saltar al contenido principal

Biografía

Robert Zemeckis

23/01/2013
(Chicago, Illinois, EE.UU., 14/05/1951)
Efectos visuales, buenas historias
Robert Zemeckis

Para los parámetros de Hollywood, puede ser el cineasta ideal: cine comercial con vistosos efectos visuales, y lógica de la narrativa del guión bien pillada. Robert Zemeckis es un tipo innovador, siempre interesado en historias optimistas que acaban sacando a flote lo mejor del ser humano.

Robert Lee Zemeckis nació el 14 de mayo de 1951 en Chicago, Illinois, Estados Unidos. De condición modesta, su padre era de origen lituano y su madre tenía raíces italianas, lo que propició una educación en el catolicismo, y quizá cierta afinidad con el optimista cine capriano. A diferencia de otros realizadores que beben en su hogar el amor por el arte en sus distintas manifestaciones, el pequeño Robert no encontró ese entorno propicio que le permitiera cultivar el gusto estético, aunque sí se sumergió de lleno en la cultura popular gracias a un aparato llamado televisión. Una cámara doméstica de super 8 hizo el resto, capturar imágenes cinematográficas se convirtió en una afición que más tarde podría denominar profesión. Eventos familiares registrados en celuloide convivieron con pequeñas piezas de ficción que incorporaban rudimentarios efectos especiales, que luego constituirían el rasgo más visible de su cine.

Ver una película con su padre, Bonnie and Clyde, le decidió a seguir estudios cinematográficos en una escuela, la de la Universidad del Sur de California (USC), aunque sus progenitores no veían claro ese camino. De hecho, inicialmente su solicitud de ingreso fue rechazada por razones académicas, pero Zemeckis supo implorar convincentemente, prometiendo estudiar de firme. Convenció a las autoridades académicas un vídeo musical basado en los Beatles, presentado como ejemplo de su trabajo; curiosamente su debut en el largo fue Locos por ellos (1978), donde el grupo formaba parte de la trama, en la actualidad trabaja con la idea de una película inspirada en “Yellow Submarine”.

Compartiría aula con alguien que sería muy importante en su vida: Bob Gale, guionista con el que coescribió el libreto de su primer film, Frenos rotos, coches locos (1980), más los de la trilogía de Regreso al futuro. Frente al gusto de otros estudiantes por el cine de autor, a Zemeckis y Gale les iba más el cine comercial; desgraciadamente, la carrera de Gale no se revelaría tan fructífera como la de su amigo y colega de los inicios. En 1980 se casó con Mary Ellen Trainor, actriz secundaria poco conocida que colaboró en varias de sus cintas y con la que tuvo un hijo, lo que no impidió la ruptura matrimonial tras 20 años juntos.

Si un padrino de excepción ha tenido Zemeckis en su carrera, ése es Steven Spielberg. Al director de Loca evasión le llamó la atención A Field of Honor, su trabajo de graduación en la USC, de modo que se estrenó como productor con Locos por ellos y Frenos rotos, coches locos, tarjetas de visita inmejorables para entrar en la división del cine de gran presupuesto y sofisticados efectos especiales, Regreso al futuro (1985) y sus dos secuelas de 1989 y 1990, con paradojas en los viajes en el tiempo, homenajes al cine de Frank Capra, y hasta una mirada al género americano por antonomasia, el western. Doc (Christopher Lloyd) y McFly (el eterno “niño” Michael J. Fox) se convirtieron en iconos instantáneos de la cultura popular adolescente primero, general después, y la frase “¿Hay alguien en casa, McFly?”, con los consabidos golpecitos en la cabeza, se repetían por doquier. Además Spielberg acudió a su mano para el guión de la fallida 1941 (1979), dirigida por él. Tarea la de escribir libretos que abandonó unos cuantos años para centrarse en la dirección, aunque Walter Hill llevaría al cine en 1992 el de El tiempo de los intrusos.

Junto a Joe Dante y Tobe Hooper, Zemeckis se convirtió en prototipo de director de películas palomiteras que a Spielberg le gustaba ver como espectador, y que no tenía tiempo de dirigir, aunque sí de producir. De modo que colaboró también con Spielberg en un episodio de Cuentos asombrosos, y en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988), rompedora cinta que combinaba actores reales y personajes animados en una trama de cine negro. Era además una prueba adicional de que Zemeckis utilizaba los efectos especiales con enorme talento y originalidad, sacando partido a todos los avances tecnológicos, cuando no sencillamente forzándolos. Y aunque el Midas de Hollywood no estuvo involucrada en ella, la aventurera Tras el corazón verde (1984) estaba claramente emparentada con Indiana Jones, y le llevó a iniciar una larga relación con el compositor musical Alan Silvestri; eso sí, Zemeckis ya no intervino en la desmejorada secuela La joya del Nilo.

La alocada comedia de humor negro La muerte os sienta tan bien (1992), con Meryl Streep, Goldie Hawn y Bruce Willis, no funciona demasiado en su género, pero sus efectos visuales constituyen un “tour de force”, con cuerpos agujereados y retorcidos entre otras alardes. Aunque en tal apartado –además de por su mirada amable y capriana a la historia reciente de Estados Unidos–, sobresalió Forrest Gump (1994), con el retrasado pero gran persona protagonista inmerso en grandes acontecimientos entre personajes famosos, al estilo Zelig de Woody Allen, su amigo el teniente Dan sin piernas, o la pluma volando por el aire en un larguísimo plano inicial, sorprendieron al público. “La vida es como una caja de bombones...” fue otra de las frases del cine de Zemeckis que hicieron historia, mientras la bondad de Forrest Gump, incluso con los que le maltraban, cautivaron a un público que disfrutó también con una maravillosa banda sonora, atravesada de canciones para la nostalgia. La película recibió 7 Oscar, incluido el de mejor película y el de la dirección, éste para Zemeckis.

Hay quien habla de la maldición de los Oscar, que paraliza a la hora de acometer nuevos trabajos. Lo cierto es que Contact (1997) suponía un intento serio por hablar de la existencia extraterrestre, y las relaciones entre fe y ciencia, a partir de una novela de Carl Sagan, pero el resultado, pese a Jodie Foster, no era memorable. Mientras que Lo que la verdad esconde (2000) era un thriller sobrenatural con aires a lo Hitchcock que daba menos de lo que prometía la atractiva pareja protagonista, Michelle Pfeiffer y Harrison Ford. En cambio acertó con Náufrago, también del 2000, y repitiendo con Forrest Gump, o sea, Tom Hanks, en Náufrago, donde tenía el mérito de apasionar con un tipo solo en una isla, manteniendo conversaciones con un balón al que pinta una cara, Wilson, que dio pie a debates sobre si aquello era una forma de combatir la soledad, o una forma de hablar con Dios, el único que puede escucharle en la forzosa situación donde no tiene cerca a ningún semejante.

La primera década del tercer milenio no sólo la estrenó Zemeckis con segundas nupcias –se casó con Leslie Harter, que le ha dado otros dos retoños, y que también ha aparecido con presencia secundaria en varias de sus cintas– sino con una apuesta fuerte por el cine digital. Concretamente rodará tres películas con el sistema de captura de movimientos de actores reales con sensores que pasan los datos al ordenador, y que luego permiten presentar sofisticadas cintas de animación. De esta guisa entregó, volviendo además al campo de la escritura de guiones, dos cuentos navideños –Polar Express (2004), tercera colaboración con Hanks, y Cuento de Navidad (2009), según el clásico de Charles Dickens– más la saga nórdica más oscura Beowulf (2007). El resultado es muy espectacular, pero también algo artificioso en el aspecto técnico; de hecho pocos han imitado por esta senda a Zemeckis, el caso más destacable sería el del antaño mentor Spielberg con Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio. Lo cierto es que el sistema parece más efectivo para la creación de algún personaje insertado en un entorno realista, como ha hecho Peter Jackson con Gollum en la trilogía de El Señor de los Anillos.

Curiosamente hay que decir que Zemeckis produjo el debut en Hollywood de Jackson, Agárrame esos fantasmas (1996), que también experimenta con los efectos visuales. En su rol de productor, lo más destacado del cineasta es El ojo público (1992), Los impostores (2003), La ganadora (2007) y Acero puro (2011), pero también está detrás de fiascos del calibre de Gothika (2003), La cosecha (2007) y Marte necesita madres (2011).

Tras doce años sin ver en sus películas a actores de carne y hueso, sino su imagen tratada digitalmente, hemos podido ver de nuevo una historia de corte clásico –aunque no falten, claro está, los efectos visuales, sobre todo en la escena del accidente– en El vuelo, dramática historia sobre un piloto cuya heroicidad al aterrizar su avión en una situación extrema podría verse puesta en entredicho por manejar el aparato bajo las condiciones del alcohol. Con Denzel Washington encarnando al antihéroe protagonista, Zemeckis ha entregado una historia de redención que, aunque no sea redonda, sabe plantear preguntas muy interesantes sobre la fe y el sentido de la vida.

En cualquier caso, el compromiso de Zemeckis con el cine digital lo selló en 1999 con la creación del Centro Robert Zemeckis para las Artes Digitales en su alma mater, la USC, al que contribuyó con dinero de su bolsillo, y que presentó en sociedad a bombo y platillo en compañía de Spielberg y George Lucas. Sobre los cenizos que decían que la desaparición del celuloide sería catastrófica señaló que “son los mismos que dijeron que los LPs sonaban mejor que los CDs. Puedes debatir del tema hasta el infinito, pero no conozco a nadie que siga comprando vinilo.” Recordaba el cineasta que el soporte puede cambiar, pero que “el deseo de contar historias alrededor del fuego de campamento” prevalece, “sólo cambia el fuego”.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (19 títulos)
2016 | Allied
estrella
6
2015 | The Walk
estrella
7
2012 | Flight
estrella
6
2009 | A Christmas Carol
estrella
7
2007 | Beowulf
estrella
5
2004 | The Polar Expres
estrella
6
2000 | What Lies Beneath
estrella
6
2000 | Cast Away
estrella
6
1997 | Contact
estrella
5
1994 | Forrest Gump
estrella
7
1992 | Death Becomes Her
estrella
4
1990 | Back to the Future III
estrella
4
1989 | Tales from the Crypt | Serie TV
estrella
6
1989 | Back to the Future II
estrella
4
1988 | Who Framed Roger Rabbit
estrella
5
1985 | Back to the Future
estrella
5
1984 | Romancing the Stone
estrella
5
1980 | Used Cars
estrella
5
1978 | I Wanna Hold Your Hand
estrella
5

Guionista

Guionista (8 títulos)

Argumento

Argumento (3 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto