"Robots de cine. De María a Alita", de Jordi Ojeda
IMG-LOGO
Libros

"Robots de cine. De María a Alita", de Jordi Ojeda

Robots de cine. De María a Alita (Jordi Ojeda, Diábolo ediciones, 304 págs.).

Somera recopilación de los robots aparecidos a lo largo de los años en la gran pantalla, a cargo de Jordi Ojeda Rodríguez, doctor ingeniero industrial que imparte clases en la Universidad de Barcelona. Transmite en sus páginas que el tema le apasiona, pues como comenta en la introducción, desde niño soñaba con construir sus propias máquinas, tras visionar un capítulo de Doctor Who, aunque Blade Runner le hizo pensar que no necesariamente era una idea tan feliz como había pensado hasta el momento. Tras finalizar el libro se aprenden numerosos términos, algunos desconocidos incluso para quienes leemos de vez en cuando ciencia ficción, gracias a lo que podremos dárnoslas de eruditos a partir de este momento. Por ejemplo, repite "geminoide" (androide que imita a una persona real), "ginoide" (robot con aspecto de mujer), o "actroide" (humanoide que no esconde su origen mecánico). Cuenta con un prólogo de Kike Maíllo, director de la excelente Eva, posiblemente el mejor film sobre esta temática rodado en España (y uno de los pocos).

Por supuesto, la obra ofrece lo que se espera, un recorrido por los seres mecánicos más recordados de la gran pantalla, en títulos como Metrópolis (donde se vio a María, el primer robot de cine), La guerra de las galaxias (con los primeros robots que fueron secundarios cómicos relevantes en una saga) o Inteligencia artificial, con un Haley Joel Osment que a petición de Steven Spielberg no pestañea, pese a que en opinión de Ojeda, cuando diseñas un robot de aprariencia humana, es uno de los primeros detalles en los que se piensa, para mejorar su realismo. En total, se mencionan cerca de cuatrocientas películas y unas setenta series. Pero no se limita a eso, sino que también recorre la historia de los robos, y el periplo de estos en la literatura y la ficción, que se nota que está narrada por un profesor, dejando claros todos los datos para los profanos, con textos de clara vocación divulgativa.

Resulta llamativo que no se circunscriba a lo que se considera convencionalmente un robot. También están presentes los autómatas que aparecen en el siglo XIX, y creaciones humanas como Frankenstein y hasta Pinocho, criaturas orgánicas, la utilización de la robótica para mejorar el cuerpo humano, nanotecnología o los exoesqueletos que permiten a un humano sentirse como un robot, como se ve al final de Aliens, el regreso, cuando Ripley acude al rescate de la niña. Expone también con claridad conceptos como las Leyes de la Robótica, pensadas por Isaac Asimov, y ofrece datos poco conocidos, para empezar el origen de la palabra robot, que viene de la obra teatral "Los robots universales de Rossum", escrita en 1920 por el dramaturgo checo Karel Čapek. Con buena pluma, el autor indaga en la temática de las piezas más importantes que analiza. De esta forma se adentra en temas como la necesidad del ser humano de trascender (lo que ha dado lugar al transhumanismo), el hombre jugando a ser Dios, etc. Se trata además de uno de esos cuidados volúmenes de Diábolo Ediciones, con tapa en cartoné, y más de cuatrocientas ilustraciones a todo color. 

Lo último del mundo del cine