IMG-LOGO

Biografía

Joe Pesci

Joe Pesci

77 años

Joe Pesci

Nació el 09 de Febrero de 1943 en Newark, New Jersey, EE.UU.

Premios: 1 Oscar (más 1 nominaciones)

The gangster

29 Marzo 2016

Joe Pesci comenzó su carrera artística a los 5 años con su participación en obras en diferentes teatros locales de su ciudad natal. Y con tan sólo 10 años ya era habitual en el show televisivo “Startime Kids”. Aunque se le conoce por sus papeles de gángster, también ha hecho variadas comedias, y tiene una leve faceta de cantante.

Joseph Frank Pesci –su nombre real– nació en la ciudad de Newark, Nueva Jersey, el 9 de febrero de 1943. Durante los años 60 ejerció de barbero, siguiendo los pasos de su madre que era peluquera. Declarado  amante de las artes marciales, practicó durante mucho tiempo el judo. En sus inicios se centró en la música, le gustaba mucho tocar la guitarra, y lanzó un álbum titulado “Little Joe Sure Can Sing” bajo el pseudónimo Joseph Richie, junto a un grupo de amigos en el que se incluía el también actor Frank Vincent. Continuó como solista bajo el mismo nombre, pero no triunfó.  Entonces decidió centrarse en la actuación.

Hizo su debut en el cine con la película Hey, Let’s Twist! (1961). Más tarde, participó en la grabación de Death Collector (1975), y gracias a este film de bajo presupuesto fue fichado por Martin Scorsese en 1980. Trabajó así en Toro salvaje, junto a Robert De Niro, y con su papel de Joey, Pesci ganó el Premio BAFTA y fue nominado al Oscar.

Entre Robert De Niro, Martin Scorsese y Joe Pesci se forjó desde entonces una gran relación profesional que duró muchos años. Junto a De Niro trabajó más tarde en Érase una vez en América (1984), con un papel que le iba a la perfección gracias a su ascendencia italiana; en Uno de los nuestros (1990), con uno de sus roles más reconocidos y descarnados, el de Tommy DeVito; en Casino (1995), donde ofreció otra de sus interpretaciones más violentas; y en Una historia del Bronx (1993). Tales colaboraciones dieron su fruto: gracias a la dirección de Scorsese, Joe Pesci ganó el Oscar por su interpretación en Uno de los nuestros. El dúo formado por Pesci y De Niro tuvo tanto éxito que se realizó un sketch con el nombre “The Joe Pesci Show” en el programa televisivo Saturday Night Live.

Tras Toro Salvaje (1980), Pesci triunfó con la película Bailo tan rápido como puedo (1982), un biopic basado en la historia real de la actriz Barbara Gordon y su desesperación por salir de una adicción. En 1988, coprotagonizó el musical Moonwalker, junto con el gran Michael Jackson, y un año más tarde, consiguió un papel muy exitoso en la película Arma letal 2 (1989), gracias a que Mel Gibson le sugirió para el papel de Leo Getz.

En 1990, participó en el celebérrimo y divertido largometraje Solo en casa, otro hito en su filmografía. Pesci daba vida a un patoso ladrón junto a su compañero Daniel Stern. A partir de aquí tuvo muchos papeles más o menos cómicos, en su mayoría secundarios, que terminarían por llevarle a lo más alto: Caso abierto (1991), Mi primo Vinny (1992), Arma letal 3 (1992), Solo en casa 2 (1992) y Arma letal 4 (1998), etc. Fue justo después, en 1998, cuando el actor decidió tomarse un descanso, que duraría ocho años, para dedicarse a sus dos pasiones por aquel entonces: la música y el golf. En 2006 volvió al trabajo con la película de su amigo Robert De Niro El buen pastor (2006), acompañando a Matt Damon, Angelina Jolie, William Hurt, Alec Baldwin y Billy Crudup.

Las dos últimas películas en las que Joe Pesci ha participado son Love Ranch (2010), con Helen Mirren y Sergio Peris-Mencheta, y el film de animación, en el que presta su voz, Savva. Heart of the Warrior (2015), ambas con malas críticas.

Oscar
2020

Nominado a 1 premio

Oscar
1991

Ganador de 1 premio

Filmografía
El irlandés

2019 | The Irishman

La historia del gangsterismo alrededor del IBT, el sindicato de transportes más importante en Estados Unidos, contada desde el punto de vista de Frank Sheeran con amplio lienzo. Este personaje de origen irlandés, reconoció poco antes de morir en 2003 a Charles Brandt –autor del libro “Heard You Paint Houses”, en que se basa la película– haber asesinado al misteriosamente desaparecido desde 1975 Jimmy Hoffa, presidente del IBT. Martin Scorsese demuestra encontrarse en plena forma creativa, y se nos presenta como auténtico “superhéroe” del cine de personajes y tramas de entidad, dotado de unos “poderes” en la línea de sus dos mejores películas gangsteriles, Uno de los nuestros (1990) y Casino (1995), pero quizá más sabio por más experimentado, los años cuentan. Su film, producido por Netflix, pero con otros pesos pesados como el propio Robert De Niro y el veterano Irwin Winkler, conocerá un estreno limitado en salas de cine, concesión a los cinéfilos y al propio director, pero, los tiempos mandan, su difusión masiva toca en la plataforma de streaming. El experimentado director maneja aquí un sólido guion en solitario de Steven Zaillian, libretista con el que había trabajado en Gangs of New York (2002). Funciona muy bien la estructura narrativa de encapsulamiento de tres hilos, a modo de muñecas rusas: la voz en off de un Frank Sheeran ingresado en una residencia de ancianos, que cuenta el viaje en automóvil que realiza con su mentor Russell Bufalino y las esposas de ambos, para acudir a una boda, y la primera parada frente a una estación de servicio, que sirve para evocar el pasado, cómo se conocieron y el modo en que se produjo su ascenso en el sindicato de transportes y en el mundo criminal en los años de la presidencia de John Fitzgerald Kennedy. Lejos de ser caprichosa, tal estructura responde a una perfecta lógica interna, cuyo sentido se constata cuando en el último tramo acaban uniéndose los hilos hasta quedarnos con el de Sheeran envejecido. Están impregnadas las imágenes de un agradecible clasicismo, incluidos algunos elegantes planos secuencia, y eso que la labor de edición de la habitual colaboradora de Scorsese, Thelma Schoonmaker, es altamente meritoria, a las tres horas y media de metraje no parece sobrarle un solo plano, su labor es auténtico encaje de bolillos. Y al final lo que se nos cuenta con enorme habilidad y con una violencia más contenida de lo que Scorsese acostumbra, sin moralina facilona pero con un indudable punto de vista moral, más nítido que en otros filmes del italoamericano, es la historia del progresivo descenso a los infiernos del protagonista, Frank Sheeran. Su alma cada vez se encuentra más emponzoñada, al aceptar ejecutar personalmente despiadados asesinatos, pero hábilmente se nos presenta un contrapunto interesante, el de una de sus cuatro hijas, Peggy, cuyas miradas, de niña, y luego convertida en mujer, vienen a ser como la voz de la conciencia que le recuerda la inmoralidad de sus acciones. Los dramas personales se combinan con el telón de fondo histórico, sugiriéndose una explicación acerca de la invasión de Bahía de Cochinos ordenada por JFK, y su posterior asesinato, hechos en los que habría tenido que ver la mafia, molesta por la actuación del aguerrido fiscal general Robert Kennedy. Y tienen mucha fuerza los personajes principales, y las relaciones que se establecen entre ellos, singularmente las de Sheeran con su mentor Buffalino y con Hoffa, el hombre al que debe proteger. En tal sentido los actores están soberbios. Las técnicas digitales utilizadas para rejuvenecer en algunas escenas a los personajes no distraen, y tenemos a un magnífico Robert De Niro, del que se pinta una evolución plausible, un Joe Pesci inesperado, porque no hace el papel que habríamos pensado, está muy contenido, y Al Pacino –aquí, sí, por fin, podemos decir que tenemos una película que comparten de verdad con De Niro–, que sabe componer al sindicalista que quiere nadar en un estanque de lodo sin embarrarse e imponer su punto de vista por considerarse intocable. El resto del reparto tiene menor presencia, pero está perfectamente escogido, y cada uno brilla entregándose en las escenas que les tocan.

9/10
El buen pastor

2006 | The Good Shepherd

Acercamiento a cómo nacieron y se consolidaron los servicios secretos estadounidenses, primero durante la Segunda Guerra Mundial, en forma de la OSS, y finalmente bajo el apelativo popular de “la Agencia”, o sea, la CIA. La narración pivota sobre Edward Wilson, un agente de aspecto gris y taciturno, pero muy bueno en su trabajo; y transcurre básicamente en dos tiempos: años 60, con la fracasada invasión de Cuba en Bahía de Cochinos; y prolegómenos de la guerra, cuando Wilson, miembro de una fraternidad y universitario idealista, recibe la propuesta de sumarse al incipiente servicio de inteligencia. Con una estructura de idas y venidas temporales compleja pero bien trabada, que se diría inspirada en El padrino II –¿habrá dado ideas el productor ejecutivo Francis Ford Coppola al guionista Eric Roth, y al director Robert De Niro, que intervino precisamente en ese film?–, se consigue transmitir una idea bastante cabal de las duplicidades que marcan la vida de los espías, cuyas consecuencias pagan, a un precio demasiado alto, sus familias, y por supuesto, ellos mismos. Gran parte del mérito de Roth y De Niro es que, a través de las andanzas de su protagonista, consiguen dar una visión del conjunto: en este caso se puede decir que las ramas no sólo no impiden ver el bosque, sino que ayudan a ello. Hay resonancias de gran tragedia en el destino fatal que aguarda a Wilson, con una vida marcada por el suicidio paterno, y cuyos sentimientos, siempre guardados para sí mismo, le han conducido a sacrificar lo que le dictaba el amor, y a hacer daño a sus seres queridos. En ese sentido el modelo ‘padrinesco’ de soledad en la inmoralidad ha sido perfectamente asimilado –Matt Damon parece tomar como referencia de su difícil y frío personaje al Michael Corleone de Al Pacino–, pero sin caer en mimetismos evidentes que le hagan perder fuelle. Incluso la escena de montaje paralelo en que la identidad de un ‘topo’ es puesta al descubierto, homenaje evidente a la saga de Coppola, está tratada con originalidad, pues se trata de planos, no sólo separados espacialmente, sino también temporalmente. Se nota que De Niro es actor, y además un gran actor. Curiosamente, muestra una virtud que bien podría haberse aplicado a sí mismo en los filmes de su última etapa actoral: controla a sus intérpretes para que entreguen unas actuaciones muy contenidas y realistas, sin lugar para el histrionismo. Y así, a un reparto maravilloso, perfectamente escogido, donde conviven los actores conocidos (Damon, Angelina Jolie, Alec Baldwin, el propio De Niro…) con los repescados (Joe Pesci, Timothy Hutton, William Hurt, Keir Dullea, John Turturro…), los que prometen y uno nunca acaba de saber cómo se llaman (Billy Crudup, Martina Gedeck...) y los ‘descubrimientos’ (Oleg Stefan, John Sessions...).

8/10
Arma letal 4

1998 | Lethal Weapon 4

Cuarta entrega de las aventuras de la famosa pareja de policías Riggs y Murtaugh. Richard Donner y su guionista Channing Gibson elaboran una trama sencilla, pero algo diferente a la típica y manida trama de acción. Un grupo de la mafia china trae compatriotas ocultos en cargueros, para usarlos como mano de obra barata; sí, el tráfico de esclavos continúa a las puertas del tercer milenio. La historia se entrelaza con algunas consideraciones sobre el tiempo, que pasa: Murtaugh va a ser abuelo y Riggs debe sentar la cabeza para asumir su paternidad. La serie siguió disfrutando de buen estado de salud. Diálogos y bromas son graciosos, y las secuencias de acción son de antología. Al espectacular reparto que ya es tradicional (Mel Gibson, Danny Glover, Rene Russo, Joe Pesci) se unen en esta ocasión el divertido actor negro Chris Rock y, como villano de turno, el especialista en artes marciales Jet Li. Donner evita los caminos más trillados del género de acción, dándole una nueva vuelta de tuerca. Y ofrece entretenimiento en estado puro.

