saltar al contenido principal

El secreto mejor guardado del Festival de San Sebastián

Sorpresa, sorpresa. En la gala en que la madrileña actriz iba recibir el Premio Donostia antes de la proyección de su nuevo film “La red avispa”, el director del Festival, José Luis Rebordinos, llamó al escenario al encargado de entregárselo, que subió al escenario desde el patio de butacas.

Y se trataba nada más y nada menos que del cantante Bono, amigo de Penélope Cruz. Fue un auténtico golpe de efecto para un momento importante en la carrera siempre en ascenso de la actriz, como ha demostrado ahora hablando con acento cubano impecable en La red avispa.

Además de darle un abrazo, y entregarle el premio, Bono aseguró que “la vida de Penélope en la pantalla me fascina porque trata del drama de la familia. Los artistas como nosotros, como yo, nos perdemos en nosotros mismos. Penélope se pierde en los demás. Por eso nos perdemos en ella”.

Tras un largo aplauso, una emocionada Penélope se autocalificó como “soñadora”, “desde niña tuve conciencia de que soñar despierta era la mejor manera de modelar un futuro posible siempre que la suerte te acompañe en ello”. Sobre su trabajo actoral dijo que “te regala momentos en los que el alma vuela, necesitas desprenderte de tu ego para comprender todas esas diferentes y fascinantes vidas y entregarles a cada una de ellas toda la dignidad y respeto que merecen”.

La actriz tuvo palabras de agradecimiento para sus padres, su marido Javier Bardem y sus hijos, y para los directores de cine con los que ha trabajado, donde mencionó por supuesto a los españoles Pedro Almodóvar, Bigas Luna y Fernando Trueba.

No podía faltar la nota social, de modo que Penélope aprovechó el altavoz que le proporcionaba la gala para denunciar la violencia contra las mujeres.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto