IMG-LOGO
Zona friki

¿Cuál es la maldita película que rechazó dirigir Isabel Coixet y después ganó 4 "Óscares"?

Como crítico de cine, ¿qué creéis que me pregunta la gente cuando me manda mensajes o se cruza conmigo en la escalera? ¿En qué plataforma digital pueden encontrar las películas de Ingmar Bergman? ¿Cuál es la peli que no pueden dejar de ver de Andréi Tarkovski?

Pues no, nada de eso. He recibido un aluvión de consultas porque las cadenas televisivas dan la brasa a todas horas desde hace semanas con un anuncio de una conocida cadena internacional de venta de muebles y camas. En el mismo, Isabel Coixet asegura que "cómo dormimos, afecta a las decisiones que tomamos. Y te lo digo yo, que rechacé dirigir una película que ganó cuatro Óscares".

Así, dice exactamente, "cuatro Oscares", no "cuatro Oscar" o "cuatro Oscars", lo que suena tan rebuscado como la propia realizadora catalana.

Al fin pude ver el spot de marras, al parecer digirido por Daniel Sánchez Arévalo, que me ha parecido tan pretencioso como aquél en el que José Luis Garci anunciaba unos fascículos sobre la historia del cine, y decía "cómprallos y sabrás de cine, casi tanto como yo". Casi tanto, claro, porque igual que él es imposible.

Million Dollar BabyTotal, que la gente me pregunta de qué film se trata, dato que yo desconocía, pero que ante tanta insistencia he buscado en Google. He decidido publicar aquí el nombre para que me permitan seguir con mi vida. La película en cuestión ha resultado ser nada menos que Million Dollar Baby, que sí que se hizo con cuatro galardones de la Academia, en las categorías de película, director, actor de reparto (Morgan Freeman) y actriz (Hilary Swank). Pero, ¿qué le hace pensar a Isabel Coixet que si la hubiera dirigido ella habría igualado esta hazaña? 

No sé, sin ánimo de ofender a la realizadora de pelis que me gustan, de corte 'indie', como Cosas que nunca te dije, o de producción europea, como La librería, digo yo que igual tuvo que ver en su triunfo el hecho de que la realización fuera a parar al maestro Clint Eastwood, que además estaba 'un poco' inspirado. Por su parte, ella prefirió rodar La vida secreta de las palabras, que obtuvo otros cuatro galardones, eso sí, en su caso se trataba de cuatro Goyas, pero... menos da una piedra.

Se decantó por no filmar la historia de la malograda boxeadora porque Hollywood no le dejaba cambiar a su antojo el guión. Por la misma causa, también pasó de Memorias de una geisha. Al final, Isabel Coixet debutó en la meca del cine con Elegy, porque al parecer la productora, Lakeshore, le daba libertad absoluta, pero sus resultados artísticos no llegan ni de lejos al nivel de la cinta pugilística (por no decir que menudo truñaco).

Viene a ser como si yo desvelo ahora que me negué a interpretar una canción con la que triunfó Pavarotti. Claro que él no cantaba nada mal.

Lo último del mundo del cine