Decine21
Reportajes Con 12 años, la pequeña actriz ha cautivado a todos los que han trabajado con ella

Extra, extra, ¡noticias del gran mundo!: Ha nacido una estrella, Helena Zengel

“Noticias del gran mundo” es un western de preciosa factura, y está protagonizado por Tom Hanks. Lo tiene todo para cautivar al público, y promete ser muy visto en Netflix, donde se estrena el 10 de febrero. Pero la gran sorpresa es su actriz coprotagonista Helena Zengel, cuya madurez interpretativa ha sorprendido a propios y extraños.

Como se supone que el personaje de Johanna Leonberger en Noticias del gran mundo es hija de inmigrantes alemanes llegados al Nuevo Mundo, muertos por los indios, y criada por la tribu kiowa, el director Paul Greengrass se empeñó en que la actriz que la interpretara fuera de verdad alemana. De modo que la productora Gail Mutrux preguntó a un colega germano, que le habló de una tal Helena Zengel.

Lo primero que vio fue una entrevista en que la pequeña hablaba en inglés perfectamente sobre caballos. Luego la vio en una película titulada System Crasher. Con toda esta información, Greengrass se entrevistó con la pequeña y la seleccionó. Cuenta el cineasta: “Helena es auténtica. Tan pronto como vi su fascinante actuación en System Crasher, supe que había encontrado a Johanna. Es una joven actriz instintiva y con un talento extraordinario, con una sincronización perfecta y un exquisito sentido de los detalles. Pero lo que te deja sin aliento es su tremendo arco emocional, y cuánto expresa simplemente a través de los ojos y el lenguaje corporal. Debido a la barrera del idioma, esa es la clave de este personaje. También es una niña dulce, inteligente y sorprendente, con una familia maravillosa y solidaria. Fue una pura alegría estar con ella”. Por su parte Zengel asegura que “Paul estaba abierto a nuevas ideas. No le parece que hagas algo mal; simplemente es hacerlo de otra manera. Así que hacíamos una escena como estaba escrita, y luego intentábamos otra cosa para ver cómo quedaba. Esta es mi primera película estadounidense, así que me sentí feliz de poder trabajar con un director que piensa así”.

zengler hanks

Tom Hanks no se queda a la zaga a la hora de alabar el trabajo de una actriz que casi le roba la película: “Helena tiene un don, es una actriz natural. No finge, lo que es asombroso e intimida. Y tampoco se da importancia”. Y asegura con una sonrisa que “quería pasar más tiempo con los caballos que con cualquiera de nosotros”.

Se supone que Johanna, el personaje de Helena Zengel, ha sido educado por los indios kiowa desde muy pequeña, hasta el punto de que no le sale con soltura su idioma natal, el alemán, y no digamos nada del inglés. Para preparar su personaje la actriz contó, al igual que el resto del equipo, con Laurel J. Watkins, experto en lenguas nativas del Colorado College, y de Dorothy Whitehorse Delaune, anciana de la tribu kiowa y contadora de historias, que además aparece en el film. Explica el director Paul Greengrass que “Dorothy no solo enseñó a Helena a hablar kiowa. Le enseñó mucho sobre sus creencias: su reverencia por el mundo natural, su interconexión y la importancia de la cultura kiowa”.

Delaune asegura haber quedado encantada de trabajar con Zengel: “No podré olvidarla. Es una chica muy brillante y amistosa. El último día, le traje a Helena una muñeca de cabeza rubia que le había hecho a una de mis hijas cuando era niña. Era pequeñita, de unos veinte centímetros, con un vestido de ante. Estaba muy agradecida. Le tocó hablar en kiowa en dos ocasiones. Y pudimos cantar juntas canciones infantiles. Otras personas con las que he trabajado no cogen el tranquillo, porque el kiowa es muy difícil de aprender, por todos sus sonidos nasales, ¡pero Helena lo pilló!” Por su parte la actriz expresa la deuda de gratitud adquirida con sus maestros: “Laurel y Dorothy fueron muy pacientes y amables. Laurel es un gran maestro, y sus lecciones eran divertidas, y Dorothy se crió en la auténtica tradición que me toca interpretar. Estar con ella me permitió entender mejor cómo ve el mundo Johanna. Me contó muchas historias y recuerdos, por ejemplo cómo se cortó las trenzas en señal de duelo, como lo hace Johanna por sus padres. Dorothy también me dio una dulce muñequita con piel de ante de verdad y collares, igual que los que lleva Johanna”.

Helena Zengel estableció con Tom Hanks una relación de verdadera camaradería, que creció en confianza casi de modo paralelo a la trama, que se rodó en su mayor parte en orden cronológico: “Pasamos por muchas cosas juntos”, explica Zengel. “Polvo, nieve, lluvia, arena, caballos, y durante todo el tiempo que estuvimos filmando, Tom me cuidó. Me preguntaba si tenía frío, o necesitaba algo. Me ayudó mucho con nuestras escenas y hablábamos todos los días. Fue bonito hacer una película con Tom sobre una amistad. Kidd y Johanna comienzan como una pareja extraña, pero al final de este viaje, no quieren separarse nunca”.

Incluso los miembros del equipo más técnicos quedaron deslumbrados por Helene Zengler. El montador William Goldenberg no puede ser más expresivo: “Toda la potencia que ves en la pantalla viene de lo más profundo de Elena. Cuando vi su primera prueba, solo podía pensar, ¡guau! Está tan dotada como cualquiera de los actores que he editado. Trasluce verdad total en cada fotograma. Potenciar lo que entregaba era fácil porque estaba ahí, en cada toma. Sostuve bastante tiempo la escena en que Johanna habla alemán por primera vez, y el público puede sentir todo el dolor y el horror que está recordando. Pero, ¿cuándo yo veía ese material en crudo? Estaba sencillamente bloqueado”.

El productor Gary Goetzman recuerda que “yo he trabajado con Saoirse Ronan y Helena me recuerda a Saoirse cuando empezaba. Helena es tan asombrosa. Tiene una actitud hacia la actuación cómoda y auténtica; hay cero timidez en su enfoque”.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales