IMG-LOGO

Biografía

Marlon Brando

Marlon Brando

80 años ()

Marlon Brando

Nació el 03 de Abril de 1924 en Omaha, Nebraska, EE.UU.
Falleció el 01 de Julio de 2004 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Premios: 2 Oscar (más 1 premios)

Estrella metódica

12 Enero 2005

Nos fascinaba tanto con su voz y sus miradas... Era capaz de tener al público en los cines escuchando largos monólogos que no hubieran sido permitidos a ningún otro actor. Marlon Brando fue el alumno más aplicado del Actor´s Studio y para muchos el mejor actor que ha pasado por la pantalla.

Nacido en Omaha, Nebraska, el 3 de abril de 1924, la infancia de Marlon Brando, Jr. estuvo marcada por la adicción al alcohol de su madre, una actriz fracasada que murió prematuramente. “Lo era todo para mí, pero cuando volvía del colegio no había nadie, el frigorífico estaba vacío, y sonaba el teléfono. Era alguien que llamaba de algún bar y decía: ‘Tenemos a una mujer aquí que es mejor que vengan a recoger’. Un día no pude más y dejó de importarme”, comentó el actor en una entrevista. Su padre también le daba a la botella, maltrataba al joven Brando y finalmente le envió a una academia militar. Para escapar de su progenitor, Brando emigra a Nueva York, donde consigue trabajo como actor en Broadway,  y posteriormente se matricula en el Actor´s Studio, escuela especializada en formar actores del método. Debutó en el cine con Hombres, tras la que Elia Kazan, uno de los fundadores de la citada escuela, le reclutó para protagonizar Un tranvía llamado Deseo, que conmocionó a los espectadores. “Aún encuentro a personas que lo primero que piensan de mí es que soy un tipo duro, insensible, tosco, llamado Stanley Kowalski”, escribiría Brando en su autobiografía. Igual de excepcionales son sus trabajos en ¡Viva Zapata!, Julio César, Salvaje y La ley del silencio, por la que recibiría su primer Oscar.

A finales de los 50 y en los 60, Brando no paró de acumular títulos de entidad, como El baile de los malditos, Rebelión a bordo, La jauría humana y Reflejos en un ojo dorado. Incluso debutó como director con El rostro impenetrable, pero la experiencia le dejó agotado. “Te matas trabajando”, dijo. Durante el rodaje de Motín a bordo se enamoró de Tarita, la actriz que interpretaba a la tahitiana fascinada con su personaje, y la convirtió en su esposa, aunque era la tercera vez que contraía matrimonio, pues le costó encontrar la estabilidad.

En los 70, Brando se distinguió por escoger con cuentagotas sus trabajos. Tuvo un gran éxito con el escándalo de El último tango en París, hizo un papelito en Supermán y subyugó con su increíble transformación en Vito Corleone, protagonista de El padrino, por la que recibió un segundo Oscar que no fue a recoger. En su lugar mandó a una india que aprovechó el discurso para reivindicar los derechos de los nativos americanos. Con el director de la cinta, Coppola, repitió dando vida al coronel Kurt en la brillante Apocalypse Now.

A pesar de esta inigualable carrera profesional, Brando lo pasaba bastante mal en su vida personal. Christian, el más conflictivo de sus nueve hijos, tuvo problemas con el alcohol y las drogas, y finalmente fue condenado a diez años de cárcel por asesinar al novio de su hermana Cheyenne. Ésta última culpaba a su padre del suceso y finalmente se suicidó.

En sus últimos años de vida, Brando apenas hacía apariciones públicas, y padecía depresiones que le llevaron a comer en exceso y a sufrir una exagerada obesidad que le hizo casi irreconocible. Según una reciente biografía estaba arruinado, y por eso aceptaba volver al cine de vez en cuando, en cintas como Don Juan de Marco y The Score (Un golpe maestro), su último trabajo. Una fibrosis pulmonar dio al traste con su vida el 1 de julio de 2004.

Oscar
1973

Ganador de 1 premio

Oscar
1955

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
The Score (Un golpe maestro)

2001 | The Score

Nick (Robert De Niro). Un mago del robo. Nunca falla, porque es prudente. Pero piensa que ha llegado la hora de sentar la cabeza: casarse con su chica, y regentar honradamente un club de jazz. Pero Jackie (Edward Norton), un joven ambicioso, y Max (Marlon Brando), su viejo mentor, le convencen para que dé un último golpe. Y no en cualquier ciudad de Europa o Estados Unidos, sino en Montreal, donde vive habitualmente. Lo que supone un riesgo, “trabajar” en casa, nunca tomado hasta ahora. Una de las cosas más curiosas del film es que se pretende robar un objeto cuya existencia ignoran sus guardianes. Se trata de un cetro real, oculto en la pata de una mesa, retenida en el Edificio de Aduanas. Inicialmente el guión señalaba que el robo sucedía en un museo, pero Oz buscaba localizaciones para el rodaje vio el viejo Edificio de Aduanas, actualmente abandonado, y cambió la historia para adecuarla a este estupendo emplazamiento. Reparto de ensueño. Tres grandes actores, que saben dar a sus personajes la hondura dramática que un film de género les permite. La película, entretenimiento puro, se enmarca en la tradición de títulos de robos (Como robar un millón o la reciente La trampa), y sabe jugar perfectamente las cartas del suspense y la sorpresa. Sobre todo en el último tercio de la película, estupendo ejercicio de cómo mantener en vilo al espectador y triunfar en el intento.

5/10
Asalta como puedas

1998 | Free Money

Comedia negra bastante desafortunada que cuenta con una importante baza en el reparto como es el protagonismo de Marlon Brando en lo que sería su penúltima presencia en pantalla ya que después sólo rodaría The Score (Un golpe maestro) en 2001. El mítico actor es el desaprensivo alcalde de una prisión –apodado “El Sueco”– que intimida a los maridos de sus atolondradas hijas con una trama de atraco por medio. El filme fue un merecido fiasco en taquilla y ya sólo su tráiler daba auténtica pena. Acompañando a Brando en esta imposible película están Donald Sutherland y Martin Sheen, que ya habían coincidido con él en Una árida estación blanca y Apocalypse Now, respectivamente.

2/10
The Brave

1997 | The Brave

Debut en la dirección del actor Johnny Depp, que también protagoniza el film. Raphael es un ex delincuente, de origen indio, que malvive con su familia en un lugar perdido del desierto. Tan desesperado está el protagonista que acepta una sorprendente proposición: participar en una snuff-movie (películas en que se filman auténticos asesinatos), en la que perderá la vida. A cambio recibirá una importante suma de dinero, que podrá hacer llegar a sus seres queridos. La temática de las snuff-movies fue tratada con singular fortuna por Alejandro Amenábar en su primer largometraje, Tesis. Curiosamente, el protagonista de Ed Wood y Donnie Brasco ha escogido un tema semejante para estrenarse detrás de la cámara. Depp asegura que eligió dirigir este film porque "habla del mayor sacrificio que se puede hacer en esta vida. Nos pasamos la vida diciendo que seríamos capaces de morir por nuestra familia, que mataríamos por ellos. ¿Pero lo haríamos en serio? ¿Se puede llegar a querer tanto a alguien?". Se entiende que la historia atrayera al actor, e incluso que consiguiera convencer al mítico Marlon Brando para que hiciera un pequeño papel.

5/10
La isla del Dr. Moreau

1996 | The Island of Dr. Moreau

Tercera versión de la clásica novela de H.G. Wells, donde un científico loco habita en una isla experimentando con seres humanos a los que transforma en animales salvajes. Anteriormente se habían rodado La isla de las almas perdidas (1932) y La isla del Dr. Moreau (1977), ésta última con Burt Lancaster como científico. Ahora el protagonismo recae en Marlon Brando, a quien pesaban años y kilos en una interpretación indigna de su trayectoria donde lo mismo aparecía con la cara pintada de blanco como ofrecía un pase de trajes horrorosos con un enano subido a su hombro. Él solito se bastó para enfangar una película ya de por sí bastante espesa, confusa e histérica, que dejaba el prestigio de la novela por los suelos. Por las imágenes también andaban algo despistados: Val Kilmer, la salvaje Fairuza Balk y Ron Perlman, quien no necesitaba maquillaje.

2/10
Don Juan DeMarco

1995 | Don Juan DeMarco

Johnny Deep interpreta a un joven que está a punto de suicidarse desde lo alto de una valla publicitaria. Las autoridades consiguen salvarle. El joven parece salido de otra época. Afirma ser Don Juan, un personaje del siglo XVII famoso por su éxito con las mujeres. Como es natural, todo el mundo piensa que está como un cencerro. Es enviado a un escéptico psiquiatra interpretado por Marlon Brando. Poco a poco el psiquiatra queda cautivado con las narraciones que le hace Don Juan, en las que relata sus numerosas conquistas, sus fantásticas aventuras y sus peligrosos duelos. Don Juan viste como en el siglo XVII, con capa y espada y una máscara con la que se cubre el rostro de vez en cuando. Lo cierto es que lleva una vida de auténtico Don Juan de nuestro tiempo. Es capaz de conquistar a cualquier mujer con su gallardía y sus bonitas palabras. Pero ahora Don Juan atraviesa una crisis y su psiquiatra debe ayudarle. Basada en el mito del personaje de Don Juan, común a varias culturas e inmortalizado por escritores como Zorrilla y Lord Byron, o por Mozart en su genial Don Giovanni. En esta película conoció el boyante Johnny Depp a Marlon Brando, y se hicieron grandes amigos. Aunque el argumento se desarrolla a trompicones, la película se deja ver gracias al atractivo de sus intérpretes y a algunas curiosas situaciones. Merece la pena destacar la composición musical de Michael Kamen. En el score original se incluye una canción interpretada por Bryan Adams con la guitarra de Paco de Lucía.

5/10
Cristobal Colón, el descubrimiento

1992 | Christopher Columbus, The Discovery

Cristóbal Colón es un cartógrafo que llega a Portugal para presentar al Rey Juan su proyecto de abrir una nueva ruta marítima hasta Las Indias, dando por supuesto que la Tierra es redonda, algo muy novedoso para la época. El Rey rechaza su propuesta, y Colón debe escapar de la corte, debido a los numerosos enemigos que había cosechado durante su estancia. Tras una milagrosa huida, llega a España, donde tiene que esquivar las intrigantes maniobras del Inquisidor Torquemada. Tras esta situación consigue el beneplácito de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, que le facilitarán los medios para emprender su arriesgada aventura. Poco después, Colón consigue contratar a los tripulantes para las tres míticas carabelas, La Pinta, La Niña y La Santa María. Para conmemorar el quinto centenario del descubrimiento de América, en 1992 se filmaron dos grandes superproducciones sobre el acontecimiento, ésta y 1492. La conquista del paraíso de Ridley Scott, con Gerard Depardieu de protagonista. Mientras aquella tenía un tono más realista, la versión de Glen ofrece un tono más triunfalista. El realizador John Glen contó con un amplio presupuesto del productor Alexander Salkind, que volvió a contar con parte del equipo que propició su mayor éxito, Superman: el actor Marlon Brando (Julio César, El salvaje, La ley del silencio) y el escritor Mario Puzo (auntor de la novela que dio lugar a El padrino). Para contratar al descubridor se barajaron varios nombres, pero finalmente fue elegido Georges Corraface, que posteriormente intervendría en filmes como La pasión turca.

2/10
El novato

1990 | The Freshman

Un pardillo quiere ser estrella de cine. Y un mafioso le echa una mano. Decir Carmine Sabatini es decir el lado cachondo de don Vito Corleone. No en vano, da vida a este mafioso Marlon Brando, que hizo el mítico personaje de Vito en El padrino de Coppola. El actor no teme prestarse a la parodia del mundo gangsteril orquestada por Andrew Bergman. Le acompaña un jovencito Matthew Broderick, que da vida a un tipo ingenuo que no sabe dónde se está metiendo cuando un estafador le ofrece un trabajo, a primera vista sencillo.

5/10
Una árida estación blanca

1989 | A Dry White Season

Loable historia de denuncia del sistema del Apartheid que asoló Sudáfrica durante años, a través de un profesor de raza blanca (Donald Sutherland) que va descubriendo la realidad oculta del país cuando investiga la muerte de su jardinero de raza negra. El filme supuso el regreso a las pantallas del mítico Marlon Brando, ocho años después de su última aparición (en La fórmula), en un breve papel de abogado defensor por el que, simbólicamente, sólo cobró 4.000 dólares (nada que ver con los 3,7 millones de dólares que cobró por Superman) y fue candidato al Oscar como mejor actor de reparto. El film, basado en la novela de André Brink, tuvo ciertas dosis de polémica en su estreno norteamericano ya que terminaba con un hombre de color matando a un sádico oficial de policía.

6/10
La fórmula

1980 | The Formula

Confusa historia de espionaje industrial que tenía el interés de presenciar el enfrentamiento –más ficticio que real– de los dos únicos actores que han rechazado el Oscar: George C. Scott (por Patton) y Marlon Brando en El Padrino. Basada en la novela de Steve Shagan, él mismo se encargó de producir el filme y escribir el guión de una historia que comienza en 1945, cuando un general alemán consigue esconder en Suiza importantes documentos secretos. En 1980, una serie de asesinatos y pistas llevará a descubrir un plan de acción para recuperar estos documentos en los cuales está una fórmula que permite transformar el carbón en petróleo. La película, con 15 inexplicables millones de dólares y un gran fracaso en taquilla, intentó ser remontada por el propio Shagan aunque finalmente prevaleció la opinión del director John G. Avildsen, que acababa de romper taquillas con Rocky (1976).

5/10
Apocalypse Now

1979 | Apocalypse Now

Tres años de rodaje, un tifón, la hipoteca de sus propiedades, la sustitución del protagonista Harvey Keitel por Martin Sheen, el infarto de éste, una crisis matrimonial finalmente resuelta… No es fácil distinguir las dificultades reales del rodaje de Apocalypse Now con la leyenda que le confirió aura de título maldito. Se dijo que un desequilibrado robó material rodado y lo devolvía “por entregas”, en forma de trocitos calcinados; Peter Biskind afirmó que los cadáveres del refugio de Kurtz, procedentes en teoría del instituto anatómico forense, eran en realidad cuerpos de tumbas profanadas. Eleanor Coppola, esposa de Francis, escribió en su diario: “Es horrible advertir que alguien a quien amas se adentra en el centro de sí mismo y se enfrenta a sus temores, temor al fracaso, a la muerte, a volverse loco. Hasta ahora no había podido aceptar que el hombre al que amo, mi marido, el padre de mis hijos, pudiera mentir, traicionar y ser cruel con la gente a la que quiere.” Se producía un inquietante paralelismo entre Coppola y los personajes principales de Apocalypse Now. La idea del film surgió de John Milius, al que ayudó George Lucas en un primer tratamiento. Pero cuando Coppola asumió la historia, le dio un vuelco decisivo: no sería un título bélico al uso, sino una meditación sobre la degradación del espíritu humano. Tomar como columna vertebral “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad, ayudó a dar carta de naturaleza a estas intenciones. En el libro de Conrad, el protagonista inicia un largo viaje a un África ignota, para aclarar el modo en que Kurtz explota una mina de diamantes. La búsqueda, el encuentro, el intento de comprender las motivaciones del otro, serían los mimbres con que Coppola confeccionaría su personal cesto acerca de las luces y sombras del espíritu humano. Resulta reduccionista decir que Apocalypse Now es una película sobre Vietnam. Va más allá: podría ser cualquier guerra, y podría no hablar de guerra alguna. Habla de actos humanos y sus consecuencias. De la posibilidad de hacer el bien y el mal. De las dudas y la tendencia a juzgar al otro. Coppola lo explicó con claridad: “Quería hacer un film sobre las grandes cuestiones planteadas por esta guerra (…), cuestiones vastas, filosóficas. Como el concepto de moral, del bien y del mal, que uno encuentra cada vez que trata un tema donde hay gente que cree ser muy buena, muy moral, y que hacen cosas que parece que están muy mal.” Algunos comentaristas tacharon los diálogos de ampulosos. Son los mismos que prefieren el mensaje directo del ataque de los helicópteros al son de “La Cabalgata de las Walkirias” (magnífica, sin duda) al esfuerzo intelectual que exige el discurso lúcido e incoherente (se da esta paradoja) de un coronel Kurtz envuelto en la negrura de las sombras (como don Vito Corleone en El padrino). Las reflexiones de Willard, servidas con voz en off, en que se interroga sobre su misión, acabar con Kurtz (“No podía creer que quisieran enterrar a este hombre; casi mil condecoraciones”, “Ese hombre tiene la mente clara, pero el alma deshecha”); o los intentos de Kurtz de expresar el estado de su alma, las dudas que le acometen… son esfuerzos notables por descender al abismo en que puede caer el hombre. 

8/10
Superman

1978 | Superman

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es Superman, el hombre de acero. El planeta Kripton se muere, pero un niño sobrevive gracias a que sus padres lo mandan a la Tierra. Allí crece con su familia adoptiva bajo la identidad de Clark Kent. Pronto se manifiestan sus superpoderes, que usará, por supuesto, al servicio del bien. Lo malo es que Lex Luthor, un villano que conoce su punto débil (la kriptonita), le complica la vida. Adaptación a la pantalla del clásico superhéroe de DC Comics. Christopher Reeve (antes de sufrir su desgraciada lesión) dio vida al héroe que, recordaba, “ha sido una figura muy importante en nuestra cultura. En los años 30 era un rayo de esperanza durante la Depresión. En los 40, los soldados leían en la trincheras el cómic como apoyo moral. En los 50 y 60 era un gran héroe para tiempos difíciles. Y en los 70 y 80 era una figura romántica y un amigo”. El film tiene un poco de todo: acción, amor, humor y lucha entre el bien y el mal, todo ello en dosis equilibradas. Los secundarios están muy bien, comenzando por el gran Gene Hackman, aquí en el histriónico rol de Lex Luthor.

6/10
Missouri

1976 | The Missouri Breaks

Un cazador de recompensas persigue a un tipo que se ha escapado con la hija del hombre que le ha contratado. Irregular western de Arthur Penn (La jauría humana) que le saca partido a un veterano Marlon Brando.

4/10
Los últimos juegos prohibidos

1972 | The Nightcomers

La novela "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, dió origen a esta película, en la que Marlon Brando interpreta al personaje más morboso de su carrera. Bajo la influencia del criado, que seduce a la institutriz, los niños que viven en una mansión se volverán autenticamente perversos. No llega este film a la altura del clásico ¡Suspense! de Jack Clayton, pero tiene su interés.

3/10
El padrino

1972 | The Godfather

Una película épica basada en la novela de Mario Puzo, guionista de la película junto a Coppola. Cuenta la vida de la familia Corleone, que ha ascendido en la sociedad norteamericana de principios de siglo gracias a la ambición y a las agallas de su patriarca, Don Corleone (Marlon Brando). Don Corleone es uno de los jefes de las familias neoyorquinas, que ejerce un enorme poder, que llega incluso hasta las altas esferas políticas. En un mundo de corrupción, Don Corleone es también el principal defensor del viejo orden moral de la mafia. Pero las nuevas generaciones no están dispuestas a acatar sus métodos, y el padrino no tiene fuerzas para imponerse. Un impresionante retrato que sobre la mafia siciliana en Estados Unidos. En el año de su estreno fue un gran éxito en taquilla. Logra la atención del espectador en todo momento, gracias a la maestría en la dirección de Coppola, y nunca resulta aburrido aunque se vuelva a ver de modo habitual. Oscar a la mejor película, al mejor guión, y al mejor actor para Marlon Brando, que se negó a recoger como protesta contra el trato dado por el gobierno a los indios norteamericanos. La historia se cuenta de manera contundente y ágil, a pesar de que está llena de dobleces. En el reparto aparecen con fuerza algunas brillantes caras nuevas, como la de Al Pacino, James Caan o Diane Keaton. La música de Nino Rota es inolvidable. Imprescindible y genial.

9/10
El último tango en París

1972 | The Last Tango in Paris

Un hombre maduro y una joven entablan una relación basada casi exclusivamente en el deseo y el sexo. Él está desesperado por la reciente muerte de su esposa, inmerso en un terrible vacío existencial. Bernardo Bertolucci dirige ésta, en su día, polémica cinta. Las escenas eróticas, muy explícitas, provocaron todo un reguero de comentarios. En España, en tiempos de Franco, no se permitió su estreno, siendo famosas las colas de automóviles que se formaban los fines de semana en la frontera con Francia, de gente que quería ver la película. Bertolucci contó para el film con la interpretación de Marlon Brando. La unión de un director de renombre, un gran actor y el morbo dieron fama a una en su día sobrevalorada película, que acusa el paso del tiempo.

4/10
Queimada!

1969 | Queimada

Intento de fusionar cine político y de aventuras de la mano de Gillo Pontecorvo, que había sido nominado al Oscar por su comprometido filme La batalla de Argel (1966). Su acción tiene lugar en el año 1854 en la isla de Queimada, por aquel entonces bajo dominio portugués. Un agente del gobierno inglés (Marlon Brando) llega al lugar para provocar una rebelión entre sus habitantes que expulse a los gobernantes lusos y permita a los británicos hacerse con el control de la caña de azúcar. El resultado final fue un desastre en taquilla, elevándose los gastos de su producción al rodar en Marruecos, las Islas Vírgenes, el norte de Francia y en los estudios italianos de Cinecittá donde se reconstruyó Londres. Además, las dos horas y diez minutos de metraje tuvieron que ser aligeradas en veinte minutos para su estreno en Estados Unidos.

4/10
Candy (1968)

1968 | Candy

Inclasificable muestra de cine “hippie” que partía de una descontrolada novela de Terry Southern sobre una joven inocente que había de lidiar con una serie de excéntricos personajes. Sátira rodada en los inicios del destape que contaba con el gran reclamo de Ewa Aulin, una rubia que había ganado con merecimiento el título de Miss Suecia. A pesar de su excelente equipo técnico, con Giuseppe Rotunno en la fotografía y Dave Grusin en la banda sonora, la película no pasa de ser un divertimento muy de su época. Lo más delirante es encontrarnos el siguiente reparto: Marlon Brando como un Gurú espiritual; Richard Burton convertido en un maestro ligón; Walter Matthau como un militar chiflado; James Coburn es un cirujano no muy recomendable; John Huston en el papel de jefe de hospital; y Charles Aznavour transformado en jorobado.

4/10
La noche del día siguiente

1968 | The Night of the Following Day

Dos hombres secuestran a una joven de vida disipada y se la llevan a una casa apartada, en la playa, a la espera de un rescate. Thriller criminal basado en una novela de Lionel White. El director Hubert Cornfield (La clave de la cuestión) dirige a un apañado reparto encabezado por el carismático Marlon Brando, en una de sus películas más desconocidas. Le acompaña Rita Moreno, ganadora del oscar por West Side Story.

5/10
Reflejos en un ojo dorado

1967 | Reflections in a Golden Eye

Leonora, la mujer del comandante Weldon, no se encuentra satisfecha con la virilidad de su esposo. Éste, a su vez, tiene una actitud narcisista en privado, y empieza a sentir una fijación erótica hacia un joven alumno de la academia militar llamado Williams. A su vez, Leonora es infiel a Weldon con Morris, amigo y compañero de su esposo. Morris está casado con Alison, la cual vive atormentada por un hijo que perdió hace años y que mantiene una relación un tanto equívoca con su criado filipino Anacleto. Por su parte, Williams siente una atracción especial hacia Leonora, a la cual, espía por las noches, con una actitud cercana al fetichismo. Con un argumento traspasado de relaciones malsanas, que alguno calificaría de propio de un culebrón venezolano, pese a provenir de la novela sureña de Carson McCullers, John Huston sorprende con esta película, muy escandalosa para la época por tratar temas como el adulterio o la homosexualidad. A pesar de todo, el film fue uno de los más destacados de Huston, los actores están a la altura y la puesta en escena es magnífica. Montgomery Clift era uno de los candidatos para encarnar a Weldon, pero falleció semanas antes, así que el papel lo interpretó finalmente un soberbio Marlon Brando.

6/10
La condesa de Hong Kong

1967 | A Countess from Hong Kong

Charles Chaplin puso punto final a su carrera con este curioso vodevil. Trabajar con el legendario Chaplin fue razón suficiente para que Marlon Brando y Sophia Loren aceptaran hacer esta comedia, en que un político que busca la reelección y una condesa venida a menos, coinciden en un viaje transoceánico. Está claro que no es el mejor trabajo del genio británico del bigotito, pero contiene momentos geniales de enredo en un camarote, y podemos ver trabajar a su hijo Sydney.

5/10
Sierra prohibida

1966 | The Appaloosa

Un hombre trata de recuperar un fabuloso caballo que le ha sido robado por un bandido mexicano. Interesante western sobre la justicia, que supuso la primera película en Hollywood del canadiense Sidney J. Furie (Águila de acero).

6/10
La jauría humana

1966 | The Chase

¿La mejor película de Arthur Penn? Quizá, con permiso de títulos tan destacados como El milagro de Anna Sullivan y Bonnie and Clyde. El film, hijo de su época, los turbulentos años 60, se basa en una novela de Horton Foote, convertida en guión por la siempre eficaz Lillian Hellman. Historia sureña, como casi todas las escritas por Foote, arranca con la fuga de prisión de Bubber Reeves (Robert Redford), hecho que conmociona los cimientos de un pueblecito texano cuya aparente paz es pura fachada. Anna (Jane Fonda), la esposa de Bubber, anda liada con el hijo de un magnate local. Un banquero (Robert Duvall) anda preocupado con los posibles sentimientos vengativos de Bubber, mientras, pobre diablo, no es consciente de que su esposa le engaña con otro. Y a todas éstas el sheriff local (Marlon Brando) debe procurar mantener el orden, lo que no es sencillo, pues uno de los caciques locales lo considera una marioneta manejable a su antojo, hasta el punto de que no puede dejar de decirse a sí mismo "Algo habré hecho mal para que todo el mundo piense que puede comprarme". Es éste uno de esos filmes que podemos definir como ‘psicoviolentos’. Aunque se da también ciertamente una violencia ‘directa’ (la paliza que recibe Brando, al más puro estilo Peckinpah), está presente además otro tipo de violencia soterrada, de modo que una interminable tensión recorre cada minuto del metraje. Los personajes –increíble el estelar reparto, donde además de los citados Redford, Fonda, Brando, Duvall, podemos ver a Angie Dickinson, James Fox, Miriam Hopkins, E.G. Marshall...– llevan a cuestas un montón de pasiones desatadas, que son incapaces de mantener a raya, a pesar del esfuerzo por mantener las apariencias. Lujuria, avaricia, prejuicios raciales y de clase, laten a lo largo de toda la trama. Producida por Sam Spiegel, que acababa de hacer lo propio con Lawrence de Arabia, el film cuenta con una de las más inspiradas bandas sonoras compuestas por el gran John Barry.

7/10
Morituri

1965 | Morituri

Un joven pacifista alemán (Marlon Brando) es reclutado por el Servicio Secreto Británico durante la Segunda Guerra Mundial, para sabotear un barco de carga alemán. Asímismo, debe entregar a los aliados su valiosa carga de caucho. El capitán del barco (Yul Brynner), se encuentra desilusionado por los horrores de la guerra, pero está decidido a llevar su misión hasta el final. Dos grandes actores, Brando y Brynner realizan un excelente duelo interpretativo, con sendos personajes completamente contrapuestos y con profundas convicciones morales enfrentadas. El realizador Bernard Wicki realizó una excelente adaptación de una novela de Werner Joerg Luedecke. 

6/10
Dos seductores

1964 | Bedtime Story

Freddy (Marlon Brando) y Lawrence (David Niven) son dos estafadores que se aprovechan de su encanto para seducir a ricas mujeres y sacarles todo el dinero posible. Ambos van a coincidir en la Riviera francesa, estableciéndose así una dura pugna por ver quién es el auténtico dueño de ese “territorio”. La apuesta consiste en engañar con 25.000 dólares a Janet, una rica heredera americana (Shirley Jones). Para tal fin los dos timadores pondrán en liza sus mejores armas: uno se hará pasar por lisiado de guerra y el otro por un médico suizo. Divertida farsa de inesperado final, que contaba con dos diferentes estilos interpretativos como los de Marlon Brando y David Niven. La misma historia tuvo un hilarante remake llamado Un par de seductores (1989), con Steve Martin y Michael Caine como pareja protagonista.

5/10
Su excelencia el embajador

1963 | The Ugly American

Adaptación de la novela de William J. Lederer y Eugene Burdick que trataba el tema de la política exterior norteamericana en el continente asiático. Concretamente en el país de Sarkhan, donde llega un nuevo embajador estadounidense llamado Harrison Carter, dispuesto a apoyar al gobierno del lugar, en conflicto con facciones comunistas. Una serie de acontecimientos hará que reconsidere su forma de hacer política y dimita del cargo. A pesar de estar rodada en costosas localizaciones naturales de Tailandia y Bangkok, y con un reparto encabezado por una estrella como Marlon Brando, el filme no fue bien recibido por el público que la consideró demasiado enrevesada en sus conflictos políticos. Para acompañar a Brando se contó con el japonés Eiji Okada, que había causado sensación en el melodrama Hiroshima, Mon amour (1959).

4/10
Rebelión a bordo (1962)

1962 | Mutiny on the Bounty

1787. El capitán Bligh lleva el Bounty, un navíó inglés, en dirección a Tahití. Bligh resulta ser un despótico capitán, que causa indignación entre sus hombres. El primer oficial, Christian Fletcher, sabe que debe relevarle, pero intenta que los marineros no se amotinen. Recreación de una historia real, de la que existen otras dos versiones, una con Clark Gable y Charles Laughton, y otra más reciente, con Mel Gibson y Anthony Hopkins. Ésta cuenta a su favor con la prodigiosa interpretación de Marlon Brando, y el exotismo tahitiano.

6/10
El rostro impenetrable

1961 | One Eyed Jacks

Johnny Río (Marlon Brando) es un pistolero que ha sido traicionado por su mejor amigo, Dan Longworth, interpretado por Karl Malden. Por su culpa, Johnny Río ha tenido que pasar cinco años en una prisión de Sonora. En ningún momento ha dejado de pensar en la venganza. Ahora que por fin ha conseguido la libertad, se pone a la búsqueda de Longworth, que se ha convertido en el respetable sheriff de Monterrey. Johnny seduce a la hijastra de Longworth, Louisa, interpretada por Katy Jurado, sabiendo que de esta manera le irritará. Para separarle de Louisa, Longworth encierra a Johnny Río en la cárcel, decidido a llevarle a la horca bajo la acusación de asesinato y robo al banco. Pero Johnny recibe la ayuda inesperada de Louisa, y consigue huir. Su odio mutuo sólo puede liquidarse en un enfrentamiento a vida o muerte, en pleno desierto. Un curioso western dirigido de manera peculiar por Marlon Brando. Un actor que une como nadie la rebeldía y la seducción en sus interpretaciones. Triunfó enseguida en Hollywood gracias a su papel en Un tranvía llamado Deseo (1951), al que siguieron ¡Viva Zapata! (1952) y La ley del silencio (1954). Una película entretenida que cuenta con magníficas interpretaciones.

5/10
Piel de serpiente

1959 | The Fugitive Kind

Adaptación de la obra de teatro de Tennessee Williams. Sidney Lumet logra atrapar toda la densidad del texto, cuyo tema central identificó con precisión de entomólogo como "la lucha por preservar lo que es delicado y vulnerable, en nosotros y en el mundo". El film sigue la pista a Val Xavier, un tipo oscuro recién llegado a una ciudad provinciana, donde empieza a trabajar en el establecimiento de Lady Torrence, una dama cuyo marido está gravemente enfermo de cáncer. Carol, de buena posición trata de seducir a Val, aunque él se siente más interesado por su patrona.Lumet cuenta con un reparto excepcional para contar una historia compleja. El cineasta estuvo feliz de trabajar con Marlon Brando, aunque reconocía la dificultad de trabajar con el actor. En su imprescindible libro "Así se hacen las películas" describe lo mucho que le costó rodar una de las escenas cruciales del film, un largo monólogo de Val en que se compara con un pájaro que añora su hogar, un lugar donde se encuentra más a gusto que en ningún otro lugar de la tierra; una larga jornada y 34 tomas configuraron un proceso agónico donde todo el equipo sufría, pero que a Lumet le parecía el resumen perfecto de todo lo que se necesita para hacer un buen trabajo en el cine: desgaste, confianza, fidelidad al texto, dedicación al trabajo, oficio.

6/10
El baile de los malditos

1958 | The Young Lions

Excepcional visión de la vida en los dos bandos de la Segunda Guerra Mundial. En el lado americano seguimos a dos hombres que intentan sobrevivir a las penalidades en un campo de concentración alemán, y sueñan con participar en la reconquista de Francia. Por otro lado, en el lado alemán, un oficial se encuentra entusiasmado por las primeras victorias de su país. Las dos posturas entrarán rápidamente en conflicto durante el desarrollo de la trama. Lo más interesante del filme es la extraordinaria interpretación de Marlon Brando (La ley del silencio, Un tranvía llamado Deseo, Julio César), que en esta ocasión interpreta a un nazi de personalidad compleja y que, poco a poco, duda acerca de la legitimidad de las ideas a las que, en un principio, ha dedicado su vida. Junto a Brando, el reparto se completa con otros dos nombres no menos míticos. Los dos prisioneros del campo de concentración están muy bien interpretados por Montgomery Clift (La heredera) y Dean Martin (Río Bravo, Cuatro tíos de Texas). El ritmo de la cinta es trepidante, debido a la intensidad dramática de los personajes contrapuestos. Esto resulta gracias a un especialista en el género, Edward Dmytryk, autor de títulos como Lanza rota o El motín del Caine, filme este último que guarda muchos puntos en común con El baile de los malditos.

7/10
Sayonara

1957 | Sayonara

Un proyecto personal de su director Joshua Logan, que quedó fascinado por Japón cuando conoció el país en 1951. Ante la imposibilidad de convertir la historia en un musical, decidió adaptar la romántica novela de James A. Michener que situaba su acción en la guerra de Corea donde un oficial norteamericano llamado Lloyd Gruver (Marlon Brando) se enamora de una muchacha japonesa, con todos los prejuicios raciales que ello conlleva, y el ejército pone todos los medios posibles para evitar que contraigan matrimonio. Un año después de interpretar a un japonés en La casa de té de la luna de agosto, Marlon Brando encabezó el reparto de este drama, que también gira en torno a las relaciones entre los japoneses y los militares de Estados Unidos. La película se rodó durante un año en los estudios de Burbank, y fue candidata a varios Oscar: película, actor (Brando), director, guión adaptado, fotografía y montaje. Ganó, finalmente, en las categorías de dirección artística (Ted Haworth y Robert Priestley), sonido (George Groves) y actores secundarios para Red Buttons y la japonesa Miyoshi Umeki, que se convirtió así en la primera actriz asiática en ganar un premio de la Academia.

6/10
La casa de té de la luna de agosto

1956 | The Teahouse of the August Moon

Acabada la 2ª Guerra Mundial, el capitán Fisby llega a Okinowa, un pueblecito de Japón, para hablar de las ventajas de la democracia. Contará con la ayuda de Sakini, un joven intérprete nativo, y ambos intentarán convencer al pueblo nipón para construir una escuela, a pesar de que la localidad desea levantar una casa de té regentada por geishas. Comedia satírica de Daniel Mann sobre la manera de 'americanizar' a los japoneses al final de la contienda. La cinta está protagonizada por Glenn Ford (Hombres violentos) y un caracterizado Marlon Brando (Rebelión a bordo (1962)), haciendo de japonés. El guionista John Patrick ya había presentado en teatro la historia, que a la sazón se basa en una novela de Vern J. Sneider. La película estuvo nominada a seis Globos de Oro, en donde se incluían las interpretaciones de Marlon Brando y Glenn Ford.

6/10
Ellos y ellas

1955 | Guys and Dolls

Un apostador le ha prometido a su novia, una cabaretera, que dejará el juego. Sin embargo, necesita mil dólares para alquilar un garaje donde organizar una partida a gran escala. Tras varios intentos desesperados de conseguir el dinero, otro jugador se ofrece a financiarle. Unos brillantes diálogos y un reparto de lujo, plagado de estrellas, son las características de este sólido retrato de la juventud norteamericana. La sorprendente puesta en escena es obra del maestro Joseph L. Mankiewicz (La huella, Eva al desnudo), uno de los mejores realizadores del Hollywood clásico.

6/10
Desirée

1954 | Desirée

En una de las interpretaciones más aplaudidas de su carrera, Marlon Brando da vida a Napoleón. La película reconstruye la historia de amor entre Desirée Clary y Bonaparte, iniciada cuando éste era un simple soldado. Destaca la presencia de Jean Simmons.

5/10
La ley del silencio

1954 | On the Waterfront

Marlon Brando interpreta a Terry Malloy, un joven que no quiere problemas. Trabaja cuando puede en el puerto de Nueva York. Pero no siempre hay trabajo, y para conseguirlo hay que formar parte del sindicato de estibadores, o seguirles la corriente. El sindicato de estibadores está corrompido por los chantajes y el favoritismo. Todos lo saben pero nadie puede actuar contra ellos. Una noche, Terry es testigo de un asesinato, cometido por unos miembros del sindicato. El muerto es alguien que sabía demasiado acerca de los negocios sucios del sindicato. Terry tiene un hermano mayor, interpretado por Rod Steiger, que mantiene su fidelidad al sindicato. Entretanto, Terry se enamora de una dulce muchacha, interpretada por Eva Marie Saint. Ella y su familia le animan a enfrentarse al poderoso sindicato. Una obra maestra que es una clara defensa del individualismo y de la honestidad. Un hombre se enfrenta a un enrevesado sistema de corrupción, al que sabe que no puede derribar. El controvertido Elia Kazan reconstruyó los hechos que narra basándose en una serie de artículos periodísticos y en las vivencias personales de algunos estibadores. La película causó una gran polémica, debido a que poco antes Kazan denunció a algunos de sus compañeros ante el Comité de Actividades Norteamericanas, y el film se podía interpretar como una defensa de su postura. La película es una de las más vigorosas de la historia del cine, a la vez que una de las más comprometidas socialmente. Marlon Brando alcanza definitivamente el estrellato con su portentosa interpretación, por la que consiguió un Oscar. Es el punto álgido de una carrera que comenzó con Un tranvía llamado Deseo (1951) y ¡Viva Zapata! (1952). La película obtuvo 7 Oscar más, entre ellos a la mejor película, mejor dirección, actriz y guión. La composición musical de Leonard Bernstein es magistral. Indispensable.

10/10
Salvaje (1953)

1953 | The Wild One

Marlon Brando interpreta a Johnny, el líder de una pandilla de jóvenes rebeldes que viven sobre su motocicleta. Su inconformismo les conduce a sembrar el pánico en una pequeña ciudad de California, que han ocupado con el ensordecedor ruido de sus motos. A causa de esta peculiar forma de divertirse, provocan un gran revuelo en la ciudad, pero los jóvenes están dispuestos a llevarse a quien sea por delante. La dulce Kathie (Mary Murphy) está enamorada de Johnny y trata de convencerle de que ponga freno a la locura motorizada. Johnny se deja persuadir, y está decidido a cambiar de vida. Pero antes debe enfrentarse a su rival Chino (Lee Marvin), que no está dispuesto a seguir sus órdenes. Inaugura el género de las películas de motociclismo. Es una película mítica, aunque se haya quedado algo envejecida. Basada en una novela Frank Rooney, adaptada por John Paxton. Merece la pena por la actuación de Marlon Brando, de una fuerza que contagia. Brando ya había alcanzado el estrellato con Un tranvía llamado Deseo (1951) y ¡Viva Zapata! (1952). Un año después consiguió el Oscar por La ley del silencio, de Elia Kazan. Una película de referencia para el público joven de la época.

6/10
Julio César

1953 | Julius Caesar

En el año 44 antes de Cristo, Julio César posee el poder de la República Romana, después de haber ganado en la batalla de Farsalia. Casio, que teme que el gobierno acabe en dictadura, planea una conspiración contra el emperador, e instiga a los senadores para asesinarle. Mientras tanto, un adivino ciego advierte a Julio César del peligro que corre, pero éste no está solo, pues cuenta con la ayuda de Marco Antonio. Superproducción histórica dirigida por Joseph L. Mankiewicz y basada en la inmortal obra teatral de William Shakespeare, que optó a los Oscar como mejor película, mejor música, mejor fotografía y mejor actor (Marlon Brando). La película cuenta con un brillante guión, diálogos espléndidos (el discurso de Marco Antonio a cargo de Brando es verdaderamente memorable), magníficos decorados y la interpretación de grandísimos actores, sobre todo británicos. La dirección de actores, que corrió a cargo de Cedric Gibbons, ganó un merecido Oscar.

7/10
¡Viva Zapata!

1952 | Viva Zapata!

Trayectoria del mítico líder revolucionario mexicano, con sus dudas una vez ‘toca’ poder. Film fruto de la colaboración de Elia Kazan y John Steinbeck, que hizo una amplia investigación del personaje. Un logro notable es el paralelismo de dos escenas, una en que el presidente Díaz marca el nombre de Zapata en una lista; y otra en que es Zapata, ya poderoso, quien señala el nombre de un cabecilla. Brando, elegido por Kazan (Zanuck quería a Tyrone Power y Steinbeck a Pedro Armendáriz), hizo una composición muy creíble. Anthony Quinn interpretó magistralmente al hermano de Zapata, por lo que recibió un Oscar al Mejor Secundario en el año 1952.

7/10
Un tranvía llamado deseo

1951 | A Streetcar Named Desire

Versión fílmica de Elia Kazan de la obra de Tennessee Williams de 1946 que él mismo había llevado a la escena en Broadway. La trama pivota alrededor de Blanche DuBois, recién llegada a Nueva Orléans, con idea de alojarse en casa de su hermana Stella, casada con el obrero de origen polaco Stan Kowakski, de quien espera un hijo. Es un verano de calor pegajoso, y ante nuestros ojos se despliegan las cualidades magnéticas de Blanche, que huye de un pasado ninfómano, incapaz de dejar de coquetear con todo hombre que se pone a tiro, y que vive en un mundo que ella define como ‘mágico’, pues elude enfrentarse a los aspectos desagradables del mundo real. Ante sus modos de ‘princesa’, el tosco Stan, violento y aficionado al alcohol, la zahiere todo el rato. Y Stella hace como que no se entera, y su actitud conciliadora le lleva a admitir más de una vejación del marido. Los avances del apocado Mitch, amigo de Stan, para cortejar a Blanche, derivarán a una situación de alta tensión. Irene Mayer produjo la representación teatral, que aguantó dos años en cartel. El film era de gran complejidad psicológica. Decía Williams: “Stanley no ve a Blanche como una criatura desesperada y perdida, arrinconada en una esquina desde donde está haciendo un último esfuerzo desesperado por salvarse, sino como a una bruja calculadora que se vale de artimañas. Nadie ve a nadie como verdaderamente es, sino a través de sus propios defectos. Así es como nos vemos unos a otros en la vida real.”

8/10
Hombres

1950 | The Men

Brillante drama de Fred Zinneman, con guión del integrante de listas negras Carl Foreman. Se centra en la amargura de un veterano de guerra lisiado (genial Marlon Brando) y la ayuda que le prestan los suyos.

6/10
El rostro impenetrable

1961 | One Eyed Jacks

Johnny Río (Marlon Brando) es un pistolero que ha sido traicionado por su mejor amigo, Dan Longworth, interpretado por Karl Malden. Por su culpa, Johnny Río ha tenido que pasar cinco años en una prisión de Sonora. En ningún momento ha dejado de pensar en la venganza. Ahora que por fin ha conseguido la libertad, se pone a la búsqueda de Longworth, que se ha convertido en el respetable sheriff de Monterrey. Johnny seduce a la hijastra de Longworth, Louisa, interpretada por Katy Jurado, sabiendo que de esta manera le irritará. Para separarle de Louisa, Longworth encierra a Johnny Río en la cárcel, decidido a llevarle a la horca bajo la acusación de asesinato y robo al banco. Pero Johnny recibe la ayuda inesperada de Louisa, y consigue huir. Su odio mutuo sólo puede liquidarse en un enfrentamiento a vida o muerte, en pleno desierto. Un curioso western dirigido de manera peculiar por Marlon Brando. Un actor que une como nadie la rebeldía y la seducción en sus interpretaciones. Triunfó enseguida en Hollywood gracias a su papel en Un tranvía llamado Deseo (1951), al que siguieron ¡Viva Zapata! (1952) y La ley del silencio (1954). Una película entretenida que cuenta con magníficas interpretaciones.

5/10

Últimos tráilers y vídeos