IMG-LOGO
Oscar 2020

La quiniela de Decine21

¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor maquillaje y peluquería?

La transformación de los actores, a través de los profesionales del maquillaje y la peluquería contribuye decisivamente a contar las historias.

Sin embargo, la Academia no les honraba hasta 1981, cuando se creó el premio al mejor maquillaje, y sólo desde 2012 se incluye a los peluqueros. De forma excepcional, este año compiten más títulos que nunca, pues se han escogido cinco, en lugar de los tres habituales.

1) El escándalo (Bombshell)

Tiene el enorme mérito de transformar a Charlize Theron y Nicole Kidman en las periodistas Megyn Kelly y Gretchen Carlson, a las que el público americano de Fox News conoce muy bien (no tanto el del resto del mundo). Se ha utilizado maquillaje prostético que apenas se nota, pues se trata de un trabajo realizado con extrema seriedad.

A favor: Nuestra favorita, sobre todo porque fue la gran vencedora en los premios del Gremio de Artistas de Maquillaje y Estilistas. Se impuso en tres categorías: maquillaje contemporáneo, efectos especiales de maquillaje y peinado contemporáneo.

En contra: Los artistas quedan un poco deslucidos porque están al servicio de un film de enorme interés, pero un tanto confuso, y muy inferior a algunos de sus competidores.

2) Judy

Aquí se ha tomado la decisión de que Renée Zellweger debía recordar a su personaje, la mítica Judy Garland, pero, a diferencia del caso anterior, sin metamorfosearla del todo a base de prótesis.

A favor: Un trabajo invisible. Resulta complicado ponerse al servicio de la protagonista, para que pueda poner los gestos característicos de la estrella de El mago de Oz. Que Zellweger sea sobradamente conocida por los espectadores supone una gran dificultad.

En contra: Le perjudica su propia brillantez, pues los resultados llaman menos la atención que los de otros filmes. O sea que está tan bien hecho que muchos espectadores ni se habrán planteado la impresionante labor que hay detrás.

3) 1917

Un film técnicamente impresionante, supuestamente rodado en una única toma, lo que quiere decir que los protagonistas pasan de tener una apariencia más o menos normal, a sufrir todo tipo de contusiones, y que su imagen se vaya ensuciando, sin que se pueda parar para retocarles (salvo porque se ha hecho alguna trampa).

A favor: Se logra un realismo extremo. Al trabajar para uno de los mejores filmes del año, deja muy buen sabor de boca.

En contra: Lo mejor es el trabajo del diseñador Tristan Versluis para los cadáveres de las escenas de masacres. Pero por lo visto se han utilizado mayoritariamente reconstrucciones, no humanos o animales maquillados, por lo que técnicamente todo esto no computa para el Oscar.

4) Joker

Ha debido suponer muchos quebraderos de cabeza para los maquilladores y responsables de la peluquería tener que estar pendiente de la evolución del personaje de Joaquin Phoenix.

A favor: No se podía haber hecho mejor. Primero, Arthur Fleck es un hombre frustrado, con graves problemas, lo que supone alterar la imagen del actor, pero después, se le cambia por completo, pues tenía que ir evolucionando hacia un loco que no para de reír y se entusiasma con las barbaries que comete. Aparte, todo parece formar parte de los delirios de su mente, con un aire surrealista.

En contra: Aunque se trata de un Joker bastante distinto a los ya conocidos por el público, el maquillaje no deja de ofrecer la sensación de que no se ha innovado demasiado; ya vimos a Jack Nicholson transmutarse en el personaje, en el film dirigido por Tim Burton en 1989.

5) Maléfica: Maestra del mal 

Muchas horas debía permanecer Angelina Jolie en la sala de maquillaje para dar vida a la protagonista.

A favor: Un trabajo impecable, a la hora de crear el personaje más extremo de todos los filmes nominados.

En contra: Al igual que en el caso anterior, se trata de un personaje ya conocido. Aquí esto supone un hándicap mayor, si cabe, al tratarse de una secuela. Parece que básicamente se ha repetido la misma labor que en el film anterior.