IMG-LOGO

Biografía

George Lucas

George Lucas

76 años

George Lucas

Nació el 14 de Mayo de 1944 en Modesto, California, EE.UU.

El hombre de las estrellas

22 Marzo 2006

Tiene algún que otro detractor y miles de admiradores. Pero nadie duda de que George Lucas es más que un artista, un auténtico genio de los negocios. ni las películas ni las empresas son iguales desde que George Lucas llegó a Hollywood. y aunque dirige o produce menos de los que sus seguidores quisieran, está detrás de algunos de los títulos favoritos de millones de espectadores.

George Walton Lucas, Jr. vino al mundo el 14 de mayo de 1944, en la localidad californiana de Modesto, en una familia poco modesta propietaria de un amplio rancho. Allí pasó su infancia y gran parte de la juventud el futuro cineasta, apasionado de la velocidad cuya primera vocación era dedicarse profesionalmente a las carreras de coches. Por desgracia, tuvo que dejarlo porque sufrió un grave accidente que casi le cuesta la vida. En los peores momentos imaginó que una corriente mística le envolvía y le ayudaría a salir adelante, lo que le inspiró posteriormente para inventar la famosa “fuerza” de La guerra de las galaxias. Estudió cinematografía en la Universidad de California (UCLA), donde rodó varios cortos, como “THX 1138” y “Labyrinth”. Por este último ganó una beca para asistir a un rodaje de Warner, concretamente al de El valle del Arco Iris, que dirigía Francis Ford Coppola. Hizo buenas migas con éste último, al que ayudó en el rodaje de Llueve sobre mi corazón. A cambio, Coppola le produjo a Lucas su debut en el largometraje, THX 1138, versión alargada del corto homónimo anteriormente citado.

Poco después de contraer matrimonio con la montadora Marcia Griffin, de la que se divorciaría en los 80, Lucas fundó su célebre productora, Lucasfilm Ltd, para sacar adelante American Graffiti, crónica nostálgica de un grupo de jóvenes de los 60, que pasan una noche de diversión. Por este trabajo, Lucas recibió una nominación al Oscar al mejor director . Durante el rodaje se hizo amigo de uno de los actores, Harrison Ford, por entonces un completo desconocido. Lucas volvió a recurrir a él cuando puso en marcha un proyecto completamente inusual en ese momento. Se trata de La guerra de las galaxias, film de aventuras galácticas inspirada en Flash Gordon y otros comics de su infancia. El proyecto les pareció una locura a la mayor parte de los ejecutivos con los que se entrevistó, pero finalmente Fox dio luz verde al proyecto, que se convirtió en un fenómeno de masas. Curiosamente, le cedieron los derechos de merchandising, juguetes y productos relacionados con la película, lo que le proporcionó pingües beneficios. Para aprovechar el potencial de los técnicos en efectos especiales reunidos para el film, Lucas creó la Industrial Light & Magic. Además de producir las famosas secuelas del film, El imperio contraataca y El retorno del Jedi, Lucas creó junto a Steven Spielberg la saga de Indiana Jones.

A pesar del éxito, Lucas estuvo mucho tiempo sin dirigir, aunque produjo títulos como Dentro del laberinto, Howard… un nuevo héroe, Mishima y Tucker, un hombre y su sueño, de su amiguete Coppola. Y aunque Lucasfilm lanzó multitud de videojuegos y el sistema de sonido THX, Lucas no volvió a ponerse tras la cámara hasta 1999, cuando retomó la saga galáctica con La amenaza fantasma, seguida de El ataque de los clones y La venganza de los Sith, en las que contó con estrellas como Liam Neeson y Ewan McGregor.

Filmografía
The Mandalorian

2020 | The Mandalorian | Serie TV

Tras un rifirrafe con unos matones, el cazarrecompensas conocido como el Mandaloriano captura en una cantina a Mythrol, fugitivo por el que un tal Greef Karga, que gestiona los pagos de este tipo de encargos para el gremio, le abona una buena cantidad de créditos. Necesitado de muchos más, le pregunta por su trabajo mejor remunerado, por lo que éste le ofrece ponerse en contacto con “El cliente”, misterioso individuo que le hará de oro si le trae a un objetivo del que sólo tiene dos datos: su edad –50 años–, y su última posición. Walt Disney sigue dispuesta a sacarle todo el jugo a la saga de Star Wars, por lo que lanza The Mandalorian –primera serie de imagen real de la saga galáctica– como reclamo para Disney+, su nueva plataforma de ‘streaming’. La factoría le ha encargado ponerse al frente como creador y guionista a uno de sus principales activos, Jon Favreau, que ha dirigido filmes de superhéroes como Iron Man, y adaptaciones fotorrealistas de los clásicos animados de la casa, como El rey León. Quizás se le puede reprochar a Favreau que no aporta sustanciales novedades al universo creado por George Lucas, con una historia que transcurre después de El retorno del jedi, que recupera los bajos fondos por los que se movían personajes como Han Solo o Jabba el Hutt; y de hecho el protagonista lleva el mismo casco que Bobba Fett, personaje de sobra conocido por los fans de la franquicia. Pero su tono cercano a los westerns de Sergio Leone, que incluye acertados golpes de humor, y su ritmo dinámico, captan al espectador, y se acierta al partir de personajes recién llegados, sin conexión –al menos en un principio– con los sobreexplotados Skywalker y demás. Como protagonista, Pedro Pascal no muestra mucho su cara, y tiene un personaje atormentado por lo que le ocurrió en su infancia, en el fondo sencillo de interpretar. Destaca el trabajo de algunos secundarios, sobre todo del habitual realizador Werner Herzog, como el misterioso “El cliente”, o Carl Weathers, que fue Apolo Creed, en Rocky, en una breve intervención. También tiene mérito el trabajo del sueco en alza Ludwig Göransson (autor precisamente de Creed: La leyenda de Rocky) en la banda sonora, pero se echa un poco de menos que se escuche –aunque sea brevemente– alguno de los acordes clásicos de John Williams.

6/10
Strange Magic

2015 | Strange Magic

Star Wars: The Clone Wars (2ª temporada)

2009 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

El malvado Darth Sidious envía al cazarrecompensas Cade Bane al templo de los jedis en Coruscant, para robar un antiguo holocrón de los archivos. Ahsoka, Anakin y Obi-Wan tratarán de recuperar el holocrón robado, y consiguen interceptar la nave de Cade Bane, pero han subestimado la inteligencia de su enemigo. El robo forma parte de un maléfico y complejo plan de Darth Sidious. Nuevos episodios de la serie de animación digital que se desarrolla en el universo de La guerra de las galaxias. Entre los secundarios de esta temporada aparecen personajes conocidos por los seguidores de la saga, como Boba Fett o el senador Bail Organa.

4/10
Star Wars: The Clone Wars

2008 | Star Wars: The Clone Wars

George Lucas se resiste a producir películas innovadoras, y se le ve cada vez más decidido a sacar tajada a las dos sagas que le han hecho rico, Indiana Jones y Star Wars. Esta última dio lugar a Las guerras clones, una serie televisiva animada formada por episodios de dos minutos que tuvo dos temporadas, y que recibió una buena acogida por parte de los fans (casi mejor que la de las películas de la segunda trilogía de precuelas, y recibió un premio Emmy a la mejor serie animada). La película viene a ser otra entrega de la serie –la dirige Dave Filoni, que en aquella ejercía de supervisor–, aunque sustituye los dibujos tradicionales por animación digital. Fox, compañía que distribuye tradicionalmente la saga galáctica, no quiso entrar en el negocio esta vez. El hábil negociador Lucas logró encandilar a Warner, que en principio tampoco quería la serie, prometiendo una película de cine, que es ésta. Transcurre entre El ataque de los clones y La venganza de los Sith, por lo que viene a ser algo así como el episodio dos y medio. Presenta a Anakin Skywalker convertido a su pesar, por orden de Yoda, en adiestrador de Ahsoka, jovencísima padawan –aprendiz de jedi–. Skywalker y Ahsoka se enfrentan a una peligrosa misión, que consiste en rescatar al hijo de Jabba the Hutt, secuestrado por el malvado conde Dookku para echar la culpa a los jedis. El film presenta las limitaciones de una típica serie de los 80, en que los personajes no podían evolucionar, ni podía ocurrir nada que alterase la premisa inicial –si muere alguien tiene que ser un secundario recién presentado–. Como ya se sabe lo que va a ocurrir con los protagonistas en la saga, guarda pocas sorpresas, como pasaba con los comics que surgieron a rebufo de la trilogía original, y que transcurrían entre La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza y El imperio contraataca. Básicamente, la idea es la misma, aprovechar elementos sacados de las películas de acción real, como naves, razas, y escenarios. La animación es poco atractiva, comparada con la de otras cintas de animación digital. Los movimientos son limitados e irreales, y cuesta entrar en la película. Pero el guión logra mantener el interés, y contiene eficaces golpes de humor. Además, el citado Filoni imprime un ritmo dinámico que beneficia al film. En la versión original destaca el trabajo de Christopher Lee, que presta su voz profunda y terrorífica al conde Dooku. Es uno de los pocos que dobla a su personaje, junto con Samuel L. Jackson (un jedi llamado Mace Windu) y Anthony Daniels (C-3PO), pues los intérpretes principales han tenido que ser sustituidos por otros dobladores.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (serie)

2008 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

El maestro Yoda viaja en misión secreta. Yoda se entrevistará con el rey del sistema Toydaria para llegar a un acuerdo con él. Pero su nave sufre una emboscada organizada por el conde Dooku. Serie televisiva de animación digital. Como la película del mismo nombre narra las aventuras de Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y los demás, entre la segunda y la tercera entrega de la saga.

4/10
Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

2008 | Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull

Los amantes del cine ‘Indy’ llevaban diecinueve años esperando que Spielberg se decidiera a retomar la saga de Indy, Indiana Jones, el más célebre arqueólogo del mundo. Pero el cineasta se ha resistido, pues en espera de un guión que le motivara llegó a echar por tierra uno escrito por el mismísimo Frank Darabont (Cadena perpetua). Al final se ha decantado por un libreto de David Koepp, que había escrito para él Parque Jurásico, muy acorde con lo que se esperaba. La trama transcurre en los años 50, la era del nacimiento del ‘rock and roll’, cuando un Indy envejecido ha sido retenido junto con Mac, antiguo colaborador suyo, por un grupo de soldados soviéticos liderados por Irina Spalko, una cruel mujer que fue el ojito derecho de Stalin. Irina necesita que Indiana Jones le ayude a encontrar una reliquia precolombina, depositada en una instalación secreta del ejército estadounidense... En la aventura subsiguiente en la que se ve envuelto el veterano aventurero recibirá la ayuda de Mutt Williams, arrogante muchacho que ha ido en busca de Indy para advertirle de que un amigo, el profesor Oxley, ha sido secuestrado. Y también reaparece la mismísima Marion Ravenwood, la compañera de Indy en la legendaria En busca del arca perdida. Desvelar más datos de la trama sería hacerle un flaco favor al espectador... La cuarta entrega de la saga no decepciona, a pesar de las grandes expectativas que ha levantado. Ya quisiera George Lucas haber mantenido el nivel tan alto en su resurrección de La guerra de las galaxias. Se le pueden sacar pegas, pero éstas son bastante menores. Por ejemplo, algunos diálogos explicativos son tan extensos que propician caídas de ritmo. También se puede resaltar que a pesar de la magia que tiene el regreso de Marion, Karen Allen es una actriz que no acaba de resultar muy convincente. La película está llena de guiños a los incondicionales por sus referencias al arca, al padre del protagonista, a Marcus, etc. Y también se homenajean a clásicos del cine de aventuras, como los protagonizados por Tarzán, o aquellas que tenían memorables duelos de espadas... Si el objetivo de las anteriores entregas era recuperar el sabor de aquellas películas para todos los públicos, ciertamente, Spielberg ha vuelto a conseguirlo. Gustará a los que crecieron con los clásicos del cine, a quienes eran unos niños cuando se estrenaron sus predecesoras, y también a las nuevas generaciones. Spielberg muestra desde luego que sigue en plena forma –aunque nadie lo dudaba, pues su anterior trabajo, Munich, es uno de sus grandes filmes–. Aprovecha la ambientación para trazar una descripción de la época de la Guerra Fría, con sus pruebas nucleares, su paranoia ante la amenaza comunista, y sus jóvenes rebeldes y roqueros. Se luce sobre todo en las secuencias de acción, algunas para el recuerdo, como la persecución en plena selva. Aunque ha necesitado más efectos especiales que en otras entregas, lo cierto es que los usa de forma tan inteligente que no desentonan. Las andanzas de sus personajes propician además una apología de la unidad familiar bastante sana, que el cineasta admite sin rubor. Por supuesto, es obligatorio citar el trabajo de John Williams, un colaborador esencial de la serie. El compositor favorito de Spielberg se luce, rememorando fragmentos musicales de antaño, y con pasajes nuevos brillantes, como el que acompaña a los soldados soviéticos, que suena a música rusa. El reparto está formado por grandes estrellas, en pequeños papeles, que cumplen con su cometido. Harrison Ford mantiene su intenso carisma; en pantalla parece que sigue en forma a pesar del paso del tiempo, y se nota que ha acumulado ya muchas tablas. Cede mucho protagonismo a Shia LaBeouf, sin duda un gran acierto, porque desprende el magnetismo de las grandes estrellas, y recuerda lejanamente al rey del género de aventuras, Errol Flynn, en quien parece haberse inspirado para encarnar a su personaje, un fanfarrón con encanto. Cuando ambos protagonistas aparecen en pantalla aprovechan bastante que los diálogos tienen cierto ingenio (‘has traído una navaja a un tiroteo’). ¿Son padre e hijo, como se rumoreaba antes del estreno del film? Para hallar respuesta al gran enigma cinematográfico de la temporada, lo suyo es no perderse la película.

6/10
La venganza de los Sith

2005 | Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith

En 1977, una siniestra presencia abrumaba a los cinéfilos desde la pantalla, acompañada del fuerte sonido de su respiración, en La guerra de las galaxias. Casi tres décadas después, por fin se desvela cómo alguien tan prometedor como Anakin Skywalker, cuya infancia y adolescencia se han contado en los episodios I y II, se transforma en el malvado Darth Vader. La acción comienza tres años después de las Guerras Clon, cuyo inicio se narró en El ataque de los clones. Resulta que un miembro del senado, el canciller Palpatine, ha sido aparentemente secuestrado por el Conde Dooku y el general Grievous, líderes del ejército de androides separatista que se enfrenta a los caballeros jedi. Pero Obi-Wan y su fiel discípulo Anakin acuden al rescate. Agradecido, Palpatine se hace amigo del joven Anakin, con quien mantiene profundas conversaciones sobre las supuestas ventajas del lado oscuro de la fuerza. Finalmente, Palpatine nombra a Anakin representante del senado galáctico en el Consejo de los Jedi. A éstos, Anakin no les ha contado que su adorada Padme Amidala, por quien haría cualquier cosa, está a punto de dar a luz. El joven jedi ignora que se ha convertido en una pieza fundamental en los planes de Palpatine, que ha puesto en marcha una conjura para acabar con la democracia galáctica. Un puente entre dos mundos, que ata los filmes originales con los nuevos, última pieza del rompecabezas galáctico que aunque no depara ninguna sorpresa, aclara por fin las dudas que han quedado en el aire hasta el momento. Si los dos episodios anteriores, aunque vistosos, decepcionaron a los apasionados de la saga, George Lucas recupera el equilibrio de la fuerza y se reconcilia finalmente con ellos en un episodio que restablece el nivel, ofrece grandes dosis de espectacularidad acompañada de un ritmo trepidante y ata con mayor o menor habilidad todos los cabos sueltos de las películas anteriores. Entre los numerosos hallazgos de esta entrega, destaca el vistoso arranque, con una batalla de naves que deja muy atrás a las de las películas clásicas por la complejidad de los modernos efectos especiales. El enfrentamiento entre Anakin y Grievous es una de las mejores secuencias de acción de la serie. Sin duda, la tensión dramática ha ido "in crescendo", y estamos ante el episodio más oscuro de la nueva trilogía, y el único de toda la serie calificado para mayores de 13 años en Estados Unidos. Como bien saben los seguidores, se trata de una tragedia que narra el triste destino final de Anakin. “Estamos ante la primera película verdaderamente adulta de toda la saga”, ha llegado a decir el productor Rick McCallum, que asegura que “todos los que han tenido la paciencia suficiente para llegar hasta aquí se darán cuenta de que ha valido la pena”. Pocas incorporaciones en el reparto, salvo en el caso de Keisha Castle-Hughes, en su breve interpretación de Apailana, la nueva reina de Naboo. Los ya conocidos, como Natalie Portman, Hayden Christensen, Ewan McGregor o Samuel L. Jackson cumplen, aunque el punto fuerte del film no son las grandes interpretaciones actorales ni los diálogos, sino las vistosas secuencias de acción y efectos especiales. Todos los planos cuentan con algún que otro retoque, y existen personajes creados digitalmente, como el citado general Grievous. De hecho, todo el rodaje con los actores concluyo en 53 días, pero hubo que esperar más de año y medio para que terminara la compleja postproducción, con el añadido de efectos.

7/10
El ataque de los clones

2002 | Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Anakin Skywalker está ya crecidito. Diez años han pasado desde que corriera la célebre carrera de vainas, período durante el cual ha sido adiestrado en el manejo de la fuerza por su maestro, el caballero jedi Obi-Wan Kenobi. La fuerza es poderosa en el joven Anakin, pero a la vez se nota en él una buena dosis de rebeldía. Esto se hace patente cuando debe perseguir a un misterioso personaje que atenta contra Padmé Amidala, momento en el que arriesga con valor, pero alocadamente, su vida. Para colmo, su reencuentro con Padmé toca su corazoncito. El chico se enamora perdidamente, a pesar de que los caballeros jedi deben permanecer célibes, para servir mejor al lado luminoso de la fuerza. Las amenazas de grupos separatistas están poniendo a la galaxia y su república al borde del colapso. Intrigas en el Senado, donde Padmé defiende la causa de la paz, parecen hacer inevitable la confrontación. Mientras Obi-Wan investiga una oscura trama, que está llevando a la creación de un poderoso ejército de clones, Anakin se convierte en guardaespaldas (y en algo más, el muy pillín) de Amidala. La amenaza fantasma fue uno de los filmes más esperados de los últimos tiempos. No en vano, se trataba de retomar una de las sagas míticas de la historia del cine. Por ello, por las expectativas, aunque el resultado no fue perfecto, a George Lucas se le perdonó la cosa. Pero no podía fallar una segunda vez. El cineasta lo sabía, y por ello se ha esforzado con un film más movidito y complejo, con muchísimos guiños a los incondicionales de La guerra de las galaxias. Donde vemos a Anakin deslizarse poco a poco por las oscuridades de la fuerza, conocemos un poco más del emblemático Boba Fett, y vemos a Jar Jar Binks retirado a un discreto segundo, e incluso tercer plano. Lucas hasta se arriesga con una historia de amor, a la que sólo se puede reprochar el despiste del consejo jedi, incapaces de darse cuenta de que Anakin bebe los vientos por Amidala. Y vemos en acción a los moradores de las arenas, en una escena de destrucción que tendrá su imagen reflejada en el conocido Episodio IV, ahora rebautizado como Una nueva esperanza. Por cierto que la entrada en un bareto también retrotrae a la escena del saloon de la primera película de la saga.

6/10
La amenaza fantasma

1999 | Star Wars: Episode I - The Phantom Menace

El caos impera en la República Galáctica. Hay serias disputas para controlar las lucrativas rutas comerciales, y la Federación está sometiendo a un férreo bloqueo al pequeño planeta Naboo. La reina de ese planeta, Amidala, encarga al maestro jedi Qui-Gon Jinn y a su aprendiz Obi Wan Kenobi la negociación con el virrey de la Federación. Pero la cosa resulta ser una emboscada, por lo que deben huir y contactar de nuevo con la reina. En una de sus numerosas aventuras recalan en el planeta Tatooine, donde conocen a un niño, el joven Anakin Skywalker, y a su madre. El misterioso nacimiento del crío, y la poderosa presencia de la fuerza en él, ponen a Qui-Gon con la mosca detrás de la oreja. Hasta el punto de que decide llevar al muchacho ante el Consejo Jedi, con la intención de solicitar su permiso para adiestrarle en los secretos de la fuerza. Al fin. Eso dijeron los aficionados que han durante más de 15 años esperado nuevas aventuras galácticas. La duda que existía era: ¿estará George Lucas a la altura de las enormes expectativas? La película es la tranquilizadora respuesta. Un espectáculo lleno de aventuras y efectos especiales, que nos devuelve la capacidad de soñar.

6/10
Las aventuras del joven Indiana Jones. Africa del Este alemana 1916 y Congo 1917

1992 | The Young Indiana Jones Chronicles. Volume 4 | Serie TV

El popular personaje creado por Steven Spielberg y George Lucas, no ha sido siempre un maduro profesor de arqueología, que embelesa a las chicas durante sus clases. Cuando sólo era un adolescente, su vida ya era un hervidero de aventuras, igual o más emocionantes que las que pasaría después buscando el arca perdida o el templo maldito. En esta cinta se encuentran dos episodios de la vida del joven Indy. En "Africa del Este Alemana 1916", nuestro protagonista dirige una expedición que debe obtener armas de la costa oeste africana. Pero el viaje es muy complicado, e Indy debe luchar contra un montón de adversidades. En "Congo 1917", Indy sufre una enfermedad durante su estancia en Africa, y solicita la ayuda del Dr. Schweitzer, que le enseñará los desastres de la guerra.  Inspirada en las películas de Spielberg, persigue la misma espectacularidad, aunque en un tono menor. Tiene una importante carga moral de fondo, sobre el respeto a la vida, el amor y la amistad. Muy adecuada para el público infantil.

5/10
Indiana Jones y la última cruzada

1989 | Indiana Jones And The Last Crusader

Indiana Jones (Harrison Ford) es un inquieto profesor de arqueología en la Universidad, que además de tener embelesadas a sus alumnas, se dedica a buscar valiosas piezas de arqueología. Esta vez no es él quien se mete en líos, sino su padre Henry (Sean Connery), también aficionado a la arqueología. Henry es un testarudo viejo que se ha empeñado en encontrar el Santo Grial. Cuenta la leyenda que el Santo Grial es la copa donde Cristo bebió en la Ultima Cena, y el que lo encuentre y beba de él, conseguirá la vida eterna. Pero un nazi sin escrúpulos ha retenido a Henry y trata de apoderarse del Santo Grial. Con su habitual capacidad para meterse dentro de la psicología infantil, Steven Spielberg intentó recuperar los viejos seriales de aventuras de los años 30 y 40. El resultado, como en las anteriores entregas, son dos horas de acción sin respiro, en las que se acumulan, una tras otra, situaciones disparatadas de las que Indiana Jones siempre sale triunfante. Como suele pasar en todas las películas de Spielberg, el orden bueno –el occidental– se ve amenazado por el orden malo –que en este caso son los nazis–. Éste es el punto de partida para llegar a una confrontación entre lo humano y lo divino. Spielberg es un maestro en la manipulación de los sentimientos del espectador, y logra la emoción visual a un ritmo trepidante, en el que se suceden a velocidad de vértigo un catálogo de las situaciones más arriesgadas que se puedan imaginar.

7/10
La aventura de los ewoks (Caravana de valor)

1985 | The Ewok Adventure

La nave de la familia Tovani se estrella en la luna de Endor. Al salir, el gigantesco Gorax captura a casi toda la familia, excepto a los dos niños pequeños. Éstos se harán amigos de los ewoks, amistosos habitantes del lugar, que les ayudarán a rescatar a los suyos. George Lucas se une al lado oscuro de la fuerza, avalando este telefilme -estrenado en cines en España- que aprovechaba el supuesto filón comercial de los ewoks, personajes que aparecían en El retorno del Jedi. Ni los incondicionales de Lucas defienden esta aberración, que intenta ser cine familiar, pero en realidad parte de un guión sencillo hasta el extremo. Además, la realización es demasiado convencional, y los niños protagonistas absolutamente insoportables.

2/10
Ewoks: La lucha por Endor

1985 | Ewoks: The Battle For Endor

Unos misteriosos invasores, atacan la aldea ewok. Dos jóvenes ewok, Wicket y Cindel, consiguen escapar al bosque, donde conocen a Teek y Noa, dos niños humanos. Éstos les ayudarán a recuperar su aldea. Segunda producción televisiva protagonizada por los ewoks, los célebres ositos de El retorno del Jedi. Inferior si cabe a la anterior entrega, La aventura de los ewoks (Caravana de valor), apenas consigue mantener el interés del público infantil. Los actores son de segunda categoría, y el presupuesto insuficiente.

2/10
Indiana Jones y el templo maldito

1984 | Indiana Jones And The Temple Of Doom

El atractivo profesor de arqueología Indiana Jones (Harrison Ford) alterna sus clases en la Universidad con las más arriesgadas aventuras en busca de valiosas piezas. En esta ocasión, Indiana Jones debe encontrar la piedra Sankara, que ha sido robada de un tótem sagrado en Nepal. A la vez, centenares de niños están desapareciendo misteriosamente. Uno de ellos consigue regresar con vida al poblado, y cuenta los terribles sucesos que están sucediendo en un palacio. En las profundidades de este palacio, se encuentra el Templo Maldito, donde una malvada secta realiza los más terribles y sangrientos sacrificios. Indiana Jones tendrá que enfrentarse a cientos de peligros y fatalidades para salir con vida del Templo y rescatar a los niños. Se trata de la película con más elementos fantásticos de la serie de Indiana Jones. Las escenas se suceden a una velocidad de vértigo en varios continentes distintos. El sentido del humor es un elemento constante, y está reforzado por la presencia del joven Jonathan Ke Quan. Si en su estreno En busca del arca perdida (1981) fue una de las más taquilleras de la historia, la segunda parte no se queda atrás. Dos horas de acción trepidante, con sorpresas constantes y aventuras que dejan boquiabierto a cualquier espectador. La conocida música de John Williams es excelente.

7/10
El retorno del Jedi

1983 | Star Wars: Episode VI. The Return of the Jedi

El Imperio ha emprendido la construcción de un arma letal, una segunda estrella de la muerte más poderosa que la primera. La Alianza Rebelde planea lanzar un ataque sorpresa, mientras Luke Skywalker y la princesa Leia tratan de rescatar a su amigo Han Solo. El capítulo final de la trilogía galáctica original de George Lucas guarda pocas sorpresas, y el guión resuelve las tramas con soluciones fáciles. Además, los ewoks no gustaron demasiado, pese a que simbolizan la fuerza de voluntad y la imaginación. Pero el montaje es ágil, los efectos especiales mejoran incluso el nivel de las predecesoras, y las secuencias de acción resultan bastante espectaculares.

7/10
En busca del arca perdida

1981 | Raiders of the Lost Ark

Un profesor de arqueología llamado Indiana Jones (Harrison Ford), combina sus clases de arqueología en la Universidad, con una agotadora actividad aventurera por todo el mundo, en busca de piezas arqueológicas de valor. En 1936, Hitler pone a un poderoso equipo en busca del Arca de la Alianza, donde fueron guardadas las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés en el Monte Sinaí. Indiana recibe el difícil encargo de adelantarse a los nazis y conseguir el Arca. Pero para cumplir su misión Indi deberá correr innumerables aventuras y sortear los más increíbles peligros. Spielberg recupera con esta sensacional película el espíritu de los viejos seriales de aventuras de los años 30 y 40. Son dos horas de acción sin respiro, que se ven sin ningún esfuerzo y con mucho gusto. Se acumulan las situaciones más complicadas, de las que Indiana Jones siempre sale airoso. La emoción visual se logra a un ritmo trepidante, y se suceden a velocidad de vértigo las aventuras en la jungla sudamericana, en el desierto de El Cairo o en una base submarina nazi. Aunque la historia no es muy rica en matices, el sentido del humor es un elemento constante. En su estreno, fue una de las más taquilleras de la historia del cine. La música compuesta por John Williams es magistral.

8/10
El imperio contraataca

1980 | Star Wars: Episode V. The Empire Strikes Back

Tres años después de arrasar en las carteleras con La guerra de las galaxias, la película más influyente en Hollywood de las últimas décadas, George Lucas dispuso de un presupuesto holgado, que le permitió unos efectos especiales más creíbles. Saturado por las labores de producción, el cineasta delegó la realización en el artesano Irvin Kershner (Los ojos de Laura Marsh) y tuvo la suerte de contar con dos guionistas de excepción, la novelista Lee Brackett, autora de películas como Río Bravo, y Lawrence Kasdan, uno de los grandes escritores y directores estadonidenses de los últimos años. Tras la destrucción de la Estrella de la Muerte, Han Solo, la princesa Leia, Luke Skywalker y el resto de la Alianza Rebelde se han refugiado en el desértico planeta helado de Tattooine, donde no parece haber vida. Pero las tropas imperiales, bajo el mando de Darth Vader emprenden una búsqueda incansable, y barren la galaxia mediante sondas imperiales. Aunque Han Solo logra destruir una, es demasiado tarde, y transmite señales que alertan de la posición de las tropas rebeldes. Emprenden una rápida evacuación, pero antes deben frenar a los gigantescos vehículos de asalto del Imperio. Se dice que segundas partes nunca fueron buenas, pero ésta es una de las excepciones a la regla, habiendo resistido mejor el paso del tiempo que la película original. Además, aumenta la intensidad dramática porque desarrolla por completo a los personajes. Han Solo se hace menos cínico por amor, y Luke Skywalker pasa de ser un joven granjero ingenuo a un maestro Jedi por su entrenamiento con Yoda.

7/10
La guerra de las galaxias

1977 | Star Wars

Hace mucho, mucho tiempo, en los 70, en la relativamente lejana galaxia de Hollywood, George Lucas revolucionó el cine con la saga de La guerra de las galaxias, responsable directa de que la mayor parte de películas actuales de Hollywood se dirijan hacia un público cada vez más joven. Contra todo pronóstico, y a pesar de que Lucas tuvo grandes problemas para encontrar financiación para su película, se convirtió en un gran éxito. Por eso, el cineasta aseguró a los cuatro vientos que tenía pensado que la película fuera el capítulo cuarto de una extensa saga. El tiránico Imperio domina la galaxia, a pesar de la resistencia de la Alianza Rebelde. Antes de ser capturada, la princesa Leia esconde los planos del arma principal del Imperio, la Estrella de la Muerte, en un droide que irá a parar a las manos de Luke Skywalker. Éste intentará salvar a la princesa, con ayuda del jedi Obi-Wan-Kenobi y el contrabandista Han Solo. Aunque la estética se ha quedado bastante desfasada, continúa funcionando porque recupera el espíritu de las viejas películas de aventuras, y el argumento mezcla tópicos del género, con otros sacados del cine negro, el western y las películas de aviación. Aunque hoy en día los efectos especiales parecerán ingenuos, tienen el valor de estar hechos sin recurrir al ordenador, y en su momento fueron un hito. Además, Lucas fundó con los técnicos que había reunido la empresa ILM, que hoy en día siguen siendo los números uno en su campo. El reparto combina ilustres veteranos, como Alec Guinness y Peter Cushing, con jóvenes simpáticos, como el entonces desconocido Harrison Ford y los malogrados Mark Hamill y Carrie Fisher. La filosofía de la fuerza, aún siendo algo simplona, es bastante positiva y parte de principios religiosos.

7/10
American Graffiti

1973 | American Graffiti

En la última noche del verano de 1962, los jóvenes de un pueblo de California quieren salir a divertirse antes de tener que volver a sus responsabilidades. George Lucas, antes de ser archiconocido por la saga de La guerra de las galaxias, rodó este film que fue nominado a los Oscar en cinco categorías incluyendo mejor película. La cinta hace una descripción de la juventud norteamericana de plenos años 60. La mezcla de inseguridad de un futuro que llega, las ilusiones vitales de unos muchachos adolescentes y las ansias, a la vez, de diversión, tan propias de la edad, son el tema central de la película. Hoy en día sigue siendo una de las cintas que mejor describen los ideales juveniles de aquella época. Entre el reparto figuran los nombres de Richard Dreyfuss, Ron Howard, Harrison Ford... El film cuenta con nostálgicos temas de The Flamingos, The Platters, The Diamonds, Chuck Berry o The Beach Boys, entre otros. Entretenida e imprescindible.

7/10
THX 1138

1971 | THX 1138

En el siglo XXV, THX 1138 se da cuenta de que el mundo en que vive no es tan perfecto como le han intentado hacer creer, y decide escapar. En su primer largometraje, George Lucas, creador de La guerra de las galaxias, describe una sociedad futurista oscura, del estilo de '1984', la novela de George Orwell.

6/10
Freiheit

1966 | Freiheit

Corto estudiantil de George Lucas, cuyo máximo interés es conocer un trabajo tempranero del cineasta, que entonces contaba 22 años. Porque la cosa se reduce a un joven corriendo por un bosque, acosado por unos perseguidores que intentan atraparle. La cosa termina con el chico tiroteado, y una proclama en forma de frases que hacen consideraciones acerca del valor de la libertad. Está bien rodado pero es ciertamente muy simplón.

4/10
Star Wars: The Bad Batch

2021 | Star Wars: The Bad Batch | Serie TV

La historia de los clones de élite de la Remesa Mala, que conocimos por primera vez en “The Clone Wars”. En esta ocasión, se internarán en una galaxia que cambiará rápidamente justo después de la Guerras Clon. Los miembros de La Remesa Mala, un singular escuadrón de clones que difieren genéticamente de sus hermanos del Ejército Clon, poseen una habilidad excepcional que los convierte en soldados extraordinariamente efectivos y en un equipo imbatible. En la era posterior a las Guerras Clon, emprenderán misiones mercenarias mientras luchan por mantenerse a flote y encontrar nuevas metas.

The Mandalorian

2020 | The Mandalorian | Serie TV

Tras un rifirrafe con unos matones, el cazarrecompensas conocido como el Mandaloriano captura en una cantina a Mythrol, fugitivo por el que un tal Greef Karga, que gestiona los pagos de este tipo de encargos para el gremio, le abona una buena cantidad de créditos. Necesitado de muchos más, le pregunta por su trabajo mejor remunerado, por lo que éste le ofrece ponerse en contacto con “El cliente”, misterioso individuo que le hará de oro si le trae a un objetivo del que sólo tiene dos datos: su edad –50 años–, y su última posición. Walt Disney sigue dispuesta a sacarle todo el jugo a la saga de Star Wars, por lo que lanza The Mandalorian –primera serie de imagen real de la saga galáctica– como reclamo para Disney+, su nueva plataforma de ‘streaming’. La factoría le ha encargado ponerse al frente como creador y guionista a uno de sus principales activos, Jon Favreau, que ha dirigido filmes de superhéroes como Iron Man, y adaptaciones fotorrealistas de los clásicos animados de la casa, como El rey León. Quizás se le puede reprochar a Favreau que no aporta sustanciales novedades al universo creado por George Lucas, con una historia que transcurre después de El retorno del jedi, que recupera los bajos fondos por los que se movían personajes como Han Solo o Jabba el Hutt; y de hecho el protagonista lleva el mismo casco que Bobba Fett, personaje de sobra conocido por los fans de la franquicia. Pero su tono cercano a los westerns de Sergio Leone, que incluye acertados golpes de humor, y su ritmo dinámico, captan al espectador, y se acierta al partir de personajes recién llegados, sin conexión –al menos en un principio– con los sobreexplotados Skywalker y demás. Como protagonista, Pedro Pascal no muestra mucho su cara, y tiene un personaje atormentado por lo que le ocurrió en su infancia, en el fondo sencillo de interpretar. Destaca el trabajo de algunos secundarios, sobre todo del habitual realizador Werner Herzog, como el misterioso “El cliente”, o Carl Weathers, que fue Apolo Creed, en Rocky, en una breve intervención. También tiene mérito el trabajo del sueco en alza Ludwig Göransson (autor precisamente de Creed: La leyenda de Rocky) en la banda sonora, pero se echa un poco de menos que se escuche –aunque sea brevemente– alguno de los acordes clásicos de John Williams.

6/10
Star Wars: El ascenso de Skywalker

2019 | Star Wars: The Rise of Skywalker

La película que cierra la tercera trilogía de la saga Star Wars, La guerra de las galaxias. Georges Lucas triunfó en 1977 con el título con que arrancó todo, y tras su éxito aseguró que aquello estaba concebido como tres trilogías, luego se desdijo diciendo que eran dos, ocupándose de hacer tres películas precuelas de la original, y al final, ya cansado y jubilado, y dueño Walt Disney de los derechos galácticos, J.J. Abrams dirigió El despertar de la fuerza, comienzo de la tercera trilogía que él mismo se ha ocupado de rematar con El ascenso de Skywalker. La dificultad de la empresa era grande, pues se trataba de culminar una saga muy amada por los fans, y donde las expectativas se encontraban particularmente altas. Y aunque el nuevo film consigue ser muy entretenido y no deja un minuto de respiro, la acción es trepidante, y el cambio de escenarios, apabullante, también se tiene la sensación de que no se desea dar tregua al espectador al estilo de las películas de Indiana Jones con el objetivo inconfeso de que no se ponga a pensar un poco y descubra que le ofrecen mucho ruido y pocas nueces. Figuran acreditados en el guion y argumento original de la película cuatro nombres, de los cuales tres –Chris Terrio, Derek Connolly y Colin Trevorrow, están recién llegados a Star Wars, sólo Abrams tenía experiencia en la saga, y con un libreto donde contó nada menos que con Lawrence Kasdan –que estuvo en la trilogía original– y Michael Arndt. O sea, se ha optado por inyectar savia nueva para imaginar algo novedoso, aun con el riesgo de que las ideas propuestas no acabaran de encajar del todo con lo que resulta familiar y se da por sentado. Espero que el lector impaciente perdone todo el preámbulo anterior, pero lo considero necesario para poner las bases de mi juicio acerca de un resultado que no resulta del todo satisfactorio, tal vez porque con frecuencia se producen en la trama situaciones y avances de la narración un tanto arbitrarios y hasta desconcertantes, con supuestas revelaciones sorprendentes y amagos para no dar, e incluso apariciones de personajes varios que no aportan mucho a la trama, pero que se supone que quedan “cool”, concesiones a la galería. Y encima, te encuentras con que Disney, te ruega, te pide, te implora, que no desveles las sorpresas, por favor, nada de “spoilers” –quién se inventaría la maldita palabreja–, algo bastante difícil de cumplir para el cronista, cuando ya en las tradicionales letras flotando en el espacio con que se inicia el film, se nos plantea una sorprendente e inesperada premisa, un tanto gratuita, conejo en la chistera algo traído por los pelos. De modo que sin destripar la trama demasiado, digamos que la galaxia podría correr más peligro que nunca, y que si nadie lo remedia la Primera Orden restaurará el Imperio, más poderoso y malvado que nunca, pues invocaría a los muertos recurriendo al ocultismo. Por lo que Rey, impaciente, interrumpirá su aprendizaje de jedi, y con sus fieles amigos Finn y Poe, intentará dar respuesta a una misteriosa grabación que apunta a una amenaza muy seria, el resurgir de los sith. En el camino se topa con los esfuerzos de Kylo Ren por atraerla al lado oscuro de la fuerza, mientras se acerca cada vez más a resolver el misterio de sus orígenes. Y es que en efecto, todo se estructura en torno a este triple interrogante. ¿Quién es Rey? ¿Es recuperable el hijo de Han Solo y la princesa-generala Leia? ¿Se salvará la galaxia del amenazante opresivo dominio del lado oscuro de la fuerza? Y alrededor tenemos todo lo demás, a la carrera, vistosos fuegos de artificio, algunos golpes de humor (los mejores alrededor de C3PO), e invitaciones a pensar que a partir de determinados personajes se podrían armar más historias del universo Star Wars. El visionado se hace largo, sin lograrse toda la implicación emocional que sería de desear, también por la paradoja de querer aplaudir la importancia en la lucha galáctica de la unión del pueblo, la visión buenista del esfuerzo colectivo, cuando en realidad, todo acaba dependiendo de las acciones de una o dos personas, no más... El film vuelve a jugar con los sentimientos nostálgicos del espectador talludito, con muchos guiños a las películas precedentes, incluida la partitura de John Williams, que cuando mejor suena es con los acordes de antaño, aunque hay algún tema nuevo en torno a Rey y a la oscura oscuridad. Al mismo tiempo introduce nuevas criaturitas digitales sorprendentes y hasta un droide bastante artesanal. E igual nos paseamos por una pintoresca feria interplanetaria, que nos hacen navegar un rato por un proceloso y agitado océano, o se nos ofrecen imágenes propias de una cinta de brujas y magos en el enfrentamiento decisivo con el Villano con mayúscula, casi como si estuviéramos en el Monte del Destino de El Señor de los Anillos, la idea consiste en ofrecer algunas imágenes nunca vistas en este lado de la galaxia; y aquí se lleva la palma el modo en que Rey se enfrenta por primera vez con un Kylo que viene volando en su nave espacial. Con la confirmación de que Daisy Ridley aguanta los primeros planos como nadie, transmitiendo su sufrimiento interior, y que Adam Driver igual hace de sufrido marido en Historia de un matrimonio que de torturado hijo de sus padres en la saga galáctica, mientras que John Boyega sigue siendo el pánfilo ex soldado imperial buenazo, enamorado de Rey, pero al que se le apunta un posible nuevo interés romántico, mientras que el piloto y pronto general carismático de Oscar Isaac apunta en la dirección de un nuevo Han Solo.

6/10
Han Solo: Una historia de Star Wars

2018 | Solo: A Star Wars Story

Antes de adoptar su emblemático nombre de Han Solo, este joven enamorado de Qi'ra ha trazado un plan para que ambos escapen de las garras de lady Proxima, a cuyas órdenes trapichean en el planeta Corellia delincuentes desde temprana edad, al más puro estilo “Oliver Twist”. Sin embargo en su fuga ella es atrapada, y él se alista como piloto del imperio, un paso para poder estar en disposición de liberar en un futuro no muy lejano a su amada. En el frente de guerra conocerá a un grupo de contrabandistas de combustible, al que espera asociarse para reunir el capital suficiente para comprar una nave. Nuevo spin-off de la saga Star Wars, que vendría a completar lo contado hasta la fecha sobre lo que ocurrió antes de los hechos narrados en la trilogía original. Como es sabido, George Lucas entregó una trilogía precuela en que, alrededor de la orden de los jedi, contaba cómo el padre de Luke Skywalker se convirtió en el malvado Darth Vader; y luego llegó un film “fuera de serie”, que explicaba el modo en que los rebeldes se hicieron con los planos de la Estrella de la Muerte. Ahora la película que nos ocupa, también fuera del canon de las trilogías, nos ofrece detalles de cómo Han Solo se convirtió en contrabandista galáctico asociado al wookie Chewbacca. No se trata, como es natural, de ofrecer aquí una lista de los guiños y las referencias a personajes o frases enigmáticas de La guerra de las galaxias que aquí encuentran una explicación, baste mencionarlo y dejar constancia de que de nuevo se juega la carta nostálgica, la del fan cuyo corazón palpitará emocionado evocando los filmes originales. Ron Howard –que sustituyó a los directores originalmente previstos, Phil Lord y Christopher Miller, que parece que deseaban experimentar un poco narrativamente, lo que se saldó con su salida del film, no se podían correr más riesgos de los necesarios, pensó la productora Kathleen Kennedy– cuenta con un guión de Lawrence Kasdan y su hijo Jonathan, lo que asegura la deseada fidelidad, que el espectador experto se mueva siempre por territorio conocido. No obstante hay un aspecto novedoso que chirría, el fallido androide L3, con elementos asociados a su personalidad que se desmarcan para mal de los robots que hemos visto hasta la fecha en la saga. Pero en general, y pese a algún momento de arritmia, hay lo que cabe esperar, una historia de amor, las pillerías del mundo criminal, lealtades y traiciones a veces presentadas algo bruscamente, trepidante acción. Algunos elementos son muy de western, el asalto al tren, las partidas de cartas; y es una lástima que la parte bélica casi de guerra de trincheras no tenga más espacio. Los efectos especiales, por supuesto, están muy conseguidos, y hay nuevos diseños en armaduras y naves, aunque siempre en continuidad con lo que ya hemos visto en otros filmes, buscando coherencia. La banda sonora funciona sobre todo cuando reconocemos variaciones sobre los conocidos temas de John Williams. El entretenimiento está más que asegurado, pero faltan genuinas emociones, cuesta que los personajes nos importen, y algunas muertes resulta difícil sentirlas. A pesar de su aire a Harrison Ford, le falta un hervor a Alden Ehrenreich, con un aire algo apocado y unos mohines que chocan algo con su bravuconería; mientras que Emilia Clarke como su amada arrastrada al submundo criminal, abusa de una desconcertante sonrisita de condescendencia; mientras que el villano de Paul Bettany tiene escasa entidad. Quizá los mejores del reparto sean Woody Harrelson, un actor fantástico que sabe insuflar vida a su contrabandista, y Donald Glover, que sí da el tipo que se espera de Lando.

6/10
Star Wars: Los últimos jedi

2017 | Star Wars: The Last Jedi

La paz está lejos de poder darse por sentada en la galaxia, más bien ocurre todo lo contrario. La Primera Orden, sucesora del denostado imperio y encabezada por el Líder Supremo Snoke, pone en peligro los logros alcanzados por la República, se hace necesaria una Resistencia para no sucumbir a los embates de un poder donde domina el lado oscuro de la fuerza, que empieza a ser poderoso en Kylo Ren, el hijo de Han Solo y la general Leia. Con él nota una conexión especial Rey, chatarrera del planeta Jakku, que ha acudido a la isla donde se ha retirado el jedi Luke Skywalker, para pedirle su ayuda a los rebeldes, y que sea su maestro en el conocimiento de una fuerza que acaba de descubrir. Mientras, el antiguo soldado imperial Finn y el piloto Poe, intentan dar con el modo de despistar a los cruceros de la Primera Orden, anulando su sistema de rastreo. Después de que la fuerza despertara con nuevos bríos en el inicio de la tercera trilogía de Star Wars, ya sin George Lucas, gracias a la buena mano de J.J. Abrams, alguien menos obvio para apuntarse a la saga galáctica, Rian Johnson –ha dirigido dos cintas interesantes pero no de gran público, Brick y Looper–, toma doblemente las riendas como guionista y director. El resultado es notable, porque sigue nuevamente la senda marcada por su antecesor, o sea, se pliega en los aspectos conceptuales a la película de 1977 con que empezó todo y sus dos secuelas, con numerosos guiños, ecos y variaciones sobre lo que vimos entonces, y añade al mismo tiempo muchas sorpresas narrativas y elementos novedosos, susceptibles de atraer también a los espectadores más jóvenes. La combinación de adentramiento en terreno familiar capaz de satisfacer sentimientos nostálgicos, sin limitarse a dar más de lo mismo, junto a un ritmo vertiginoso en un hilos narrativos bien interconectados, asegura la diversión, a pesar de la larga duración de la película, más de dos horas y media de metraje. El niño que todos tenemos dentro, simbolizado en el chaval que vemos casi en el último plano con el anillo de la resistencia, y recordando al legendario Luke, queda más que satisfecho con este film. La esperanza. Las relaciones entre padres e hijos, maestros y discípulos, personas con mando y las que deben obedecer. El espíritu de iniciativa y la disposición a dejarse guiar. La capacidad de rectificar. El reconocimiento de las cualidades ajenas, y también de los defectos. El heroísmo hasta el sacrificio. Son mimbres con los que se componen las aventuras de los personajes y sus desafíos hábilmente, jugando con los ya conocidos, e incorporando otros nuevos, donde se vuelve a dar presencia a las mujeres, ahí tenemos aparte de a Rey y Leia -–a película está dedicada a la memoria de Carrie Fisher–, a Rose (Kelly Marie Tran), de rasgos orientales –más diversidad–, y atraída por Finn, y a la vicealmirante Oldo (Laura Dern), y a un original buscavidas, DJ (Benicio del Toro, que borda su breve papel). Los conflictos dramáticos tienen fuerza, sobre todo los que atañen a Luke, Ray y Kylo, los actores Mark Hamill, Daisy Ridley y Adam Driver ofrecen magníficas interpretaciones, saben atrapar sus luchas internas. A la vez, junto a los dilemas morales y las consideraciones sobre la fuerza y la sabiduría jedi, abundan los golpes humorísticos, breves y que percuten a toda velocidad. Hay mucha espectacularidad en las escenas bélicas de combate aéreo de las naves espaciales, y no llegan a cansar, porque visualmente se saben plantear de modo atractivo, con un lienzo amplísisimo y una gran sensación de fisicidad, también en el último tramo, con unas curiosas naves esquiadoras, los efectos visuales son muy realistas en líneas generales. No faltan además, como es de rigor, las peleas con sables láser, muy bien planteadas. Y se saben introducir nuevas criaturas, o jugar con escenarios curiosos, como esa especie de decadente Montecarlo ciudad del juego que retrotrae al saloon de La guerra de las galaxias, donde viven los cínicos que amasan fortunas vendiendo armas, a los buenos y a los malos, quizá la crítica más clara a un estado de cosas muy extendido en el mundo real.

7/10
Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
Star Wars: El despertar de la fuerza

2015 | Star Wars: Episode VII - The Force Awakens

Casi 40 años después de la película original, vuelve la saga de La guerra de las galaxias, en esta ocasión por primera vez sin el concurso de George Lucas, pero con un formidable sucesor: J.J. Abrams, curtido en televisión con Alias y Perdidos, y en cine con Misión imposible y Star Trek. El resultado complacerá sin duda a los fans galácticos recalcitrantes, y captará nuevos adeptos entre las nuevas generaciones. El despertar de la fuerza narra acontecimientos posteriores a El retorno del jedi, cuando la siniestra Primera Orden ha sustituido al Imperio en el lado oscuro de la Fuerza, con un ejército más poderoso que nunca, y una alianza rebelde que hace lo que puede para hacerle frente. Rey, una joven sin familia, y Finn, un antiguo soldado imperial, con ayuda del droide BB-8, deberán intentar dar con el paradero del mítico jedi Luke Skywalker para, una vez más, salvar a la galaxia. Aletea la fuerza, como parece lógico, en esta película, que parece urdida con la idea de tomar lo mejor del film con que empezó todo en 1977, lo que puede verse como un guiño a los nostálgicos –indudablemente lo es–, pero también como una jugada inteligente, consistente en reconocer lo que subyugó a los espectadores de antaño, para entregarlo de nuevo a modo de auténtica reinvención y convenientemente dosificado. Casi podría hablarse de remake, sin haber nada peyorativo en el uso de esta expresión, para ser justos y evitar malentendidos digamos que se trata de variaciones sobre la lucha que no cesa entre el bien y el mal, con ecos de situaciones ya vistas que son lo mismo sin ser lo mismo. Firma el guión Abrams junto a Lawrence Kasdan –que participó en los libretos de El imperio contraataca y El retorno del jedi, y Michael Arndt, que estuvo en la cinta animada de Pixar Toy Story 3–, que asume y reinventa todos los elementos posibles del primer film. Abunda la acción y la aventura punteadas con golpes de humor, servidas con buenos efectos visuales en los combates entre naves espaciales, la recreación de planetas y diseño de criaturas, evitando al mismo tiempo el empacho digital de Lucas, que malogró en parte su trilogía de precuelas. Y hay espacio para las sorpresas argumentales de contenido dramático, que por supuesto, no desvelaremos en estas líneas. Están bien los ingenuos e idealistas personajes de Daisy Ridley y John Boyega, una chica guerrera y un soldado imperial converso negro que empiezan a sentir una clara atracción, más el en alza Oscar Isaac, un piloto de la alianza rebelde, y el villano de la función, buen trabajo de Adam Driver como Kylo Ren; los actores aportan juventud más el toque de mayor peso femenino y de diversidad racial. El nuevo robot BB-8 tiene encanto. Produce, por supuesto un agradable cosquilleo constatar el retorno de Han Solo, Chew, Leia y Luke, más los inefables androides que han estado en todas las películas de la saga, R2-D2 y C-3PO. Siempre da gusto ver a Max von Sydow, pero por desgracia su presencia no tiene la relevancia que han tenido veteranos como Alec Guinness, Peter Cushing o Christopher Lee en otras entregas de la saga galáctica, que en su nueva andadura promete pingües beneficios para Disney.

8/10
Las guerras clones

2003 | Star Wars: Clone Wars | Serie TV

Anakin y su maestro Obi Wan luchan contra el separatista conde Dooku. Con su ejército de droides, Dooku pondrá en jaque a la República, que envía soldados clónicos. El dibujante Genndy Tartakovsky, creador de series como El laboratorio de Dexter, y famoso por su estilo estilizado, es el creador de esta serie. Formada por episodios de tres minutos, encandiló a los fans estadounidenses de la saga galáctica, y fue galardonada con un Emmy a la mejor serie animada. La trama se desarrolla entre El ataque de los clones y la siguiente entrega.

4/10
Las aventuras del joven Indiana Jones. Africa del Este alemana 1916 y Congo 1917

1992 | The Young Indiana Jones Chronicles. Volume 4 | Serie TV

El popular personaje creado por Steven Spielberg y George Lucas, no ha sido siempre un maduro profesor de arqueología, que embelesa a las chicas durante sus clases. Cuando sólo era un adolescente, su vida ya era un hervidero de aventuras, igual o más emocionantes que las que pasaría después buscando el arca perdida o el templo maldito. En esta cinta se encuentran dos episodios de la vida del joven Indy. En "Africa del Este Alemana 1916", nuestro protagonista dirige una expedición que debe obtener armas de la costa oeste africana. Pero el viaje es muy complicado, e Indy debe luchar contra un montón de adversidades. En "Congo 1917", Indy sufre una enfermedad durante su estancia en Africa, y solicita la ayuda del Dr. Schweitzer, que le enseñará los desastres de la guerra.  Inspirada en las películas de Spielberg, persigue la misma espectacularidad, aunque en un tono menor. Tiene una importante carga moral de fondo, sobre el respeto a la vida, el amor y la amistad. Muy adecuada para el público infantil.

5/10
Las aventuras del joven Indiana Jones. La maldición del chacal

1992 | Young Indiana Jones And The Curse Of The Jackal | Serie TV

El popular personaje creado por Steven Spielberg y George Lucas, no ha sido siempre un maduro profesor de arqueología en la Universidad. Cuando era sólo un adolescente, su vida ya estaba llena de aventuras, igual o más emocionantes que las que pasaría después buscando el arca perdida o el Santo Grial. En esta cinta se encuentra La maldición del chacal. Cuenta cómo el pequeño Indy, acompañado de sus padres, viaja a Egipto. Allí visitan el Valle de los Reyes, y queda fascinado por las maravillas que contempla. Pero por una serie de circunstancias, se ven envueltos en el misterioso asesinato de un arqueólogo. Han pasado 7 años, Indy es un atrevido adolescente que es capturado por las tropas de Pancho Villa en Méjico. Mezclado con las intrigas de la revolución mejicana, se encuentra con un hombre que le conduce de nuevo a aquel asesinato que le sorprendió en Egipto, de pequeño. Una película espectacular, que bebe de las películas de Spielberg, aunque en un tono menor. Muy adecuada para el público infantil, al que no le será difícil identificarse con las arriesgadas aventuras de su héroe.

6/10
Las aventuras del joven Indiana Jones. Africa del Este Británica 1909

1992 | The Young Indiana Jones Chronicles. British East Africa, September 1909 | Serie TV

En "Africa del Este británica 1916", Indy y su familia acuden a un safari en Kenia junto al presidente norteamericano Roosevelt. Indy se hace allí amigo de un muchacho masai, que le enseña a admirar y respetar la naturaleza. Inspirada en las películas de Spielberg, persigue la misma espectacularidad, aunque en un tono menor. Tiene una evidente carga moral de fondo, sobre el respeto a la vida, el amor y la amistad. Muy apropiada para el público infantil.

6/10
Willow

1988 | Willow

Deliciosa película de aventuras fantástica, con monstruos, enanos, dragones, buenos y malvados. Ideal para ver en familia. Val Kilmer borda el papel de aventurero vividor pero con buen corazón. Pese a que los efectos especiales han perdido mucho con el tiempo, el guión –basado en una historia original ideada por George Lucas– sigue siendo entretenidísimo. La épica música de James Horner es excelente y la dirección de Ron Howard no da respiro.

6/10
El gran Heep

1986 | The Great Heep

El comerciante y explorador galáctico Mungo Baobad se ha convertido en el nuevo amo de los androides R2-D2 y C-3PO y ha descubierto una valiosísima fuente de energía desconocida en el distante planeta Biitu. Inmediatamente organiza una expedición hacia aquel lugar, pero el malvado Imperio Galáctico se ha enterado de sus planes, por lo que decide enviar un gigantesco y diabólico robot con la misión de capturar a Mungo y controlar el planeta para que le suministre el material al Imperio. R2D2 y C-3PO elaborarán un inteligente plan para ayudar a su nuevo amo y frustrar los planes de las tropas imperiales. Nueva recopilación videográfica de las aventuras animadas de los Droids. Se trata de una serie televisiva con la que George Lucas adaptaba en animación para niños las aventuras de los dos populares droides protagonistas de la saga de La guerra de las Galaxias. Sus episodios se combinaban en emisión con las aventuras de los Ewoks, seres procedentes de uno de los episodios de la trilogía: El retorno del Jedi. El realizador Clive A. Smith consiguio un buen equipo de animadores y contó con un presupuesto mucho mayor que el de otros productos similares. El guión de esta entrega -probablemente una de las mejores- está escrito por Ben Burtt.

6/10
La venganza de los Sith

2005 | Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith

En 1977, una siniestra presencia abrumaba a los cinéfilos desde la pantalla, acompañada del fuerte sonido de su respiración, en La guerra de las galaxias. Casi tres décadas después, por fin se desvela cómo alguien tan prometedor como Anakin Skywalker, cuya infancia y adolescencia se han contado en los episodios I y II, se transforma en el malvado Darth Vader. La acción comienza tres años después de las Guerras Clon, cuyo inicio se narró en El ataque de los clones. Resulta que un miembro del senado, el canciller Palpatine, ha sido aparentemente secuestrado por el Conde Dooku y el general Grievous, líderes del ejército de androides separatista que se enfrenta a los caballeros jedi. Pero Obi-Wan y su fiel discípulo Anakin acuden al rescate. Agradecido, Palpatine se hace amigo del joven Anakin, con quien mantiene profundas conversaciones sobre las supuestas ventajas del lado oscuro de la fuerza. Finalmente, Palpatine nombra a Anakin representante del senado galáctico en el Consejo de los Jedi. A éstos, Anakin no les ha contado que su adorada Padme Amidala, por quien haría cualquier cosa, está a punto de dar a luz. El joven jedi ignora que se ha convertido en una pieza fundamental en los planes de Palpatine, que ha puesto en marcha una conjura para acabar con la democracia galáctica. Un puente entre dos mundos, que ata los filmes originales con los nuevos, última pieza del rompecabezas galáctico que aunque no depara ninguna sorpresa, aclara por fin las dudas que han quedado en el aire hasta el momento. Si los dos episodios anteriores, aunque vistosos, decepcionaron a los apasionados de la saga, George Lucas recupera el equilibrio de la fuerza y se reconcilia finalmente con ellos en un episodio que restablece el nivel, ofrece grandes dosis de espectacularidad acompañada de un ritmo trepidante y ata con mayor o menor habilidad todos los cabos sueltos de las películas anteriores. Entre los numerosos hallazgos de esta entrega, destaca el vistoso arranque, con una batalla de naves que deja muy atrás a las de las películas clásicas por la complejidad de los modernos efectos especiales. El enfrentamiento entre Anakin y Grievous es una de las mejores secuencias de acción de la serie. Sin duda, la tensión dramática ha ido "in crescendo", y estamos ante el episodio más oscuro de la nueva trilogía, y el único de toda la serie calificado para mayores de 13 años en Estados Unidos. Como bien saben los seguidores, se trata de una tragedia que narra el triste destino final de Anakin. “Estamos ante la primera película verdaderamente adulta de toda la saga”, ha llegado a decir el productor Rick McCallum, que asegura que “todos los que han tenido la paciencia suficiente para llegar hasta aquí se darán cuenta de que ha valido la pena”. Pocas incorporaciones en el reparto, salvo en el caso de Keisha Castle-Hughes, en su breve interpretación de Apailana, la nueva reina de Naboo. Los ya conocidos, como Natalie Portman, Hayden Christensen, Ewan McGregor o Samuel L. Jackson cumplen, aunque el punto fuerte del film no son las grandes interpretaciones actorales ni los diálogos, sino las vistosas secuencias de acción y efectos especiales. Todos los planos cuentan con algún que otro retoque, y existen personajes creados digitalmente, como el citado general Grievous. De hecho, todo el rodaje con los actores concluyo en 53 días, pero hubo que esperar más de año y medio para que terminara la compleja postproducción, con el añadido de efectos.

7/10
El ataque de los clones

2002 | Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Anakin Skywalker está ya crecidito. Diez años han pasado desde que corriera la célebre carrera de vainas, período durante el cual ha sido adiestrado en el manejo de la fuerza por su maestro, el caballero jedi Obi-Wan Kenobi. La fuerza es poderosa en el joven Anakin, pero a la vez se nota en él una buena dosis de rebeldía. Esto se hace patente cuando debe perseguir a un misterioso personaje que atenta contra Padmé Amidala, momento en el que arriesga con valor, pero alocadamente, su vida. Para colmo, su reencuentro con Padmé toca su corazoncito. El chico se enamora perdidamente, a pesar de que los caballeros jedi deben permanecer célibes, para servir mejor al lado luminoso de la fuerza. Las amenazas de grupos separatistas están poniendo a la galaxia y su república al borde del colapso. Intrigas en el Senado, donde Padmé defiende la causa de la paz, parecen hacer inevitable la confrontación. Mientras Obi-Wan investiga una oscura trama, que está llevando a la creación de un poderoso ejército de clones, Anakin se convierte en guardaespaldas (y en algo más, el muy pillín) de Amidala. La amenaza fantasma fue uno de los filmes más esperados de los últimos tiempos. No en vano, se trataba de retomar una de las sagas míticas de la historia del cine. Por ello, por las expectativas, aunque el resultado no fue perfecto, a George Lucas se le perdonó la cosa. Pero no podía fallar una segunda vez. El cineasta lo sabía, y por ello se ha esforzado con un film más movidito y complejo, con muchísimos guiños a los incondicionales de La guerra de las galaxias. Donde vemos a Anakin deslizarse poco a poco por las oscuridades de la fuerza, conocemos un poco más del emblemático Boba Fett, y vemos a Jar Jar Binks retirado a un discreto segundo, e incluso tercer plano. Lucas hasta se arriesga con una historia de amor, a la que sólo se puede reprochar el despiste del consejo jedi, incapaces de darse cuenta de que Anakin bebe los vientos por Amidala. Y vemos en acción a los moradores de las arenas, en una escena de destrucción que tendrá su imagen reflejada en el conocido Episodio IV, ahora rebautizado como Una nueva esperanza. Por cierto que la entrada en un bareto también retrotrae a la escena del saloon de la primera película de la saga.

6/10
La amenaza fantasma

1999 | Star Wars: Episode I - The Phantom Menace

El caos impera en la República Galáctica. Hay serias disputas para controlar las lucrativas rutas comerciales, y la Federación está sometiendo a un férreo bloqueo al pequeño planeta Naboo. La reina de ese planeta, Amidala, encarga al maestro jedi Qui-Gon Jinn y a su aprendiz Obi Wan Kenobi la negociación con el virrey de la Federación. Pero la cosa resulta ser una emboscada, por lo que deben huir y contactar de nuevo con la reina. En una de sus numerosas aventuras recalan en el planeta Tatooine, donde conocen a un niño, el joven Anakin Skywalker, y a su madre. El misterioso nacimiento del crío, y la poderosa presencia de la fuerza en él, ponen a Qui-Gon con la mosca detrás de la oreja. Hasta el punto de que decide llevar al muchacho ante el Consejo Jedi, con la intención de solicitar su permiso para adiestrarle en los secretos de la fuerza. Al fin. Eso dijeron los aficionados que han durante más de 15 años esperado nuevas aventuras galácticas. La duda que existía era: ¿estará George Lucas a la altura de las enormes expectativas? La película es la tranquilizadora respuesta. Un espectáculo lleno de aventuras y efectos especiales, que nos devuelve la capacidad de soñar.

6/10
La guerra de las galaxias

1977 | Star Wars

Hace mucho, mucho tiempo, en los 70, en la relativamente lejana galaxia de Hollywood, George Lucas revolucionó el cine con la saga de La guerra de las galaxias, responsable directa de que la mayor parte de películas actuales de Hollywood se dirijan hacia un público cada vez más joven. Contra todo pronóstico, y a pesar de que Lucas tuvo grandes problemas para encontrar financiación para su película, se convirtió en un gran éxito. Por eso, el cineasta aseguró a los cuatro vientos que tenía pensado que la película fuera el capítulo cuarto de una extensa saga. El tiránico Imperio domina la galaxia, a pesar de la resistencia de la Alianza Rebelde. Antes de ser capturada, la princesa Leia esconde los planos del arma principal del Imperio, la Estrella de la Muerte, en un droide que irá a parar a las manos de Luke Skywalker. Éste intentará salvar a la princesa, con ayuda del jedi Obi-Wan-Kenobi y el contrabandista Han Solo. Aunque la estética se ha quedado bastante desfasada, continúa funcionando porque recupera el espíritu de las viejas películas de aventuras, y el argumento mezcla tópicos del género, con otros sacados del cine negro, el western y las películas de aviación. Aunque hoy en día los efectos especiales parecerán ingenuos, tienen el valor de estar hechos sin recurrir al ordenador, y en su momento fueron un hito. Además, Lucas fundó con los técnicos que había reunido la empresa ILM, que hoy en día siguen siendo los números uno en su campo. El reparto combina ilustres veteranos, como Alec Guinness y Peter Cushing, con jóvenes simpáticos, como el entonces desconocido Harrison Ford y los malogrados Mark Hamill y Carrie Fisher. La filosofía de la fuerza, aún siendo algo simplona, es bastante positiva y parte de principios religiosos.

7/10
American Graffiti

1973 | American Graffiti

En la última noche del verano de 1962, los jóvenes de un pueblo de California quieren salir a divertirse antes de tener que volver a sus responsabilidades. George Lucas, antes de ser archiconocido por la saga de La guerra de las galaxias, rodó este film que fue nominado a los Oscar en cinco categorías incluyendo mejor película. La cinta hace una descripción de la juventud norteamericana de plenos años 60. La mezcla de inseguridad de un futuro que llega, las ilusiones vitales de unos muchachos adolescentes y las ansias, a la vez, de diversión, tan propias de la edad, son el tema central de la película. Hoy en día sigue siendo una de las cintas que mejor describen los ideales juveniles de aquella época. Entre el reparto figuran los nombres de Richard Dreyfuss, Ron Howard, Harrison Ford... El film cuenta con nostálgicos temas de The Flamingos, The Platters, The Diamonds, Chuck Berry o The Beach Boys, entre otros. Entretenida e imprescindible.

7/10
THX 1138

1971 | THX 1138

En el siglo XXV, THX 1138 se da cuenta de que el mundo en que vive no es tan perfecto como le han intentado hacer creer, y decide escapar. En su primer largometraje, George Lucas, creador de La guerra de las galaxias, describe una sociedad futurista oscura, del estilo de '1984', la novela de George Orwell.

6/10
Freiheit

1966 | Freiheit

Corto estudiantil de George Lucas, cuyo máximo interés es conocer un trabajo tempranero del cineasta, que entonces contaba 22 años. Porque la cosa se reduce a un joven corriendo por un bosque, acosado por unos perseguidores que intentan atraparle. La cosa termina con el chico tiroteado, y una proclama en forma de frases que hacen consideraciones acerca del valor de la libertad. Está bien rodado pero es ciertamente muy simplón.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (5ª temporada)

2012 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

Los conflictos entre las galaxias alcanzan límites críticos conforme amenaza la sombra del Lado Oscuro. Una Rebelión nace luchando por la libertad y la justicia en el planeta separatista de Onderon. Un grupo de jóvenes Jedis con nuevas fuerzas son puestos a prueba por los piratas. Buscando venganza, el despiadado Darth Maul se enfrenta a Obi-Wan Kenobi. La lealtad de Ahoska Tano al Jedi es cuestionada y debe probar su inocencia sobre un crimen que no ha cometido.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (4ª temporada)

2011 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

Los héroes de la Alianza Rebelde se meten en líos con la realiza del mundo submarino de Mon Cala. Nueva tanda de episodios de la serie animada, basada en la saga de La guerra de las galaxias.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (3ª temporada)

2010 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

Para que aprendan a valerse por sí mismos en combate, los clones del Escuadrón Domino reciben un duro entrenamiento en Kamino. El general Greevius y Asajj Ventress combinan sus fuerzas para atacar el lugar. Obi-Wan y Anakin Skywalker tratarán de ayudar en la defensa del planeta. Tercera temporada de la serie que recrea uno de los acontecimientos clave del universo de La guerra de las galaxias. Aunque el argumento es mínimo, los episodios están repletos de acción.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (2ª temporada)

2009 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

El malvado Darth Sidious envía al cazarrecompensas Cade Bane al templo de los jedis en Coruscant, para robar un antiguo holocrón de los archivos. Ahsoka, Anakin y Obi-Wan tratarán de recuperar el holocrón robado, y consiguen interceptar la nave de Cade Bane, pero han subestimado la inteligencia de su enemigo. El robo forma parte de un maléfico y complejo plan de Darth Sidious. Nuevos episodios de la serie de animación digital que se desarrolla en el universo de La guerra de las galaxias. Entre los secundarios de esta temporada aparecen personajes conocidos por los seguidores de la saga, como Boba Fett o el senador Bail Organa.

4/10
Star Wars: The Clone Wars (serie)

2008 | Star Wars: The Clone Wars | Serie TV

El maestro Yoda viaja en misión secreta. Yoda se entrevistará con el rey del sistema Toydaria para llegar a un acuerdo con él. Pero su nave sufre una emboscada organizada por el conde Dooku. Serie televisiva de animación digital. Como la película del mismo nombre narra las aventuras de Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y los demás, entre la segunda y la tercera entrega de la saga.

4/10
Freiheit

1966 | Freiheit

Corto estudiantil de George Lucas, cuyo máximo interés es conocer un trabajo tempranero del cineasta, que entonces contaba 22 años. Porque la cosa se reduce a un joven corriendo por un bosque, acosado por unos perseguidores que intentan atraparle. La cosa termina con el chico tiroteado, y una proclama en forma de frases que hacen consideraciones acerca del valor de la libertad. Está bien rodado pero es ciertamente muy simplón.

4/10

Últimos tráilers y vídeos