Decine21

Entrevistas

“Busco momentos de felicidad en el cine”

Álex de la Iglesia, director y coguionista de “El cuarto pasajero”

Atraviesa una etapa de creatividad desbordante. En menos de un año, ha estrenado “Veneciafrenia”, ha rodado la segunda temporada de “30 monedas”, ha producido títulos como “Venus”. Ahora, Álex de la Iglesia desembarca en las pantallas con “El cuarto pasajero”, hilarante comedia en la que Alberto San Juan, Blanca Suárez, Ernesto Alterio y Rubén Cortada comparten BlaBlaCar.

El cuarto pasajero, Álex de la Iglesia, entrevista

el cuarto pasajero 43128 g1¿A qué viene este acelerón en su actividad?

Creo que soy muy feliz ahora. Estoy muy bien. Me he metido en una vorágine de proyectos, porque me gusta vivir así. Tengo un equipo de gente detrás que trabaja para que podamos rodar todo lo que queramos. Eso me hace estar cada día más contento, más seguro de mí mismo y más feliz. Estoy trabajando mucho, pero voy a trabajar más.

¿Ha hecho un viaje en BlaBlaCar para rodar El cuarto pasajero?

Sí, la verdad es que yo nunca lo había utilizado. Me metí en un coche para documentarme para la película. Pero nada, un desastre porque no ocurrió nada fuera de lo habitual, ni gracioso, ni nadie era divertidísimo. Le dije a mi coguionista, Jorge Guerricaechevarría, que teníamos que inventarnos la vida, porque la vida no funciona.

Me sirvió para ver si el conductor se gira para hablar, si el copiloto interviene en las conversaciones de los de detrás. Todo eso me vino bien a la hora de dirigir.

Después se puso manos a la obra a escribir el libreto con Jorge Guerricaechevarría. ¿Por qué siempre escribe con él?

Somos casi la misma persona. Se trabaja muy a gusto con él, y no encuentro a una persona más inteligente para hacerlo.

El cuarto pasajero se inspira en la “screwball comedy”, y en grandes clásicos de la comedia, ¿no es así?

Sobre todo en ¿Qué me pasa doctor?, que es una de mis películas favoritas, y en El mundo está loco, loco, loco. Proporcionan sensación de felicidad en el cine. Yo busco lo mismo, que de pronto en un momento determinado el público sea feliz y diga “qué divertido”. Lo busco como director porque lo he vivido como espectador, en esas películas en las que experimentas felicidad infantil, y te preguntas cómo es posible que esté pasando. Lo he tenido en La rosa púrpura del Cairo, lo he tenido en Zelig, en Dos en la carretera, aunque no sea precisamente una comedia. Son películas en las que de repente vives dentro. Ese momento de Qué me pasa doctor en el que se meten debajo de las mesas, o cuando van montados en la bicicleta en San Francisco convirtiéndose en un dragón, y cuando crees que ya no puedes reírte más… ¡llega el juicio! Como director, pretendo regalar eso. Lo he expresado con un símil de fiesta, me gustaría que las películas fueran fiestas, y si no me llega la fiesta ideal, yo mismo la crearé.

el cuarto pasajero 43128 g2Lo consigue con la secuencia final, en un monumental atasco, ¿fue difícil de rodar?

Más que una secuencia es la práctica totalidad del tercer acto de El cuarto pasajero, donde parece que los personajes están atrapados, y les persiguen unos policías, afortunadamente para ellos bastante torpes. Se ven obligados a abandonar el coche y buscar otro, en una situación de desesperación. Tenía en mente el final de La cabina, donde aparecen trescientos coches que parecen abandonados, han llegado al cementerio de los elefantes, un lugar donde no hay salida. Y sin embargo, ellos la encuentran. En un momento dado uno de los personajes pregunta: “¿Y si corremos hacia lo negro?”. Parece como si dijera: “¿Qué pasa si nos salimos del fotograma?” La carretera es como un celuloide enorme en el que estás obligado a correr hacia delante. Y cuando se para, ¿qué haces? Si sales del fotograma estás reaccionando de forma distinta a lo que se supone que debes hacer como personaje de una historia.

Ahora que cita ¿Qué me pasa doctor?, ¿no recuerda el personaje de Ernesto Alterio al de Barbra Streisand en aquella cinta? Es el que mete en líos a todos los que están a su alrededor.

Muy bueno. Es cierto, y el de Barbra Streisand me recordaba mucho a Buggs Bunny. También tiene un toque diabólico, un poco de Lucifer. Sólo le falta una flauta para ser una especie de sátiro que se mete en la historia y revuelve a todo el mundo. Coloca a los otros personajes en situaciones imposibles. En un momento dado alguien le dice “tú eres un demonio, eres un narcotraficante y nos has metido en un lío”. Pero él responde “da igual, si esto lo van a legalizar mañana”. Es un malo divertido.

Mezclar géneros es su marca de fábrica. En El cuarto pasajero sorprende con pasajes… ¡de comedia romántica!

el cuarto pasajero 43128 g3Sí, de hecho se discute sobre el amor. Es lo que hace a la película rica. Es como si metiéramos los dedos en una tarta, y nos quedaran trozos que pertenecen a géneros diferentes, pero un niño lo ha manoseado todo… Creo que eso hace la película más divertida para el espectador.

Los actores suelen decir que es usted un liante que les convence para cualquier cosa. ¡Y que por usted se tirarían por una ventana si se lo pidiera!

Luego no es verdad [risas]. Lo dicen y se lo agradezco. Sí que es cierto que arrastro mucho a la gente, pero es un poco mi oficio. No hay nadie más que lo pueda hacer. Recuerdo que en una película el jefe de producción me dijo que la actriz no venía. ¿Por qué no viene? Se ha quedado en la roulotte. ¿Por qué no sale? No quiere salir. ¿Por qué no la traes? No, eso es cosa tuya. Me di cuenta de que yo era el que tengo que hacer que todo esto funcione. Pensé que yo estaba ahí para solucionar esos problemas. Si un actor no quiere hacer algo, o si no podemos rodar en una localización determinada y en lugar de ir a un bar tenemos que ir a una hamburguesería, lo soluciona el director.

Si los actores aseguran que harían por mí cosas que por otros realizadores no harían es porque miento, porque manipulo, pero realmente los adoro y los quiero con locura… ¡y al mismo tiempo los mataría! Es un poco la vida, pero concentrada en siete semanas. 


Milagro en el convento

Top Listas Decine21
Las 100 mejores películas españolas   


En los últimos tiempos se está prodigando como productor. Ahora se estrena Venus, que dirige Jaume Balagueró.

Inauguré la saga “The Fear Collection” con Veneciafrenia, que era una película que yo quería hacer. Pero Venus entra más en el tipo de películas que yo quiero hacer para esta franquicia. Es horror cósmico, al estilo de H.P. Lovecraft, de hecho se inspira en uno de sus relatos. Es adaptación libre de “Los sueños en la casa de la bruja”, remodelado por Jaume, con una protagonista que escucha ruidos en el piso de arriba, como en aquel texto. Lo ha llevado todo a su terreno y eso es maravilloso. Estoy muy orgulloso de esa película, porque he intentado que Jaume tuviera todo lo que necesitaba y mucha libertad.

Puedes ver el vídeo de la entrevista aquí:

 Otras entrevistas de El cuarto pasajero.

Ernesto Alterio y Rubén Cortada:

Alberto San Juan y Blanca Suárez:

Recuerda que puedes leer más historias de cine y estar al tanto de todos los estrenos de cine en Decine21.com.

  • Álex de la Iglesia
  • Blanca Suárez
  • Ernesto Alterio
  • Alberto San Juan
  • El cuarto pasajero
  • Rubén Cortada

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales