saltar al contenido principal

Neurociencia y cine, receta de éxito

Tras siglos de investigaciones, cada vez sabemos más acerca del ser humano. Sin embargo, todavía hoy en día el cerebro y sus capacidades siguen siendo un gran enigma, algo que el cine ha explotado con películas de fuerte impacto.

A todos los aficionados al cine les llamó la atención el éxito que obtuvo Déjame salir en la reciente ceremonia de los Oscar. El film de Jordan Peele acabó llevándose una de las estatuillas más prestigiosas: mejor guión. Y es que en la memoria del cinéfilo quedará para siempre la imagen del protagonista incapaz de acceder a su consciencia, cayendo en un extraño vacío que anula su comportamiento y lo pone a merced de retorcidas intenciones.

Rain ManA la hora de comprender el cerebro humano es lógico que el cine se detenga en situaciones anómalas, que aún constituyen un enigma para el hombre. Es célebre la película Rain Man, por cuanto presentó novedosamente la mente de un autista, o la estupenda Temple Grandin, que narra la historia real de una joven autista por conocer y superar su situación.

Otras dos películas que recrean el estupor de la medicina moderna acerca del comportamiento cerebral están basadas en obras el eminente neurólogo y escritor Oliver Sacks. La más conocida es Despertares, en donde Robert De Niro y Robin Williams protagonizan el insólito caso real de unos enfermos incapaces de interactuar con el exterior que atraviesan una fase de normalidad. Basada en otro libro del prestigioso médico tenemos también La música nunca se detuvo, en la cual la música rock se convierte en terapia para un enfermo incapaz de reconocer la realidad. Por supuesto, a todas estas películas habría que añadir las que tratan de ese mal cada vez más actual: el Alzheimer. Recientemente Siempre Alice trató el tema con gran repercusión, gracias sobre todo a la brillante composición de Julianne Moore.

No sólo males, sino bienes

Pero más allá de las películas sobre enfermedades mentales, tan socorridas y atrayentes, el cine ofrece historias que hablan de modo original acerca de la centralidad del cerebro a la hora de definir nuestras vidas, nuestros comportamientos. La serie Mentes criminales toca el tema desde esa perspectiva: se analizan las conductas de asesinos en serie para poder elaborar un perfil psicológico certero. Si conocemos bien el cerebro de alguien, entenderemos mejor sus deseos y preferencias.

Esto explica que en el mundo de hoy se aplica cada vez más el conocimiento del cerebro humano para satisfacer más eficazmente a las personas. Así se puede atinar con mayor éxito en numerosas áreas de nuestra vida. Es el caso de Brainvestigations, empresa líder en donde la neurociencia se traduce en éxito para sus clientes. La premisa es clara: si sabemos cómo funciona nuestro cerebro, podremos diseñar mejor los productos que elegirán los potenciales clientes. Se comprende así que no hay área de negocio que quede fuera de su ámbito: entretenimiento, banca, servicios, automóviles, etc.

Mad MenHay que tener en cuenta que al ver un producto las personas ponemos en marcha nuestros recursos cognitivos de procesamiento implícito, el cual impacta sobre nuestras emociones, valoraciones, estética y precio. Todos recordamos ese memorable capítulo de Mad Men, en donde se habla del rotador de diapositivas como de un “caroussel”, de modo que el potencial comprador queda atrapado ante la idea de que ahí se esconde su pasado, su querida infancia, aquello que merece ser recordado. Pura psicología y conocimiento del cerebro humano. ¿Imaginamos entonces lo que podría lograr una empresa si conociera científicamente las claves del funcionamiento del cerebro? La publicidad, el marketing, el “branded content” serían pan comido. Es algo que Brainvestigations tiene muy presente en su negocio.

Comportamiento dirigido

La naranja mecánica es el paradigma de película en donde se intenta redirigir la conducta de una persona mediante un estímulo con imágenes y sensaciones desagradables. Pero el cine ha incidido con éxito en numerosas ocasiones en el tema de la modificación de la conducta dando pie, más allá de los numerosos productos sobre hipnosis, a películas que viran hacia el thriller. Eso ocurría con componente futurista en Desafío total y con sesgo de acción en la reciente saga de El caso Bourne o en Criminal de Kevin Costner.

La naranja mecánicaCada vez se sabe más sobre el cerebro, como muestra Brainvestigations. Por ejemplo ahora se conoce que el funcionamiento cerebral se basa más en redes neuronales interconectadas que en áreas físicas. Sin embargo, no hay duda de que el cerebro sigue teniendo numerosos puntos oscuros. De hecho, se piensa que sólo utilizamos el 10% de la capacidad cerebral, como explica la película Lucy, con Scarlett Johansson. Son cuestiones que salen a relucir también en el original documental ¿¡Y tú qué (s)abes!? En cualquier caso el enigma del cerebro sigue vigente. ¿Reside ahí el yo? ¿Hay únicamente materia?, ¿donde reside el amor? Eminentes científicos y médicos, como el neurofisiólogo Sir John C. Ecless, premio Nobel en 1963, dedicaron su vida a ello. Y el cine a veces regala grandes películas que mantienen vivo nuestro interés.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto