Decine21
Entrevistas Entrevista a la responsable de una película que a nadie deja indiferente

Emerald Fennell, la prometedora directora de una "Una joven prometedora"

Hasta ahora Emerald Fennell era conocida como actriz, sobre todo por su Camilla Parker en "The Crown". Pero de la noche a la mañana su debut como guionista y directora en "Una joven prometedora" obligan a cambiar el chip, pues la cinta demuestra un inesperado dominio del arte de contar historias. Charlamos sobre una cinta decididamente feminista, pero sin el previsible discurso al uso.

Una joven prometedora es el debut en la dirección de largometrajes de Emerald Fennell. ¿Qué ha pretendido con esta película y cómo decidió que el tema de los abusos que padece la mujer vertebrara el guión, que también es obra suya?

Me apetecía mucho escribir un guion sobre la venganza femenina. Recientemente ha habido bastantes películas de mujeres haciéndose con las riendas, pero tienden a ser muy violentas o muy sexy, o también superdeprimentes. Quería describir a una mujer normal y cómo se vengaría en el mundo real. En este caso, muy pocas veces saca una pistola. Es más extraño y retorcido que eso.

Si escribes un guión que habla de la forma en que todos hemos sido cómplices en una cultura sexista, abusiva y tóxica, lo primero es mirarte a ti misma y ver hasta qué punto has formado parte de todo esto. Lo más importante es que nada en la película debía estar fuera de lo común, de la cotidianidad. No me interesaba hacer una película volcada en examinar crímenes horribles o actos violentos, ni tampoco a las personas que los cometen. Me interesaba más ver cómo ha llegado a permitida nuestra cultura que se haga un nudo tan horrible que ahora nos toca deshacer.

Imagino que uno de los grandes desafíos de la película era dar con el tono adecuado.

Al ser un material difícil, de violencia y de traumas, hay que tener sumo cuidado en que no parezca deliberadamente triste y manipulador.

emerald2Debo reconocer que, al menos en mi vida, cada vez que las cosas se tuercen, es cuando los protagonistas son más hilarantes sin darse cuenta. Esta película habla de una mujer que ha vivido un trauma terrible, pero también es divertida y desea vivir algo un poco más normal. Queda por saber si escogerá la comedia romántica o el baño de sangre.

Es muy fácil convertir a los protagonistas de un thriller de venganza, e incluso de una comedia romántica, y esta película es ambas cosas, en lugares comunes. Mi idea era que Cassie debía parecerse lo más posible a una persona que conozco. Por eso, Cassie es bastante distante, reservada, increíblemente divertida, irónica y egoísta. Pero también debía ser atractiva, incluso serlo deliberadamente. Como muchas mujeres, sabe comunicar normalidad, encanto y sensualidad cuando hace falta. Quería que fuera literalmente un atrapamoscas.

Había un riesgo de caer en el cliché de las películas de personas que se mueven por el afán de venganza.

Es algo que lleva dentro, como una adicción, una necesidad perentoria que debe satisfacer. Lo hace para sentirse mejor, a pesar de que es mucho más peligroso para ella que para las personas a las que intenta dar una lección.

La relación de Cassie con sus padres se ha detenido. Se ha fosilizado en algo desolador. Sus padres la quieren profundamente y están más que preocupados. Saben que pasa la noche por ahí, pero desconocen lo que hace y tampoco preguntan. Un silencio tóxico ha invadido la casa.

Me encanta cuando alguien se ríe y para de golpe, al darse cuenta de que no hubiera debido reírse. En ningún momento quise que la película fuese como una medicina, sino que enganchara por divertida, atractiva e interesante. En realidad, todo gira alrededor de la comprensión, nadie es malvado. Los personajes masculinos y femeninos pertenecen a una cultura con una actitud nada clara acerca del sexo. Me parece importante plantearnos por qué tenemos estas actitudes ambivalentes y cómo cambiarlas para que no persista una cultura tóxica como esta.

Todos los personajes están muy trabajados, por supuesto Cassie, con la estupenda Carey Mulligan, pero también Ryan, el chico que comienza a atraerle. ¿Cómo describiría a este personaje?

Ryan es un hombre directo, honrado y divertido. Pero eso dificulta aún más la vida de Cassie. No solo la distrae de la misión que se ha impuesto, sino que también estaba en la facultad de Medicina y conoce a personas a las que ella preferiría olvidar. Es una bendición y una maldición, todo en uno. Representa una salida del oscuro túnel en que se ha convertido su vida.

Es normal y encantador; tienta a Cassie con otra vida. Para que pareciera real, necesitábamos a alguien tan carismático como cautivador para el papel. Hicimos una prueba a Bo Burnham con Carey y fue brillante, la química entre los dos era impresionante”.

El personaje de Madison, al que da vida Alison Brie, es un tipo de mujer muy diferente. ¿Tuvo claro siempre que debía mostrar una variada tipología de mujeres que no son perfectas?

Madison es una chica alfa, con mucha personalidad, guapa, exitosa, casada con el hombre más apuesto y con dos gemelos. Cuando la mala es mujer, tiende a ser insoportable y neurótica, por eso me pareció importante que Madison tuviera sentido del humor y fuese muy consciente de cómo es.

emerald3Y Cassie es una especie de ángel vengador. Se adentra en un recorrido seudobíblico visitando a los que estuvieron involucrados y dándoles lecciones aterradoras. Solo les deja dos opciones: si confiesan se les perdonará, pero si no, les pasará algo terrible.

¿Cómo abordó el aspecto visual de la película, tan original?

Hay cosas en la cultura pop que me encantan, cosas chispeantes, brillantes, de color rosa, inimitables. He querido apropiarme de todas estas ‘cosas de chicas’ y darles un toque aterrador, al tiempo que defendía su validez.

Desde el primer momento, los dos [ella y el director de fotografía Benjamin Kracun] estábamos de acuerdo en que la película debía ser maravillosa, extraña, y al mismo tiempo diferente. La idea es que debe parecer una tienda de golosinas o la cita de tu vida, pero cuando entras en la tienda o el piso, te das cuenta de que han cerrado la puerta con llave y que ya es demasiado tarde. Al tratarse de una fantasía muy oscura, todo debía ser un poco exagerado.

El interior de la casa de los padres de Cassie debía dejar patente quién se encargaba del hogar. Cuando se entra en una casa decorada con querubines, retratos de perros y figuritas, se sabe que la mujer hace lo que decide y quiere. El interior debía comunicar una sensación extraña, femenina, con un cierto desequilibrio. La casa era perfecta.

emerald4A menudo se tacha de tontas a las mujeres que se interesan por la ropa, pero es la forma más rápida y sencilla de traducir en arma su feminidad. En la vida diaria de Cassie todo debe mandar el mensaje de que está bien. Decidimos que siempre iría arreglada y llevaría tonos pastel, cuadros en vez de estampados, y algún que otro lazo en el pelo. Instintivamente se piensa que una mujer está deprimida porque lleva vaqueros y camiseta, pero no es así. A menudo es lo opuesto, cuanto peor se siente, mejor viste.

¿Se ha encontrado cómoda como actriz, dirigiendo a otros compañeros de profesión?

El rol de la directora o director es ayudar a los actores a hacer lo que hacen naturalmente. Una vez que se tiene el reparto, y puede que escoger el reparto sea lo más difícil, por experiencia diría que lo más importante es no entorpecer el trabajo de los intérpretes. Por eso intento, dentro de mis posibilidades, crear un ambiente alegre y agradable para los actores porque lo que les pedimos no es sencillo. Gran parte de mi trabajo es crear la atmósfera idónea para que los actores se sientan cómodos y puedan adentrarse en aguas tan peligrosas como tenebrosas.

Espero sinceramente que los espectadores salgan del cine habiendo disfrutado y reído, pero que la película también les haya hecho reflexionar, que hayan sentido un poco de tensión.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales