Decine21
Libros

"Érase una vez en... Hollywood", de Quentin Tarantino

Érase una vez en... Hollywood (Quentin Tarantino, Reservoir Dogs, 400 págs)

Reseña de "Érase una vez en Hollywood", novela de Quentin Tarantino

El cineasta Quentin Tarantino debuta como novelista con una adaptación de su largometraje Érase una vez en... Hollywood. De nuevo la acción transcurre en Los Ángeles en plena eclosión del Nuevo Hollywood. El libro está narrado en tercera persona por un narrador omnisciente, que desarrolla la historia del actor venido a menos Rick Dalton (Leonardo DiCaprio en la cinta), refugiado en el alcohol después de que la serie que protagonizaba haya sido cancelada. Mantiene una estrecha amistad con Cliff Booth (personaje de Brad Pitt), el especialista que le doblaba en las escenas de riesgo, que ejerce para él de chófer y chico de los recados. Éste le aconseja que escuche los consejos del productor Marvin Schwarzs (Al Pacino en la pantalla), que le recomienda que emprenda la aventura europea de los spaghetti-western. Antes debe rodar un film como villano. 

Enseguida queda claro que Quentin Tarantino no destaca en su faceta como autor literario tanto como realizador y guionista, pues no entrega ni de lejos una obra tan redonda como la versión cinematográfica. De hecho, el volumen no pasa de guión con acotaciones alargadas, y algunas breves descripciones escritas al estilo best-seller, o de pulp de la peor calidad, escritas en tiempo presente. Todo esto no impide que estemos ante una lectura obligatoria para aquellos a quienes les apasionen sus largometrajes, pues resulta igual de irreverente y políticamente incorrecto, y se luce a la hora de escribir diálogos afilados, ya que aquí se alargan las conversaciones vistas en la pantalla y aparecen otras nuevas.

Añade al film numerosas reflexiones de Rick Dalton, sobre diferentes temas, como el cine de Akira Kurosawa, ya que se multiplican las referencias cinéfilas, por ejemplo se explica la génesis de La semilla del diablo, de Roman Polanski, aparece Steve McQueen y se dedica un capítulo a Aldo Ray. Las críticas de la hija de Bruce Lee no le han llevado a suavizar nada de lo que se ofrecía, sino que al revés, se cuestiona más al karateca. Por su parte, Cliff Booth toma más protagonismo, al añadirse muchos datos de su pasado, incluido lo referente a la muerte de su esposa. Por otro lado, Quentin Tarantino ha modificado un poco la estructura de la historia, al añadirse un nuevo final que no conviene desvelar, mientras que el ya conocido se traslada a la página 100 y poco (de 400). 

Recuerda que puedes leer más historias de cine y estar al tanto de todos los estrenos de cine en Decine21.com.

  • Quentin Tarantino
  • Libros de cine
  • Érase una vez en Hollywood

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales