IMG-LOGO
In memoriam

Le citó Quentin Tarantino en "Érase una vez en... Hollywood"

Adiós a Rafael Romero Marchent, pionero del western europeo

El actor, director, guionista y doblador Rafael Romero Marchent, pionero junto a su hermano Joaquín en rodar westerns en Europa, ha fallecido a los 94 años de edad, según ha informado la Academia de Cine.

Nacido el 3 de mayo de 1926, el madrileño Rafael Romero Marchent era hijo de un hombre de cine, Joaquín Romero Marchent Gómez de Avellaneda, editor y productor. No sólo sus hijos Rafael y Joaquín se dedicaría al Séptimo Arte, también Ana María, montadora, y Carlos, actor y director ocasional. Tras dejar los estudios de medicina, decide dedicarse a la interpretación, en títulos como La leona de Castilla, de Juan de Orduña, o El mensaje, de Fernando Fernán Gómez.

Puesto que a principios de los 60 dejaron de llamarle para ejercer como intérprete, se reconvierte en realizador, con Ocaso de un pistolero, western en la línea de los trabajos de Joaquín, que ya los rodaba antes de que se empezaran a elaborar en Italia. Dirigiría una treintena de títulos más, entre los que destaca el film de pistoleros Garringo, citado por el mismísmo Quentin Tarantino, en Érase una vez en… Hollywood. Destacó también en el terreno de la comedia, con La boda o la vida y dos películas protagonizadas por Lina MorganImposible para una solterona y Un día con Sergioy hasta firmó Santo contra el doctor Muerte, uno de los mejores títulos del famoso luchador mexicano. Fue también el responsable de varios de los mejores capítulos de Curro Jiménez, uno de los hitos de la televisión española.

Rafael Romero Marchent contrajo matrimonio con la actriz y vedette Maruja Tamayo, que estuvo a su lado hasta que murió, el 22 de octubre de 1991. Tuvieron una única hija, Teresa de Jesús. Al final de su carrera retomó su faceta como actor, en títulos como Tiovivo c. 1950, de José Luis Garci y en la serie Cuéntame cómo pasó.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos