saltar al contenido principal

Trabajó con maestros como George Franju o Luis Buñuel

Trabajó durante siete décadas, y estaba considerada un mito del cine francés. Édith Scob ha fallecido a los 81 años el miércoles, 26 de junio, en París, a los 81 años.

Nacida el 21 de octubre de 1937, en la capital francesa, Édith Helena Vladimirovna Scobeltzine procedía de una familia de emigrantes rusos. Padeció anorexia cuando tenía catorce años. Posteriormente se aficionó a la literatura, y se despertó su interés en el teatro. Estudiaba Filología Francesa, en la Sorbona, cuando fue reclutada para intervenir en una representación teatral de "Don Juan", de Henry de Montherlant. En los escenarios, llamó la atención de Georges Franju, que decidió darle su primer papel en el cine, en el drama La cabeza contra la pared

El cineasta quedó tan contento con el trabajo de Édith Scob, que volvería a ficharla para Los ojos sin rostro, Relato íntimo, Judex, Thomas, el impostor, y la serie Cinéma 16. También trabajó a las órdenes de otros grandes realizadores, como Luis Buñuel, en La vía láctea, Jean Becker, en Verano asesino, Jacques Rivette, en Juana de Arco II, las prisiones o Julien Duvivier, en La cámara ardiente.

Casada con el compositor Georges Aperghis, el matrimonio tuvo dos hijos, Alexander y Jerome. Ambos se dedican a la escritura.

En sus últimos años de carrera, le sacó partido el peculiar Leos Carax, en Los amantes del Pont-Neuf –con música del citado Aperghis, marido de la actriz– y Holy Motors, y Raoul Ruiz, en La vocación suspendida, y La comedia de la inocencia, entre otras. Apareció también en éxitos del cine francés, como Venus, salón de belleza, El pacto de los lobos, Vidocq, y en El porvenir, de Mia Hansen-Løve.

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE