las mujeres profesionales?

Cuando filmamos La bicicleta verde, tenía que dirigir desde una furgoneta, con walkie-talkies, porque una mujer no podía salir a la calle en compañía de hombres. Todo eso está cambiando, por fortuna. Si alguien nos decía algo, teníamos que irnos. Ahora, durante la producción de La candidata perfecta, un tipo se alteró y llamó a la policía, para que nos echaran. Por suerte, cuando llegaron los agentes y comprobaron que todo estaba en orden, nos dijeron que podíamos seguir, y que si el denunciante nos molestaba, le tendrían que llevar a él a la comisaría.

¿Ha renunciado a algún elemento del film por miedo a la censura?

No, porque empiezo a componer el libreto pensando que me dirijo al público saudí, y que necesito los permisos de allí. Siempre pienso en cómo decir las cosas sin herir sentimientos. Es difícil porque a veces quieres contar algo significativo que no se puede decir, pero te rompes los sesos y consigues expresarlo de otra forma. Me viene muy bien usar el humor, porque sirve como herramienta para incluir algunas ideas de peso. Me parece importante que la gente se ría.

¿Se animaría a rodar superproducciones de acción de Hollywood con mujeres? ¿O cine de superhéroes?

Existen muchos tipos de mujeres fuertes. Me gusta que haya heroínas, porque los protagonistas de los “blockbusters” suelen ser hombres, como Tom Cruise, en Misión imposible. Disfrutas de la película, porque te identificas con el personaje, pero también necesitamos tener representantes femeninas en el cine de acción. Hasta ahora se pensaba que no atraían al público, pero Wonder Woman ha cambiado las cosas. En cualquier caso, también hace falta que el cine nos enseñe cómo somos las mujeres normales.

Buscan a directores que tengan afinidad con el personaje, así que títulos como Capitana Marvel tienen al frente a mujeres. Yo me ofrezco para Capitana Marvel o algún proyecto de ese tipo. ¡Que cuenten conmigo!

El film se estrena en España justo antes del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. ¿Qué opina de la huelga feminista convocada para ese día? ¿Funcionaría el mundo sin mujeres?

Siempre estoy en contra de que se pare de trabajar. Yo lo respeto todo, pero opino que precisamente tenemos que seguir trabajando, si queremos demostrar nuestra importancia. Debemos dedicar más horas incluso, para que se vea de lo que somos capaces.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers