Decine21
Entrevistas

Antonio Banderas, Cameron Díaz, Justin Timberlake, Chris Miller y Jefrey Katzenberg: a propósito de "Shrek tercero"

Los tres actores, encargados de poner voces a los personajes de Shrek tercero estuvieron en Madrid con motivo del estreno del film. Les acompañaron el director Chris Miller y el poderoso productor Jefrey Katzenberg, todo un peso pesado en Hollywood. El ambiente, muy distendido, fue propicio para las bromas entre los actores.

Antonio Banderas, Cameron Díaz, Justin Timberlake, Chris Miller y Jefrey Katzenberg: a propósito de "Shrek tercero"

Esta tercera parte conserva ese peculiar equilibrio entre elementos adultos y elementos infantiles…

Chris Miller (II): Sí, queríamos hacer una película para todos. Algo atractivo e interesante para todas las sensibilidades. Y que fuera realmente divertido.

Antonio, ¿imaginaba que su voz iba a ser tan importante en su carrera cinematográfica?

Antonio Banderas: Nosotros aportamos como actores, no sólo se trata de poner la voz. De todas maneras me parece casi surrealista hacer una película de animación en Estados Unidos, un país al que llegué sin hablar inglés. Por otra parte me encanta mi personaje. Es enormemente divertido y contracultural. Es manipulador e irreverente, y creo que ahí está la fuente de la comedia.

¿Es cierto que existe un proyecto para hacer un spin-off (película sobre el personaje de una película) con el Gato con Botas como protagonista?

A.B.: Fue en Cannes cuando se planteó la posibilidad de hacer una película protagonizada por el Gato con Botas, primero para la televisión y más tarde para el cine. Ya existe un guión y Chris será el director. Aunque yo el guión aún no lo he leído.

Jefrey Katzenberg: Pienso que el Gato con Botas se ha convertido en uno de los personajes más queridos de las películas de Shrek. Y es una oportunidad fantástica para ofrecer una historia que cuente de dónde sacó las botas. Y Antonio es un actor espléndido.

También hay un musical en marcha, ¿no?

J.K.: Es cierto. Vamos a hacer los preestrenos del musical en verano, en Seattle, y estrenaremos a comienzos del año que viene, con visita especial de Sam Mendes. La historia del musical se basa en la primera parte de Shrek.

Antonio, en esta tercera parte ¿ha tenido más flexibilidad?, ¿ha podido improvisar con tu personaje?

La verdad es que para mí ha sido un trabajo continuado entre la segunda y la tercera parte de Shrek. Haya tanta separación entre las sesiones que no hay una verdadera diferencia entre ambas. Por otra parte, ya conocía el método de trabajo y en Shrek tercero sólo quedaba divertirme igualmente. Porque es increíblemente fácil trabajar., es una gozada, y con el equipo técnico era todavía más fácil. Además, es gracioso. Yo no sólo ponía la voz sino que tengo mi espada y mi sombrero y si me apetece escenifico la escena, que queda grabada. Luego vienen los animadores, y si lo desean utilizan el material grabado para emular mi figura.

¿Y es cierto que va a poner en marcha una empresa de animación en España?

Sí. Contacté con un animador español llamado Raúl García, que trabajó en Estados Unidos con Jeffrey Katzenberg, y estamos trabajando en proyectos futuros. Haremos películas normales y también de animación.

¿Cómo han evolucionado los personajes en esta tercera parte?

Justin Timberlake: Es la primera vez que aparece Artie, mi personaje, y yo tenía que “crearlo”, por decirlo de alguna manera, igual que antes tuvieron que hacer Cameron y Antonio con Fiona y con el Gato con Botas. Y era importante crear un buen personaje, porque lo niños se habían identificado con Shrek en las otras películas, y aquí en cambio teníamos al primer personaje humano al que admirar. Pienso que era una gran oportunidad de crear un modelo de personaje adolescente para el público joven.

Cameron Díaz: En la primera parte, Shrek, yo no sabía nada de Fiona. De modo que tuve que aprender el guión y desarrollé el personaje a toda prisa. Fue un reto, porque soy un poquito lenta y me cuesta meterme en los papeles… (risas). Pero, bueno, con ese trabajo previo, la verdad es que ahora tenía al personaje mucho más cercano. Y lo cierto es que me siento muy unida a Fiona.

¿Cómo va a ser Shrek 4?

C.M.: Está en la primera etapas de desarrollo de la historia. Pero queremos que sea muy impredecible.

¿Y habrá una serie de televisión?

J.K.: Eso deseamos. Con capítulos de 30 minutos.

Antonio, ¿qué prefieres, el Gato o el Zorro?

Mmmmm. La verdad es que suena bien; mejor que “serpiente” y “buitre”… (risas). Pienso que son dos cosas absolutamente distintas. No se pueden comparar. En Shrek no hay maquillaje, ni tengo que subirme al caballo. Es todo más fácil. No tienen nada que ver. Y además el Gato se come claramente al Zorro en taquilla.

¿Cuántas partes tendrá Shrek?

J.K.: Cuando hicimos la primera parte, el material se nos desbordó y dio como resultado la segunda parte. Entonces se concibió para cinco capítulos, por tanto ahora nos quedan dos.

Justin, ¿qué es lo mejor de ser actor con respecto a su carrera musical?

Actuar es algo mucho más relajado, especialmente en Shrek. Hacer un disco es terrible y luego además hay que hacer una gira. Para mí Shrek han sido como unas vacaciones. Además hay mucha más colaboración en el cine. Yo sólo sabía cómo hablaba mi personaje. Nada más. Eso hace que te entregues y confíes en el trabajo de los demás. Y además les pides lo que quieren de ti. Es un trabajo en equipo.

¿Cómo es el proceso de interpretación y la dirección de actores en una película animada como ésta?

C.D.: Bueno, Chris nos dirige igualmente. Aunque es verdad que es algo distinto que otros filmes, porque nosotros nos tenemos que imaginar la escena, con sus exteriores, etc. Pero antes de actuar y ponernos frente al micrófono lo hemos ensayado y hablado mucho con Chris, y nos preparamos con el storyboard.

J.K.: Además hay que tener muy presente la improvisación. Antonio tiene una escena en el muelle realmente buena. Pronuncia con un tono increíbles. Creo que nadie lo hubiera hecho así de magistral.

A.B.: Además hay que tener en cuenta que la grabación de la película es muy extensa en el tiempo, y los personajes se van desarrollando… No es un rodaje de un mes, donde todo está cerrado en pocos días. En este caso se trata de un proceso muy largo, que tiene lugar durante todo un año.

J.T.: Sí. Yo rodé en tres ciudades distintas. El proceso es paulatino, como si tuvieras una estatua de hielo, y fueras dándoles los últimos retoques. Hay mucho espacio para ir creando el personaje, para improvisar. Luego está el trabajo de post-producción, y aquí Chris demostró una creatividad increíble.

C.M.: Justin y yo creamos el personaje juntos. Pero fue él quien le dio una perspectiva muy importante a Artie, esa especie de sentimiento autoinculpatorio. Ese carácter apesadumbrado e inocente.

Antonio, ¿cómo fue el doblaje en español?

Hay que tener en cuenta que yo doblo para todos los países de Hispanoamérica, por tanto no puedo ir poniendo una voz distinta para cada lugar. Por eso procuro poner acento andaluz, malagueño, con la “z” bien carradita.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales