saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La escuela de la vida

La escuela de la vida

L'école buissonnière

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

La escuela de la vida

París, 1930. Paul es un niño que siempre ha vivido en un orfanato de los suburbios hasta que un día le acoge Célestine, una mujer que vive en la campiña junto a su marido Borel. El matrimonio trabaja para el Conde de Fresnaye, el dueño de los bosques y campos de la frondosa zona de Sologne. Allí, Paul conoce a Totoche, un cazador furtivo que vive en el bosque con quién entabla una gran amistad, pese a ser el gran rival de Borel. Junto a Totoche, Paul descubrirá la naturaleza pero también conocerá un secreto que nadie quería revelar.

Galería de imágenes

La escuela de la vida
La escuela de la vida
La escuela de la vida
La escuela de la vida
La escuela de la vida
La escuela de la vida
La escuela de la vida

Crítica decine21.com

estrella
6
Cambio de aires
Cambio de aires

Finales de los años veinte del siglo pasado. El huérfano Paul vive en un orfanato de París. Será recogido por una mujer, Célestine, quien se lo llevará lejos, a los bosques de Sologne, en donde ella trabaja con su marido a las ordenes del Conde de la Fresnaye, dueño de esas tierras. El pequeño Paul descubrirá un mundo totalmente desconocido en medio de la naturaleza y se hará amigo de un cazador furtivo, Totoche.

Agradable película francesa que cuenta con todos los alicientes para caer bien: bella ambientación natural, historia emotiva, drama familiar, comedia picaresca, amor y reencuentro, todo ello dentro de un guión que integra a unos cuantos personajes bastante entrañables, bien dibujados. El resultado emparenta con ese tipo de filmes galos tan amables y humanos que sacan gran partido a la campiña francesa, al estilo bucólico de las obras de Jean Becker, con La fortuna de vivir a la cabeza, con un guión que incluye también claras reminiscencias del Oliver Twist de Dickens.

El director Nicolas Vanier (El último cazador) explota sobremanera su sensibilidad naturalista, no por casualidad sus anteriores obras versan sobre animales. Aquí por momentos parece que estamos ante un documental sobre la fauna de la orillas del Loira, lugar idílico donde los haya, fotografiado con exquisitez por Éric Guichard. Ciervos, conejos, zorros, jabalíes, garzas, salmones, culebras y todo tipo de pájaros campean en la pantalla como si la finca del conde fuera un verdadero vergel. Y es en ese ambiente en donde evolucionan los personajes de La escuela de la vida: el gruñón Totoche, el espabilado Paul, la dulce mamá Célestine, el bruto Borel, el apesadumbrado Conde de la Fresnaye, su casquivano hijo Bertrand, la gitanita Bella, etc. Todos ellos forman una amalgama familiar que, más allá de leves disputas, está llena de camaradería y que no desentona dentro de ese retrato magnificado de una época pasada que homenajea la sencillez de las gentes del campo, los pequeños placeres de la vida campestre y el amor a la naturaleza. El reparto coral está perfecto, especialmente el trío compuesto por François Cluzet, Valérie Karsenti y Eric Elmosnino.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE