IMG-LOGO

Biografía

Florence Pugh

Florence Pugh

24 años

Florence Pugh

Nació el 03 de Enero de 1996 en Reino Unido

Premios: 0 Oscar (más 1 nominaciones)

Oscar
2020

Nominado a 1 premio

Filmografía
Viuda Negra

2020 | Black Widow

Natasha Romanoff, alias Viuda Negra, se enfrenta a los capítulos más oscuros de su historia cuando surge una peligrosa conspiración relacionada con su pasado. Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para acabar con ella, Natasha debe lidiar con su historia como espía y con la estela de relaciones destruidas que dejó atrás mucho antes de convertirse en Vengadora.

Peleando en familia

2019 | Fighting with My Family

Mujercitas

2019 | Little Women

“Mujercitas”, la novela de Louisa May Alcott, ha resistido de modo maravilloso el paso del tiempo. Lo demuestran las numerosas adaptaciones cinematográficas a las que ha dado lugar, incluida la que nos ocupa, de cuyo guion y dirección se ha ocupado una mujer, Greta Gerwig que confiesa una especial deuda de gratitud, su dedicación artística la debe en parte a la obra de Alcott. De hecho el film, que muestra a una Jo March mujer fuerte y escritora, reflejo de Alcott, también reverbera en la propia trayectoria de Gerwig. El espectador que dude en acometer el visionado de esta película debería renunciar a los prejuicios, tal vez alimentados por una palabra en desuso –nadie habla de “mujercitas” en sus conversaciones en los tiempos que corren–, que puede sonar a ñoñería, pero que en realidad es muy hermosa, pues alude a niñas, adolescentes, que se están convirtiendo en mujeres adultas que toman sus propias decisiones. Quizá uno de los momentos más tiernos de Mujercitas es aquel en que el señor March, recién regresado de la guerra, se refiere a sus hijas como “mis mujercitas”. La trama transcurre básicamente en dos tiempos que se alimentan e influyen reciprócamente. Por un lado tenemos a las hermanas March ya convertidas en una mujercitas, cada una viviendo su vida: Jo vive en Nueva York, desarrollando su talento literario con relatos para la prensa; Meg se ha casado con un maestro, y lleva una vida modesta con sus dos niños; Amy ha viajado a París con su tía solterona, buscando encontrar un buen partido matrimonial; y Beth ha quedado en el hogar familiar, debido a su frágil salud. Las vicisitudes en este marco temporal, se entrelazan con las del pasado, cuando las cuatro hermanas viven con su madre Marmee, pasando con alegría y paz las estrecheces y penurias que tocan, y compartiendo con los más necesitados lo poco que tienen, el padre está en el ejército, son los tiempos de la guerra de secesión; son momentos de crecer y forjar el carácter, de desarrollar su imaginación con obras de teatro compuestas por Jo, y de comenzar a interesarse por los chicos, empezando por Laurie, el nieto y único heredero del vecino señor Dashwood. En tiempos de empoderamiento y lucha por los derechos de la mujer, se advierte con claridad meridiana que Alcott se adelantó a su tiempo con esta obra donde son ellas las más fuertes. No hace falta forzar mucho el original para mostrar mujeres independientes, con ilusiones y metas que persiguen con denuedo, también reconociendo con realismo las limitaciones sociales. Pero quizá vale la pena subrayar cómo en tiempos en que en aras a objetivos profesionales y de tocar poder, muchas mujeres se dejan el alma en el camino, Gerwig recuerda las satisfacciones que ofrece una vida familiar plena, madres y hermanos a los que querer, la aventura de fundar un nuevo hogar: metas que pueden y deben ser compatibles con una carrera laboral, que no debería ser una losa que aplasta todo lo demás. Y también se habla de la importancia de la educación en virtudes, encantadora Marmie de Laura Dern, que tiene su contrapunto en su hermana solterona rica de Meryl Streep. La directora sabe plasmar en la pantalla el gozo grande de querer y ser querido incondicionalmente. Tiene mucho mérito que Gerwig vuelva a abordar una historia que tan gratos recuerdos ofrece a sus admiradores, y que lo haga sin rutina ni cansinismos, con mirada personal y fiel. Sus más de dos horas se pasan en un santiamén, pues la narración es agilísima, por su acertada estructura de guion, y una interpretaciones de ensueño, incluso de los personajes más secundarios, aquí la tentación es ofrecer la lista completa del reparto, y cantar las virtudes de todos, pero en fin, destaquemos quizá a Saoirse Ronan y Timothée Chalamet, por aquello de que repiten con la directora tras hacer Lady Bird. Además es preciosa la dirección artística, la fotografía, el vestuario y la banda sonora, obra del compositor del momento, Alexandre Desplat.

8/10
Midsommar

2019 | Midsommar

Rota por el fallecimiento de sus padres y su hermana, la joven Dani decide acompañar a su novio, Christian, que ha planeado irse con sus amigos a Suecia, para celebrar la Festividad de Midsommar, que se celebra anualmente allí para dar la bienvenida al verano, al igual que en España la noche de San Juan. En concreto, el plan consiste en acudir a Harga, donde habita una estrafalaria comunidad con la que se crió uno de ellos. En principio, los recién llegados se topan con un caluroso recibimiento, y son invitados a comer setas alucinógenas, y a formar parte de extraños rituales, pero nada les resulta alarmante… Al menos hasta que contemplan la inmolación de dos miembros del grupo, mientras que los demás ni se inmutan. Segundo trabajo de Ari Aster, que no tiene mucho que ver con la excelente Hereditary, sobre todo porque allí lograba aterrorizar, sugiriendo, más que mostrando, sin recurrir a la violencia explícita, mientras que aquí se abusa de los excesos sangrientos, por lo que al final la cinta resulta más desagradable y truculenta que otra cosa, dejando mal cuerpo al espectador. Al menos, el cineasta americano vuelve a concentrarse en la descripción de personajes, como en su ópera prima, lo que posibilita el lucimiento de Florence Pugh, actriz en alza tras Lady Macbeth y la recomendable serie La chica del tambor, que saca adelante un personaje complejo; están a la altura sus compañeros de reparto. Tiene cierto interés su denuncia de hasta donde pueden llegar las sectas destructivas, surgidas en la generación “beatnik”, y de los radicales seguidores de la espiritualidad “new age”, al estilo de “La familia”, el tristemente célebre grupo de seguidores de Charles Manson o de los davidianos de Waco (localidad a la que se alude). Se analiza el proceso por el que estas sectas pueden aprovecharse de personas normales, pero con desorientación y anímicamente en horas bajas, para lavarles el cerebro, con ayuda de drogas, hasta que acepten de buen grado unirse a la causa, pese a haber sido testigos de actos brutales. Estéticamente, llaman la atención las imágenes luminosas del paisaje idílico en el que viven los protagonistas. Pese a todo, su metraje –dura 140 minutos– acaba pesando demasiado, no hacen falta tantas escenas que muestren que los miembros de la comunidad post-hippie están como una chota. Y llegan a resultar involuntariamente ridículos algunos pasajes, sobre todo la escena de sexo entre dos personajes, rodeados por las sectarias desnudas, que entonan… ¡un canto coral! O la del protagonista masculino correteando sin ropa, realizando duros descubrimientos, donde sólo se echa en falta la sintonía de las persecuciones de El show de Benny Hill.

4/10
El pasajero

2018 | The Commuter

Nueva cinta adrenalítica del barcelonés afincado en Hollywood Jaume Collet-Serra, que vuelve a acreditar su solvencia a la hora de crear intriga dirigiendo a su actor fetiche Liam Neeson, El pasajero es su cuarta película conjunta tras Sin identidad, Non-Stop (Sin escalas) y Una noche para sobrevivir. Maneja un guión pergeñado por dos debutantes, Byron Willinger y Philip de Blasi, a los que ha echado un cable un tercero, Ryan Engle. Sigue a un antiguo policía, Michael MacCauley, reciclado en comercial de seguros de vida, feliz padre de familia, quien sigue todos los días la rutina habitual de acudir al trabajo en tren, lo que le proporciona el conocimiento de un buen puñado de pasajeros, con los que se cruza todos los días. El mismo día en que le comunican su despido fulminante, una misteriosa mujer le aborda en el tren que le lleva de vuelta a casa, con una intrigante propuesta que podría proporcionarla la bonita suma de 100.000 dólares. La cosa no suena muy legal, y será el inicio de una espiral conspiratoria de enormes proporciones. El director español tiene la virtud de plegarse a cánones muy clásicos del thriller, con muchos guiños a conocidas películas que transcurren a bordo de trenes, donde asoman cadáveres, desaparecen personas, y todo el mundo resulta sospechoso, y la vez demostrar personalidad visual, con planos muy llamativos,como el que recorre todos los vagones del tren casi al inicio. Aunque quizá no haya aportaciones hipernovedosas al género, el ritmo es fantástico, el film es francamente entretenido. Neeson sabe encarnar al tipo corriente puesto en una situación límite, y llama la atención el fantástico reparto que ha reunido Collet-Serra, con actores muy conocidos, como los que componen el famoso matrimonio exorcista de Expediente Warren, Patrick Wilson y Vera Farmiga, al Jonathan Banks de Breaking Bad y Better Call Saul, e incluso a la española Clara Lago.

6/10
El rey Lear

2018 | King Lear

El rey proscrito

2018 | Outlaw King

Película basada en hechos históricos, que bien podría venderse como "la secuela de Braveheart", aunque Mel Gibson y compañeros no tengan que ver nada con ella, lo que se nota en un resultado que no pasa de "normalito". Narra las andanzas de Robert Bruce, que fue guerrero rey de Escocia de 1306 a 1329, y es considerado como uno de los adalides de la independencia de Escocia, por delante de William Wallace, el personaje del film citado de Gibson, y que aquí aparece muerto y con sus restos exhibidos como trofeo casi al principio de la historia. De modo principal se describe el segundo matrimonio del viudo Robert, y su larga lucha contra los crueles ingleses, primero contra Eduardo I, que no honra los acuerdos concertados para la paz, y luego contra su hijo y sucesor Eduardo II, al que se enfrenta en la decisiva batalla de Bannockburn en 1314. Después de sorprender en 2016 con Comanchería, había ciertas expectativas con el nuevo film que dirigiría David Mackenzie, que vuelve a repetir con uno de los actores, Chris Pine. Y ciertamente, hay un gran esfuerzo de producción, a la hora de recrear la época, y en las escenas de muchedumbres y batallas. Pero se pierde gran parte del elemento humano, insistiendo en escabechinas hemoglobínicas, destripamientos incluidos, abundan los enfrentamientos armados y las ejecuciones sobre la marcha, y las caminatas y cabalgadas por el fango, hasta resultar todo cansino. Desde luego, en el lado inglés, lo único que tenemos son auténticos "carniceros", sedientos de acumular y conservar el poder sobre las islas. Mientras que el Robert de Pine es más humano, también con su hijita y su nueva esposa, pero le falta quizá algo de empaque y gravedad, la mezcla entre popularidad entre la gente llana, hombre hogareño y líder con gancho, no acaba de dar un personaje totalmente creíble, al que seguirías hasta el fin del mundo. Tampoco ayuda el discurso de supuestos aires épicos, antes de la gran batalla, que palidece ante el célebre shakespereano de Enrique V, e incluso ante el de Braveheart. En tal tesitura, los hombres que siguen al rey de Escocia no están mejor definidos, de modo que el conjunto resulta insatisfactorio.

5/10
La chica del tambor

2018 | The Little Drummer Girl

Años 70, tras los atentados de Munich. Un comando palestino trata de aniquilar a un agregado israelí en Alemania, pero acaba muriendo su hijo. El oficial de inteligencia británico Martin Kurtz propone al Mossad formar un equipo de contraterrorismo para desarticular a los terroristas, de los que se sabe únicamente que está liderado por Khalil. Sólo se cuenta con una pista, que éste tiene un hermano, Salim, novio de Anna, una activista occidenntal. A Kurtz se le ocurre suplantar a Anna, para infiltrarse en la célula. Para ello, pedirá al agente Gadi Becker que capte a Charlie, una joven y enérgica actriz. Ya existía otra versión de la novela de John le Carré, en formato de largometraje, protagonizado por Diane Keaton en 1974. A la hora de convertir el relato en una serie, no parecía a priori que el coreano Park Chan-wook fuera el más adecuado para dirigir los seis capítulos (como por otra parte Susanne Bier tampoco parecía la mejor para El infiltrado, otra obra del autor). Sin embargo, el autor de Oldboy sorprende con una puesta en escena muy elegante que apenas se distingue de la de las mejores producciones británicas, sin renunciar a los característicos colores intensos de sus imágenes, sus juegos de sombras y desenfoques y los temas de cabecera de su cine, como la falsedad, la venganza, y los planes meticulosamente preparados.  Cuenta con buenos trabajos de Alexander Skarsgård (Becker), y Michael Shannon (Kurtz), pero esta ficción supone sobre todo la consagración –tras Lady Macbeth– de Florence Pugh (Charlie), que demuestra que tiene un gran futuro en un papel complejo, pues da vida a una intérprete que se hace pasar por entusiasta de la causa palestina, desconociendo los datos del conflicto, y dejándose llevar por la pasion que siente por Becker, el hombre del que se ha enamorado.

6/10
Lady Macbeth

2016 | Lady Macbeth

Adaptación de “Lady Macbeth en Mtsensk”, obra del autor ruso Nikolai Leskov, que a su vez se fijó en el arquetipo shakespereano de la mujer ambiciosa. Se trata de una historia terrible de degradación humana, la de una mujer, Catherine, atrapada infelizmente en un matrimonio donde su marido la ignora, también físicamente, mientras el suegro la desprecia, porque no le da descendencia. Durante un período en que ambos hombres se ausentan, deja de ser la mujer insumisa que parecía, e incluso el lacayo que descaradamente se le insinúa, Sebastian, pasa a ser un amante al que acaba manejando a su antojo. Cuando el padre político retorna, ella no está dispuesta a que las cosas vuelvan a ser como antes, lo que conduce a una espiral de crímenes, que ennegrece el alma de todos hasta extremos insoportables. Aunque en ese "todos" Catherine parece no estar incluida, su corazón es una piedra. El desconocido director británico William Oldroy filma una crecientemente repulsiva historia sobre la maldad, atravesada de personajes odiosos, ninguno se hace querer. Y como en los tiempos que corren nadie quiere que la adopción de un punto de vista moral conduzca a las etiquetas tipo “ya nos están vendiendo moralina”, lo que queda es una historia desesperanzada, en algunos momentos grotesca en su deshumanizada mirada. Quizá se quiere denunciar la posición social que ocupó la mujer en el pasado, y señalar una vez más lo ardua que ha sido la conquista de un mayor reconocimiento de su dignidad, pero en ese viaje se acaba en la sima profunda del nihilismo egocéntrico que no sabe mirar más allá de sus narices. Las interpretaciones son buenas, y Florence Pugh está muy contenida en la evolución de su personaje, que podía ser caricaturesco, pero eso no basta para hacer una buena película.

4/10

Últimos tráilers y vídeos