Decine21
Entrevistas Cuatro días antes de su difusión en EE.UU. y el resto del mundo

Jonathan Nolan y Lisa Joy defienden en Madrid el último capítulo de la 2ª temporada de "Westworld"

“Ten cuidado con lo deseas” es una de las frases que se escuchan en el capítulo final de la 2ª temporada de “Westworld”. Pero para ver cumplido el deseo de reunirse con los creadores de la serie creada a partir de la novela de Michael Crichton no había que tomar cautelas, Jonathan Nolan y Lisa Joy son encantadores.

Trabajar en familia funciona entre los Nolan. Por supuesto, Jonathan Nolan colaboró con su hermano Christopher en Memento, que partía de una idea suya convertida en relato, y luego han estado asociados en numerosos filmes con el primero como coguionista. Pero además, ambos hermanos están asociados profesionalmente con sus réspectivas cónyuges. Si Emma Thomas es la productora de las películas de su marido Christopher, Lisa Joy, la guionista de series y mujer de Jonathan, ha creado con él Westworld, su primera colaboración, iniciada en 2016,

La pareja Jonathan Nolan-Lisa Joy estuvo en Madrid para presentar en una sala de cine el capítulo que pone fin a la 2ª temporada de Westworld, y como ocurría con la anterior, deparó varias sorpresas, que permiten profundizar en ideas como la libertad en la toma de decisiones, la inteligencia artificial, la deshumanización de las personas, la búsquedad de la inmortalidad y la necesidad de crear y sostener los lazos familiares. Al término de la proyección ofreció un delicioso coloquio con los espectadores, conducido por el periodista Toni García.

jonathan nolan lisa joy toni garciaJonathan reconoce la complejidad de la estructura de la serie, que sigue la estela de Memento y otros títulos dirigidos por su hermano: “Nosotros tenemos claro lo que ocurre, pero dejamos la trama sembrada de pistas que permiten diversas interpretaciones al espectador. En tal sentido, su sentido de la confusión acerca de lo que está pasando es comparable al estado mental de Bernard”, el ingeniero de anfitriones de la serie. En efecto, como se repite varias veces en el show, nunca estamos seguros de si el ahora es realmente el ahora. Y añade, en alusión a los espectadores, que “es arriesgado pensar en lo que les gustará, pero nos esforzamos por tratar de entender lo que pueden seguir”.

Jonathan recuerda además cómo le impresionó ver con su hermano Matrix, “no era fácil anticipar cómo la realidad virtual estaría presente en el futuro en la vida de las personas”. Esa idea de distintos estados de conciencia, y el mundo de los sueños, diferente a la realidad, lo tuvo bien en cuenta Christopher en Origen, de la que Jonathan y Lisa se confiesan verdaderos fans. Comenta Jonathan que “nuestros hijos pasarán mucho tiempo en la realidad virtual. Para entender el estado mental de los anfitriones, nos hemos inspirado en la sensación que se te queda cuando te quitas las gafas tras pasar un rato en un mundo de realidad virtual. El mundo real te parece menos colorido, menos brillante". Joy añade que los anfitriones “al ser criaturas digitales, no están atados ni constreñidos por su cuerpo. Importa lo que hay en sus mentes sintéticas”.

“Trabajar con un equipo de actores tan amplio y con tanto talento es como trabajar con un equipo de competición deportiva”, comenta Lisa, “todos se muestran comprometidos, y cada personaje es como un hijo, no te gusta señalar favoritos”. No obstante reconoce que “empatizas más con unos que con otros, algunos cometen acciones terribles que no te gustan, pero conectas con Maeve y los sacrificios que hace por su hija, aunque sepa que todo forma parte del modo en que ha sido programada”.

A la pregunta de si en la tercera temporada tratarán de mostrar algún aspecto positivo de lo que nos puede deparar el futuro, visto el lado oscuro del ser humano mostrado hasta ahora, hay risas, pero luego Lisa comenta que subrayan los aspectos más dramáticos para crear conflicto y explorar la psicología de los personajes. Además, para ella no se puede obviar que “la humanidad está atrapada en bucles, nos vemos siempre arrastrados a ciclos de violencia”; aunque no deja de mencionar aspectos positivos en los afectos despertados por los lazos familiares; y menciona como ejemplo de otra serie en esa dirección Breaking Bad. Más realista se muestra Jonathan, que dice que si quieres sentimientos positivos “debes volver a ver Interstellar, creo que está editada en DVD”, dice entre risas.

Jonathan asegura que se ha encontrado cómodo trabajando en HBO, que “están muy encima pero te dejan hacer, nunca nos pusieron pegas a la hora de complicar las tramas, ellos están acostumbrados a series enrevesadas y corales como Juego de tronos y The Wire. Nosotros nunca habíamos trabajado en algo parecido, pero es la marca de la casa. Estuvimos viendo las principales series de HBO, también para captar el ritmo narrativo de este tipo de producciones. Y J.J. Abrams, que está en la producción, también sabe lo que son las historias con muchos personajes, como prueba Perdidos”. Por otro lado, no desea prolongar la serie indefinidamente. Con la idea de fondo de la trilogía de Batman, donde cerraban cada título afirma que “cada temporada debe ser una historia diferente, con unas preguntas a las que se da respuesta, y otras que quedan planteadas, no me interesa la idea de franquicia”.

jonathan nolan lisa joy 2Y Joy añade que ellos nunca buscan el giro en la trama sólo para sorprender el espectador: “No son giros, son revelaciones. Hemos ido dejando pistas para que se pudiera averiguar lo que va a pasar antes del final. Pero no lo sacamos todo a la luz hasta el final”. Completando la idea Jonathan señala su inclinación por “las películas que te obligan a prestar atención y unir por ti mismo las piezas del puzzle, como Sospechosos habituales”. Y le gusta dejar huevos de Pascua en las tramas para que los espectadores las unan, pero no es fan de las redes sociales –la que usa a veces es Reddit–, “no necesito saber si los fans han descubierto las pistas”. Sobre este tema Lisa añade: “vivo en una especie de burbuja, no podría seguir trabajando en la serie si me entero de qué se está diciendo sobre la misma. Me concentro en cuidar a nuestros hijos y aislarme”.

Sobre la música, Jonathan Nolan recuerda que conoce al alemán de origen iraní Ramin Djawadi desde hace muchos años, cuando Hans Zimmer lo reclutó para su equipo, coincidieron ya en la época de Batman Begins. “Es una estrella de rock”, afirma, y dice que jugaron con la idea de una música que hacía pensar “esto ya lo he oído antes”, y que a la vez era novedosa. También utilizaron bastante música moderna, “para recordar al espectador que la serie no se desarrolla en el antiguo Oeste”.

Jonathan dirigió dos capítulos de la primera temporada, pero no ha ejecutado tal tarea en la segunda temporada. En cambio Lisa Joy se estrenó como directora con el cuarto capítulo, donde destaca la ilusión que le hizo trabajar con Peter Mullan, que encarna a Jeffrey Delos, el principal impulsor de Westworld. “Fue maravillosa la escena del baile, que él improvisó y nos regaló algo maravilloso”.

Cuando alguna pregunta pide explicaciones concretas a lo que se ve en la pantalla, Jonathan razona por qué no le gusta dar su propia explicación de sus historias: "Christopher y yo discutimos porque teníamos dos explicaciones totalmente diferentes para el final de Memento, que ambos escribimos, cuando se proyectó en el Festival de Venecia. Entonces decidimos que venderíamos más entradas si no aclarábamos lo que pensábamos nosotros. Desde ese momento, soy reticente a imponer lo que yo pienso sobre la serie a la audiencia.” Y Joy alude a que, para entender Westworld, conviene recordar "la enorme importancia de la historia de Delos [el propietario del parque], que sería una moraleja sobre la soberbia. Recuerda al mito de Ícaro y Dédalo, que volaron demasiado cerca del sol, buscando la inmortalidad”.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales