IMG-LOGO

Biografía

Marlene Dietrich

Marlene Dietrich

90 años ()

Marlene Dietrich

Nació el 27 de Diciembre de 1901 en Schöneberg, Berlin, Alemania
Falleció el 06 de Mayo de 1992 en París, Francia

El ángel rubio

01 Diciembre 2001

Encontró la fama de la mano del director Josef von Sternberg, que la dirigió en la mítica El ángel azul, y se convirtió en una estrella de Hollywood en los años 30 y 40.

Maria Magdalene Dietrich Von Losch nació el 27 de diciembre de 1901 en Berlín. Realizó estudios de piano y violín, aunque donde destacaba era en el canto. Pero optó por la interpretación y comenzó a trabajar en los cabarets del Berlín del expresionismo alemán. En en 1924 contrajo matrimonio con Rudolph Sieber, con quien tuvo su única hija. Nunca se divorciaría de “Rudy”, como llamaba a su marido, pero la cierto es que esta mujer no era de las de “un hombre para toda la vida”. De hecho, ni “hombre” ni “para toda la vida”, pues mantuvo múltiples romances a lo largo de su vida con personas de ambos sexos.

Para mejorar su técnica interpretativa se puso en manos de Max Reinhardt, profesor de arte dramático. Debuta en la pantalla grande con Der Kleine Napoleón (1923). Una noche, tras una actuación se le acercó en el cabaret, un admirador deslumbrado le proponer un “trabajillo” para el cine. Aquel tipo era Josef von Sternberg y su proyecto se llamaba El ángel azul. Su interpretación no pasó inadvertida ni siquiera para los chicos de Hollywood, que decidieron ofrecer un sustancioso contrato a la actriz y al director. Tras fichar ambos por Paramount harían siete películas juntos, entre las que destacan Marruecos (1930), con Gary Cooper, La venus rubia (1932), con Cary Grant y El diablo es mujer (1935), con César Romero.

Trabajó además con Ernst Lubistch en Ángel (1937), y con Frank Borzage en Deseo (1936). Dietrich se convirtió en la estrella que más dinero facturaba por película al final de los años 30. Tal aceptación del público no pasó inadvertida para Adolf Hitler, que le ofreció una burrada de dinero para que regresase al cine alemán. La actriz se posicionó en contra del régimen nazi y, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, apoyó a los aliados.

En los cuarenta no mantuvo su privilegiado estatus. Rodó menos películas, aunque algunas son espléndidas, como Siete Pecadores, de Tay Garnett (1940), La llama de Nueva Orleáns (1941), de René Clair, Capricho de mujer (1942), de Mitchell Leisen y Berlín-Occidente, de Billy Wilder. Ya madurita en los 50, hizo Pánico en la escena (1950), del maestro Hitchcock, Encubridora (1952), de Fritz Lang, Testigo de cargo (1957), nuevamente de Billy Wilder y Sed de mal (1958), de Orson Welles.

Decidió abandonar el cine en la década de los 60, para dedicarse únicamente al teatro y la canción. Aun así, hizo alguna excepción para aparecer en Vencedores o vencidos (1961), de Stanley Kramer y Just a Gigolo (1974), de David Hemmings, su última aparición en pantalla. Los últimos trece años de su vida permaneció recluida en su casa parisina. Allí falleció el 6 de mayo de 1992. Sus restos descansan en su Berlín natal.

Filmografía
Gigoló (1979)

1978 | Schöner Gigolo, armer Gigolo

El coronel Paul von Prygodski regresa a casa tras la Gran Guerra. Se ve obligado a ejercer de gigoló para sobrevivir. Exótica cinta alemana que recoge la situación del país en el período de entreguerras. Sin duda que lo más curioso del film es ver en el reparto a leyendas femeninas de la pantalla ya talluditas, como Kim Novak o Marlene Dietrich.

5/10
Vencedores o vencidos

1961 | Judgment at Nuremberg

Tras la Segunda Guerra Mundial, se inician los famosos juicios contra los criminales de guerra nazis en Nuremberg, ciudad donde en 1934 Hitler organizó una espectacular concentración, transformada en documental cinematográfico por Leni Riefenstahl en El triunfo de la voluntad. El juez norteamericano Daniel Haywood (Spencer Tracy), es el magistrado norteamericano, decidido a servir a la justicia y a la verdad sin prejuicios. El coronel Lawson (Richard Widmark) es el fiscal, mientras que el abogado defensor es Rolfe (Maximilian Schell). Ésta es una lograda crónica de aquel proceso, interpretada con rigor por una plantilla de caras conocidas, entre los que destacan, además de los citados, Montgomery Clift, Burt Lancaster, Judy Garland y Marlene Dietrich, en uno de los últimos papeles de su carrera. Una película intensa y apasionante en la que se incluyen imágenes reales del holocausto nazi. Un Oscar para el mejor guión, de Abby Mann, y otro para Maximillian Schell, como brillante secundario.

7/10
Sed de mal

1958 | Touch Of Evil

Uno de los grandes títulos de la filmografía de Orson Welles. Este hombre genial, que deslumbró con su talento multifacético, tuvo siempre muy mermadas sus posibilidades de dirigir. Tras Ciudadano Kane se labró una fama de director difícil, por lo que saber cuándo iba a acometer un nuevo proyecto era todo un misterio: pocos estudios se arriesgaban a darle la oportunidad, y a veces Welles se las debía arreglar para convertir tramas más o menos mediocres en películas que trascendendían sus estrechos márgenes para así convertirse en cine con mayúsculas. Fue el caso de Sed de mal, adaptación libre de Welles de "Badge of Evil", novela negra de Whit Masterson. La revista cinéfila "Cahiers du cinéma" la definió como “la mejor película de serie B que jamás se haya hecho”. El film transcurre en una pequeña ciudad fronteriza entre Estados Unidos y México. Un caso obliga a colaborar a Quinlay (Orson Welles), un policía americano, con Vargas (Charlton Heston), un funcionario mexicano. El primero tiene un innato olfato detectivesco para dar con los culpables de crímenes y delitos. Pero sus métodos son heterodoxos, y no tiene escrúpulos en inventar pruebas falsas para incriminar a los sospechosos. La definición que el honrado Vargas hace de Quinlay, “era un buen detective, pero un mal policía”, se ajusta a la realidad como un guante. Así describía Welles la superioridad moral del personaje que encarna Heston: “Es un ser superior, y no porque sea un buen mozo o esté en el candelero, no. Es debido a que es una persona civilizada y tiene una cultura más honda. No se trata sólo de que sea bueno e incapaz de hacer canalladas, sino de que comprenda qué significa ser bueno. Así, tenemos un hombre que puede responder al sinvergüenza sin tener siempre la palabra virtud en la boca, y los argumentos que opone al poder policial son aquellos que sólo un hombre cultivado puede ofrecer.” Fue Charlton Heston el que propuso a Welles como director del film a Universal, pues al principio sólo debía intervenir como actor, haciendo el papel del detective. Heston dijo de Welles que “fue el hombre con más talento que he conocido, lo cual no quiere decir que fuera el mejor actor o el mejor director. No pienso que lo fuera. Pero eso que llamamos ‘talento’, esa capacidad de crear arte, Orson la tenía a punta pala.” Quedó para la posteridad, y ha sido requeteestudiado en las escuelas de cine el plano secuencia con que se abre el film, en que somos testigos de cómo un tipo pone una bomba. Las acrobacias que hace la cámara son sencillamente increíbles. Otro arranque de genialidad ocurrió el primer día de rodaje: Welles estuvo casi todo el día preparando un plano, sin rodar nada, para desesperación de los ejecutivos del estudio. Cuando al fin lo hizo, declaró que ese plano correspondía a doce páginas del guión, y que por tanto iban con dos días de adelanto con respecto al calendario previsto.

8/10
Montecarlo

1957 | Montecarlo

Única película como director de Samuel A. Taylor, autor de la obra teatral en la que se basó Sabrina, de Billy Wilder, y coguionista de Vértigo. Describe a la aristocracia europea de Montecarlo. A pesar de la fama de los actores protagonistas, Marlene Dietrich y Vittorio De Sica, apenas tuvo repercusión. La culpa es del guión, excesivamente simple. Queda bastante deslucida la labor de los actores.

5/10
Testigo de cargo

1957 | Witness for the Prosecution

Basada en una obra de Agatha Christie, narra el juicio a un hombre acusado de asesinato . El veredicto de su inocencia o culpabilidad depende de un curioso testigo de cargo; el de su mujer. Peligroso sería relatar más detalladamente el argumento de esta película, en la que el rodaje se mantuvo en secreto, y a cuyo preestreno sólo pudo acudir la familia real inglesa tras prometer que no contarían el final de la película. Estamos ante una magistral adaptación cinematográfica dirigida por Billy Wilder, que sabe mantener el suspense y la intriga durante todo el metraje. Este apasionante drama judicial cuenta con estupendas interpretaciones. Tyrone Power encarna al hombre acusado de asesinato, Marlene Dietrich es la "testigo de cargo" (impresa queda en nuestra retina la escena en la que aperece en un cabaret nazi donde interpreta la canción "I never go there any more") y Charles Laughton da vida a un cínico abogado en una memorable interpretación. La película fue nominada para cinco oscars, entre ellos el de mejor película.

7/10
La vuelta al mundo en 80 días

1956 | Around the World in 80 Days

La vuelta al mundo en 80 días es una gran superproducción puesta al servicio del maravilloso relato de Julio Verne. Phileas Fogg (David Niven) es un desocupado noble británico que apuesta con los miembros de su club londinense que es capaz de dar la vuelta al mundo en exactamente ochenta días. Acompañado de su fiel criado Passepartout (Mario Moreno, Cantinflas), vivirán toda clase de aventuras para ganar tan singular apuesta. En torno a esta trama argumental Michael Anderson elabora un magnífico espectáculo, y así veremos en este film maravillosos exteriores rodados en los lugares más recónditos del mundo, toda clase de animales exóticos, estupendos decorados y un esmerado vestuario, todo ello bajo la excelente banda sonora de Victor Young. La película cuenta también con un reparto a la altura de las circunstancias y así, junto al dúo protagonista, aparecen Marlene Dietrich, Charles Boyer, Shirley MacLaine, Buster Keaton, Ronald Colman, Peter Lorre, Frank Sinatra... La película obtuvo un total de cinco Oscar en las categorías de mejor película, mejor guión adaptado, mejor fotografía, mejor montaje y mejor banda sonora. Todo un clásico.

6/10
Encubridora

1952 | Rancho Notorious

Un ranchero se dispone a hacer lo que sea para vengar la muerte de su novia. Lo que le conduce al rancho de una fascinante mujer, refugio de todo tipo de cuatreros. La carismática Marlene Dietrich compone a la oscura mujer que acoge a indeseables. Esta acompañada por un reparto a la altura. Dirige el maestro Fritz Lang, toda una garantía de calidad.

7/10
Momentos de peligro

1951 | No Highway

Theodore, un ingeniero aeronáutico, debe repasar las especificaciones de un avión de su compañía: Tras su análisis, cree detectar que existe un riesgo de fatiga de materiales lo suficientemente importante como para advertir a la tripulación de un aparato que se encuentra volando. Casi a renglón seguido de dirigirle en El invisible Harvey, que valió una nominación al Oscar para el actor, Henry Koster se reúne con el gran James Stewart, con una trama que de ésas que tiene al espectador mordiéndose las uñas gran parte del metraje. Marlene Dietrich tiene un papel secundario.

6/10
Pánico en la escena

1950 | Stage Fright

Una estudiante intenta demostrar la inocencia de un galán, acusado de haber asesinado al marido de su amante. La chica cuenta con la ayuda de su padre y del inspector encargado del caso. Hitchock hizo un paréntesis en su carrera estadounidense, para regresar a su Gran Bretaña natal, donde rodó esta película, que él mismo reconocía que se trata de las menos logradas de su filmografía. Sin embargo, a pesar de las críticas recibidas por mostrar al espectador un flash-back que luego resulta ser mentira, Hitchcock supo imprimir un enorme interés a la trama, y sorprender al espectador hasta el final

7/10
Berlín Occidente

1948 | A Foreign Affair

Agridulce comedia, lo que ya anuncian los primeros planos del film, vistas aéreas de un Berlín destruído en la reciente guerra. Billy Wilder describe la llegada de varios congresistas americanos a la capital germana, para tomar el pulso a la moral de las tropas destacadas allí. En la expedición destaca Phoebe (divertida Jean Arthur), estricta mujer que no va a consentir ni un pequeño relajo de las costumbres de los soldados. Y cree encontrar un aliado en el capitán Pringlem quien mantiene una aventura con una cantante de club (Marlene Dietrich) que años atrás alternaba con jerifaltes nazis. Aguda crítica social, con reminiscencias de Ninotchka, film de Lubitsch en cuyo guión intervino Wilder con Charles Brackett, también asociado al título que nos ocupa: la idea de una mujer de rígidos principios, que descubre la alegría de vivir, se repite. Un aire más melancólico presenta la 'superviviente' cabaretera, que campea el temporal según sopla el viento.

7/10
En las rayas de la mano

1947 | Golden Earrings

6/10
Sueños de gloria

1944 | Follow the Boys

Estimable film propagandístico del bando aliado de la II Guerra Mundial. Universal, al igual que los otros grandes estudios, puso a sus estrellas a trabajar en esta recopilación de números musicales y sketch cómicos. El objetivo era moralizar a las tropas y animar a la población que seguía siendo civil. Destaca el fragmento en el que Orson Welles realiza un número de magia serrando en dos a Marlene Dietrich.

5/10
El príncipe mendigo

1944 | Kismet

Nueva versión de la comedia de Edward Knoblock, que ya había sido trasladada al cine en la época muda con dos versiones de igual título, dirigidas por Leedham Bantock (1914) y Louis J. Gasnier (1920). Con claras inspiraciones en los cuentos de “Las 1001 noches”, cuenta la historia de un mendigo que se hace pasar por príncipe. Dieterle retoma el tema que ya tratara en El príncipe y el mendigo, con Errol Flynn y Claude Rains de protagonistas. Años después, en 1955, Vincente Minnelli lo convertiría en un espectáculo musical adaptando un montaje de Broadway. Esta versión de "Kismet" consiguió cuatro nominaciones a los Oscar.

5/10
Forja de corazones

1942 | Pittsburgh

6/10
Los usurpadores

1942 | The Spoilers

Durante la fiebre del oro de Alaska, un honrado vaquero llamado Ray ha de enfrentarse a un hombre de negocios con sed de fortuna que tiene todas las de ganar. Para colmo, la presencia de la atractiva cabaretera Cherry Malotte será la manzana de la discordia y una nueva rivalidad entre ambos. Nuevo reencuentro de Marlene Dietrich y John Wayne tras Siete pecadores. El romance y la fiebre del oro es el telón de fondo de esta historia que contrapone los intereses de un ambicioso empresario frente a la honradez de un buen hombre. La sola presencia de sus protagonistas, junto a la de Randolph Scott, era suficiente para atraer al público a las salas. La dirección de arte fue nominada al Oscar.

6/10
Capricho de mujer

1942 | The Lady Is Willing

Una caprichosa diva de las tablas ve a un bebé sin padres en la calle, custodiado por la policía, y no tiene otra ocurrencia que llevárselo, con el deseo de criarlo como a un hijo. Las explicaciones de sus ayudantes, que le dicen que aquello, se mire como se mire, es simple y llanamente un secuestro, no la persuaden para devolverlo a las autoridades. Hasta que inevitablemente, le pillan. Entonces es cuando decide seriamente hacer todo cuanto esté a su alcance para adoptarlo; lo cual pasa por un "pequeño trámite" llamado matrimonio, algo que facilitaría la cosa mucho. El único inconveniente es que no hay ningún hombre a la vista con el que haya pensado casarse. A no ser que un doctor... Simpática comedia de Mitchell Leisen, con la pareja protagonista Marlene Dietrich-Fred MacMurray y un buen grupo de secundarios. Le falta un poquito de chispa, pero la Dietrich da el tipo de mujer a la que uno nunca imaginaría adoptando a un crío, a no ser por puro capricho.

5/10
Manpower

1941 | Manpower

Hank y Johnny luchan cada uno con sus respectivos equipos por conseguir el poder de su empresa. Una noche ambos se encuentran en una reunión a la atractiva Fay, y las tensiones entre ambos equipos aumentan también por obtener el favor de la chica. Un verdadero trío de ases protagoniza este film dramático con tensiones de thriller dirigido por el maestro Raoul Walsh, quien ese mismo año rodó la emblemática Murieron con las botas puestas. La diva Marlene Dietrich desprende seducción con su personaje.

6/10
La llama de Nueva Orléans

1941 | The Flame of New Orleans

Clarie Ledouox no tiene las cosas claras en la vida. Ella ve el futuro como algo distante, como un problema a posponer. No se toma en serio sus propios compromisos y no duda en escaparse de su propia boda. Huye a Nueva Orleans y allí causa furor entre los hombres. Entonces, con el paso de los días, se ve obligada a escoger a un hombre... Las elecciones no se pueden posponer para siempre. Historia inconsistente contada con elegancia. René Clair demuestra su talento para crear ambientes y sobreponerse a un guion que tiene lagunas.

6/10
Siete pecadores

1940 | Seven Sinners

Bijou Blanche es una cantante de 'night club' que va ofreciendo su espectáculo musical a través de las islas de Asia y trayendo de cabeza a los hombres. Hasta Boni Komba va a parar junto a su fiel guardaespaldas, donde se encuentra instalada una sede militar, y Bijou empieza a trabajar en el local 'Siete pecadores', regentado por el cínico Antro. En la isla conocerá al joven teniente Dan Brent, por el que queda prendada. Tras numerosos westerns de serie B, rodados uno detrás de otro, y un año después de la mítica La diligencia, llegó otro papel interesante para John Wayne en esta película de Tay Garnett, donde tenía la oportunidad de compartir plano junto a la diva Marlene Dietrich. Destaca el numerito cantado por la actriz, 'The Man's in the Navy'.

5/10
Arizona

1939 | Destry Rides Again

Tom Destry, hijo de un heroico pistolero que prestó sus servicios del lado de la ley en Tombstone, llega al pueblecito de Bottleneck, dominado por un forajido. Todos esperaban que Tom, haciendo honor a su ilustre apellido, iba a emprenderla a tiros con un individuo que hace trampas en el póker para quedarse con los ranchos de pobres incautos. Pero Tom, el nuevo ayudante del sheriff, un simpático borrachín, se niega a recurrir a la violencia para enfrentarse a él, confiando más en el poder de la ley y el orden. Memorable western con elementos de comedia, basado en una novela del especialista Max Brand y dirigido por George Marshall. James Stewart compone un personaje con mucha labia y divertidas anécdotas que le sirven para apuntalar sus argumentos. Por ejemplo, se compara a sí mismo con un sello de correos, siempre pegado a una carta hasta que llega a su destino. Marlene Dietrich interpreta a una cabaretera, un papel que supuso su recuperación tras dos años en el dique seco, y que le permite lucirse con un par de canciones como 'Little Joe', y entregar su clásica caracterización de mujer fatal, que acaba arrepintiéndose de sus malas acciones. En el film tiene peso las mujeres -son inolvidables la pelea en el saloon entre Dietrich y otra mujer con cuyo marido flirteaba la cabaretera, y la irrupción de todas las mujeres en el clímax del saloon-, algo que se logra de un modo inteligente. Dietrich, muy satisfecha de trabajar junto a Stewart, dijo de él: "Es ein fegamer mensch", o sea, "Es un dulce ser humano".

7/10
Ángel

1937 | Angel

Adaptación de una obra de Melchior Lengyel, con el habitual tándem Ernst Lubitsch-Samson Raphaelson. Aunque tiene elementos de comedia, también presenta fuertes componente dramáticos, al describir a Maria, una mujer que vive un matrimonio anodino con Frederick, que anda demasiado absorbido por su importante trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores británico. En busca de aventura, pasa un fin de semana en París de incógnito acudiendo al salón de juego y esparcimiento que regenta una gran duquesa rusa exiliada; allí conoce a un hombre, Tony, con el que pasa unas horas inolvidables, pero a quien rehúsa dar su nombre, y por ello sólo la llama "Ángel". Teóricamente no volverán a verse, pero el destino quiere que coincidan nuevamente, pues Tony y Frederick tienen en común su pasado bélico. El film es un prodigio de narración inteligente, sobreentendidos, miradas y dobles sentidos, y donde Lubitsch sabe resolver sin resultar cargante. El trío protagonista está muy bien, pero también los secundarios, sobre todo los criados, como aquel comprometido que se mosquea con su novia, al preguntarse "dónde pudo aprender la rumba".

7/10
La condesa Alexandra

1937 | Knight Without Armour

Un periodista inglés que conspira contra el zar es enviado a Siberia. En efecto, el joven Fotheringill había osado criticar al zar en un artículo, motivo por el cual se fue expulsado de Rusia. En tal tesitura, se ve enredado en un complot para matar al ministro del interior. Entretenida película de aventuras producida por los Korda, dirige Jacques Feyder (La kermesse heroica). Marlene Dietrich interpreta a la bella hija del ministro, que curiosamente va a parar también a Siberia, y de la que Fotheringill se enamora.

5/10
I Loved a Soldier

1936 | I Loved a Soldier

Ante la llegada de las tropas enemigas, un soldado decide adoptar la identidad de un camarero, que resulta ser un espía. Adaptación de una obra teatral de Lajos Biró, que ya había dado lugar a Hotel Imperial, un film de 1927 protagonizado por Pola Negri. Como resultado de los problemas del guión, que no acababa de convencerle, y de varias disputas entre la actriz Marlene Dietrich y Henry Hathaway, el director, al final el productor Ernst Lubitsch decidió suspender el rodaje antes del final. En 1943 Billy Wilder dirigió un famoso remake titulado Cinco tumbas al Cairo, ambientando la acción durante la II Guerra Mundial.

5/10
Deseo

1936 | Desire

Divertida comedia de enredo, con su toque melodramático. Aunque la dirige el romántico impenitente Frank Borzage, la producción corrió a cargo de Ernst Lubitsch, que durante un año fue jefe de producción de Paramount, y de hecho rodó algunas escenas antes de que el director titular se incorporara al rodaje. La película describe la relación entre un ingeniero que al fin va a poder disfrutar de unas vacaciones en Europa, entre Francia y España, y una seductora mujer que roba joyas ayudada de un par de cómplices. Para pasar un collar robado por la frontera, ella coquetea con el otro, y oculta el material comprometedor en el equipaje del ingenuo ingeniero. Pero claro, entre dimes y diretes, surgirá el amor. El film introduce algunos gags muy inspirados, como el de Gary Cooper soltando un enérgico discurso, supuestamente ante su jefe, algo que se revela falso -la cámara se mueve, y nos muestra que no hay nadie delante del actor-, se trata sólo de un ensayo; tal idea tiene el remate perfecto cuando Cooper al fin está ante su jefe, sumiso, y éste le concede las vacaciones que le iba a pedir sin ninguna dificultad.

7/10
El jardín de Alá

1936 | The Garden of Allah

Amores pasionales y secretos inconfesados. Film clásico de rebuscadillo argumento. Marlene Dietrich interpreta a Domini, una joven que tras quedarse huérfana se marcha a vivir a la exótica Argelia. En ese país conoce al elegante Boris (Charles Boyer), y con el tiempo se casa con él. Sin embargo, este hombre guarda un secreto que le atormenta (y no es para menos), pues en realidad es sacerdote y se ha escapado de un monasterio.

5/10
El diablo es una mujer

1935 | The Devil Is a Woman

España, finales del siglo XIX. Carnaval en el Sur. El apuesto Antonio, enmascarado con un antifaz, queda fascinado por la belleza de Concha. Un mensajito le permite concertar una cita. Pero antes de que se produzca se encuentra con su amigo Pascual, que le confía sus desengaños amorosos con esa mujer, una auténtica manipuladora que ha aprovechado sus encantos para sacarle dinero y engañarle con otros. Al ritmo de múltiples variaciones del "Capricho español" de Nikolai Rimsky-Korsakov, Josef von Sternberg ofrece una farsa romántica protagonizada por su musa Marlene Dietrich; fue la última colaboración de director y actriz. Se trataba de la adaptación de una novela de Pierre Louÿs a cargo de John Dos Passos. Una atmósfera recargada, muy barroca, repleta de máscaras, confeti y serpentinas, con elementos como mantillas, peinetas, abanicos y volantes, con exóticos guardias civiles y gitanas bailaoras, da un aire folklórico fascinante, que sorprendentemente no suena a falso, y que conecta con las fantasías vienesas de Max Ophüls. La Dietrich está genial, con su aire pícaro y seductor, muy apropiado a su personaje. Repleta la trama de ironía, en cierto momento adquiere un aire romántico, por ese Pascualito -así le llama la burlona Concha- dispuesto a sufrir mil humillaciones por ganarse a su amada.

6/10
Capricho imperial

1934 | The Scarlet Empress

Siglo XVIII. Tras mantener negociaciones con Rusia, se acuerda el enlace matrimonial de la joven princesa prusiana Sofía con Pedro, hereredero al trono del imperio ruso. Sofía es una joven ingenua, que en su largo viaje de siete semanas a Moscú, espera encontrarse con un auténtico “príncipe azul”. Lo que encuentra es a un lunático depravado, medio retrasado mental, y a su dominante madre, la emperatriz Isabel. La princesa, que cambia su nombre por el de Catalina, deberá aprender a sobrevivir a las intrigas palaciegas, mientras su corazón insatisfecho busca consuelo en otros hombres distintos a su marido. Intensa película de Josef von Sternberg, se basa en los diarios de Catalina. El cineasta, con guión coescrito por Manuel Konroff, sabe lidiar con el difícil género del biopic dividiendo la trama en grandes bloques, y presentando un amplio fresco de la corte imperial, mostrada como un lugar depravado y lleno de podredumbre, donde los comportamientos lascivos son moneda corriente. A crear la atmósfera deseada ayuda un departamento artístico excelente (Peter Ballbusch, Hans Dreier y Richard Kollorsz), que crea unas esculturas y pinturas de formas siniestras. También resulta perfecta la composición de Marlene Dietrich, que maneja una amplia gama de registros, desde el de jovencita ingenua al de mujer resabiada y ambiciosa; y la de Sam Jaffe como el gran duque Pedro, que da verdadero miedo con su aspecto de completo chiflado. El film contiene escenas excelentes, como la de la boda, sin palabras; la de la noche que un conde cree que va a pasar con Catalina, repleta de ironía; o las cabalgadas por el interior de palacio. Sternberg destaca en sus memorias un momento especial: cuando “un monje pide limosna alrededor de la mesa del emperador y se deja abofetear por él diciendo: ‘esto es para mí, ¿qué tenéis para dar a los pobres?’”.

8/10
La venus rubia

1932 | Blonde Venus

La quinta película que unió los talentos de los alemanes Josef von Sternberg y Marlene Dietrich en Hollywood. Cuenta la animada trayectora vital de una cantante de cabaret, que un buen día conoce al hombre de su vida, con el que decide formar un hogar y tener un hjo. Pero una insólita enfermedad del marido, que trabaja con materiales radioactibos, les separa y ella vuelve a los garitos nocturnos, y logra que le mantenga el clásico millonario que piensa que el dinero todo lo compra. Como el padre se queda con el niño, y ella no lo soporta, decidirá, movida por la desesperación, llevárselo. La trama tiene indudablemente un aire folletinesco, pero el film llama la atención por las distintas caras que va cobrando el personaje de la Dietrich. A Herbert Marshall le toca hacer de marido sufridor, mientras que Cary Grant tenía uno de sus primeros papeles importantes, aunque dista de ser memorable. El film desprende un delicioso aire decadente, palpable en el número africano, en que la piel de un gorila esconde a... ¡la Dietrich con pelo a lo afro! Destaca el arranque de la película, aunque elegante, bastante atrevido para la época, en que Marshall conoce a la que será su futura esposa en Austria, durante unas vacaciones; él forma parte de un equipo de excursionistas, atraído por un grupo de "bellas ninfas", unas chicas del teatro que se están bañando en el río.

7/10
El expreso de Shanghai

1932 | Shanghai Express

Una de las películas sobre raíles más famosas de todos los tiempos, a la que Josef von Sternberg dota de una atmósfera de enigmático exotismo. En clave de aventura melodramática, describe a los viajeros del tren que une Pekín con Shanghai -varios militares, una mujer china, una mujer anciana que esconde a su perrito, un médico, una mujer de dudosa reputación...-, y la reacción de los mismos ante el asalto de unos bandidos. Particularmente se fija en capitán médico Donald y su antigua novia Madeleine, que tras un intenso amor se vieron trágicamente separados, para encontrarse pasados cinco años en el tren, cuanto ella responde al nombre más oriental de Shanghai Lily, de mujer de reputación más que dudosa. Ciertamente la trama suena un poco 'demodé', pero un sólido guión de Jules Furthman, el talento tras la cámara de Sternberg, y una bellísima fotografía de Lee Garmes, que se llevó el Oscar, ayudan a darle el necesario empaque. Ello por no hablar de Marlene Dietrich, que sabe conjugar en su personaje la frialdad con un toque pícaro. El film aborda el tema de la confianza, necesaria en cualquier relación humana si se desea que dure, algo a lo que ayuda el personaje del clérigo, que al principio mira con recelo a Lily, pero que luego aprende a apreciarla.

7/10
Fatalidad

1931 | Dishonored

Maria, una mujer de la calle, es fichada por los servicios secretos austrohúngaros para ejercer de espía bajo el nombre clave de X27. Utilizando sus encantos descubrirá altos mandos que traicionan a su país, pero su modo personal de "trabajar" podría acabar pasándole factura. Josef von Sternberg y Marlene Dietrich volvieron a coincidir en su segunda película en Hollywood, que por la temática era casi la respuesta de Paramount a Mata Hari, otra de mujer espía, con Greta Garbo. Dietrich demuestra lo sensacional actriz que es en el pasaje en que simular ser una campesina venida a la ciudad para trabajar como criada, lo que le sirve para seducir a un oficial; pues transmite en esos momentos una imagen diferente a la que nos tiene acostumbrados, de mujer fatal. Von Sternberg utiliza con estilo elementos expresionistas en más de un pasaje, y la música se revela esencial, pues una partitura le sirve a X27 para codificar la información que recopila. Magnífico el desenlace, fuertemente romántico, lleno de vigorosos detalles como la venda que seca las lágrimas del joven teniente.

7/10
Marruecos

1930 | Morocco

Un hombre se alista en la legión extranjera para enterrar su pasado. Como Tom. Pero también una mujer tiene sus formas de "apuntarse a la legión"; como Amy, que viaja a Marruecos dejando atrás su vida pasada. Fichada como artista de variedades en un garito nocturno, enseguida llama la atención del apuesto y mujeriego Tom. Ambos se enamoran, pero... ¿tiene lo suyo algún futuro? Primera película hollywoodiense del dúo Josef von Sternberg-Marlene Dietrich. El resultado, difícilmente es superable. La adaptación de la obra de Benno Vigny por Jules Furthman destila un potente romanticismo por todos sus poros, algo reforzado por el magnífico trabajo de la pareja Gary Cooper-Marlene Dietrich. A este respecto hay momentos ejemplares como el de la Dietrich enterada de que su amado ha resultado herido, lo que le lleva a dejar plantado a su prometido formal, un millonario (Adolphe Menjou), para recorrer angustiada las filas de los legionarios que regresan del combate; o el plano final del desierto y las mujeres que siguen a los soldados que aman. No obstante, hay también momentos para el humor y la sutil ironía, también aprovechando los números musicales, como aquel en que la Dietrich, vestida con traje chaqueta y chistera, besa a una mujer con aire pícaro y provocador.

8/10
El ángel azul

1930 | Der Blaue Engel

Un riguroso profesor sucumbe a los encantos de una cabaretera. Al principio recrimina a sus alumnos, por acudir a antros de perdición. Pero cuando va a inspeccionar el terreno, se enamora rendidamente de Lola. Ella no le ama pero él, perdiendo los papeles, acaba quedándose sin trabajo y posición social. El film que reveló a Marlene Dietrich, que da réplica a Emil Jannings. El director austriaco Josef von Sternberg preparó dos versiones, en inglés y alemán, que ahora se presentan en esta edición, imprescindible para el cinéfilo.

8/10

Últimos tráilers y vídeos