5/10
Dos chiflados en remojo

1997 | Gone Fishin

Dos estrafalarios amigos se reúnen regularmente para pescar. Desde que eran pequeños, su sueño dorado es atrapar una enorme pieza. Lo que comienza siendo un rutinario día de pesca, se convertirá en la mayor aventura de su vida cuando descubren que en las inmediaciones se oculta un antiguo tesoro. A la vez, intentan conseguir los favores de dos bellas señoritas.Esta divertida comedia no fue estrenada en España en salas. Cuenta con Joe Pesci y Danny Glover como protagonistas excepcionales, y una realización muy divertida capaz de sacarle punta al imaginativo guión.

4/10
8 cabezas...

1997 | 8 Heads in a Duffel Bag

Por encargo de la mafia, unos matones han liquidado a 8 tipos de una banda rival. Como prueba de que el trabajo ha sido realizado, Tommy Spinelli debe entregar sus cabezas. Las transporta en una bolsa que, por error, intercambia con la de Charly, su compañero de asiento en un avión. Se trata de un simpático joven que se dispone a pasar unas vacaciones en México con su novia y sus futuros suegros. Ellos no ven con simpatía el noviazgo, y las cosas se complican más cuando Charly descubre, horrorizado, el contenido de su equipaje. Comedia de enredo, funciona su elaborado mecanismo de relojería. Aunque son inevitables las bromas de tono macabro, Tom Schulman logra un acertado equilibrio. En su debut en la dirección (antes escribió los excelentes guiones de El club de los poetas muertos, Los últimos días del Edén y de la comedia ¿Qué pasa con Bob?) borda casi siempre los divertidos golpes de humor, bien concebidos, y sabe evitar los excesos de estilo gore que podían haber propiciado las 8 cabezas del título. Unas cabezas muy reales, diseño del especialista Greg Cannon. Se sabe aprovechar, además del horror que contiene la bolsa de viaje, otros temas como la típica desconfianza de unos padres ante el posible marido de su hija, que presenta un porvenir poco claro; la visión tópica que los americanos tienen de México; o el reciclaje de basuras. Los actores, poco conocidos a excepción de Joe Pesci, están muy bien.

5/10
Casino

1995 | Casino

Tras introducir la llave en el contacto, el coche de Sam 'Ace' Rothstein vuela por los aires. Así arrancan los recuerdos del director de un casino en Las Vegas. Martin Scorsese vuelve a abordar el mundo gangsteril tratado en Uno de los nuestros, esta vez a partir del libro de Nicholas Pileggi, también coguionista. El director italoamericano se basa en un caso real para repetir un esquema donde abunda la voz en off, que permite a tres personajes hacer digresiones varias, cargadas de cinismo, acerca de su inmoral estilo de vida. La fotografía de Robert Richardson, de buscado colorismo, recoge bien ese mundo falso de luces de neón, propio de la ciudad del juego. Scorsese es descarnado en el brutal tratamiento de la violencia. Pero al tiempo sabe insuflar vida a sus personajes. Robert De Niro compone bien el tipo celoso que no sabe bien lo que quiere; Joe Pesci es el personaje violento a que nos tiene acostumbrados; y Sharon Stone deslumbra como mujer frustrada.

7/10
Jimmy Hollywood

1994 | Jimmy Hollywood

Jimmy Alto (Joe Pesci) es un honesto actor, que se gana la vida honradamente con su trabajo. Está harto de una pandilla de criminales que aterrorizan con sus fechorías al vecindario, y se le ocurre una buena idea para pararles los pies. Llama a su mejor amigo, interpretado por Christian Slater, un tipo simpático aunque con escaso cerebro, que se convierte en Jericho. Ambos idean un grupo de vigilantes que graban en vídeo a los delincuentes, y posteriormente envían las cintas a la policía para que puedan detenerlos. Jimmy está muy orgulloso de su nueva interpretación, además de su buena obra. Pero todo se complica cuando, por una serie de circunstancias, Jimmy se ve atrapado entre dos fuegos: la ira de los ladrones, que planean vengarse a toda costa, y las sospechas de la policía. Una divertida comedia, aunque sin mucho contenido, que significó el debú de Victoria Abril en Hollywood. Muy mal se le tuvo que dar, porque desde entonces no ha querido volver a oír hablar de hacer cine en Estados Unidos. Está dirigida por el prestigioso Barry Levinson (Rain man).

3/10
Una historia del Bronx

1993 | A Bronx Tale

Magnífico debut como director de Robert De Niro, quien contó con un maravilloso guión obra de Chazz Palminteri (quien adapta su propia obra teatral), también coprotagonista del film junto con De Niro. Cuenta, con tono nostálgico pero realista, la fascinación de Calogero (Lillo Brancato), un niño despierto de familia humilde, por un gángster en el Bronx neoyorkino (Palminteri). Mientras, el padre del chico (De Niro), conductor de autobús, trata de llevarle por el buen camino sabedor de los peligros que acechan a su hijo.

8/10
Arma letal 3

1992 | Lethal Weapon 3

Tercera entrega de las desventuras de dos policías muy diferentes. Riggs (Mel Gibson) va a tener ocasión de conocer a una chica policía casi tan alocada y amante de la acción como él: Lorna Cole, a la que insufla carisma y encanto Rene Russo. Habrá naturalmente idilio, aunque Riggs siga amando y añorando a su querida esposa fallecida. Se añadieron efectos especiales espectaculares, como el derribo completo de un edificio de un montón de plantas (se aprovechó que ese edificio debía ser derruído). El film recaudó todavia más que sus predecesoras. Al igual que sus anteriores, vuelve a dirigir, Richard Donner.

6/10
El ojo público

1992 | The Public Eye

Años 40 en Nueva York. El fotógrafo Leon Bernstein es el mejor en su oficio y acude el primero a cualquier suceso de la ciudad para recoger las migajas de la noticia y retratar las mejores instantáneas. Un día, la bella Kay Levitz le pide ayuda porque la mafia anda detrás de ella chantajeándola. Leon le prestará ayuda ya que está enamorado de Kay. Gran película de intriga y gran puesta en escena de Joe Pesci (Uno de los nuestros o Casino). Al más puro estilo del buen cine negro, Joe Pesci se mete en la piel de un fotógrafo sin escrúpulos que se introducirá en la mafia con tal de ayudar a su enamorada, interpretada por Barbara Hershey (Hannah y sus hermanas, Una mujer peligrosa). Gángsters, mujer atractiva, el héroe venido a menos, años 40... ingredientes perfectos para un thriller magnífico.

6/10
Solo en casa 2: Perdido en Nueva York

1992 | Home Alone 2: Lost In New York

Tras el éxito de Solo en casa el productor John Hughes escribió esta secuela y reunió a la totalidad del equipo de la primera parte. Los McAllister vuelven a salir de vacaciones navideñas a Florida. Se dirigen con mucha prisa al aeropuerto, pero el pequeño Kevin (Macaulay Culkin) se despista de sus padres y coge un avión equivocado, que le lleva a Nueva York. Los bandidos con los que se enfrentó en la primera parte (Joe Pesci y Daniel Stern), acaban de fugarse de la cárcel y pretenden robar una juguetería. El pequeño Kevin se lo impedirá. Chris Columbus repite en la dirección de los mismos actores e incorpora al veterano Tim Curry, en un pequeño papel. Lo más destacable de esta segunda parte, vuelve a ser la banda sonora de John Williams, que a partir de un villancico tradicional norteamericano, realiza una auténtica obra maestra.

4/10
Mi primo Vinny

1992 | My Cousin Vinny

Dos jovenzuelos son detenidos bajo la acusación errónea de asesinato. Para defenderse cuentan con su primo Vinny, un mecánico que acaba de terminar Derecho. Film entretenido, destaca Marisa Tomei como la novia de Vinny, un papel que le valió el Oscar.

4/10
JFK

1991 | JFK

Basada en la investigación del fiscal del distrito de Nueva Orleans, esta película pone en tela de juicio las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Frente a la tesis defendida por la Comisión de que el magnicidio fue realizado por un solo hombre (Lee Oswald), el fiscal Jim Garrison defiende la existencia de una conspiración que implica a altos miembros del Gobierno y de la CIA y a un grupo de guerrilleros anticastristas Oliver Stone, director caracterizado por comprometerse políticamente en sus películas, consigue mantener un ágil ritmo narrativo, a la vez que nos proporciona una información exhaustiva y documentada sobre los hechos acaecidos en Dallas. Testimonios contradictorios, muertes oportunas y repentinas, ocultación de pruebas, terminan por hacernos dudar de la versión oficial. En el film, galardonado con 2 Oscars, Stone contó con un amplio reparto de estrellas, tanto en papeles principales como secundarios, lo que contribuye a enriquecer la película. Sólidas actuaciones de Kevin Bacon, Tommy Lee Jones, Gary Oldman y Donald Sutherland. La música es del sensacional John Williams.

7/10
Boda pasada por agua

1990 | Betsy's Wedding

La joven Betsy acaba de anunciar su compromiso con Dylan. Ante la inminente boda, el padre de Betsy decide tirar la casa por la ventana. Eddie quiere impresionar a la futura y rica familia política de su hija, para lo cual acabará involucrado con la gente de la peor calaña. Hasta la mafia tiene su presencia en esta disparatada historia sobre los preparativos de una boda. Destaca de manera especial el reparto, plagado de nombres de prestigio. Encabezándolo, el genial Alan Alda, quien además ha ejercido de director y guionista. El veterano actor no se ha vuelto a poner tras la cámara desde que rodara esta película en una lejano ya 1990.

4/10
Solo en casa

1990 | Home Alone

La familia McCallister se marcha de vacaciones. Sin embargo, se olvidan de uno de sus hijos, Kevin (Macaulay Culkin). El niño aprovecha que está solo en casa para hacer las cosas que normalmente sus padres le prohiben: ver los programas para mayores y comer todo tipo de chucherías. Además, hace la compra, la comida e incluso pone la lavadora. Sin embargo, una pareja de ladrones pretende robar en su casa. Lejos de asustarse, el niño intenta defender su casa a toda costa. Para ello, utiliza su ingenio para tender todo tipo de trampas que disuadan a los intrusos. El clásico indiscutible del cine familiar de los años 90, que convirtió en estrella a Macaulay Culkin, que se haría el protagonista absoluto de los filmes posteriores de este género. El productor John Hughes y el realizador Chris Columbus crearon un estilo propio que sería imitado hasta la saciedad, basado en un tono amable y la recuperación de gags propios del cine mudo. Merece una especial reseña la estupenda banda sonora original compuesta por John Williams (Tiburón, La guerra de las galaxias, E.T., el extraterrestre, En busca del arca perdida).

6/10
Camino de retorno

1990 | Catchfire

Anne Benton, una joven artista moderna, es testigo de un asesinato de la mafia. Irá a la policía, pero se dará cuenta de que los criminales nunca la dejarán en paz y de que si testifica deberá cambiar su identidad, etc. Y no está dispuesta, de modo que huye, tanto de la mafia como de la poli. Los mafiosos, entonces, recurren a un asesino profesional, Milo, para que la localice y la elimine. Pero Milo, poco a poco, se va obsesionando con la joven, hasta que empieza a sentir por ella ternura y aun amor... Entretenido thriller de look muy ochentero, pero con guión bien llevado (aunque el tema del síndrome de Estocolmo aparece quizá muy de repente), y con actuaciones eficaces de Jodie Foster y Dennis Hopper, éste en uno de esos papeles de psicópata, a la vez inocente y sanguinario, con un punto de humor. Destaca la música de Curt Sobel. Hay un nutrido elenco de secundarios, que incluye la presencia de cameos insólitos, como el de Bob Dylan.

5/10
Uno de los nuestros

1990 | Goodfellas

Implacable cuadro del tortuoso e inmoral mundo de la mafia, pasado por el tamiz cínico de Ray Liotta, un inolvidable narrador. “Que yo recuerde, siempre quise ser un gángster”. Ésta es la frase evocadora con que arranca la crónica de Henry Hill, que expone con voz en off su fascinación por el mundo gangsteril, desde su adolescencia, en que es un espectador pasivo, hasta que se involucra en dudosas actividades. Martin Scorsese nunca logró dibujar mejor el mundo de la mafia, aprovechando el toque cínico del protagonista, que no duda en venderse para asegurar su supervivencia. El film se basa en el libro de Nicholas Pileggi, que él mismo convirtió en guión, y que cuenta el caso real de Henry Hill (quien, por cierto, acompaña a Scorsese en el audiocomentario del DVD). Joe Pesci se llevó un Oscar por su personaje de sádico asesino, que marcó su carrera posterior. El virtuosismo de Scorsese puede verse en el largo travelling del restaurante.

7/10
Arma letal 2

1989 | Lethal Weapon 2

Secuela de Arma letal que protagonizaron Mel Gibson y Danny Glover. Aunque Riggs se ha vuelto más estable, y Murtaugh parece más hecho a la acción, todavía distan de haber alcanzado la armonía absoluta como compañeros. Ello se pone de manifiesto cuando les toca proteger a Leo Getz, testigo clave en un proceso contra la mafia, y que está en el programa de protección oficial. Joe Pesci como Leo aportó un punto más de risas y disparate a la serie. El film tuvo más éxito en taquilla que su precedente.

5/10
Moonwalker

1988 | Moonwalker

En su momento de mayor popularidad, a finales de los 80, Michael Jackson protagonizó este insólito film musical. Combina imágenes del divo en concierto con fantasiosas imágenes estilo videoclip de espectaculares coreografías.

4/10
Hemingway, fiesta y muerte

1988 | The Legendary Life of Ernest Hemingway

Tras modificar su partida de nacimiento para ir a la guerra Ernest Hemingway cae herido durante la I Guerra Mundial. Mientras se recupera en el hospital se enamorará de una enfermera. Tiempo después marchará a Normeamérica, en donde volverá a enamorarse y se casará con Hadely Richardson. Biopic del escritor Ernest Hemingway, coproducido por Italia y España y originalmente rodado para ser una miniserie televisiva, pero también emitido como telefilm de menor metraje. Cuenta con un reparto estelar de actores internacionales, la mayoría en pequeños papeles de artistas que se relacionaron con el autor de "El viejo y el mar".

4/10
Bala blindada

1987 | Man on Fire

Creasy es un ex agente de la CIA que empieza a trabajar como guardaespaldas de una niña, hija de una rica familia italiana. Cuando la pequeña es secuestrada, Creasy hará todo lo que esté en su mano para recuperarla. La célebre película El fuego de la venganza es un remake de este entretenido film ochentero dirigido por el francés Élie Chouraqui (Oh, Jerusalén), basado en la novela de A.J. Quinnell. Se trata de un entretenido producto de acción criminal coproducido por Francia e Italia, y que cuenta con el norteamericano Scott Glenn como el implacable protagonista, el mismo papel que años más tarde encarnaría Denzel Washington.

5/10
Érase una vez en América

1984 | Once Upon A Time In America

Un tipo dormita en un fumadero de opio mientras suena un teléfono. Parece acabado, desesperado. El timbre no deja de sonar, y entre el persistente sonido y su estado letárgico, despiertan los recuerdos de cómo se convirtió en un gángster, que ahora anda metido en problemas hasta el cuello. Sergio Leone juega con las idas hacia atrás y hacia adelante en el tiempo (como hizo Coppola en El padrino II) para dar, con tono desmesurado y complejo, su particular visión del mundo gansteril.

8/10
Eureka

1983 | Eureka

Jack McCann se hace rico tras pasar un tiempo en Canadá buscando oro y sufriendo todo tipo de penalidades. Con su nueva y merecida riqueza decide comprar y vivir en una paradisíaca isla del Caribe. Pero la paz tan anhelada no llegará tan fácilmente: su mujer cae en el alcohol; una de sus hijas se casa con un cazafortunas; y el propio Jack es víctima del acoso de la mafia de Miami, empeñada en construir un casino en la isla. Vivir un infierno en el mismísimo paraíso. Eso es lo que le toca experimentar al protagonista del film, interpretado por Gene Hackman (Sin perdón). La película habla sobre la familia, el sacrificio, el descenso a los infiernos por culpa de algunos vicios como el alcohol o la obsesión por el dinero; y lo hace con una narración que mezcla el tono dramático y dosis de thriller.

4/10
Toro salvaje

1980 | Raging Bull

Robert De Niro se enfunda los guantes de boxeo en un film duro y sobrecogedor. La biografía del boxeador Jake La Motta da argumento para una de las películas más intensas del tándem Scorsese-De Niro. Más allá de una  historia sobre un púgil, Toro salvaje es un descarnado retrato de un ser angustiado por sus complejos, de los que, sólo subido a un ring, puede liberarse. Es también una historia de redención, de amor y odio y del duro camino hacia el éxito y el fracaso. Todo envuelto en escenas de gran realismo y en una evocadora atmósfera en blanco y negro. La portentosa interpretación de Robert De Niro le valió su segundo Oscar.

7/10

Últimos tráilers y vídeos