saltar al contenido principal

Este fin de semana de estrenos no es nada tranquilo. Llegan a los cines películas importantes, dispuestas a destronar el primer puesto de taquilla a los actuales “Campeones”.

 

Tiene todas las papeletas para triunfar en taquilla, siguiendo la estela estadounidense, Un lugar tranquilo. Esta película dirigida y coprotagonizada por John Krasinski, con la nueva Mary Poppins Emily Blunt, produce miedo y desasosiego de primera división, sin apenas diálogos, con una atmósfera perfecta.

Más especial y diferente es Isla de perros, donde Wes Anderson acude de nuevo a la stop-motion para ofrecer una parábola sobre la sociedad, a cuento de un futuro en que los pocos canes que quedan han sido desterrados a una isla, por un miedo irracional, pues son considerados como una amenaza. Curiosamente, está rodada en japonés e inglés en su versión original. Y totalmente nipón es el film Fireworks, anime sobre una chica que va a tener que dejar su ciudad y su escuela, pues toca mudarse, y tal situación no le hace ninguna gracia.

Y una animación más familiar, es la que contiene El príncipe encantador, que ofrece una mirada divertida y transgresora a los cuentos populares, y El americano, colorista cinta mexicana que tiene de protagonista a un lorito circense.

La vida puede ser dura, como muestra la potente película Custodia compartida, de Xavier Legrand, que describe las tensiones en un matrimonio roto, los antiguos cónyuges deben verse de vez en cuando porque el juzgado de turno les ha concedido la custodia compartida de su hijo, a pesar de las tendencias desequilibradas y a veces agresivas del marido y padre. Aunque la hora de mostrar lo feo que puede ser vivir, se lleva la palma Nunca estamos solos, película checa altamente deprimente, que no deja resquicio alguno a la esperanza.

Más entrañable y humana, con ribetes de comedia, es la película cubana Sergio & Serguéi, que describe la inesperada amistad que surge entre un astronauta soviético, que se encuentra en la inmensidad del espacio, y un radioaficionado cubano, que logra comunicarse con él. En cambio resulta fallida Las leyes de la termodinámica del español Mateo Gil, su intento de hacer reír con el aparato científico con que un físico pretende vestir las relaciones amorosas no funciona, la película es tan reduccionista en su visión antropológica como la de la premisa argumental que da pie a la chanza. Cada día es una película romanticona un tanto tontorrona, la pintoresca premisa de que el amado de una jovencita se despierta cada día en un cuerpo distinto no basta para sostener una trama que no avanza claramente a ningún sitio. Y la británica Bailando la vida también quiere teorizar acerca de lo que nos hace felices, a partir del reencuentro entre dos hermanas muy diferentes, una ha descubierto que su marido le engaña tras 40 años de matrimonio, la otra es un espíritu libre que marcha a su aire; a pesar del gran reparto actoral, donde están Imelda Staunton y Timothy Spall, y de su aire amable, la visión del amor resulta algo pobretona y estereotipada.

Finalmente dejamos constancia del estreno del thriller 9 dedos, y de tres documentales, Sin miedo, sobre el drama de los desaparecidos en la dictadura de Guatemala, Gas the Arabs, sobre la tragedia de la franja de Gaza, y Sanz: Lo que fui es lo que soy, sobre el popularísimo cantante Alejandro Sanz.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE