IMG-LOGO

Biografía

Daniel Sánchez Arévalo

Daniel Sánchez Arévalo

Daniel Sánchez Arévalo

Filmografía
Diecisiete

2019 | Diecisiete

Héctor es un adolescente inteligente pero conflictivo y algo asocial, que tras varios hechos delictivos, termina en un reformatorio, algo de lo que culpabiliza a su hermano mayor Isma. Ambos se han criado con su anciana abuela Cuca, ahora enferma terminal. En el centro mejora su conducta gracias a una terapia en que los internos cuidan perros abandonados, Héctor se esmera con su can, al que ha puesto el nombre de Oveja. Pero cuando Oveja es adoptado, Héctor vuelve a las andadas, y acaba escapando del reformatorio, movimiento peligroso cuando está a punto de alcanzar la mayoría de edad. Con la ayuda a regañadientes del hermano, intentará recuperar al perro y llevar a la abuela a morir a su cántabro pueblo natal. Una agradabilísima sorpresa. Diecisiete es una película entrañable sobre la relación entre dos hermanos muy diferentes, que recuerda a los protagonistas de Rain Man, también por el maridaje de elementos dramáticos y de comedia, y por la benéfica influencia mutua que uno y otro se van procurando. También va en la línea de esas comedias francesas que tanto agradan al gran público, y que tienen como máximos exponentes al dúo Éric Toledano-Olivier Nakache, desde que entregaran la exitosa Intocable. Daniel Sánchez Arévalo, que coescribe la película con Araceli Sánchez, logra convertir el viaje de los dos hermanos con la abuela y perros de por medio, en una auténtica aventura, en que la convivencia forzada ayuda a restañar las heridas del pasado, a conocerse mejor, a ayudarse y quererse. Y todo se apunta en perfecto equilibrio, hay espacio para los emociones, y también para muchas peripecias punteadas de un humor suave, gags que se van sucediendo hasta la llegada al pueblo y el encuentro con el primo dueño de una vaca que es “la Messi de las vacas”, que propicia algún momento genial. Llama la atención que el cineasta en esta ocasión abandona el regusto algo amargo, habitual en su filmografía, incluso en títulos en clara clave de comedia, como La gran familia española, para decantarse por un optimismo esperanzado, donde el ocuparse de los demás amorosamente es una buena forma de encaminarse a la felicidad. Temas como la fraternidad, la paternidad, la atención a los mayores en declive, y el cuidado de los animales, conviven en perfecta armonía, formando parte natural de la historia. Los actores no son muy conocidos, pero funcionan perfectamente, se establece una buena química entre los dos protagonistas, Biel Montoro y Nacho Sánchez, y también están muy bien los secundarios, especialmente Chani Martín, que encarna el encanto del medio rural, la tan cacareada España vacía.

7/10
En tu cabeza

2016 | En tu cabeza

Varios cortometrajes entrelazados conforman este film de poco más de una hora de duración, cada uno de ellos dirigido por diferentes y destacados directores españoles actuales. La idea, pergeñada por Daniel Sánchez Arévalo, es narrar cómo en el futuro una mujer viaja al pasado metíendose en la mente de diferentes personas para intentar cambiar los acontecimientos. La historia es rara aunque original, una especie de comedia surrealista, rocambolesca, en donde algunos segmentos funcionan mejor que otros. Se trata de una producción de Gas Natural con la idea comercial de concienciar del cuidado de las condiciones energéticas: un ejemplo cinematográfico de 'branded content'. Ha contado con grandes actores, algunos de los cuales sólo aparecen unos instantes. Desde luego la presencia de los protagonistas Hugo Silva y Michelle Jenner salva medianamente el resultado.

5/10
La gran familia española

2013 | La gran familia española

Las familias no son exactamente como en las películas. Aunque sean musicales tan estupendos como el de Siete novias para siete hermanos. Sin embargo el patriarca de una familia sublimó tanto esa película, vista de joven, que quiso formar una familia numerosa a su imagen y semejanza, aunque se quedó en cinco hijos varones. Ahora el más pequeño, con apenas 18 años, va a ser el primero en casarse, siguiendo el idealismo paterno. La casualidad ha querido que la fecha elegida para la boda coincida con la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, a la que ha llegado inesperadamente nada menos que España. El evento familiar servirá para encarar cuestiones soslayadas como por qué la madre dejó el padre, el paro y la depresión de Adán, la huida a África de Caleb, la cortedad mental de Benjamín, el complejo de inferioridad de Daniel o el autoengaño de Efraín. Daniel Sánchez Arévalo, director y guionista, entrega con La gran familia española su cinta más conseguida. El cineasta se mueve en el resbaladizo terreno de juego del ingenio artificioso, pero hay que reconocerle su capacidad para el regate y el cambio de ritmo y tono, cuando es el momento entrega pasajes dramáticos y su particular reflexión sobre lo que es o no es la familia en la desorientada sociedad actual, o pasa al humor de buena ley o incluso al romanticismo puro y duro. Quien esperara por el título una especie de disección sobre la España contemporánea y sus ilusiones colectivas, tal vez quede algo defraudado, el Mundial es un atractivo telón de fondo para la narración, pero nada más. Sin embargo, sí sería un reflejo de cómo son algunas familias en las películas... del momento actual. Aunque no todo encaje como debiera, incoherencias que siempre cabe atribuir a las de una sociedad en crisis, donde la verdad, saber o no saber, no acaba de considerarse como algo que nos hace libres. Ciertamente estamos ante un trabajo en equipo, todos los actores tienen su peso, sería difícil señalar a alguien como el principal. Y sus personajes son amables, se dejan querer; a pesar de sus miserias y sus confusiones, son buena gente. Antonio de la Torre sigue demostrando su capacidad camaleónica como el primogénito Adán, y deja muy buen sabor de boca Roberto Álamo, con su entrañable Benjamín.

5/10
El mal ajeno

2010 | El mal ajeno

Diego es un médico que trabaja en la unidad del dolor del madrileño Hospital de la Paz. Buen profesional, parece completamente insensible a las dolencias ajenas, se ha dicho y repetido que las enfermedades de los pacientes no deben afectarle emocionalmente. Este cultivo de la insensibilidad le ha llevado también a alejarse de sus seres queridos, su mujer médico, su hija adolescente, su padre, médico jubilado. El traumático suicidio ante él del novio de una paciente supone el inicio de un extraño camino, que le hará ver las enfermedades y las personas que las padecen de un modo diferente. Debut en la dirección del cortometrajista Óskar Santos, ha contado con el padrinazgo de Alejandro Amenábar, y en la producción están también otros dos nombres importantes del cine español, Fernando Bovaira y Álvaro Augustín. Además el libreto se debe a otro cineasta en alza, Daniel Sánchez Arévalo. El planteamiento del film, de elegante puesta en escena, es el de una fabulilla insertada en la cotidianidad, donde se recuerda que para tener el corazón grande con los que tienes al lado, también es necesario compadecerse del mal ajeno. Así que la cosa discurre al modo de un 'cuento asombroso', quizá demasiado estirado y con algunos giros dramáticos poco consistentes, pero que logra mantener el interés. Hay inteligencia en no buscar explicaciones al don de curación, y queriendo o sin querer, se entrega un completo catálogo de cierto males que afligen a la sociedad actual, y que sólo se pueden 'curar' con el tan necesario amor: infidelidad, crisis matrimoniales, incomunicación, suicidio, alcoholismo, consumo de drogas, sexo adolescente, falta de recursos para sobrellevar el dolor, ausencia de Dios... Hay acierto en el reparto, donde destaca un contenido Eduardo Noriega. Y algún contrapunto humorístico ayuda a un film desasosegante, como los momentos que comparte el protagonista con su progenitor, y con el paciente tullido.

5/10
Primos

2010 | Primos

Diego está hecho polvo, pues la novia le ha plantado ante el altar en vísperas de su boda. Sus dos primos, Julián y Josemi, tratan de animarle llevándole a Comillas, el pueblo familiar donde veraneaban. Piensan que Martina, una chica que hacía tilín a Diego, podría ser un buen recambio. Se la encuentran con un hijo de padre desconocido. Además Julián conecta con El Bachi, el dueño del videoclub, convertido en un borrachín y con su hija dedicada a la profesión más antigua del mundo. Mientras que Josemi, hipocondríaco licenciado del ejército, se va a entender muy bien con el crío de Martina, que le hace descubrir cosas sobre su supuesta enfermedad. Daniel Sánchez Arévalo firma una comedia con puntos dramáticos, en la línea de sus anteriores trabajos Azul oscuro casi negro y Gordos. O sea, con treintañeros inmaduros –repiten con él los naturales Raúl Arévalo, Antonio de la Torre y Quim Gutiérrez–, guiados por las pulsiones del momento, buenos chicos en el fondo, pero irresponsables y con ideas demasiado primarias sobre el amor. En este caso destaca la camaradería de los primos, un canto a la amistad. Si puede haber cierta frescura narrativa, pesa lo de siempre: vertebración algo forzada de las subtramas de cada primo, abundancia de chistes zafios con una visión muy superficial del amor y la sexualidad, confianza excesiva en rostros “guapitos”, buen “rollito” y musiquilla “guay”.

3/10
Gordos

2009 | Gordos

Segundo trabajo de Daniel Sánchez Arévalo, considerado una de las más firmes promesas del cine español, tras su opera prima Azul oscuro casi negro. El joven cineasta reincide en el territorio de la comedia dramática, vuelve a ser el autor del guión, y recurre nuevamente a varios de los actores de su opera prima: Antonio de la Torre –que considera su actor fetiche–, Raúl Arévalo y Roberto Enríquez. Los tres tienen papeles de importancia, ya que ha vuelto a firmar una película coral. Todos los personajes coinciden en el grupo de terapia para superar los complejos derivados de la obesidad organizado por Abel, un tipo felizmente casado con Paula, profesora de gimnasia, con la que está a punto de tener un niño. Acude una joven católica a punto de casarse con su novio, un homosexual que poco antes se había hecho popular por su revolucionario método de adelgazamiento, una ingeniera de telecomunicaciones cuyo novio ha pasado un tiempo en Estados Unidos y no sabe que ha engordado, y un investigador de la policía científica, padre de dos chicos adolescentes que se pelean todo el rato. Sánchez Arévalo tiene sobre todo mucha mano para dirigir a los actores. Destaca en este sentido el trabajo de Antonio de la Torre, que engordó más de 30 kilos para el papel, y resulta muy convincente, al igual que el resto del reparto. El realizador madrileño es también un hombre con inquietudes, que en principio parece querer tratar asuntos de interés, como los traumas y las obsesiones derivadas de la obesidad. También parece que intenta criticar a una sociedad obsesionada por el culto al cuerpo, quizás en la línea de Las mujeres de verdad tienen curvas o la obra teatral ‘Gorda’, de Neil LaBute. Pero las buenas intenciones del realizador se diluyen por su excesiva recurrencia al humor soez, tan simplón que acaba impidiendo que funcione la parte dramática del film. También carga su visión caricaturesca de la religión, aplicada a la relación de pareja. Los conflictos de los personajes no acaban de resultar interesantes, sobre todo por sus giros absurdos hacia derroteros poco coherentes con lo que se nos ha dicho antes de ellos.

2/10
Azul oscuro casi negro

2006 | Azul oscuro casi negro

Cuando su padre sufre un infarto cerebral, Jorge le sustituye como portero de un edificio, al tiempo que saca adelante sus estudios para ser economista. El hermano mayor, que está en la cárcel, le pedirá un extraño favor: el de dejar embarazada a una chica, también presa, de la que él se ha enamorado. Mientras tanto, el mejor amigo de Jorge sufre un trauma al descubrir que su padre mantiene relaciones sexuales con otro hombre. Primer largometraje del madrileño Daniel Sánchez Arévalo, que describe con eficacia una pluralidad de personajes. Aunque algunas subtramas son claramente fallidas, la emotiva historia de superación personal del protagonista es bastante destacable.

3/10
Abogados

2001 | Abogados | Serie TV

Serie de abogados como tantas muchas que pasan por las televisiones. En este caso, los protagonistas trabajan en un bufete de reciente creación. Estos letrados no supieron convencer a la audiencia como se esperaba de ellos y la cadena Tele 5 decidió dejar de emitir la serie después de que se hubieran rodado siete episodios.

4/10
Hermanas (serie)

1998 | Hermanas | Serie TV

Serie española emitida durante dos temporadas por Tele 5, está ambientada en un convento de monjas que se ocupan de un grupo de niños. Aunque la impresión que daba inicialmente era la de una telecomedia familiar, enseguida se metió con poca gracia en camisa de once varas, con monjas que hablan con espíritus, otras que tienen hijos pese a su compromiso religioso, o, no podía faltar, la que cuelga el hábito para casarse. Como es de imaginar, el reparto es principalmente femenino, con Pilar Bardem a la cabeza.

3/10
Diecisiete

2019 | Diecisiete

Héctor es un adolescente inteligente pero conflictivo y algo asocial, que tras varios hechos delictivos, termina en un reformatorio, algo de lo que culpabiliza a su hermano mayor Isma. Ambos se han criado con su anciana abuela Cuca, ahora enferma terminal. En el centro mejora su conducta gracias a una terapia en que los internos cuidan perros abandonados, Héctor se esmera con su can, al que ha puesto el nombre de Oveja. Pero cuando Oveja es adoptado, Héctor vuelve a las andadas, y acaba escapando del reformatorio, movimiento peligroso cuando está a punto de alcanzar la mayoría de edad. Con la ayuda a regañadientes del hermano, intentará recuperar al perro y llevar a la abuela a morir a su cántabro pueblo natal. Una agradabilísima sorpresa. Diecisiete es una película entrañable sobre la relación entre dos hermanos muy diferentes, que recuerda a los protagonistas de Rain Man, también por el maridaje de elementos dramáticos y de comedia, y por la benéfica influencia mutua que uno y otro se van procurando. También va en la línea de esas comedias francesas que tanto agradan al gran público, y que tienen como máximos exponentes al dúo Éric Toledano-Olivier Nakache, desde que entregaran la exitosa Intocable. Daniel Sánchez Arévalo, que coescribe la película con Araceli Sánchez, logra convertir el viaje de los dos hermanos con la abuela y perros de por medio, en una auténtica aventura, en que la convivencia forzada ayuda a restañar las heridas del pasado, a conocerse mejor, a ayudarse y quererse. Y todo se apunta en perfecto equilibrio, hay espacio para los emociones, y también para muchas peripecias punteadas de un humor suave, gags que se van sucediendo hasta la llegada al pueblo y el encuentro con el primo dueño de una vaca que es “la Messi de las vacas”, que propicia algún momento genial. Llama la atención que el cineasta en esta ocasión abandona el regusto algo amargo, habitual en su filmografía, incluso en títulos en clara clave de comedia, como La gran familia española, para decantarse por un optimismo esperanzado, donde el ocuparse de los demás amorosamente es una buena forma de encaminarse a la felicidad. Temas como la fraternidad, la paternidad, la atención a los mayores en declive, y el cuidado de los animales, conviven en perfecta armonía, formando parte natural de la historia. Los actores no son muy conocidos, pero funcionan perfectamente, se establece una buena química entre los dos protagonistas, Biel Montoro y Nacho Sánchez, y también están muy bien los secundarios, especialmente Chani Martín, que encarna el encanto del medio rural, la tan cacareada España vacía.

7/10
En tu cabeza

2016 | En tu cabeza

Varios cortometrajes entrelazados conforman este film de poco más de una hora de duración, cada uno de ellos dirigido por diferentes y destacados directores españoles actuales. La idea, pergeñada por Daniel Sánchez Arévalo, es narrar cómo en el futuro una mujer viaja al pasado metíendose en la mente de diferentes personas para intentar cambiar los acontecimientos. La historia es rara aunque original, una especie de comedia surrealista, rocambolesca, en donde algunos segmentos funcionan mejor que otros. Se trata de una producción de Gas Natural con la idea comercial de concienciar del cuidado de las condiciones energéticas: un ejemplo cinematográfico de 'branded content'. Ha contado con grandes actores, algunos de los cuales sólo aparecen unos instantes. Desde luego la presencia de los protagonistas Hugo Silva y Michelle Jenner salva medianamente el resultado.

5/10
La gran familia española

2013 | La gran familia española

Las familias no son exactamente como en las películas. Aunque sean musicales tan estupendos como el de Siete novias para siete hermanos. Sin embargo el patriarca de una familia sublimó tanto esa película, vista de joven, que quiso formar una familia numerosa a su imagen y semejanza, aunque se quedó en cinco hijos varones. Ahora el más pequeño, con apenas 18 años, va a ser el primero en casarse, siguiendo el idealismo paterno. La casualidad ha querido que la fecha elegida para la boda coincida con la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, a la que ha llegado inesperadamente nada menos que España. El evento familiar servirá para encarar cuestiones soslayadas como por qué la madre dejó el padre, el paro y la depresión de Adán, la huida a África de Caleb, la cortedad mental de Benjamín, el complejo de inferioridad de Daniel o el autoengaño de Efraín. Daniel Sánchez Arévalo, director y guionista, entrega con La gran familia española su cinta más conseguida. El cineasta se mueve en el resbaladizo terreno de juego del ingenio artificioso, pero hay que reconocerle su capacidad para el regate y el cambio de ritmo y tono, cuando es el momento entrega pasajes dramáticos y su particular reflexión sobre lo que es o no es la familia en la desorientada sociedad actual, o pasa al humor de buena ley o incluso al romanticismo puro y duro. Quien esperara por el título una especie de disección sobre la España contemporánea y sus ilusiones colectivas, tal vez quede algo defraudado, el Mundial es un atractivo telón de fondo para la narración, pero nada más. Sin embargo, sí sería un reflejo de cómo son algunas familias en las películas... del momento actual. Aunque no todo encaje como debiera, incoherencias que siempre cabe atribuir a las de una sociedad en crisis, donde la verdad, saber o no saber, no acaba de considerarse como algo que nos hace libres. Ciertamente estamos ante un trabajo en equipo, todos los actores tienen su peso, sería difícil señalar a alguien como el principal. Y sus personajes son amables, se dejan querer; a pesar de sus miserias y sus confusiones, son buena gente. Antonio de la Torre sigue demostrando su capacidad camaleónica como el primogénito Adán, y deja muy buen sabor de boca Roberto Álamo, con su entrañable Benjamín.

5/10
Primos

2010 | Primos

Diego está hecho polvo, pues la novia le ha plantado ante el altar en vísperas de su boda. Sus dos primos, Julián y Josemi, tratan de animarle llevándole a Comillas, el pueblo familiar donde veraneaban. Piensan que Martina, una chica que hacía tilín a Diego, podría ser un buen recambio. Se la encuentran con un hijo de padre desconocido. Además Julián conecta con El Bachi, el dueño del videoclub, convertido en un borrachín y con su hija dedicada a la profesión más antigua del mundo. Mientras que Josemi, hipocondríaco licenciado del ejército, se va a entender muy bien con el crío de Martina, que le hace descubrir cosas sobre su supuesta enfermedad. Daniel Sánchez Arévalo firma una comedia con puntos dramáticos, en la línea de sus anteriores trabajos Azul oscuro casi negro y Gordos. O sea, con treintañeros inmaduros –repiten con él los naturales Raúl Arévalo, Antonio de la Torre y Quim Gutiérrez–, guiados por las pulsiones del momento, buenos chicos en el fondo, pero irresponsables y con ideas demasiado primarias sobre el amor. En este caso destaca la camaradería de los primos, un canto a la amistad. Si puede haber cierta frescura narrativa, pesa lo de siempre: vertebración algo forzada de las subtramas de cada primo, abundancia de chistes zafios con una visión muy superficial del amor y la sexualidad, confianza excesiva en rostros “guapitos”, buen “rollito” y musiquilla “guay”.

3/10
Gordos

2009 | Gordos

Segundo trabajo de Daniel Sánchez Arévalo, considerado una de las más firmes promesas del cine español, tras su opera prima Azul oscuro casi negro. El joven cineasta reincide en el territorio de la comedia dramática, vuelve a ser el autor del guión, y recurre nuevamente a varios de los actores de su opera prima: Antonio de la Torre –que considera su actor fetiche–, Raúl Arévalo y Roberto Enríquez. Los tres tienen papeles de importancia, ya que ha vuelto a firmar una película coral. Todos los personajes coinciden en el grupo de terapia para superar los complejos derivados de la obesidad organizado por Abel, un tipo felizmente casado con Paula, profesora de gimnasia, con la que está a punto de tener un niño. Acude una joven católica a punto de casarse con su novio, un homosexual que poco antes se había hecho popular por su revolucionario método de adelgazamiento, una ingeniera de telecomunicaciones cuyo novio ha pasado un tiempo en Estados Unidos y no sabe que ha engordado, y un investigador de la policía científica, padre de dos chicos adolescentes que se pelean todo el rato. Sánchez Arévalo tiene sobre todo mucha mano para dirigir a los actores. Destaca en este sentido el trabajo de Antonio de la Torre, que engordó más de 30 kilos para el papel, y resulta muy convincente, al igual que el resto del reparto. El realizador madrileño es también un hombre con inquietudes, que en principio parece querer tratar asuntos de interés, como los traumas y las obsesiones derivadas de la obesidad. También parece que intenta criticar a una sociedad obsesionada por el culto al cuerpo, quizás en la línea de Las mujeres de verdad tienen curvas o la obra teatral ‘Gorda’, de Neil LaBute. Pero las buenas intenciones del realizador se diluyen por su excesiva recurrencia al humor soez, tan simplón que acaba impidiendo que funcione la parte dramática del film. También carga su visión caricaturesca de la religión, aplicada a la relación de pareja. Los conflictos de los personajes no acaban de resultar interesantes, sobre todo por sus giros absurdos hacia derroteros poco coherentes con lo que se nos ha dicho antes de ellos.

2/10
Azul oscuro casi negro

2006 | Azul oscuro casi negro

Cuando su padre sufre un infarto cerebral, Jorge le sustituye como portero de un edificio, al tiempo que saca adelante sus estudios para ser economista. El hermano mayor, que está en la cárcel, le pedirá un extraño favor: el de dejar embarazada a una chica, también presa, de la que él se ha enamorado. Mientras tanto, el mejor amigo de Jorge sufre un trauma al descubrir que su padre mantiene relaciones sexuales con otro hombre. Primer largometraje del madrileño Daniel Sánchez Arévalo, que describe con eficacia una pluralidad de personajes. Aunque algunas subtramas son claramente fallidas, la emotiva historia de superación personal del protagonista es bastante destacable.

3/10
Casting

2013 | Casting

Javi ha salido de su último casting derrotado y lo último que quiere es ir a otra prueba. Pero a ésta tiene que ir. Le obliga su novia, el alquiler y, sobre todo, que no tiene otra opción. Lo que no sabe es que allí conocerá a Esther, una actriz con quien pasará algunas horas hasta que les toque el turno, en un viaje emocional de flirteos, emociones y desengaños que le ayudará a encontrarse con él mismo... Aunque no quiera... Aunque eso pueda cambiarle toda su vida.

Últimos tráilers y vídeos