IMG-LOGO
The Farewell
7 /10 decine21

The Farewell

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

The Farewell

Basada en una mentira real, esta divertida y edificante fábula nos cuenta la historia de Billi (Awkwafina), nacida en China pero que ha crecido en EE. UU. De mala gana regresa a Changchun para descubrir que toda la familia sabe que, a su amada matriarca, Nai-Nai le quedan semanas de vida. Y además han decidido no contárselo a la anciana. Intentando disfrutar estos últimos momentos juntos felizmente se reúnen con la excusa de una súbita boda, perfecto acontecimiento para unir a la familia dispersa por el extranjero. Mientras Billi navega por un campo minado de expectativas familiares descubrirá que hay mucho que celebrar: una oportunidad para redescubrir el país que dejó atrás de niña, la maravillosa forma de afrontar la vida de su abuela y los lazos que siguen uniéndoles más allá de lo que queda sin decir.

7 /10 decine21

Crítica

Días contados

Días contados

Película escrita y dirigida por Lulu Wang, cineasta nacida en China, pero formada en Estados Unidas, donde reside. La trama parte de su experiencia personal, lo que se nota, para bien, y se centra en Billi, una joven de origen chino, pero que se trasladó a Nueva York con sus padres cuando era una niña. Tiene dificultades para vivir una vida independiente, y a ello se suma una terrible noticia, a su abuela Nai Nai, a la que siempre ha estado muy unida, le han diagnosticado un cáncer terminal, y apenas le auguran tres meses de vida. La familia decide ocultar la enfermedad a la anciana, y hacen planes para reunirse todos en la ciudad de Changchun, con la excusa de la boda de un primo de Billi con una chica japonesa. De modo que los dos hijos de la enferma, que viven fuera de China, y el resto de la parentela, podrán despedirse de Nai Nai.

Siguen calando en Estados Unidos las historias de chinos afincados ahí, tras el inesperado éxito de Crazy Rich Asians. Aquí tenemos una comedia amable, que invita a considerar las diferentes costumbres en Oriente y Occidente. En efecto, para un no-chino –y Billi, que casi toda su vida la ha pasado en Estados Unidos, de hecho habla con dificultad el idioma de sus ancestros, podría considerarse en parte una no-china–, resulta incomprensible que no se le comunique a Nai Nai su grave estado de salud, para que pueda exprimir los días que le quedan, despedirse, arreglar asuntos pendientes, etcétera, pero como el film sabe apuntar, late también el altruismo en la decisión de no decir nada a la afectada, de modo que es la familia la que asume la pesada carga.

El film dibuja muy bien a los numerosos personajes, incluso los que tienen una presencia menor, como el gordito adolescente Bao, pegado a la pantalla de su teléfono móvil, por citar sólo un caso. Y centra la atención en la perplejidad de la protagonista, toda emotividad, Awkwafina sabe encarnar muy bien su manojo de sentimientos contradictorios, donde conviven la pena, la sensación de que debería decir algo a su abuela, y la comprensión de que también hay algo noble en el otro punto de vista. Además, ella misma no es sincera con sus padres, pues les oculta por ejemplo que le acaban de denegar una beca.

Resulta entrañable el dibujo de la relación abuela-nieta, pero también tienen entidad las conversaciones de Billi con su padre y su madre, y con su tío, o las más colectivas reuniones familiares, que sirven para abordar la cuestión de la inmigración y cambio de país, con lo que conlleva de nuevas costumbres y conservación de las del país de origen, el famoso choque cultural. Los pasajes emotivos conviven con los humorísticos, en perfecto y suave equilibrio, evitando cualquier tipo de estridencias.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.