IMG-LOGO
Reportajes

Leyendas urbanas de Hollywood

¿Qué contenía el maletín de "Pulp Fiction", de Quentin Tarantino?

Cuando se estrenó Pulp Fiction la mayor parte de espectadores especularon sobre qué contenía el misterioso maletín que recuperaban Vincent Vega y Jules Winnfiel. Cada vez que alguien lo abría brillaba.

¿Qué contenía el maletín de "Pulp Fiction", de Quentin Tarantino?

La leyenda: Se extendió el rumor de que alguien había hablado con Quentin Tarantino, y éste le había desvelado la verdad. "Recuerda la primera vez que nos presentan a Marsellus Wallace, jefe de Vincent y Jules, en el film", explicaba un fan de la cinta. "La primera imagen suya fue de la parte posterior de su cabeza, completa con una tirita. Entonces, recuerda que la combinación del candado en el maletín era 666.

¿Qué es lo más hermoso de una persona? Su alma. Marsellus Wallace había vendido su alma al diablo e intentaba comprarla de nuevo. Recordad que cuando el chico sale del baño con un “cañón en la mano”, Jules y Vincent no sufrieron daños por las balas. “Dios bajó y detuvo las balas” porque estaban salvando un alma. Fue una intervención divina".

Hechos empíricos: En realidad, aunque se trata de la teoría que ha tenido una mayor difusión, no ha sido la única que ha circulado durante estos años. Algunos piensan que en realidad dentro están los diamantes robados en Reservoir Dogs.

Leer más: las 100 mejores películas de acción de la historia del cine

¿Qué hay de cierto? Nada. Se trata de un buen MacGuffin. El propio Roger Avary, coguionista, lo explica en el libro Questions for the Movie Answer Man. Originalmente, el maletín de Pulp Fiction contenía diamantes. Pero luego pensamos que parecía demasiado aburrido y predecible. Entonces se decidió que el contenido del maletín nunca se viera. De esta forma, cada espectador llenaría el espacio en blanco con sus propios contenidos finales.

Todo lo que se suponía que supieras era que era “muy hermoso”. Nadie en el equipo podía encontrar algo mejor que la imaginación de cada individuo. Al menos esa fue la idea original. Entonces fue cuando alguien tuvo la brillante idea (que todavía creo que fue un error) de poner una bombilla naranja dentro. De repente, lo que pudo haber sido cualquier cosa se convirtió en algo sobrenatural. No necesitamos presionar para tener un efecto. La gente lo habría debatido durante años de todos modos, y habría sido mucho más sutil".

Recuerda que puedes leer más historias de cine en Decine21.com.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos