5 actrices inolvidables para dar vida a Jo March en "Mujercitas"
IMG-LOGO
Reportajes

¿Cuál es tu versión favorita del personaje?

5 actrices inolvidables para dar vida a Jo March en "Mujercitas"

Ha sido adaptada múltiples veces a la pantalla. La novela de Louisa May Alcott “Mujercitas” ha interesado al público desde su publicación en 1868, hace ahora 150 años.

Y muchas actrices han anhelado interpretar el personaje de Jo March, la segunda de las hermanas March, porque quizá es la que muestra una personalidad más acusada. Jo tiene una gran fuerza de voluntad, e incluso con frecuencia es tremendamente testaruda, lo que le mete en problemas. Muestra un carácter independiente, y no tiene ningún problema en competir con los hombres en determinación. Además es muy creativa, y le encanta leer y escribir. De modo que compone relatos cortos y obras de teatro para representar con sus hermanas. Sin duda que en muchos aspectos es el alter ego de la propia Louisa May Alcott.

De izquierda a derecha, en el sentido de las agujas del reloj, presentamos a cinco de las grandes actrices que han interpretado a Jo March, y su visión del personaje.

1) Mujercitas (Greta Gerwig, 2019), Saoirse Ronan: “Jo es parecida a las chicas que puedes ver hoy en día. Greta [Gerwig] pensó que tenía que ser más moderna que el resto de las chicas que aparecen en la película en el modo en el que se mueve y especialmente en cómo habla. Mi forma de meterme en la esencia del personaje es encontrando la forma en la que habla, y con Jo su voz tiene un matiz relajado y moderno.

Jo se desvive por su familia. Sus hermanas y su madre son su universo, literalmente, ya que han creado una especie de nido en su casa. Cuando está con ellas se siente segura de sí misma, despreocupada y creativa. Cuando está con gente que no conoce tan bien es más reservada. Hay dos cosas que encienden su fuego interno: escribir y sus hermanas.”

2) Mujercitas (Vanessa Caswill, 2017), Maya Hawke: “Su impulso y su amor por el lenguaje y la narración de historias despertaron realmente mi interés y me inspiraron a la hora de superar los obstáculos que se interponían en mi camino [estaba estudiando en Juilliard, cuando le propusieron el papel], que eran mucho más personales y menos sociales que los de ella, para seguir mis sueños y hacer lo que me gustaba.

Pero no a expensas de mi familia y mis relaciones. Y ese equilibrio entre las relaciones, las obligaciones, la familia, los amigos, el amor, la pasión y el trabajo es algo muy importante que se está unido en Jo”.

3) Mujercitas (Gillian Armstrong, 1994), Winona Ryder: “Es una chica que quiere ser escritora y que conoce el amor, que le rompen el corazón, aunque ella también rompe el corazón de los demás. Sirve para dibujar el período de la adolescencia, y habla también de la competitividad y de la bondad, de lo que significa ser buena persona, de hacer lo que deseas hacer, pero dejándote guiar por el corazón.”

4) Mujercitas (Mervyn LeRoy, 1949), June Allyson. A falta de una cita directa, aportamos ésta sobre su experiencia “familiar” con los estudios de Hollywood: “La única autoridad paterna que tuve fue el estudio. Cuando era una estrella, siempre había alguien conmigo para protegerme. No me permitían ser fotografiada con un cigarrillo, una bebida, una taza de café o incluso un vaso de agua, porque alguien podría pensar que era licor. Cuando dejé el estudio ya estaba casada y tenía dos hijos, pero me sentí tan triste como un niño que se marcha de casa por primera vez.”

5) Las cuatro hermanitas (George Cukor, 1933), Katharine Hepburn: “Desafiaría a cualquiera a hacerlo mejor que yo en Las cuatro hermanitas. No había nadie, realmente no podía haber nadie, porque yo procedía del mismo ambiente general, disfrutaba con las mismas cosas. Yo estoy segura de que Luisa May Alcott escribía sobre sí misma y esa clase de conducta que se fomentaba en una chica de Nueva Inglaterra; y yo comprendía esas cosas. Yo misma era una marimacho y mi personalidad era como la suya. Como venía de una gran familia, en la que yo siempre había sido muy teatral, ese papel iba muy bien con mi sentido exagerado de las cosas.”

Lo último del mundo del cine