saltar al contenido principal

Mientras James Cameron sigue reinventando el cine, o al menos el cine que revienta las taquillas, no es Godard, llega la muy, muy entretenida, "Alita: Ángel de combate", dispuesta a atraer al mayor número posible de espectadores, con guión medio suyo. No parece que vaya a haber mucho "caos" entre los estrenos, aunque ahí está una cuyo título significa eso, "Cafarnaúm".

No se trata de una película de acción más. Alita: Ángel de combate es una cinta distópica tremendamente dinámica, con una trama que engancha y buenos personajes, muy bien realizada por Robert Rodriguez, con efectos visuales sorprendentes, y un magnífico uso del 3D. Merece la pena verla, ésa es la verdad.

Con un título tan potente, corremos el riesgo de no ver que hay otros estrenos en la cartelera muy interesantes. Dura e impactante es Cafarnaúm, que habla de pobreza y familias desestructuradas, resulta desgarrador el planteamiento de un niño que culpa a sus inmaduros padres de haberle arrojado a la existencia. La cinta de Nadine Labaki representa a Líbano en la carrera de los Oscar en la categoría de mejor película extranjera, y hay motivo para ello. También hay niños en Cambio de reinas, una interesante cinta de corte histórico sobre matrimonios concertados de la realeza, con España y Francia y dos jóvenes –una de ellas una cría– como piezas del tablero de las alianzas. Y en la más optimista La escuela de la vida, donde un niño huérfano es adoptado por un matrimonio que lo lleva al bosque, donde descubre la belleza de la naturaleza y surge la amistad con un "maestro" muy particular.

Se basa en hechos reales El candidato, sobre la malograda carrera a la presidencia de Gary Hart a finales de los 80, por un lío de faldas. Jason Reitman rueda bien, y hay un buen reparto encabezado por Hugh Jackman, pero el film no deja de ser un tanto insulso, casi una anécdota, quien recuerde el caso se puede quedar con su recuerdo casi. Y siguiendo con tramas algo cansinas que ficcionan la realidad, tenemos Bomb City, ésta situada a finales de los 90, acerca de un enfrentamiento pandillero de punkies y gente "de orden" en una ciudad texana que acabó mal.

Y si alguien echaba en falta en este comentario alguna secuela, aquí le ofrecemos un par. Feliz día de tu muerte 2 explota de nuevo la veta terrorífica del esquema "día de la marmota", mientras que Perdiendo el este es la continuación de Perdiendo el norte, que pone al día la vieja fórmula de "comedia a la española".

Finalmente, señalemos el estreno del documental A viva voz.

 

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE