IMG-LOGO
Oscar 2020

La quiniela de Decine21

¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor actor de reparto?

Cuando toca comentar esta categoría, suele surgir el debate de por qué un actor es considerado principal o secundario. En el caso que nos ocupa, probablemente Anthony Hopkins y Brad Pitt tienen casi el mismo tiempo en pantalla que los nominados en la categoría de actores principales Jonathan Pryce y Leonardo DiCaprio.

En fin, a los que dicen que es para que no compitan entre sí por el mismo premio, se les puede mostrar un desmentido en Al Pacino y Joe Pesci, ambos nominados por El irlandés. Una explicación razonable es que la estructura narrativa de Los dos papas y Érase una vez en... Hollywood, está vertebrada alrededor de los personajes del futuro Papa Francisco –le toca viajar a Roma y...– y del actor tentado por los spaguetti-western. Sea como fuere, hay un favorito indiscutible, como ocurre en todas las categorías actorales, y es que otro ganador distinto a Pitt dejaría a todo el mundo boquiabierto.

1) Tom Hanks

Ya tiene 2 Oscar como actor principal por Forrest Gump y Philadelphia. Pero es la primera vez que le nominan en la categoría de actor de reparto, gracias Un amigo extraordinario, donde compone maravillosamente bien a un personaje real, el presentador de un popular programa televisivo estadounidense.

A favor: Es una película estupenda y de buen rollito, de las que te invitan a ser mejor persona, y le va el personaje a Hanks como anillo al dedo, el de tipo más o menos corriente, buen tipo, que se esfuerza siempre por hacer lo correcto, lo que no quiere decir que sea perfecto.

En contra: Es la única nominación de la película, y no hay ninguna necesidad de reconocer a Hanks, porque ya era hora o algo así. El ser candidato a premio ya es en sí una suerte de premio suficiente, o eso pensarán la mayoría de los académicos.

2) Anthony Hopkins

Tiene en su haber un Oscar por El silencio de los corderos, y ha sido candidato al premio en otras cuatro ocasiones. En Los dos papas aguanta el desafío de un menor parecido físico con Benedicto XVI que su compañero de reparto Jonathan Pryce, que es clavadito a Francisco.

A favor: Humaniza a un personaje que el guión de Anthony McCarten hace un pelín antipático, al acerle los clichés de conservador, tímido y desconectado del mundo real.

En contra: Los académicos que conozcan la personalidad de Ratzinger, se darán cuenta de que el film no le hace justicia, lo que puede pesar en su voto. Hopkins además no tiene suerte con los premios cuando interpreta a personaje reales que el público ha conocido.

3) Al Pacino

Ha estado nominado al Oscar en 9 ocasiones como actor, y lo ganó gracias a Esencia de mujer en 1993, último año en que fue candidato al premio. 27 años después opta a la estatuilla por un personaje real, el sindicalista Jimmy Hoffa, gracias a El irlandés, su primera película a las órdenes de Martin Scorsese.

A favor: Ofrece una interpretación muy contenida del personaje, donde conjuga su preocupación por los trabajadores del sindicato, una innata simpatía humana, y una petulancia en los tratos con la mafia que acabará pasándole factura.

En contra: Compite con un actor de la misma película, lo que invita a la división de votos. Por otro lado, la interpretación no deja de ajustarse a patrones bastante clasicos.

4) Joe Pesci

Ganó el Oscar con Uno de los nuestros y ha estado nominado por Toro salvaje y ahora, por El irlandés. O sea, siempre trabajando a las órdenes de Martin Scorsese, su director talismán. De hecho el italoamericano le sacó del retiro para este film, pues no se ponía ante la cámara desde 2010.

A favor: Hace un papel diferente al que se espera de él, y más en una película de Scorsese. Su auténtico gángster Russell Bufalino aparece como un tipo tranquilo y cerebral, que estudia muy bien sus pasos, nada que se parezca a la visceralidad. Este romper el encasillamiento es un puntazo.

En contra: Compite con un compañero de película, Al Pacino. Y a los académicos que esperaran el regreso del Pesci brutal, tal vez hayan quedado decepcionados por un trabajo medido, de un personaje calculador como un jugador de ajedrez.

5) Brad Pitt

Es su cuarta nominación como actor, pero nunca ha ganado en esta categoría, su única estatuilla es como productor de 12 años de esclavitud. Llega la hora de resarcirse, porque en Érase una vez en… Hollywood es el favorito al premio, y lo cierto es que se lo merece sobradamente, apostamos por él de calle.

A favor: Resulta maravillosa su composición de amigo y aliado del actor Rick Dalton, profesional especialista que le dobla en las escenas peligrosas de sus filmes. Muestra un increíble aplomo siempre, con su capacidad de resolución, en la comuna hippy o con el mismísimo Bruce Lee, con una leve sonrisa, que nunca se toma a choteo escenas que podían dar pie a ello. Les da el toque justo. Se lo merece, se lo merece.

En contra: Nada. El trabajo es impecable, y el guiño nostálgico, romántico y rompedor a una etapa de transición en Hollywood invita premiar a Pitt sí o sí.