IMG-LOGO
Reportajes

Estrenos findecine 8-10 de noviembre: Las películas que hay que ver

Todos al hoyo. ¿Quién no ha sentido que le han estafado después de ver una película o que le han contado grandes mentiras con importancia? Pero no digamos adiós a las películas, porque los estrenos de este fin de semana traen incluso la Navidad anticipada, jo, jo, jo.

Quizá el estreno más llamativo es una película española, El hoyo, que ha sorprendido a propios y extraños, porque no se la había visto venir. Ganadora del Festival de Sitges, y aplaudida a rabiar en Toronto, estamos ante una cinta de futuro distópico próximo, que deviene en fábula social, de cómo los que están arriba suelen pisotear a los de abajo, aunque siempre hay alguno con buenas intenciones dispuesto a cambiar ese orden de las cosas. Un aplauso para el hasta ahora desconocido Galder Gaztelu-Urrutia. Curiosamente, otro título español, Reevolution, también juega a la teoría social al seguir a personajes que piensan que los condicionamientos sociales les asfixian, y desean cambiar las cosas a toda costa; eso sí, las comparaciones son odiosas, los logros de David Sousa Moreau no son comparables, aunque se agradece el esfuerzo.

Y ya que estamos con cine español destaquemos también el estreno limitado, una semana antes de estar disponible en Netflix, de Klaus, espléndida cinta que dirige Sergio Pablos, bregado previamente en películas Disney, y que imagina con chispa cuál pudo ser el origen de Santa Claus y la costumbre de traernos regalos con ocasión de la Navidad. La película ha entrado en la preselección de títulos que optan al Oscar al mejor film de animación, por algo será.

Pues sí, el cine español ha conocido un 2019 glorioso, porque el documental El cuadro, de Andrés Sanz, que nos cuenta todos los secretos y teorías que rondan a “Las meninas” de Velázquez, es maravilloso, lo recomiendo con los ojos bien abiertos, claro está. Y en fin, terminemos el repaso de estrenos hispanos mencionado la multirrelato Ventajas de viajar en tren, de Aritz Moreno, que enlaza narraciones a cada cual más estrambótica, con un humor no apto para cualquier paladar.

Es una delicia The Farewell, película que tiene detrás a una cineasta de origen chino formada en Estados Unidos, Lulu Wang, y que parte de una experiencia personal para contar cómo una familia se reúne ante la noticia de que la madre y abuela sufre una enfermedad terminal, aunque ella lo ignora, cree que todos han acudido por la boda de un pariente. También ahonda en sentimientos de familia y amistad la agridulce cinta francesa Pequeñas mentiras para estar juntos, de Guillaume Canet, que llega diez años después de la más o menos celebrada Pequeñas mentiras sin importancia, y que describe la reunión de los personajes y sus crisis existenciales, que afloran en la proximidad del 60 cumpleaños de Max.

Parte de hechos reales Amundsen, que cuenta la peripecia del célebre explorador noruego en el Polo Sur; aunque tiene interés, el protagonista se hace algo antipático, y le falta algo de aliento épico. También parte de personajes de verdad Estafadoras de Wall Street, sobre un grupo de strippers dispuestas a sacar los cuartos a ricachones inversores en bolsa; y aunque ha sido muy celebrada la interpretación de Jennifer López, lo cierto es que la película es muy ligera, además de que juega con descaro la carta del morbo.

Finalmente mencionemos el estreno del anime Detective Conan: El puño de zafiro azul, con mucha acción e intriga a lo Agatha Christie, pero que gustará sobre todo a los incondicionales del personaje, y del documental PJ Harvey: A Dog Called Money, que describe la gestación del álbum “The Hope Six Demolition Project” de la cantante británica Polly Jean Harvey, lo gustará sobre todo a sus fans.

Lo último del mundo del cine