IMG-LOGO
Entrevistas

La nueva película se convierte ya en una de las favoritas para los Oscar

Joaquin Phoenix y Todd Phillips se ponen serios para hablar de "Joker"

Por primera vez una película con personajes nacidos del universo de los superhéroes ha ganado un gran festival, el de Venecia. Ante “Joker” se ha rendido la crítica, y probablemente lo haga el público, por la original mirada al icónico personaje, al que Todd Phillips, director y coguionista, y Joaquin Phoenix, actor, han sabido dar vida de una forma que roza la perfección. Ambos nos cuentan cómo ha sido esta increíble colaboración artística.

 

Joker aborda la figura de Joker como no la habíamos visto nunca antes. ¿Cómo consiguieron imprimir tanta complejidad al personaje?

Todd Phillips: Me fascina la complejidad de Joker y me pareció que valía la pena explorar su origen en el cine, ya que nadie lo ha hecho. Además, en el canon tampoco tiene un comienzo oficial. Así que Scott Silver y yo nos pusimos a escribir una versión de un personaje complejo y complicado para ver cómo evoluciona y finalmente cómo degenera. Eso es lo que me interesaba, no una historia sobre Joker, sino cómo se convierte en Joker.

joker entrevista 1Uno de los temas que queríamos abordar en la película es la empatía y, lo más importante, la ausencia de empatía que está tan omnipresente en el mundo de Arthur. Por ejemplo, en la película se ve la distinta forma en que los niños y los adultos reaccionan ante Arthur, porque los niños ven el mundo sin lentes; no ven ricos versus pobres ni entienden a un individuo marginado como lo hacen los adultos. Solo ven a Arthur como un tipo que intenta hacerlos sonreír. No es algo adquirido, nos vemos obligados a aprender a rechazar a los demás y, por desgracia solemos hacerlo.

Scott Silver [coguionista]: Al principio, él quiere hacer reír a la gente, sacarles una sonrisa. Por esa razón se ha hecho payaso, porque sueña con convertirse en un cómico. Sólo quiere llevar algo de alegría al mundo. Pero el ambiente tóxico de Gotham lo destruye: la falta de compasión y empatía, los comportamientos poco cívicos... Eso es lo que crea a nuestro Joker.

El personaje es abordado como un auténtico enfermo mental...

T.P.: En la actualidad, su estado es un síndrome reconocido, pero en la época en la que se desarrolla nuestra historia, no se diagnosticaba, aunque sí que era un trastorno real.

Joaquin Phoenix: Hubo momentos en que sentía pena por él, llegué a comprender sus motivos, pero enseguida sentía rechazo por las decisiones que tomaba.

Interpretar a este personaje fue un desafío para mí como actor, y sabía que también sería un desafío para el público y sus ideas preconcebidas sobre el Joker, porque en su mundo ficticio, al igual que en nuestro mundo real, no hay respuestas fáciles.

T.P.: A menudo hablamos de la punta del iceberg, pero rara vez hablamos de lo que hay debajo, de lo que te lleva allí. Arthur es ese tipo que ves en la calle, que pasa delante de ti y del que sueles huir. Con esta película esperamos saber algo más de lo que hay debajo de la superficie.

La película ha tomado como referentes clásicos de los 70 y los 80 como Serpico, Network, un mundo implacable o Taxi Driver.

T.P.: Me inspiraron los estudios de personajes que vi cuando era más joven. El aspecto, el ambiente, el tono de esas películas cobraban sentido en esta historia. Incluimos algunos elementos del canon y lo situamos en una Gotham que se desmorona alrededor de 1981. Lo colocamos en esa época para alejarlo del mundo del cómic con el que estamos tan familiarizados en el cine actual.

joker entrevista 2

Precisamente la elección de Joaquin Phoenix para interpretar a Arthur Fleck, luego Joker, no es la más evidente, nunca había estado en una película de superhéroes.

T.P.: Tenía grabado en la mente el trabajo anterior de Joaquin, pero lo que más me gusta de él es su estilo y su imprevisibilidad. Nos pareció que esos rasgos de su personalidad encajarían muy bien con este personaje.

Mientras otras personas se dedican a las matemáticas, Joaquín toca jazz. Es un crack, no le tiene miedo a nada; aborda su trabajo con valentía y sensibilidad así que me pareció que podríamos hacer algo interesante con él.

J.P.: Pensé que el guión era audaz y complejo y que no se parecía a nada que hubiera leído antes. Todd tiene una forma especial de ver las cosas que encaja a la perfección con esta película. Cuando trabajo con un director, quiero a alguien que tenga una visión singular del material, y nadie podría haber hecho esta película excepto Todd.

T.P.: En la versión de la historia que estábamos contando, hacer que un hombre se caiga en un depósito de ácido no funcionaba, aunque pueda ser interesante, así que intentamos pasarlo todo por la lente del 'mundo real'. Para que cobrara sentido en el mundo de nuestra película nos preguntamos por qué se pone ese maquillaje cuando se convierte en Joker. ¿De dónde saca ese maquillaje y por qué lo tiene? ¿Y si es un payaso? Así que el paso siguiente fue preguntarnos por qué trabajaba como payaso, y llegamos a la conclusión de que era porque su madre siempre le decía que tenía que llevar la risa y la alegría al mundo. Y a partir de ese momento, todo empezó a encajar.

¿Han pretendido dar respuesta a todo lo que se refiere al 'background' de Joker?

T.P.: Un narrador poco fiable te da muchísima libertad y más aún cuando se trata del Joker. De hecho, en el cómic 'Batman: The Killing Joke', llega a decir, 'Si voy a tener un pasado, prefiero que sea de opción múltiple.’ Así que lo que realmente sucedió, y quién crees que es al final, solo depende de la lente a través de la cual ves la película. No saldrás del cine con todas las respuestas y eso es lo que más intriga de un personaje como este.

joker entrevista 3

J.P.: Arthur siempre está debatiéndose con lo que quiere decir y cómo quiere decirlo. Su instinto no encaja con el estándar aceptado de conversación o interacción... en realidad no encaja con nada.

T.P.: Arthur es este tipo que te dice: 'Seré la persona que quieres que sea. Voy a ser bueno, voy a coger el autobús, a sentarme en silencio y a no interactuar', y así sucesivamente. Pero, como un perro al que su dueño ha apaleado repetidamente, tarde o temprano "esa vez" será la última vez. Siempre hay algo en él que le dice que debe ser fiel a sí mismo, a lo que se está convirtiendo y, a lo largo de la historia, vemos cómo surge poco a poco.

Arthur quiere ser comediante y hacer reír, pero hay algo en su patética personalidad que nos impide siquiera esbozar una sonrisa...

J.P.: Desgraciadamente, su forma de ver el mundo y lo que cree que es divertido no funcionan nada bien. No entiende los tipos de humor y tampoco es capaz de imitarlos.

En la película su personaje lleva un diario, que le ayude en sus sesiones con la terapeuta trabajadora social. ¿También usted toma notas sobre los personajes que interpreta, en este caso sobre Joker?

J.P.: Bueno, en una ocasión estaba escribiendo en el diario de Arthur cuando Todd me envió una nota sobre el conjunto de pasos que tiene la historia. Eso me inspiró a escribir 'paso tras paso tras paso', una y otra vez, y línea a línea, a través de las páginas del diario, y luego se convirtió en algo que nos enviábamos por mensaje de texto el uno al otro.

T.P.: Toda la preparación desaparece en la actuación. Joaquin es tan metódico que nunca ves a Arthur convirtiéndose en Joker, todo se hace con un ritmo muy mesurado.

Llama también la atención el aspecto físico, con la pérdida de peso de Joaquin... ¿Cómo colaboraron director y actor en los distintos aspectos de Arthur-Joker?

T.P.: Quería que el personaje tuviera aspecto de hambriento, de alguien con poca salud, como un lobo desnutrido.

J.P.: Hubo momentos en los que creí que Arthur disfrutaba cambiando su historia por al efecto que produciría sobre lo que los demás pensaran de él, y hubo otros momentos en los que pensé que la cambiaba porque es lo que cree de verdad.

En general, es frustrante no comprender las motivaciones de un personaje; pero con este personaje se produce un efecto liberador porque te das cuenta de que puede tomar cualquier dirección. Cuando trabajábamos con Todd en una escena, si no encontrábamos una forma sorprendente de explorarla en ese momento, nos parecía que no lo estábamos haciendo bien.

Después de terminar de rodar, nos llamábamos o nos enviábamos mensajes de texto durante horas y hablábamos sobre las escenas del día siguiente, y los fines de semana nos reuníamos y repasábamos las escenas que estábamos rodando esa semana. Estuvimos muy unidos durante todo el proceso; si uno de nosotros llegaba a un punto en él que no nos sentíamos inspirados, confiábamos en el otro para lograrlo, y eso nos procuraba una gran satisfacción.

Ambos han trabajado por primera vez con un actor legendario de la talla de Robert De Niro. ¿Cómo ha sido la experiencia?

J.P.: Fantaseas sobre las preguntas que le harías porque se trata de Robert De Niro. Estás muy emocionado cuando se te presenta esa oportunidad, pero luego te das cuenta de que tienes una escena de nueve páginas y que no hay tiempo ni posibilidad de preguntarle nada.

phillips deniro

T.P.: Fui a su oficina antes de empezar a rodar y le dije muy claramente: 'Escucha. Necesito diez minutos hablando de todas las preguntas que quiero hacerte, y luego te juro que me comportaré como un profesional.’ Al final pasamos más de 20 minutos hablando y fue genial.

El aspecto de Gotham es tremendamente realista. No han hecho ni una concesión a la fantasía de una gran urbe de cómic...

T.P.: Como realizador, dispones de muchas herramientas de las que te servirte, y las localizaciones y el diseño de escenarios son muy importantes en esta película. El entorno ocupa un lugar prominente en la vida de Arthur, así que queríamos utilizarlo al máximo.

Mark [Friedberg, el diseñador de producción] estudió fotos antiguas de Nueva York para encontrar cuántos grafitis había, cuánta basura y encontrar los coches que queríamos que figuraran en la película. Su atención al detalle ha sido increíble.

La banda sonora de la película intensifica su atmósfera perturbadora. ¿Cómo se creó?

T.P.: Hildur [Guðnadóttir] se puso a componer la música ya en la preproducción. Le enviaba páginas de guiones y compuso música incluso antes de que la grabáramos, y lo que hizo para la película es absolutamente genial. Joaquin y yo estábamos una vez en el set y estábamos en un punto muerto. No habíamos dado con la escena, pero me acordé de que acababa de recibir una preciosa pieza musical de Hildur que había escuchado la noche anterior. Se la puse y le encantó. Empezó a bailar lentamente y de repente surge de Arthur con una inmensa sutileza, su propia sombra. Empezamos a filmarlo, y eso se convirtió en el punto de partida de su transformación.

J.P.: Todd puso esa música de violonchelo y fue muy efectiva. Le dije: 'Puede que haga un movimiento', y me contestó: 'Sí, yo empezaría con tu pie, ese es tu movimiento.’ Es todo lo que dijo y todo lo que teníamos. La preparación se basó en estudiar ese movimiento y el baile durante los ensayos, pero lo que surgió de esa pieza de la banda sonora marcó un punto de inflexión para el personaje y para mí, para el trabajo conjunto de Todd y mío... y para entender a Arthur.

Lo último del mundo del cine