saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La favorita

La favorita

The Favourite

Principales intérpretes

Premios: 1 Oscar (más 2 premios y 8 nominaciones) Ver más
Oscar
2019
Ganadora de 1 premio
Nominada a 8 premios
Ganadora de 2 premios
  • León de Plata - Gran Premio Especial del Jurado
  • Copa Volpi a la mejor actriz Olivia Colman

Sinopsis oficial

La favorita

Principios del siglo XVIII. Inglaterra está en guerra con Francia. Aun así, las carreras de patos y el gusto por la piña florecen con esplendor. La delicada Reina Ana (Olivia Colman) ocupa el trono y su amiga íntima Lady Sarah (Rachel Weisz) gobierna el país en su lugar mientras se ocupa de la frágil salud de Ana y su volátil temperamento. Cuando la nueva sirvienta Abigail (Emma Stone) aparece en escena, su carisma se gana la simpatía de Sarah. Sarah convierte a Abigail en su protegida y ella ve la oportunidad de regresar a sus raíces aristocráticas. Mientras los asuntos de la guerra consumen el tiempo de Sarah, Abigail ocupa su lugar para llenar el vacío que ha dejado como acompañante de la Reina. Su creciente amistad le da la oportunidad de llevar a cabo sus ambiciones y no permitirá que ninguna mujer, hombre, político o conejo se interponga en su camino.

Galería de imágenes

La favorita
La favorita
La favorita
La favorita
La favorita
La favorita
La favorita

Crítica decine21.com

estrella
6
Intrigas cortesanas
Intrigas cortesanas

Siglo XVIII. Inglaterra está en guerra con Francia y hay tiranteces en el parlamento británico debido a la estrategia a seguir. Pero lejos del campo de batalla, en la corte de la reina Ana, se va a librar una guerra diferente cuando llega una nueva doncella, Abigail, recomendada por su tía Lady Sarah, la mejor amiga y favorita de la reina. Poco a poco, la chica se hará valer entre los sirvientes y jugará implacablemente sus cartas para ascender meteóricamente en su posición en la corte.

Quinta película como director del griego Yorgos Lanthimos, un cineasta cuyo prestigio ha ido siempre al alimón de sus historias singularmente retorcidas, que indagan en los comportamientos insanos de los seres humanos. Su cine provoca atracción y rechazo a un tiempo. No deja indiferente y eso también lo sitúa como director incómodo, distinto, que le hace carne de cañón de festivales y galardones. La favorita, por ejemplo, logró el Premio Especial del Jurado del Festival de Venecia.

Presenta Lanthimos la típica corte europea del siglo XVIII, en donde la elegancia manierista de cada estancia del palacio, con sus muebles suntuosos, sus coloridas telas, está en connivencia con el falso formalismo de las personas y una amplia galería de bajezas humanas. La gente de la corte se mueve por intereses exclusivos, conspiran y trapichean como mejor pueden para obtener el rédito deseado. Si para ello han de engañar, seducir, envenenar y confabularse con otros interesados, bienvenido sea. Servil apariencia exterior y podredumbre interior.

Película esencialmente femenina, con lesbianismo a tres bandas, están magníficamente perfiladas las tres protagonistas. Destacan la rivalidad entre Lady Sarah (Rachel Weisz) y la recién llegada Abigail (Emma Stone), en una relación que va cambiando poco a poco hasta convertirse en una acendrada guerra por obtener los favoritismos de la reina. Se muestra con credibilidad la evolución de sus intereses, así como la agudizada vulnerabilidad y soledad de la monarca, triste marioneta al vaivén de las mentes manipuladoras de sus compañeras, también en el plano político. El trío de actrices es perfecto, aunque quizá la mayor sorpresa estriba en el trabajo de la menos mediática Olivia Colman, que logra aunar en la reina una rica colección de estados de ánimo. No sería raro que le llovieran premios.

Formalmente Lanthimos es fiel a su cine y aquí también ofrece variadas escenas bizarras y morbosas, que acrecientan su fealdad gracias a la ambientación recargada, con interiores muy opresivos, aun cuando se utiliza con oficio la profundidad de campo y un potente uso de la luz. En este significativo aspecto visual, Lanthimos sabe jugar con angulaciones forzadas y demuestra una gran eficacia en el uso de otros aspectos formales como la velocidad de la imagen o la música de cámara, con esa incesante cuerda de fondo, recurso sonoro perfecto para provocar inquietud.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE