Decine21
Oscar 2020 La quiniela de Decine21

¿Quién va a ganar el Oscar 2020 a la mejor actriz de reparto?

Cinco mujeres de talento compiten en por el Oscar a la mejor actriz de reparto 2020.

 

Todo indica que la suerte está echada, ya que hasta ahora una de ellas está triunfando en todos los premios. Pero, para que ninguna de las candidatas se crea que el Oscar ya tiene dueña, cabe recordar que el año pasado nadie se lo iba a quitar a Glenn Close, por La buena esposa, pero a la hora de la verdad se llevó el gato al agua contra todo pronóstico Olivia Colman por La favorita. ¿Ocurrirá lo mismo este año? En esta ocasión se verán las caras una ganadora de la estatuilla, dos intérpretes que ya han tenido alguna nominación, y dos recién llegadas.

1) Kathy Bates, por Richard Jewell

De probada solvencia, quizás sea lo mejor del film dirigido por Clint Eastwood Richard Jewell, ya que logra conmover al respetable cada vez que sale en la pantalla, con una secuencia magistral en una rueda de prensa. Es la única de las cinco contendientes que ya tiene el premio, como protagonista, por su encarnación de la inquietante enfermera de Misery.

A favor: Le ha quitado la nominación –por méritos propios– a la mismísima Jennifer Lopez, que figuraba en todas las apuestas como aspirante a la estatuilla. Aparte, ha ganado como actriz secundaria en los premios del National Board of Review.

En contra: Se supone que es la que tiene menos opciones. Sobre todo por la absurda polémica que salpicó al film, cuando el periódico Atlanta-Journal Constitution (AJC) amenazó con demandar al film por difamación, pues consideraba que la cinta retrata a una de sus periodistas de forma denigrante al insinuar que ofrecía sexo a cambio de información. Estrenado el film queda claro que esto no es cierto.

2) Laura Dern, por Historia de un matrimonio

La gran favorita sin ninguna duda. Resulta muy complicado que alguien le arrebate el galardón, por su papel de dura abogada, experta en divorcios, que representa al personaje de Scarlett Johansson, en Historia de un matrimonio. Supone su tercera candidatura.

A favor: Ser una de esas profesionales muy queridas en Hollywood, donde la conocen desde pequeña al ser hija del veterano Bruce Dern. En los últimos años, su carrera parecía haber caído en saco roto, pero ahora tienen la oportunidad perfecta de premiarla por su logrado trabajo, ya que aprovecha el sólido guión, especialmente en el monólogo sobre las exigencias de la sociedad hacia la mujer, que cuadra muy bien con la era post #MeToo. Ya se ha llevado el Globo de Oro, el BAFTA y casi todos los galardones de las asociaciones de críticos. Aparte, supone la única posibilidad real del extraordinario film de rascar algo en la ceremonia, pues lo tiene complicado con sus otras cinco nominaciones.

En contra: No parece que Historia de un matrimonio haya entusiasmado a los votantes, muchos podrían acabar votando a una actriz de un film que les haya gustado más. Aparte, continúan las reticencias de algunos a oscarizar producciones de Netflix.

3) Scarlett Johansson, por Jojo Rabbit

Siempre brilla en la pantalla, pero a esta actriz se le ha dado especialmente bien retratar a la carismática, luminosa y angelical madre del protagonista, un niño de las juventudes nazis que desconoce que en realidad se trata de una auténtica heroína de la resistencia, con un corazón de oro. Hasta este año la Academia no se había acordado de ella, pero ahora lo hacen por partida doble.

A favor: Sale poco, pero llama la atención, y demuestra que se le dan muy bien las secuencias dramáticas, aunque también tiene vis cómica. Un trabajo ideal, en un buen año para la intérprete, que también ha estrenado Historia de un matrimonio y Vengadores: Endgame, el film más taquillero de la historia.

En contra: Algunos críticos consideran que no tiene escenas verdaderamente destacables. Por otro lado, no suele ser bueno que una actriz tenga dos nominaciones, pues alguno que la vote en la categoría de actriz principal, por Historia de un matrimonio, podría optar por escoger aquí a una de sus competidoras.

4) Florence Pugh, por Mujercitas

La otra actriz que logra ser finalista por primera vez. Pero su interpretación de Amy, la menor de las March, en Mujercitas, supone toda una sorpresa.

A favor: La británica tiene un enorme talento, como ha demostrado en títulos como Lady Macbeth, Midsommar, o la serie La chica del tambor. Está claro que ha llegado a Hollywood para quedarse, y que sería una digna ganadora.

En contra: Relativa desconocida en la meca del cine, muchos compañeros pueden optar por estrellas con la que mantienen amistad desde hace años. Para ella, haber sido candidata ya supone un triunfo.

5) Margot Robbie, por El escándalo (Bombshell)

Dos ediciones después de su primera candidatura al Oscar por su impecable trabajo en un personaje real en Yo, Tonya, a Margot Robbie le cae la segunda por dar vida a una mujer ficticia, la productora Kayla Pospisil, en realidad una mezcla de varias trabajadoras de Fox News, en El escándalo (Bombshell).

A favor: Ha llovido ya desde que se consagrara, por lo que Hollywood sabe que al final se lo tienen que dar, o se convertirá en uno de esos casos de eternos e injustos perdedores. En tiempos del juicio a Harvey Weinstein podría favorecerle estar en un film que denuncia el acoso sexual.

En contra: No debe ser su año. Desde los Spirit Award ha competido con su personaje en todas las citas importantes, sin suerte hasta el momento.