IMG-LOGO
Zona friki

Vacaciones visitando la tumba de Murnau en Berlín

Vacaciones visitando la tumba de Murnau en Berlín

El mausoleo número 22 de de Stahnsdorf, cerca de Berlín, es una visita obligada para los amantes del cine de terror, pues ahí descansa nada menos que F.W. Murnau, creador de Nosferatu. Así que mientras la gente cuerda aprovecha para ir a Benidorm a concentrarse en playas que parecen el metro de Madrid en hora punta, yo he aprovechado el período vacacional para venir a la capital alemana, a pesar de mi desconocimiento total del idioma de la Merkel, en el que sólo sé decir “Das Leben der Anderen” y poco más.

En julio alguien tuvo la misma idea, para robar el cráneo del cadáver del legendario realizador (que víctima de una maldición murió prematuramente al igual que el cámara y el protagonista del clásico vampírico). Por lo visto para utilizarlo para un ritual satánico, así que no me extraña que los vigilantes mirasen con cara inquisitiva a un español con pinta de desequilibrado que fotografiaba emocionado el nicho.

El Muro de BerlínPero el verdadero horror en esta ciudad sorprendente, proviene de los relatos (muchos, muchísimos) que cuentan aquí sobre el ya felizmente derribado muro de Berlín. Más de uno daría lugar a una buena película. De hecho. ya ha habido varias, pues supo aprovechar el tema por ejemplo Alfred Hitchcock en Cortina rasgada.

Mi favorito, el periplo de un matrimonio roto porque como es bien sabido en una noche se dividió la ciudad en dos sectores. El marido, enamorado hasta los huesos de su esposa, se quedó en la zona occidental, pero ella estaba atrapada en la parte oriental sin poder salir.

Tiempo más tarde, el hombre conoció a una dama físicamente idéntica a su señora perdida. O al menos bastante parecida. Contrajo matrimonio inmediatamente con ella. A continuación, puesto que desde su parte sí que podían pasar con libertad al otro lado, decidieron realizar un rápido viaje a la zona comunista.

La vida de los otrosPor la noche, él le robó el pasaporte cuando estaba dormida. Antes de que se despertara, fue a buscar a su legítima, que le recibió entre lágrimas. Y los dos atravesaron la frontera hacia la libertad con total tranquilidad, por la frontera, ella enseñando el documento sustraído.

¿Sería una peli romántica? Depende del punto de vista desde el que se contara. Si se hace desde el de la chica engañada, daría lugar a un thriller, pues la desdichada se despertó en el bloque soviético, ¡sin papeles! Y el que se suponía que era el hombre de su vida, sólo la quería por el interés. Es que los tíos somos todos iguales.

El cielo sobre BerlínAparte de contemplar los lugares más emblemáticos de la zona, he podido pasear por localizaciones de películas míticas, como Postdamer Platz, nexo de unión del pasado y el futuro en la irrepetible El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders. He visitado el museo de la RDA, un sitio tan original como divertido, donde te vienen a la cabeza títulos como Goodbye, Lenin! y La vida de los otros. Pero el Museo del Cine resultó ser un poco decepcionante. Tienen vestidos de Marlene Dietrich y una silla del director de R.W. Fassbinder, pero no sé, me supo a poco, quizás esperaba que El Golem viniera a darte las buenas tardes.

Lo último del mundo del cine