Decine21
Blog de Hildy

Sobredosis de series: ¡parad, parad, malditos!

Los profesionales de la crítica estamos acostumbrados a ver películas y series a troche y moche. A veces hasta la extenuación. Pero hemos llegado a unos extremos de ritmo de estrenos que en cualquier momento vamos a morir de sobredosis. E imagino que algo parecido, a pequeña escala le ocurre al espectador, que puede convertirse en adicto y asocial (las redes sociales pueden ser bastante asociales).

Cuando mis amigos me expresan su envidia, “porque estas viendo películas y series todo el día”, tengo que decirles que no saben lo que dicen. Por supuesto, trabajo en lo que me gusta, y veo muchas cosas interesantes, pero también un montón de bazofia. Además, como tantos colegas, acabamos cayendo en lo que llamo “el síndrome del boxeador noqueado”, recibimos tantos impactos audiovisuales, que vamos todo el día “sonados”, como “zombis”, mezclando argumentos e imágenes, a veces no sabes en qué película viste tal cosa, y envidias a los que ven poco y recuerdan mejor lo poco que han visto. La "indigestión" audiovisual se solía acentuar en los festivales, con su ritmo frenético, pero ahora ya el “festival” lo tienes en tu pantalla de ordenador, donde no paran de entrarte noticias de novedades de las que te debes ocupar.

Menos mal que tengo un buen equipo para repartir material, pero de verdad, no puedo más, tengo que sacar la bandera blanca, hay demasiadas cosas, la mayoría próximas a la mediocridad, completamente prescindibles. Intentamos llegar a todo lo que podemos, en nuestro afán de informar y orientar, pero esto se ha convertido en un disparate, en que las plataformas han entrado en una montaña rusa donde contar con “novedades” es primordial, porque la domina la idea, que nos han inculcado, de que hay que estar a la última. Si a alguien se le ocurre decir, “estoy viendo El ala oeste de la Casa Blanca”, muchos le mirarían por encima del hombro como diciendo, “¿pero quién es este pringao que está viendo una serie ANTIGUA?”. Probablemente son los mismos que están emocionadísimos con el especial que están preparando de Friends, un programa para reunir a los actores de la VIEJA serie, al final todo es márquetin y promoción, lo que se dice en redes sociales, eso es lo que hay que ver.

Un efecto de la sobredosis y saturación de series, es que ya es difícil decir qué es lo bueno, si es que hay algo bueno entre lo nuevo. Además siempre, cuando crees que estás al cabo de la calle, aparece un listillo que asegura estar viendo una serie que es la séptima maravilla, y suele ocurrir que... ¡ni siquiera te suena! Si hiciéramos una encuesta en la calle sobre lo que ve la gente, no sé lo que saldría, hay tantas series, y resulta tan improbable que alguien esté al tanto del todo, que al final hay dispersión, dispersión, dispersión, e incluso alguna sorpresa, como las series turcas que de pronto encandilan al personal, o las telenovelas longevas como El amor es para siempre.

En fin, repaso series estrenadas en los últimos tiempos, y para empezar confieso, y no me avergüenzo de ello ni creo que haya sido poco profesional, que de muchas me he conformado con ver unos pocos capítulos para dictar sentencia. No hace falta haber llegar al final, creo, para despachar Jupiter's Legacy, Sexify, Sombra y hueso, The Nevers, El ferrocarril subterráneo... ¿Qué me ha gustado en los últimos tiempos, y procuro seguir puntualmente? Bueno, pues The Chosen, Mare of Easttown, algunas miniseries de Filmin como Fragile, Patria, La costa de los mosquitos...

El tiempo es limitado, hay muchas series de otros años a recuperar, y que siguen con sus temporadas, qué maravilla Better Call Saul, o Line of Duty, u Oficina de infiltrados... y cómo quisiera ponerme al día. Las que no superan un tiempo de gracia prudencial, deben ser descartadas, no sirve decir "ya verás, a partir del 5º capítulo de la 4ª temporada la cosa es cuando se pone interesante"...

Y en fin, no estaría mal que se volviera al ritmo de antaño de estreno de un capítulo semanal, y que mantienen con acierto HBO y Disney+, los atracones de temporadas pueden ser indigestos, y más en la estricta novedad.

Lo último del mundo del cine