Decine21
In memoriam La reconocida cantante de jazzz tenía 87 años

Se conoce ahora la muerte de Morgana King, esposa de Vito Corleone en "El padrino"

Casi todos los cinéfilos tienen en mente a la 'mamma' de la familia Corleone, pese a que no tenía ni una línea de diálogo. La reputada cantante de jazz Morgana King falleció el 22 de marzo, a los 87 años, en Palm Springs, como consecuencia de un cáncer linfático, aunque un amigo suyo ha dado a conocer la noticia ahora. Debutó en el cine con "El padrino".

Nacida en Pleasantville, Nueva York, el 4 de junio de 1930, Maria Grazia Morgana Messina provenía de una familia de emigrantes sicilianos, con muchos puntos en común con la de los populares mafiosos (salvo porque no tenían vínculos con el hampa). Desde pequeña aprovechaba su privilegiada voz para cantar las canciones que había escuchado en su barrio. A los 16 años empezó su periplo en club nocturnos, pero sus progenitores –a quienes no les hacía mucha gracia la idea– le prohibieron utilizar su nombre real, por lo que empezó a llamarse Morgana King.  Fue una de las primeras cantantes de jazz que sucumbió al encanto de la 'bossa nova', y arrasó sobre todo en 1964 con la balada "A Taste of Honey".

Cuando leyó el libro de Mario Puzo en el que se basa El padrino, se sintió muy identificada con los personajes. Ella misma pidió reunirse con el director, Francis Ford Coppola, y con Al Ruddy, productor, que nada más verla se dieron cuenta de que era la persona ideal para encarnar a la matriarca de los protagonistas. Destacaba en el arranque, la boda de su hija en la ficción, Connie (Talia Shire), cuando se arrancaba con la canción tradicional italiana 'Luna Mezz'o Mare', para deleite de los invitados, que van pasando sucesivamente al oscuro despacho de Don Vito (Marlon Brando), para honrarle y pedirle todo tipo de favores. Debido a sus orígenes, el realizador –también italoamericano– no dudaba en preguntarle sobre detalles, como si la casa de los Corleone daba el pego como siciliana. "Le falta una estatuilla de San Antonio en la pared", contestó.

Repitió en la segunda entrega, donde su personaje fallecía. Pero al ser muy supersticiosa, expresó su reticencia a meterse en un ataúd. Coppola no se lo pensó dos veces, y decidió meter a su propia madre. Quedó tan satisfecha con su experiencia interpretativa que repitió en algunas producciones televisivas, y los largometrajes Nunzio, A Time to Remember y El espíritu de Brooklyn.

Casada a los 17 años con el trompetista Tony Fruscella, gran amigo de mitos como Charlie Parker, éste acabó teniendo graves problemas de alcoholismo, lo que la obligó a trabajar duramente para sostener a la familia, hasta que agotada pidió el divorcio. Después se unió a otro músico, el trombonista Willie Dennis, que falleció en un accidente de tráfico en 1965.

 

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales