IMG-LOGO

Biografía

Jacques Rivette

Jacques Rivette

87 años ()

Jacques Rivette

Nació el 01 de Marzo de 1928 en Rouen, Seine-Maritime, Francia
Falleció el 29 de Enero de 2016 en París, Francia

Retratista de mujeres

10 Mayo 2007

Estaba considerado uno de los grandes de la Nouvelle Vague Jacques Rivette falleció en París el 29 de enero a los 87 años.

Nacido en 1928 en Ruan, a los 17 años Jacques Rivette fundó un cineclub en su localidad natal. Tiempo después se convierte en estudiante de la Sorbona, y empieza a integrarse en el círculo cinéfilo del Barrio Latino, donde conoce a figuras como Éric Rohmer. Ambos se integrarían en la plantilla de la revista Cahiers du Cinéma, donde ya estaban presentes Jean-Luc Godard y François Truffaut. Entre todos estos analistas y críticos de cine, y alguna otra figura, impulsaron la Nouvelle Vague, que renovó por completo el cine galo.

El propio Rivette está considerado el fundador del movimiento por su corto Aux quatre coins. Debutó en el largometraje con Paris nous appartient, de 1958, en torno a una estudiante de literatura en París. El segundo, La religiosa, con Anna Karina, causó una enorme polémica que impidió que se viera en las pantallas hasta una década después del rodaje.

Sus películas, deudoras del teatro, aspiran a la libertad absoluta, quizás por eso a veces se excede en metraje, como en el caso de Amor loco, de cuatro horas, y sobre todo Out 1, que alcanza las trece horas.

Destaca su retrato de personajes femeninos en títulos como Céline y Julie van en barco, El amor por tierra, La bella mentirosa, Juana la virgen, Alto bajo frágil, Vete a saber, La duquesa de Langeais o El último verano, que supuso su último trabajo.

Divorciado de la guionista Marilù Parolini, Rivette está considerado una figura clave de la teoría autoral que defendió a ultranza junto a sus compañeros Truffaut y Godard. " Sólo algunos cineastas merecen ser considerados autores, al mismo nivel que Balzac o Molière", explicaba Jacques Rivette.

Filmografía
El último verano

2009 | 36 vues du Pic Saint Loup

Kate sufre una avería en su auto. Le soluciona el problema, sin mediar palabra, Vittorio, un tipo que viaja en un magnífico descapotable. Vuelven a reencontrarse en un pueblo cercano, donde se encuentra el circo de Kate. Ella, por tener un detalle con el recién conocido, le invita a la función de esa noche. El veterano Jacques Rivette, uno de los pocos supervivientes de la nouvelle vague francesa, entrega un film minimalista y rodado con escasos medios. Pinta el mundo de un circo de verano con pinceladas tristes, véase el número de los payasos que a nadie parece hacer gracia, a pesar de las forzadas carcajadas de Vittorio. Se trata de una forma de vida en extinción, y sus notas tristes se suman a un pasado traumático de Kate, que Vittorio, elegante cortejador, va conociendo poco a poco. La película dura apenas hora y media, y apenas sucede nada, el modo suave y sin estridencias en que discurre todo podría compararse al mundo de Aki Kaurismäki, aunque sin la gracia única del director finés. Jane Birkin y Sergio Castellitto son buenos actores, y componen bien sus lacónicos personajes, pero éstos no acaban de interesar.

4/10
La duquesa de Langeais

2007 | Ne touchez pas la hache

Adaptación de la novela homónima de Honoré de Balzac, a cargo de uno de los grandes cineastas de Francia en activo, el veterano Jacques Rivette (1928), compañero de correrías de Jean-Luc Godard y Eric Rohmer allá por los años sesenta, en la época de oro de los famosos “Cahiers du Cinéma”. Un joven general de Napoleón visita un convento carmelita perdido en un pueblo de Mallorca y allí logra entrevistarse con una monja. En el decurso de la breve entrevista sale a relucir que ambos fueron amantes años atrás… En efecto, en 1820, en pleno París de la Restauración, la bella y seductora Antoinette frecuenta los bailes más famosos y despliega su encanto. Especialmente interesado en la moza está el general Armand de Montriveau, pero Antoinette disfruta dejándose seducir, prometiendo y rechazando, dando a entender su amor para luego dejar al enamorado en la estacada. Sin embargo, cuando, cansado, Montriveau decide acabar con el juego y vengarse de los ardides femeninos, la joven da muestras de estar enamorada de veras. Pero quizá sea demasiado tarde. Rivette, curtido en los años de la “Nouvelle vague”, sabe conducir con clase este drama romántico, en la más sólida tradición de la novela decimonónica. El director sigue los pasos del novelista a pies juntillas, con lo que la película adquiere el ritmo pausado y el aire estático propio de la palabra impresa, y de hecho la casi totalidad del guión proviene del texto balzaquiano. Pero –habría que decirle a Rivette–, una película no es una novela, y si se busca la imitación se corre el riesgo de cansar... El film es prácticamente una sucesión de encuentros –¿amorosos?– entre Montriveau y Antoinette, continuas conversaciones y anhelos, que sobre todo ayudan a arrojar luz a las peligrosas frivolidades del corazón femenino. Rivette imprime su particular marca de la casa con la puesta en escena meticulosa y recargada, cierta naturalidad impostada, la ausencia de música ambiental… Por contra, desde el inicio todo lo que vemos se nos muestra “excesivamente” francés, con los peligros que eso conlleva: regodeo por la forma, profusión de diálogos, premiosidad en cada una de las escenas, escasísimas localizaciones, reiteraciones, atmósfera anquilosada... Estos elementos, junto a la excesiva duración del film –algo habitual en Rivette– hacen que a ratos resulte bastante aburrido y exija un esfuerzo extra por parte del espectador. Lo mejor son sin duda las interpretaciones de los protagonistas, en especial la de la excelente Jeanne Balibar.

5/10
La historia de Marie y Julien

2003 | Histoire de Marie et Julien

Julien (Jerzy Radziwilowicz) es un relojero extraño con unos instintos destructivos que decide chantajear a Madame X (Anne Brochet), una adinerada y bella que se dedica al tráfico de antigüedades robadas. Ella esconde un terrible secreto que provocará que él vuelva a ver a Marie (Emmanuelle Béart), una joven de la que se enamoró y perdió de vista hacía un año. Aunque su amor vuelve a fluir y Julien recupera las ganas de vivir, Marie no parece la misma, esconde algo y Julien está dispuesto a ayudarla cueste lo que cueste. La película esta contada como una pequeña fábula en la que se mezcla realidad y ficción. Es un filme muy aceptable tanto por la historia, que cuenta con un final sorprendente, como por la utilización de ricos y variados planos.

6/10
Lumière y compañía

1995 | Lumière et compagnie

Un grupo muy numeroso de directores, entre los que destacan Theo Angelopoulos, Vicente Aranda, Spike Lee o Liv Ullmann, se reúnen para rodar una película cada uno, con una características muy definidas: utilizando cámaras de la época de los hermanos Lumiere, con una duración de 52 segundos como máximo, empleando la luz natural y sin usar más de tres tomas. Esta peculiar iniciativa se llevó a cabo en 1995, como homenaje a los 100 años que cumplía el cine. El resultado es un insólito y desigual experimento.

4/10
Alto, bajo, frágil

1995 | Haut bas fragile

Comedia ligera y musical, que sigue la pista a tres mujeres jóvenes en París. Una desea conocer a su verdadera madre, desde que ha averiguado que fue dada en adopción; otra ha salido de un coma de cinco años, y trata de recuperar el tiempo perdido y encontrar el amor; la tercera vive una vida marginal en los bajos fondos, y trata de redimirse a través del amor. Jacques Rivette, fiel a sus señas de modernidad, que hunden sus raíces en la 'nouvelle vague', se sumerge en el mundo femenino aprovechando bien a sus tres actrices protagonistas, y las diversas canciones.

4/10
El amor por tierra

1984 | L'amour par terre

Película muy del estilo de Jacques Rivette (La duquesa de Langeais), un poco parsimoniosa y literaria. La historia se centra en el mundo del teatro, y en concreto en un autor que decide que los actores de su última obra, Charlotte, Emily y Silvano, interpreten también la siguiente. Pero para ello deberán trasladarse a una casa durante una temporada para ensayar los textos, y sólo conocerán el desenlace en la representación final. Entretanto en la casa escuchan extraños sonidos... Film muy estudiado, con encuadres de escuela y sólidas interpretaciones.

6/10
Noroît

1976 | Noroît

Giulia, marinera dedicada a la piratería, recibe la visita de Morag, que se gana su confianza. Pero ésta ha venido en busca de venganza. Curiosa incursión del realizador francés Jacques Rivette (Vete a saber) en el género de los piratas femeninos. Destaca el trabajo de Geraldine Chaplin, especializada en papeles de mujer frágil, que en esta ocasión interpreta a un personaje vengativo.

5/10
Out 1: Spectre

1972 | Out 1: Spectre

4/10
Out 1, noli me tangere

1971 | Out 1, noli me tangere

4/10
La religiosa (1966)

1966 | La religieuse

Siglo XVIII. Forzada por presiones familiares, Suzanne Simonin ingresa en el convento de Longchamp, donde la superiora la persuade para que haga sus votos. Al morir debe soportar a la nueva superiora, que le hace la vida imposible, incluso afirmando que es víctima de las asechanzas del demonio. Adaptación de la novela anticlerical de Denis Diderot, su animadversión hacia la Iglesia resulta manifiesta. Jacques Rivette se pliega a su fuente original para pintar una sociedad represora, lo que da como resulta un film duro y que fue muy polémico en el momento de su estreno.

5/10
París nos pertenece

1961 | Paris nous appartient

Anne Goupil es estudiante de literatura en París. Su hermano Pierre le pone en contacto en unas sesiones “intelectuales” con Philip Kaufman, un estadounidense que ha recalado en la capital francesa huyendo del mccarthysmo, y con Gerard Lenz, que prepara una representación teatral del “Pericles” de Shakespeare, y que le propone actuar en la obra, aunque su experiencia interpretativa es nula. También conocerá a Terry, fascinante mujer que era novia de Juan, un español exiliado que iba a poner música al “Pericles”, y que aparentemente se quitó la vida. Lánguida película muy representativa de la “nouvelle vague”, se trata del primer largometraje de Jacques Rivette, coguionista con Jean Gruault, que hace un dibujo de la juventud artística e intelectual en París donde subraya un confuso y ambiguo estado anímico, en que se desea dar alas a la creatividad y al amor, pero donde existen también comportamientos paralizantes y fuerzas externas indetectables que los fomentan. A veces da la impresión de que no ocurre nada, el recurso al antiargumento del que es representativo Michelangelo Antonioni, que el año anterior a este film había dirigido La aventura. Hay un uso inteligente de la música, a veces de percusión, otras con aire oriental, y resulta muy hermosa la de Juan, al fin descubierta en una cinta magnetofónica perdida. El cuarteto principal de actores, Betty Schneider, Giani Esposito, Françoise Prévost y Daniel Crohem, componen bien a sus personajes.

6/10
El último verano

2009 | 36 vues du Pic Saint Loup

Kate sufre una avería en su auto. Le soluciona el problema, sin mediar palabra, Vittorio, un tipo que viaja en un magnífico descapotable. Vuelven a reencontrarse en un pueblo cercano, donde se encuentra el circo de Kate. Ella, por tener un detalle con el recién conocido, le invita a la función de esa noche. El veterano Jacques Rivette, uno de los pocos supervivientes de la nouvelle vague francesa, entrega un film minimalista y rodado con escasos medios. Pinta el mundo de un circo de verano con pinceladas tristes, véase el número de los payasos que a nadie parece hacer gracia, a pesar de las forzadas carcajadas de Vittorio. Se trata de una forma de vida en extinción, y sus notas tristes se suman a un pasado traumático de Kate, que Vittorio, elegante cortejador, va conociendo poco a poco. La película dura apenas hora y media, y apenas sucede nada, el modo suave y sin estridencias en que discurre todo podría compararse al mundo de Aki Kaurismäki, aunque sin la gracia única del director finés. Jane Birkin y Sergio Castellitto son buenos actores, y componen bien sus lacónicos personajes, pero éstos no acaban de interesar.

4/10
La duquesa de Langeais

2007 | Ne touchez pas la hache

Adaptación de la novela homónima de Honoré de Balzac, a cargo de uno de los grandes cineastas de Francia en activo, el veterano Jacques Rivette (1928), compañero de correrías de Jean-Luc Godard y Eric Rohmer allá por los años sesenta, en la época de oro de los famosos “Cahiers du Cinéma”. Un joven general de Napoleón visita un convento carmelita perdido en un pueblo de Mallorca y allí logra entrevistarse con una monja. En el decurso de la breve entrevista sale a relucir que ambos fueron amantes años atrás… En efecto, en 1820, en pleno París de la Restauración, la bella y seductora Antoinette frecuenta los bailes más famosos y despliega su encanto. Especialmente interesado en la moza está el general Armand de Montriveau, pero Antoinette disfruta dejándose seducir, prometiendo y rechazando, dando a entender su amor para luego dejar al enamorado en la estacada. Sin embargo, cuando, cansado, Montriveau decide acabar con el juego y vengarse de los ardides femeninos, la joven da muestras de estar enamorada de veras. Pero quizá sea demasiado tarde. Rivette, curtido en los años de la “Nouvelle vague”, sabe conducir con clase este drama romántico, en la más sólida tradición de la novela decimonónica. El director sigue los pasos del novelista a pies juntillas, con lo que la película adquiere el ritmo pausado y el aire estático propio de la palabra impresa, y de hecho la casi totalidad del guión proviene del texto balzaquiano. Pero –habría que decirle a Rivette–, una película no es una novela, y si se busca la imitación se corre el riesgo de cansar... El film es prácticamente una sucesión de encuentros –¿amorosos?– entre Montriveau y Antoinette, continuas conversaciones y anhelos, que sobre todo ayudan a arrojar luz a las peligrosas frivolidades del corazón femenino. Rivette imprime su particular marca de la casa con la puesta en escena meticulosa y recargada, cierta naturalidad impostada, la ausencia de música ambiental… Por contra, desde el inicio todo lo que vemos se nos muestra “excesivamente” francés, con los peligros que eso conlleva: regodeo por la forma, profusión de diálogos, premiosidad en cada una de las escenas, escasísimas localizaciones, reiteraciones, atmósfera anquilosada... Estos elementos, junto a la excesiva duración del film –algo habitual en Rivette– hacen que a ratos resulte bastante aburrido y exija un esfuerzo extra por parte del espectador. Lo mejor son sin duda las interpretaciones de los protagonistas, en especial la de la excelente Jeanne Balibar.

5/10
La historia de Marie y Julien

2003 | Histoire de Marie et Julien

Julien (Jerzy Radziwilowicz) es un relojero extraño con unos instintos destructivos que decide chantajear a Madame X (Anne Brochet), una adinerada y bella que se dedica al tráfico de antigüedades robadas. Ella esconde un terrible secreto que provocará que él vuelva a ver a Marie (Emmanuelle Béart), una joven de la que se enamoró y perdió de vista hacía un año. Aunque su amor vuelve a fluir y Julien recupera las ganas de vivir, Marie no parece la misma, esconde algo y Julien está dispuesto a ayudarla cueste lo que cueste. La película esta contada como una pequeña fábula en la que se mezcla realidad y ficción. Es un filme muy aceptable tanto por la historia, que cuenta con un final sorprendente, como por la utilización de ricos y variados planos.

6/10
Alto, bajo, frágil

1995 | Haut bas fragile

Comedia ligera y musical, que sigue la pista a tres mujeres jóvenes en París. Una desea conocer a su verdadera madre, desde que ha averiguado que fue dada en adopción; otra ha salido de un coma de cinco años, y trata de recuperar el tiempo perdido y encontrar el amor; la tercera vive una vida marginal en los bajos fondos, y trata de redimirse a través del amor. Jacques Rivette, fiel a sus señas de modernidad, que hunden sus raíces en la 'nouvelle vague', se sumerge en el mundo femenino aprovechando bien a sus tres actrices protagonistas, y las diversas canciones.

4/10
El amor por tierra

1984 | L'amour par terre

Película muy del estilo de Jacques Rivette (La duquesa de Langeais), un poco parsimoniosa y literaria. La historia se centra en el mundo del teatro, y en concreto en un autor que decide que los actores de su última obra, Charlotte, Emily y Silvano, interpreten también la siguiente. Pero para ello deberán trasladarse a una casa durante una temporada para ensayar los textos, y sólo conocerán el desenlace en la representación final. Entretanto en la casa escuchan extraños sonidos... Film muy estudiado, con encuadres de escuela y sólidas interpretaciones.

6/10
Noroît

1976 | Noroît

Giulia, marinera dedicada a la piratería, recibe la visita de Morag, que se gana su confianza. Pero ésta ha venido en busca de venganza. Curiosa incursión del realizador francés Jacques Rivette (Vete a saber) en el género de los piratas femeninos. Destaca el trabajo de Geraldine Chaplin, especializada en papeles de mujer frágil, que en esta ocasión interpreta a un personaje vengativo.

5/10
Out 1: Spectre

1972 | Out 1: Spectre

4/10
La religiosa (1966)

1966 | La religieuse

Siglo XVIII. Forzada por presiones familiares, Suzanne Simonin ingresa en el convento de Longchamp, donde la superiora la persuade para que haga sus votos. Al morir debe soportar a la nueva superiora, que le hace la vida imposible, incluso afirmando que es víctima de las asechanzas del demonio. Adaptación de la novela anticlerical de Denis Diderot, su animadversión hacia la Iglesia resulta manifiesta. Jacques Rivette se pliega a su fuente original para pintar una sociedad represora, lo que da como resulta un film duro y que fue muy polémico en el momento de su estreno.

5/10
París nos pertenece

1961 | Paris nous appartient

Anne Goupil es estudiante de literatura en París. Su hermano Pierre le pone en contacto en unas sesiones “intelectuales” con Philip Kaufman, un estadounidense que ha recalado en la capital francesa huyendo del mccarthysmo, y con Gerard Lenz, que prepara una representación teatral del “Pericles” de Shakespeare, y que le propone actuar en la obra, aunque su experiencia interpretativa es nula. También conocerá a Terry, fascinante mujer que era novia de Juan, un español exiliado que iba a poner música al “Pericles”, y que aparentemente se quitó la vida. Lánguida película muy representativa de la “nouvelle vague”, se trata del primer largometraje de Jacques Rivette, coguionista con Jean Gruault, que hace un dibujo de la juventud artística e intelectual en París donde subraya un confuso y ambiguo estado anímico, en que se desea dar alas a la creatividad y al amor, pero donde existen también comportamientos paralizantes y fuerzas externas indetectables que los fomentan. A veces da la impresión de que no ocurre nada, el recurso al antiargumento del que es representativo Michelangelo Antonioni, que el año anterior a este film había dirigido La aventura. Hay un uso inteligente de la música, a veces de percusión, otras con aire oriental, y resulta muy hermosa la de Juan, al fin descubierta en una cinta magnetofónica perdida. El cuarteto principal de actores, Betty Schneider, Giani Esposito, Françoise Prévost y Daniel Crohem, componen bien a sus personajes.

6/10

Últimos tráilers y vídeos