Estrenos año nuevo 2020 findecine 1-6 de enero: Las películas que hay que ver
IMG-LOGO
Reportajes

Estrenos año nuevo 2020 findecine 1-6 de enero: Las películas que hay que ver

Año nuevo, estrenos nuevos. El 2020 es madrugador en lo que a nuevas películas en la cartelera se refiere. Y destacan los últimos trabajos de dos grandes y veteranos maestros, Roman Polanski y Clint Eastwood.

Los dos directores tienen la ventaja de una larga experiencia de vida sobre las espaldas, por lo que ruedan las películas que quieren, y lo hacen extraordinariamente bien, sin complejos ni preocupaciones por el qué dirán, crítica o público, ellos tienen claro que deben empeñarse en entregar la mejor obra posible.

Richard Jewell es ejemplar en tiempos en que el narcisismo manda hasta extremos insufribles. Clint Eastwood pone el dedo en la llaga de este problema, al proponernos a un héroe gordito y algo “listillo”, que puede ser un pelma por puntillista en su trabajo, al que le gustan las armas, y que quiere ser policía. “¿Cómo que héroe?”, nos plantea la película después de que Jewell salve muchas vidas en un atentado terrorista en Atlanta en 1996 durante la Olimpiada. “Este tipo tan antipático, que no está buenorro ni nada, tiene que ser... ¡el terrorista camuflado!”. Con su clásica brillantez el director sabe hacer emocionante su historia, hablando de los abusos de autoridad y de los precipitados juicios mediáticos. La peli tiene actores conocidos estupendos, pero me apetece destacar a Paul Walter Hauser, por aquello de que no lo conoce ni Tarzán de los monos.

Y en el mismo terreno de juego se mueve Roman Polanski con El oficial y el espía, título que narra con detalle el célebre caso Dreyfus, en que un capitán judío fue acusado injustamente de espía, y claro, cuando se descubre el error fruto de prejuicios antisemitas, los oficiales del ejército francés no reculan, aunque lo mande la bula. Lleva el peso de la narración con aplomo Jean Dujardin, el oficial que descubre el pastel, y que no cede a las maniobras lamentables de los otros a la hora de sacar a la luz la verdad.

El cine familiar de animación se atreve a hablar en español esta Navidad, y tiene su gracia la coproducción hispano-argentina La gallina Turuleca, que cuenta la historia de este simpático animal entre el mercado, una granja y el circo, famoso para los ya creciditos por la canción alusiva de los payasos de la tele de antaño. También en nuestra lengua patria llega El silencio del pantano, thriller desasosegante y algo deprimente, ante el que dan ganas de decir aquello de Mafalda, que paren el mundo, que me apeo. Marc Vigil describe la trayectoria de un escritor de novela negra, cuyas morbosas historias podrían tener una base más real de lo que parece.

Aunque valiosa, resulta un poquito pesada Fortuna, solemne cinta en blanco y negro, que describe las tribulaciones de la chica cuyo nombre da título a la película, inmigrante africana refugiada en torno a un monasterio en los Alpes suizos, donde sus monjes deben plantearse el modo de vivir su vocación contemplativa ante el grave problema social que llama a su puerta.

Finalmente, aunque nos gustaría terminar estas líneas con una bendición, deseando un feliz año, debemos mencionar La maldición (The Grudge), cinta que versiona de nuevo una cinta de terror japonesa con casa encantada, madre asesina de sus hijos e inspectora que trata de esclarecer los hechos.

Lo último del mundo del cine