Decine21
Entrevistas El actor explica cómo se hizo realidad "El milagro del padre Stu"

Mark Wahlberg: "La gente espera que un cura encaje en un molde concreto"

No es habitual que una película con curas y seminaristas esté protagonizada por dos estrellas de Hollywood como Mark Wahlberg y Mel Gibson. Wahlberg nos cuenta cómo se lanzó a producir una película que seguramente muchos expertos de marketing habrían desaconsejado diciendo que no hay público para ella.

Creo que el proyecto de la película de El milagro del padre Stu, de la que es productor y protagonista, le llegó un poco por sorpresa.

Pues sí. Estaba cenando con dos curas de mi parroquia. El padre Ed no paraba de hablar sobre una película que quería hacer conmigo. Y yo pensando, ‘¡Tú haz tu trabajo y yo el mío!’. No había ido ahí en busca de mi próximo guion. Iba en busca de consejo, de las cosas necesarias para no salirme del camino del crecimiento espiritual.

Pero cuanto más oía sobre Stu, más convencido estaba de que tenía que hacer esta película. Le pedí a Ed que me contase la historia otra vez desde el principio y desde entonces producir la película se ha convertido en mi misión.

¿Qué fue lo que tanto atrajo a Mark Wahlberg del padre Stu y su background?

Siempre he intentado conectar personalmente con los papeles que he interpretado. Pasé gran parte de mi adolescencia merodeando por las calles, hasta que encontré la fe. Ahora me doy cuenta de que mi propósito en la vida es ayudar a otros en mi misma situación.

La vida me ha dado oportunidades que me han permitido ayudar a otros. Quiero compartir el coraje y convicción de Stu y que así la gente se anime a seguir intentando convertirse en la mejor versión de sí mismos.

¿El proyecto avanzó rápido?

No paraba de encontrarme con obstáculos así que decidí ir por mi propio camino. Adquirí la responsabilidad de honrar el legado de Stu, una tarea que no me he tomado nada a la ligera.

La gente que lo está pasando mal necesita algo en lo que creer. Muchas veces la gente te dice que las cosas ya mejorarán, que solo hay que esperar. Pero para muchos nada mejora. Stu nos enseña que tu percepción determina tus circunstancias. Cuando todo estaba en su contra, decidió convertir su situación en una bendición, la elegancia con la que siente su dolor es lo que conforta e inspira a otros que también sufren.

¿Cómo persuadió a Mel Gibson para que estuviera en la película? Es cierto es que es católico como usted, pero...

Quería hablar con él sobre cómo sacó adelante su película La Pasión de Cristo. La Pasión de Cristo es una carta de amor que Mel escribe a Dios y que me inspiró a hacer esta película. Cuando le dije que había un papel increíble para él me dijo que sí al instante. Estaba encantado de interpretar el personaje de Bill. A mí me apetecía mucho explorar la dinámica padre-hijo desde un punto tan distinto a Dos padres por desigual. Hablé con Bill [el auténtico padre de Stu] y estaba encantado de que Mel estuviese involucrado. Le gustaba lo que había hecho en La Pasión de Cristo y estaba entusiasmado con compartir toda la información que necesitásemos.

stuentrev3

Y conocí a Rosalind Ross a través de Mel, cuando hicimos esa película. Me dio un guión que escribió en aquella época y me encantó. Su voz estaba presente en todo el guion. Había mucho humor y cariño en el texto. Entonces empezamos a preguntarnos quién lo iba a dirigir. ¿Mel? ¿Yo? Pero si Rosie era capaz de plasmarlo en papel así de bien, sabía que lo haría igual en la gran pantalla.

La película es lo más real y emotiva posible, que es lo que siempre quise. Las películas religiosas normalmente están dirigidas a creyentes, no llegan a nadie nuevo. Pero esta película va a llegar a todo tipo de personas.

Como actor, tuvo que prepararse para interpretar a un boxeador y a un candidato a ser cura. Parecen ocupaciones muy distintas...

Sí tuve que subir de peso. Después de las primeras dos semanas de 7.000 calorías subimos a 11.000 calorías diarias para las últimas cuatro semanas del rodaje. Gané 15 kg en unas pocas semanas. Aunque comer cada tres horas me pasó factura. Creo que no volvería a hacerlo otra vez.

Y luego conoce a una joven feligresa de una parroquia católica.

Sí, al principio está buscando el camino del placer con esa joven tan atractiva. Le dice solo lo que quiere oír, pero Dios pone a gente en tu vida por una razón. Después del accidente está destrozado. Y la quiere por todas las razones correctas que les permite tener una relación real y significativa.

stuentrev2

Muchos espectadores pensarán que su personaje es un cristiano poco convencional, no encaja en la imagen beata que algunos se hacen de un futuro cura.

Muchos de los personajes más notables de la historia de la iglesia son conversos o reformados. Aun así, la gente espera que un cura encaje en un molde concreto. [cuando su condición física empeora] vio su enfermedad como una forma de estar más cerca de Cristo. Se deshace del resto de distracciones y su único propósito se convierte en servir a Dios. Eso es muy inspirador.

¿Con qué ayuda ha contado para llevar a buen puerto este film?

He rezado por la intercesión de Stu en cada paso del proceso. Le preguntaba si esto es lo que debía de estar haciendo, si era lo que él quería. Ha sido un proyecto titánico, pero me siento inspirado y motivado por haberlo hecho. Igual consigo inspirar a más gente en el camino. Sé que Dios tiene un plan para todos nosotros.

Espero que la gente vaya a ver la película en el formato en el que se pensó: en la gran pantalla y con un cine lleno. Si hace falta iré de ciudad en ciudad, de estado en estado y de país en país animando a la gente a que vea la película. Pero necesitas verla en una sala de cine por la misma razón por la que vas a misa: para sentir realmente al Espíritu Santo. Es algo que hay que compartir. La risa de la gente, su reacción y sus lágrimas son contagiosas. Es muy muy importante tener una experiencia como esa.

  • entrevista
  • Mark Wahlberg
  • El milagro del padre Stu

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales